LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

Futbol,

¡VIVA EL PULPO!

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 12-07-2010 en General. Comentarios (20)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/banderapulpo.jpg 

 

Parecía como un guión de película de acción. Siempre el los últimos minutos, después de jugar mejor que el rival, de tener más ocasiones, de lamentar nuestra falta de puntería, siempre aparecía un jugador rojo para meter la bota y ganar, finalmente, 1-0.

No parecía probable que el guión se repitiese con una Holanda italianizada perdiendo tiempo y encerrada atrás, pero como suele pasar en la mitad de partidos que están en una prórroga (en la otra mitad ocurre todo lo contrario sin explicación aparente) los minutos jugados parecían hacer más mella en las defensas que en los atacantes, y en estas apareció Iniesta para darle el primer mundial a España.

 

España, la eterna decepción, la eterna aspirante derrotada, rompía su maldición. De no haber pasado en nuestra puñetera vida de cuartos de final a ser campeones de todo. Como una película de esas americanas donde la típica persona infeliz y con pocas ambiciones en la vida salta a ser un famoso deportista, hombre de negocios o actor de éxito.

Ya nos habíamos acostumbrado a que nuestro país fuese esencialmente un país de “clubes”, en contraposición a los países de selecciones. Nuestra liga era muy fuerte, con equipos triunfadores en Europa, de alto nivel, pero nuestra selección era una medianía.

Sin embargo en medio de una crisis económica que ha afectado fuertemente a nuestra liga convirtiéndola en una liga de segundo nivel, donde tan sólo dos equipos se han quedado en la parrilla de salida por la liga, donde los éxitos deportivos europeos han desaparecido (si exceptuamos al F.C. Barcelona), donde casi todos los equipos están inmersos en políticas de salvamento económico y los que no lo están lo estarán en poco tiempo; en este contexto ha sido la selección nacional la que ha cogido la bandera de representatividad del fútbol español.

El país de clubes se ha convertido, de la noche a la mañana crisis mediante, en un país de selecciones.

 

Desde el periodismo deportivo, seguramente la parcela del periodismo menos profesional, más parcial y más impulsiva, se están dando multitud de explicaciones al por qué nuestra mediocre selección se ha convertido en mítica.

Se habla de una generación que no siente los prejuicios contra la idea nacional de España heredados de la política del Franquismo y de la guerra civil, de un país que gracias a su crecimiento económico tiene instalaciones y equipamientos deportivos magníficos que ha dado esta generación de deportistas, de la cantera del Barça y su excepcionalidad, de la extirpación de ciertas inercias dentro de la selección y de jugadores bastante nocivos para el grupo como Raúl, etc.

Los seres humanos tendemos a querer dar explicaciones sencillas a hechos complicados. En cualquier momento con un poco de mala suerte España hubiese quedado eliminada en cualquiera de los partidos de la fase final, pero no fue así, y parece como si el factor suerte no tuviese importancia, cuando en competiciones de estas características es fundamental. Así pues cada uno da su parcial e incompleta versión de los hechos.

La verdad es que cualquiera de las razones expuestas, sobre todo la suerte, han tenido una importancia porcentual determinada. También querría añadir yo uno de mi propia cosecha: La presencia de jugadores Españoles que juegan en otras ligas, sobre todo la inglesa, ha dado ha estos jugadores y a la selección por extensión un extra de experiencia y competividad que ha sido muy importante, aunque quizá lo fue aún más en la Eurocopa.

 

11 jugadores por equipos, tres cambios por equipo, entrenadores, árbitro y árbitros auxiliares…todo esto lleva a centenares de millones de decisiones instantáneas, de procesos neuronales rapidísimos, que son los que marcan los hechos  y el camino para el desarrollo de los futuros hechos. En una realidad así, es una osadía inaceptable, muy humana pero inaceptable, intentar darle a un factor x la globalidad del mérito.

Pero bueno no es nada extraño porque el fútbol no es el único campo donde los seres humanos hacemos esto. En economía, por ejemplo, lo hacemos todos los días. En nuestro complejísimo sistema económico la “realidad económica” se basa en millones de decisiones, actividades, compras y ventas, ocurrencias, etc. Que se dan todos los días de forma continua. Una mezcla de expectativas, de tendencias, de decisiones individuales, de miedos y esperanzas, incluso de desastres naturales, es la que genera la economía real.

Los economistas y los políticos se empeñan a presentar como una ciencia exacta la economía, como si una ley aquí y una bajada de impuestos allá fuese capaz de revertir irremediablemente la situación, ¡Cuanta moral! Y los ciudadanos nos lo creemos, sin duda porque nos lo queremos creer, o no, en el caso de que algún prejuicio ideológico nos diga que no nos lo debemos de creer.

Ni los economistas de los países del socialismo real, con una economía planificada, eran capaces de predecir sus oscilaciones ni supieron como arreglarla en el momento empezó a decaer. En una economía libre y de infinitas interconexiones como la actual, con su complejidad enorme, es todavía muchísimo más complicado predecir nada (como está demostrado) ni acertar con las recetas.

En fin, me he desviado del tema, como siempre.

 

Y hablando de complejidades a mi lo que me fascina es el puñetero pulpo ese que acierta los partidos. He pensado muchísimo en los colores de las banderas para entender las decisiones del pulpo, aunque parece ser que estos animales ven en blanco y negro.

Si un pulpo es capaz de adivinar los resultados de los partidos quizá toda la explicación anterior de los procesos neuronales no es más que una patraña de un cientifista como yo, y el fútbol sea algo bastante más fácil de lo que yo creo. “Lo que hay que hacer para ganar es marcar un gol más que el contrario” dijo Di Estéfano hace muchísimos años, acabando con las preguntas de periodistas curiosos.

Quizá si un pulpo es capaz de adivinar los resultados de un mundial no es tan descabellado pensar que alguno de nuestros políticos sea capaz de tomar medidas que reactiven la economía…

Perdonad, pensé que acabar con un chiste era lo mejor, aunque así leído puede parecer de mal gusto. En el peor de los casos siempre podemos votar al pulpo Paul de presidente. Total, para lo que los candidatos que tenemos ahora…

 

EL MUNDIAL Y LA ECONOMÍA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 24-06-2010 en General. Comentarios (3)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/aficionespanola.jpg 

 

No sé muy bien si es por afición al fútbol o por sentimiento patriótico, pero la verdad es que el desbarajuste nacional que provoca un mundial es importante.

 

Os voy a contar una anécdota del día del partido España-Suiza. El sector masculino de mi empresa estuvo desde finales de la semana anterior preparando la manera de poder ver el partido a pesar de que éste era en horario laboral. Se intentó primero convertir la pantalla de la sala de videoconferencias en un improvisado televisor para ver el mundial, aunque parece que fue imposible.

Como no se pudo, al final se decidió ver el mundial en la única televisión con señal de TV que tenemos en las instalaciones de Valencia, que está en el comedor. Para no perder horas de trabajo mis compañeros decidieron comer a las 4 de la tarde en vez de a las 2, y aprovechar el tiempo de la comida para ver el partido.

 

Yo tenía clase de inglés hasta las 3, así que no pude comer a las 2 con mis compañeras que no estaban interesadas en el fútbol, por lo que me esperé también hasta las 4. A la hora del partido, en el comedor había fiesta montada: Papas, ganchitos, olivas, galletitas, patatas fritas, frutos secos, embutidos, cerveza…y alguna hamburguesa del Burger King que se había comprado algún compañero.

Se palpaba la emoción en el ambiente, y cierta sensación de extrañeza por hacer eso en el comedor de la empresa. A las compañeras que seguían trabajando no cabe decir que no les gustó nada la que se montó, pues replicaban que si a ellas también les iban a dejar no trabajar de 4 a 5.45 por un estreno de cine en esas horas, por ejemplo (Hay que decir que los jefes asumían o aceptaban que a esa hora mucha gente iba a ver el partido). Siendo sinceros, no les faltaba razón.

Yo vi la primera parte mientras comía, y ante el soporífero espectáculo y como tenía que acabar una cosa urgente me fui al despacho al finalizar ésta, pero mis compañeros se quedaron para contemplar la segunda parte de la decepción.

 

He pensado bastante hasta qué punto esto habrá sido general en todas las empresas de España, pues sí me dí cuenta que no llamó NADIE durante las horas del partido, cosa bastante rara a esas horas. Mentira, llamó un compañero de Barcelona que tenía un problema informático con el programa de gestión que usamos preferentemente, ante la indignación de mis compañeros forofos y españolistas cuando preguntó que qué partido se estaba jugando. Mi compañero Catalán es bastante nacionalista, como intuiréis.

Y lo más gracioso del caso es que se acepta que la fuerza laboral del país puede estar viendo el partido sin ningún tipo de rubor. Tanto los empresarios que exprimen las horas de sus trabajadores y que les quitan días de vacaciones así como los que no lo hacen, estoy seguro que aceparán de buen grado que sus trabajadores están viendo “A España”. Porque nosotros tenemos jornada flexible, pero quien no la tenga está objetivamente perdiendo horas de trabajo (Sí, ya sé que en España se trabajan más horas de las que se debiera, pero ya me entendéis)

 

¿Qué efecto tendrá un partido de este tipo sobre la economía Española? Porque parar dos horas de trabajo en un alto porcentaje de empresas es mucho dinero.

He oído algunas especulaciones sobre el efecto económico de este tipo de acontecimientos, enfocado al incremento del consumo provocado por el mundial (asistencia a locales de hostelería, compra de merchandising, etc.) y a un posible efecto dinamizador de la compra debido a la euforia provocada en el caso de ganar el mundial. Os parecerá mentira, pero se hablaba de muchísimos millones de Euros.

Sin embargo también está la otra parte, las horas que se pierden de trabajo por este tipo de acontecimientos, que ya contribuyen negativamente a la productividad…¿o no? Porque eso tampoco está muy claro, ¿Aumentará la productividad de los trabajadores ante un buen resultado? ¿Disminuirá en caso contrario? Me temo que esto es de imposible estudio cuantitativo, porque no podemos estudiar cual habría sido la productividad en dos situaciones que no se pueden dar simultáneamente. Pero sí que veo bastante claro que un efecto de euforia y de alegría en el trabajador le hace rendir mucho más, por lo menos en un periodo corto de tiempo.

Dicen que el fútbol es el opio del pueblo. Lamentablemente esta frase tiene bastante de verdad.

 

Yo me quedo con la portada de Xornal de Galicia del día siguiente, que bajo una foto de unos aficionados de la selección disgustados con la derrota, por un lado, y otra de María Teresa Fernández de la Vega y Celestino Corbacho por otro, titularon: MENOS ROJOS.

Aunque el titular es, para mi gusto, demasiado optimista. Debajo de la de los miembros del gobierno debieron escribir NADA ROJOS.

 

LA LEY BECKHAM Y EL FANGO FUTBOLÍSTICO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 04-11-2009 en General. Comentarios (16)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/cristianollora.jpg 

No llores Cristiano, que a ti no te afecta esto hombre

 

Hay muchas cosas que me indignan en la sociedad que veo, pero desgraciadamente a muchas ya estoy acostumbrado. De todos modos hay algunas que me indignan de tal manera que me llevan a escribir compulsivamente.

Lo sucedido entre ayer y hoy en el mundo del fútbol como reacción a la ley Beckham es una de ellas, pues es algo que no me cabe en la cabeza de ninguna manera.

 

Entremos en antecedentes. La ley Beckham permite a los extranjeros residentes en España poder tributar a un máximo del 24% de IRPF los primeros años de su estancia en España. Esto lleva a que extranjeros que ganan millones de euros al año coticen un mísero 24% de IRPF, mientras sus colegas Españoles cotizan un 43%.

Esta ley fue aprobada en el año 2006 supuestamente para atraer a científicos y a empresas extranjeras (por las ventajas fiscales para sus directivos extranjeros) a España, pero la realidad es que ha sido usada mayoritariamente para fichar a futbolistas extranjeros, ya que cotizan aquí menos que en otros países.

Esta ley, como veis, se ha hecho durante la primera legislatura de Zapatero en el poder. A los extranjeros ricos se les ha permitido dejar de cotizar un 19% de sus salarios brutos; de socialistas que somos.

 

Pues bien, parece ser que ante la absurdez de esta ley que solo ha valido para que los futbolistas extranjeros se llenen los bolsillos (¡Qué gran aportación al país!), el gobierno ha decido anular esta ley, impulsados por la petición de ciertos grupos de izquierda en el congreso.

Los extranjeros pasarán a tributar exactamente igual que los españoles, como es lo lógico, y como pasa en países como Francia, Italia o Alemania.

 

Pero ante esta noticia que parece lo más lógico del mundo, la Liga de Fútbol profesional se ha alzado en rebelión diciendo que este cambio es un ataque directo a los clubes de fútbol, que la Liga no podrá sobrevivir así (a lo mejor no existía liga antes del 2006) y que como hagan esto están dispuestos a parar la Liga.

En foros de Internet también ha habido gente que se ha posicionado contra la nueva ley argumentando que esto alejará a los cracks de la Liga española. He llegado a ver algún comentario que pedía la dimisión de Zapatero por esto.

Increíble, personas estudiantes camino del paro o el mileurismo, trabajadores que no llegan a fin de mes, y personas que seguramente cotizarán casi lo mismo porcentualmente defendiendo que a quien gane 10 millones de euros se le retengan 2 millones de euros menos. “Es que lo generan”, dicen: ¡Hombree! ¡Marxistas defendiendo la teoría de la plusvalía para quien gana 10 millones de euros!

 

Y luego la LFP. “Esto nos va a llevar a dejar de ser la mejor liga del mundo”. ¡¿Pero cómo que la mejor liga del mundo?! ¿Alguien puede creer que la española es la mejor liga del mundo? Es un cuento para ilusos. Una liga donde sólo dos equipos parten, a priori, con opciones para ganarla no puede ser en la vida la mejor liga del mundo. La fortaleza de una liga viene marcada por la potencia general y la cantidad de equipos importantes que hay. La liga inglesa con 4 candidatos, o la italiana son mejores ligas que la española sólo por esto. Si la liga española fue la mejor del mundo en algún momento eso dejo de ser así cuando desapareció aquella situación de principio de década donde 4 equipos competían por el título.

 

Ya no voy a comentar la reacción de Montoro, puesto que entiendo que está enmarcada en la política de crítica contra todo y no tiene mayor validez.

Pero las opiniones de mucho forofo del fútbol…Qué lástima. Hay que ver hasta que punto algunas personas llegan a volcar su vida sobre una competición. Deporte usado para dar rienda suelta a principios primarios, para escapar de tensiones vitales, para llenar una vida vacía. Eso provoca este tipo de argumentos, defender al poderoso y hundir al débil, tirar piedras contra tu propio tejado para evitar que le caigan al que tiene el tejado de hormigón armado.

 

En fin, no le quiero dar más vueltas. Fútbol es Fútbol como decía alguien. Desgraciadamente, como ha comentado algún lector alguna vez, parece que el hooliganismo futbolístico lo invade todo en este país.

 

CUESTIÓN DE PRIORIDADES

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 07-07-2009 en General. Comentarios (7)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/cristiano.jpg 

 

Ayer en el campo Santiago Bernabeu se reunieron 80000 personas, y dicen que unas 5000 se quedaron fuera. Es más, desde primeras horas de la tarde unos cuantos miles de personas ya estaban merodeando el Bernabeu, ansiosos de ver lo que allí estaba a punto de pasar, y cogiendo sitio para estar bien colocado para tan magno evento.

No era la final de la Champions, la final de la copa del Rey o algún partido en el que el Real Madrid se jugase la liga. Nada de eso, era a una persona a quien esas personas buscaban, a un ídolo.

Pero no era el Dalai Lama ni ningún líder religioso del mundo quien iba a hablar allí sobre la paz, la fraternidad entre los hombres y la salvación. Tampoco era ningún político carismático, moderno e idealista quien iba a explicarle a las masas su proyecto de regeneración del país, de igualdad social, de modernización. Tampoco era ninguna superestrella del Pop a la que quinceañeras (y quinceañeros) ávidos de modelos sociales a los que seguir y en los que reflejarse querían fotografiar y tocar.

No, nada de eso, quien actuaba allí era Cristiano Ronaldo, el hombre que gana en un año lo que 700 trabajadores juntos, el hombre que ha costado lo que cuestan casi un centenar de obras del Plan E. El hombre omnipresente en los medios de comunicación por encima de los científicos, políticos e intelectuales más prestigiosos del mundo.

Y la verdad es que, el señor Ronaldo no hizo nada, cuatro juegos de luces cutres, dos minutitos con el balón, un video y el “Hala Madrid” de rigor. Y todos para casa, tan felices, como quien ha visto una revelación, después de perder toda la tarde. El señor Ronaldo ya tuvo su baño de masas para saciar su megalomanía, o mejor dicho, la megalomanía del señor Florentino Pérez, verdadero dios en carne presente del evento.

 

Las portadas de hoy de la prensa nacional recogen en primera página las hazañas de Cristiano Ronaldo, que es la noticia principal del día. Poco importa que al señor Camps le falte el canto de un duro para sentarse delante de un banquillo como acusado, poco importa la matanza de más de 200 personas en la china capitalista, antes comunista, y siempre dictadura. Ni la situación de excepcionalidad de Honduras, donde el “Establishment” golpista intenta evitar por todos los medios el retorno del presidente legítimo, entre toques de queda, represión, censura y tráfico aéreo cortado.

 

Muchas veces divago sobre la realidad política del país y hasta que punto la prensa es culpable de estos extraños comportamientos políticos de la población o al revés, si realmente la prensa es un reflejo de la realidad del país. Como siempre, la verdad estará situada en algún punto intermedio entre estos dos posicionamientos absolutos, aunque pocas veces estará equidistante.

En este caso concreto creo que la prensa refleja la realidad del país, sin entrar a analizar si en algún momento de nuestro pasado estos “fanatismos” por el fútbol han sido potenciados, como opio para un pueblo que no tenía que pensar en cosas más profundas. Y me voy a basar en un caso.

 

Sábado 12 de Junio. Unas 1000 personas se reúnen, después de una convocatoria en Facebook, enfrente del Palau de la generalitat en Valencia para pedir la dimisión del imputado President Camps.

Lunes 15 de Junio. Unas 40000 personas se dan cita en las calles de Sevilla para pedir la venta de acciones del Betis de su propietario, Manuel Ruiz de Lopera.

 

Esta es la realidad y las verdaderas preocupaciones del país. Y luego nos parece raro que los políticos incumplan sus programas electorales y sean corruptos…

EL VALENCIA C.F Y SU AFICIÓN

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 08-10-2008 en General. Comentarios (1)

Desde la llegada de Vicente Soriano a la presidencia del Valencia las turbulentas aguas que azotaban la entidad parecen haberse convertido en una balsa de aceite. La sensación, fortalecida por los moderadamente optimistas primeros resultados, es producto de la lógica evolutiva. Peor no se podía estar. A pesar de esta situación no faltan las voces entre la afición valencianista que claman contra el juego del equipo, contra  sus dirigentes y solicitan la vuelta del mesías Juan Villalonga con sus Cracks de Papel.

La afición de los equipos de futbol es, en términos generales, una turba salvaje y narcotizada por idioteces. Entiéndase que me refiero a la "masa", no al aficionado corriente. El aficionado corriente es una persona normal, con toda la diversidad que la sociedad ofrece. Tiene sus propias ideas, disfruta y sufre con su equipo, le gusta "picar" a los aficionados contrarios cuando su equipo gana y le "jode" que le "piquen" a él. Es, al fin y al cabo, una persona normal, civilizada. Cuando hablo de la afición, de la "masa", me refiero a aquellas personas para las que su equipo de futbol es su religión, que se manifestarían contra un presidente de un club de futbol, pero jamás saldrían a manifestarse en contra un presidente del gobierno; me refiero al que se gasta 900€ en un pase cuando su familia no llega a fin de mes, en definitiva, hablo del "cafre". Y son esos cafres los que gritan, insultan y silban como energúmenos en los campos, los que llaman a las radios exaltados, mandan “sms” a las televisiones insultando; en definitiva, los que crean lo que se llama la opinión de la "afición".

La historia del valencia de los últimos años demuestra que esta masa, gracias a sus grandes dotes de análisis intelectual, está prácticamente siempre equivocada. Los presidentes y entrenadores que jalean, fracasan estrepitosamente. Los que insultan y critican, obtienen buenos resultados gracias a su gestión. Cada decisión que se ha tomado escuchando a la afición, ha sido un absoluto desastre.

La "afición" del valencia fue en gran parte culpable de la situación del equipo el año pasado. Su inquina a un buen entrenador como Quique Sánchez Flores provocó su destitución, y ahí comenzaron todos los problemas. La "masa" deseaba un entrenador "mediático", y tuvieron al irrepetible Koeman, como deseaban. No estoy eximiendo de responsabilidad a Juan Soler, principal responsable de la situación. Pero hay que recordar que esta masa no cuestionó al presidente Soler hasta que su fracaso fue estrepitoso, mientras Cortés y Ortí fueron despreciados e insultados desde el primer día (sólo Ortí consiguió ser respetado cuando se hizo la mejor temporada de la historia del club), porque entonces la "masa" quería el populismo de Paco Roig.

Si a esta gente se le diese a elegir hoy, caerían irremediablemente rendidos al populismo del señor Villalonga, por muy evidente que resulte la manipulación de los sentimientos mas básicos del aficionado que mostró los pocos días que regió el club. Que el señor Villalonga quiera usar el Valencia para lucrarse de una u otra manera no parece un problema, pues lo único que ven es la demagogia populista que les promete ser el mejor equipo del mundo.

Dentro de la "masa" fanática del futbol está lo peor de la sociedad. Grupos ultraderechistas, alcohólicos, hombres violentos, personas frustradas con sus propias vidas. Es una desgracia que esta gente, con su insoportable ruido, oculte a la inmensa mayoría de aficionados. Al final se crean estereotipos de las aficiones, de las ciudades, por energúmenos que no representan más que a una minoría.

Seguramente los dirigentes de los clubes de futbol potencian a este tipo de aficionados, los "usan" como un ejército borreguil para sus fines (mientras la marea no se vuelve en su contra). También podríamos hablar de la responsabilidad de la prensa deportiva, del periodismo deportivo en general, haciendo un tipo de periodismo dirigido a Hooligans, lleno de chovinismo y frivolidad. Pero eso es otra historia.