EL VELO ISLÁMICO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 16-07-2009 en General. Comentarios (9)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/velo.jpg 

 

Hace ya algunos años que el debate sobre el uso del velo islámico en Francia aparece de modo cíclico. Hace unos años se prohibió el uso de símbolos religiosos ostentosos en la escuela, basándose en el fuerte laicismo en el que está basada la república Francesa. Después de éste hubo otros debates, y el último de ellos fue hace unas semanas, cuando los distintos grupos del parlamento francés acordaron por unanimidad formar una comisión para estudiar el uso del velo islámico en Francia.

 

La prevalencia de este debate en Francia sorprende bastante, sobre todo si se observa la realidad de los países vecinos, donde esta situación no parece suponer un problema. Pero Francia tiene dos peculiaridades que hacen que este debate sea uno de los principales en el país. Primero, la existencia desde hace bastante tiempo, por causa del pasado colonial Francés, de una amplia colonia multinacional de religión islámica; y segundo y más importante, el fuerte valor que los franceses conceden a la laicidad, que entienden como uno de los pilares de la esencia nacional.

 

Una curiosidad de este debate es que no se enmarca en un eje ideológico derecha-izquierda. Entre los partidarios de limitar el uso del velo islámico al máximo se encuentran desde comunistas hasta conservadores del partido de Sarkozy, y entre los contrarios a esta medida se encuentran personas de los mismos partidos y diversidad ideológica que en grupo anterior.

Es pues, una cuestión personal de priorización de uno de los dos principios que aquí se encuentran: O la libertad personal (y religiosa) de poder vestir como se quiera, o la priorización del laicismo como un principio en el que basar la sociedad. Estos son los principios fundamentales, aunque también habrá gente que se posicione por Islamofobia, o por una visión “cristiana” del país.

 

El debate no es fácil, en absoluto. Personalmente, ambos principios explicados arriba me parecen principios fundamentales, y gestionar una zona en que ambos principios se opongan es conflictivo.

No obstante, me inclino más por la postura de defensa del laicismo como valor supremo de la sociedad. Creo que las expresiones y las creencias religiosas deben circunscribirse, en la medida de lo posible, al ámbito privado, sobre todo en una sociedad que cada vez más tiende a la diversidad religiosa (y dentro de esta diversidad entran los que no tienen religión ni fe). Esta ausencia de la religión del ámbito público creo que es cohesionadora para la sociedad.

 

De todos modos debemos tener claro que no debemos excedernos en la aplicación del laicismo. Se puede perfectamente mantener los símbolos religiosos fuera de las escuelas, los centros públicos, y demás instituciones del estado. Se puede (y se debe) mantener las ideas religiosas separadas del marco legal en el que se desarrolla un país. Pero eso es una cosa y otra sería, por ejemplo, que se prohibiese llevar un velo(o una sotana) por la calle, lo cual sería una violación del derecho a vestir como se quiera.

En este debate creo que hay que ser firme en la defensa de la laicidad, a la vez que hay que tener claro donde está el límite en su aplicación.

 

¿Existe este debate en España? En mi opinión, no, como tampoco existe en los países anglosajones, que tienen una dinámica social más individualista. Sin embargo, creo que el estado Español debe estar preparado para la posible explosión del debate público, ya que hay más de 1 millón de musulmanes en el país.

Pero para poder afrontar este debate creo que hay que ajustar la legislación Española a un laicismo real, y no a esta situación de ambigua aconfesionalidad, que igual que permite hoy privilegios a la iglesia católica, puede ser el marco para que en el futuro los musulmanes exijan también privilegios que difícilmente se les podrían negar si se quiere ser ecuánime.

 

Avanzar hacia un verdadero laicismo será la herramienta para afrontar estos retos en el futuro.