EL CASO VILLA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 19-06-2009 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/villa.jpg 

 

Después de las elecciones europeas, y mostrando la profundidad intelectual del periodismo hispano, el caso Villa ha sido la noticia de la semana en España.

Más que el caso en concreto, que no viene a ser más que el pase de un jugador de futbol de un club a otro, creo que todo el culebrón del caso Villa demuestra la forma de trabajar de don Florentino Pérez y la realidad del periodismo deportivo de este país, que es, en mi opinión, lamentable.

 

Que conste, lo primero, que yo soy valencianista, y que eso seguramente condiciona mis opiniones. Pero voy a hacer un análisis lo más sereno posible.

Parece que las circunstancias son las siguientes. El Madrid quiere fichar a Villa, y el Valencia necesita vender. El Madrid pide un precio por Villa y el Valencia le comenta que abre la negociación con un precio de entre 45 y 50 millones de euros.

Como todos sabemos, el concepto “empezar una negociación” es un eufemismo de “Por eso te lo vendo”. Como es lógico, el R.Madrid intenta pagar menos de esa cantidad, a lo cual el Valencia se niega, cosa lógica porque tiene más posibles compradores. Hasta ahí todo claro.

 

La sorpresa aparece cuando, después de que se estuviese hablando, como suposición lógica, de un precio de 40 millones más Negredo, el Madrid hace una oferta de 22 millones más el pase de Negredo, al que el Madrid le auto asigna un valor de 18 millones.

Según el Madrid, es una operación de 40 millones (está intentando poner un tope mínimo para que la operación acabe sobre 45 millones de Euros). Para el Valencia, es una tomadura de pelo, puesto que el Valencia considera que Negredo no vale ni mucho menos 18 millones de Euros. Total, que el Madrid de planta (actitud negociadora) y el Valencia también. Por ahora no se llega a un acuerdo, y ya está, en una situación normal ahí estaríamos. Pero no estamos en una situación normal, en un país con una prensa deportiva normal, ni tratando con un club normal.

Días después, el Madrid declara que el Valencia ha roto el pacto de vendérselo por 40 millones y el madridismo mediático monta en cólera. La verdad es que suena muy falso este argumento, primero porque el Valor de la operación lo decide exclusivamente el real Madrid con el precio que le asigna a Negredo, y segundo porque no tiene ningún sentido que el Valencia pacte venderlo por 40 millones de euros cuando es obvio que puede sacar más por el jugador. Además, es comprensible que el Valencia pida más dinero a un club que se acaba de gastar más de 90 millones de euros en un golfo.

 

Seguramente me diréis “El Madrid no dijo nada del pacto, eso lo ha hecho la prensa”, y ahí está el centro de la cuestión.

Porque la prensa deportiva de Madrid (que actúa como nacional) y el R.Madrid de Florentino son uno. Florentino usa a la prensa como un arma para conseguir sus objetivos. La prensa ha conseguido que sea presidente del Madrid sin ni siquiera presentarse a unas elecciones, gracias a que se prestó a ser la artillería del nuevo proyecto de Florentino. Diariamente se hacían filtraciones a los medios de comunicación que estos repetían aún sabiendo que estaban actuando claramente a favor de un candidato, en clara relación simbiótica entre los intereses de Florentino y una prensa que tenía que rellenar noticias y crear expectación alrededor del Real Madrid, club principal de sus seguidores.

Pues bien, en el caso Villa pasa exactamente lo mismo. El Madrid filtra lo que le da la gana a la prensa, y ésta actúa de altavoz, creando un estado de “opinión pública”, que favorece a los intereses de Florentino. Como a Florentino le interesaba que el Valencia quedase como el club que rompió el pacto, esto es lo que filtró. Y el Valencia quedó como el club inmoral, independientemente de lo que diga el propio Valencia y de la realidad, que normalmente suele ser una situación intermedia.

 

Pero la actitud de la prensa de Madrid va más allá de ser el simple altavoz mediático servil  de los intereses del emperador Florentino. Lo peor, es que se posiciona descaradamente de un lado, que intenta influir en la operación como parte integrante.

Hemos visto como se ponía en boca del propio jugador y de determinados dirigentes del Valencia frases que no son las que han dicho. Pequeñas modificaciones o directamente frases no contrastadas que les filtra el entorno de Florentino, igual da. Se publican, se hacen portadas y se redactan noticias con esas frases manipuladas con dos objetivos fundamentales. Primero vender periódicos creando noticias donde no las hay (¿Mala praxis periodística?); pero el segundo es crear los estados de opinión que le interesan a florentino.

Porque Florentino Pérez, el santo, el mesías del Madridismo, tiene una particularísima forma de fichar jugadores, que se basa directamente en la manipulación de todo el mundo. Cuando florentino quiere a un jugador lo primero que hace es crear un estado de opinión de que ese jugador va a ir al R.Madrid. Por otro lado, hace que los jugadores presionen a sus clubes y se planten ante ellos, hagan declaraciones públicas, etc. Todo con el objetivo de que el club vendedor ceda a sus expectativas. ¿Por qué va a ceder? Pues porque tanto la prensa (que dice que el jugador está loco por jugar en el Madrid) como el propio jugador, que acaba diciendo que quiere ser traspasado, crea un estado de opinión en la afición “vendedora” de que este jugador (normalmente un ídolo) es un traidor, y se crea un clima de “odio” a ese jugador. Con ese “odio” en el entorno, el club del jugador se ve obligado a traspasarlo.

 

Afortunadamente, el Valencia, una vez más (ya lo hizo con Mendieta y Ayala) se ha mostrado firme. Hoy ha declarado que el jugador es intransferible, declaración que seguramente formará parte de la táctica de las diferentes negociaciones, pero que es necesaria para cortar la campaña que ha montado florentino y que sus súbditos con carnet de periodista agitan para regocijo de su jefe.

¿Está bien que el Valencia corte un pase de Villa al Madrid? El Valencia tiene todo el derecho del mundo, como indica la situación contractual del jugador. ¿Es legítimo, como pasó con Mendieta, que el Valencia discrimine a este club a la hora de traspasarlo? Aquí la respuesta es más complicada, pero en mi opinión sí.

La forma de actuar del Real Madrid es sucia, prepotente y coaccionadora. Si se permite que un club así consiga a los jugadores de la manera que lo hace, lo que se conseguirá es que este tipo de actuaciones se repitan habitualmente y se conviertan en un método generalizado de los poderosos contra los más débiles.