Entrevista a Mariano Rajoy en EL PAÍS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 01-11-2010 en General. Comentarios (10)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/marianorajoy.jpg 

 

En el diario EL PAÍS del pasado domingo 30 de Octubre pudimos leer una entrevista a Mariano Rajoy por parte de Javier Moreno. La entrevista es incisiva y un tanto agresiva, como creo que es conveniente hacer a los líderes políticos.

No quiero dejar de comentar muchas de las respuestas del que probablemente será futuro presidente del gobierno.

 

Pregunta: ¿Cuáles son entonces las medidas en España que producirían crecimiento y empleo?

Rajoy: ¿Qué creo yo que hay que hacer? Pues algo similar a lo que ha hecho Cameron, que en cierta manera lo hicimos nosotros, lo recuerdo perfectamente porque estaba allí, claro, en un Consejo de Ministros antes del verano de 1996.

Pregunta: Es decir…

Rajoy: Yo creo que en este momento en España, cuando el problema fundamental es el paro, lo que hay que hacer es ayudar a quienes pueden generar riqueza y puestos de trabajo. Creo que las pequeñas y medianas empresas, sobre todo, y los trabajadores autónomos, han sido maltratados en los últimos tiempos. Y después hay tres o cuatro cosas capitales. Primero: objetivo básico y hay que cumplirlo, reducir el déficit público y la deuda pública. Finalizar el proceso de reestructuración de las Cajas de Ahorros. Hay otro punto que me parece urgente en España, que es la energía. Hay que reunir a todo el mundo, y todo el mundo va a tener que hacer algún sacrificio, porque lo que no podemos aceptar es que la única forma de resolver los problemas de energía que hay en España sea subiendo la tarifa a los ciudadanos o a nuestras empresas.

 

Analicemos el texto. Rajoy dice que sus medidas son parecidas a las de Cameron y que son las mismas que ellos hicieron (¿?). Cuando el periodista le incita a que las explique empieza a decir banalidades. “Generar riqueza y puestos de trabajo”, “Pequeñas y medianas empresas”. Vale muy bien, pero eso no es nada, necesitamos cosas concretas. Rajoy propone “Reducir déficit público y deuda pública” y “finalizar el proceso de reestructuración de las cajas de ahorro”.

Estas dos medidas son exactamente las que está tomando el actual gobierno de España, así que Rajoy realmente lo que ha dicho aquí es que va a continuar la misma política del gobierno sin decirlo.

Lo único interesante aquí es lo que dice de la energía. Rajoy dice que no hay que subir la factura de la luz, y lo dice sabiendo que existe un déficit tarifario en España, por lo que los “sacrificios” de los que habla sólo puede ser que las empresas eléctricas ganen menos dinero o bien que las cosas sigan como ahora, es decir, que sea el estado quien pague el déficit con los impuestos de los ciudadanos. Como es obvio que no le va a pedir a las eléctricas que ganen menos dinero, tiendo a pensar que esto no es más que un artificio para que el ciudadano crea que no le suben la luz cuando el estado la está pagando, por otra parte, con sus impuestos. O sea, nada.

 

Pregunta: ¿Entonces cómo piensa reducir más el déficit? ¿O es que las medidas de este Gobierno sí son suficientes para cumplir nuestros compromisos?

Rajoy: Las medidas que ha adoptado Zapatero son fundamentalmente unas medidas de coyuntura, es decir, ha bajado el sueldo el 5% a los funcionarios, podría subírselo el 3% o bajárselo el 7%. Lo mismo pasa con las pensiones, podría subirlas o bajarlas mucho más o no congelarlas, son medidas coyunturales. Yo creo que lo primero que hay que hacer es una política económica que cree riqueza y que genere ingresos. No está escrito en ningún sitio que por bajar impuestos no vayan a aumentar los ingresos públicos. Y luego hay reformas estructurales que pueden ser muy útiles. Hay una que a mí me parece capital, la ley de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto de endeudamiento para todas las Administraciones públicas.

 

Analicemos esto. Para Rajoy el enorme impacto de la bajada de sueldo de funcionarios y congelación de las pensiones son medidas “coyunturales”. Él mismo congeló los sueldos de los funcionarios cuando era ministro de administraciones públicas, y como dice en la respuesta anterior a ésta “Hay que hacer algo parecido a lo que hace Cameron, que es en cierta manera lo que hicimos nosotros”. ¿Entonces cuándo lo hace él es conveniente y cuando lo hace otro coyuntural?

Luego dice otra frase vacía “Política económica que cree riqueza e ingresos”, y una cosa que repetirá en adelante y que me parece muy grave “En ningún sitio está escrito que por bajar impuestos no vayan a aumentar los ingresos públicos”. Este último comentario, que no es tan estúpido como parece, no es más que el rescate de la Curva de Laffer, ecuación que sirve a los economistas “liberales” para justificar una bajada de impuestos en base a un análisis generalmente absurdo y siempre subjetivo de la ecuación. Os dejo link.

 

Pregunta: Vayamos a cosas concretas. Las pensiones: ¿mantendría usted los aumentos en las pensiones como hasta ahora, sin ninguna congelación?

Rajoy: Pues sí, porque yo quiero cumplir el pacto de Toledo (…)

Pregunta: Edad de jubilación, ¿a los 65 años?

Rajoy: Otra prioridad es que la jubilación sea verdaderamente a los 65, porque la media de jubilación en España son los 63. Y yo creo que habría que introducir estímulos para que la gente siguiera trabajando.

Pregunta: ¿Aumentar el periodo para el cálculo de la jubilación?

Rajoy: Sí, yo creo que eso hay que hacerlo.

Pregunta: Sanidad: ¿copago sí o no?

Rajoy: No, yo no soy partidario en este momento del copago.

Pregunta: ¿El sueldo de los funcionarios?

Respuesta: El sueldo de los funcionarios, a fecha de hoy, se hubiera subido con arreglo al IPC. A fecha de hoy.

Pregunta: ¿Recuperaría usted el recorte que les ha infligido el Gobierno de Zapatero?

Rajoy: Pues depende de cuál sea la situación económica del país en el momento en que yo esté en el Gobierno.

Pregunta: Las prestaciones por desempleo.

Rajoy: No es mi intención recortarlas en estos momentos.

Pregunta: ¿En estos momentos?

Rajoy: No es mi intención recortarlas, mi intención es crear empleo (…) Por eso le digo que al final de todo está una política económica que genere confianza y que dé empleo.

 

Analicemos. Excepto la aceptación de que hay que aumentar el periodo para el cálculo de la jubilación, el señor Rajoy no hubiese recortado nada, ni pensiones, ni sueldos, ni prestaciones de desempleo, ni establecería el copago, nada.

¿Cómo demonios piensa reducir el déficit? Con otra frase vacía “Política económica que genere confianza y dé empleo”. No voy a rebatirlo aquí, será el propio entrevistador que le muestre sus flagrantes contradicciones.

 

Pregunta: Dejar sin efecto la subida del IVA, que es algo que usted ha propuesto reiteradamente, supondría al menos otros 5.000 millones.

Rajoy: Vamos a ver la recaudación a final de año, yo no voy a entrar a discutirlo (…) Habrá que verlo, pero yo en ese momento creo que la subida del IVA no es buena para el consumo.

Pregunta: Le digo todo esto porque cuantificando las diez propuestas fiscales que han hecho ustedes en los últimos meses resulta una merma de 30.000 millones en ingresos para el Estado, lo que representa unos tres puntos más de PIB de déficit. Si por otro lado no recorta nada, hay algo que no cuadra.

Rajoy: Mire, las cosas no se pueden hacer así. Ir viendo lo que dice uno, lo que dice otro (¡!!)(…)La economía no es una foto fija. La economía requiere dinamismo, requiere generar confianza, hay factores subjetivos, hay reformas estructurales y, por tanto, a mí ese argumento no me vale.

Pregunta: Durante meses decían que mejor recortar subvenciones a partidos, sindicatos y patronales que a funcionarios o pensionistas, y cuando finalmente lo detallan resulta que proponen recortar 12 millones a los partidos y cinco millones a sindicatos y patronales. Le recuerdo que el déficit son 100.000 millones.

Rajoy: El déficit no se liquida en 24 horas (…) Por tanto, yo no le puedo aceptar eso: nosotros hemos presentado unas enmiendas y creemos que lo más importante desde el punto de vista del recorte del gasto es la ley de estabilidad presupuestaria.

 

Estoy convencido que a la mayoría de lectores les pasará más o menos desapercibido lo que Rajoy está diciendo aquí, pero es algo verdaderamente impresentable.

Habla de ley de estabilidad presupuestaria, pero parece que la estabilidad la va a sacar del aire. Es decir, si se prohíbe el déficit por ley, y no hay recursos para mantener los servicios no tendrá más remedio que recortar lo que está negando que va a recortar. Es decir, está engañando transparentemente al lector.

Cuando el entrevistador le muestra las obvias contradicciones de sus respuestas, Rajoy sólo responde con lo mismo de antes: ”Hay que generar confianza” “dinamismo”. La confianza y el dinamismo que él establecerá desde el gobierno es su escudo para defender sus contradictorias medidas.

¿Y si no se genera la confianza que él vende? ¿Y si baja los impuestos y no recorta el gasto como el pretende y no mejor la economía? Esa política, si fracasa, llevaría a España a la bancarrota Griega.

 

Fuera de ahí no hay mucho destacable en la entrevista. Palabras vacías y ambigüedades de este estilo:

 

Pregunta: ¿Y si Mas se lo pone como condición para apoyarle a usted en caso de que le necesite en Madrid tras las generales de 2012? Concierto o sistema de financiación con efectos similares.

Rajoy: La gente tiene la suficiente inteligencia para saber lo que es razonable y sensato, y lo que debe hacer.

Pregunta: ¿Eso es un sí o un no?

Rajoy: Eso es exactamente lo que he dicho, señor director.

 

Rajoy en estado puro.

Quizá lo único destacable es que a la pregunta de si asegura que mantendrá vigente la ley del matrimonio homosexual en el caso que el tribunal constitucional la valide responde con un contundente “No”, cuando dos años atrás no se quiso comprometer con la respuesta. La sensación es que seguramente no dijo la verdad hace dos años.

 

Yo no creo que Rajoy sea tan irresponsable para hacer lo que se intuye que haría leyendo esta entrevista. Al final, si gobierna, hará exactamente lo mismo que está haciendo este gobierno por los motivos que todos conocemos. Pero de hacer caso a lo que dice Rajoy, es decir, si creyésemos en su palabra y le diésemos credibilidad a entrevistas como estas, a mi me produciría pavor que este señor gobernase España.

Sus respuestas, cuidadosamente ambiguas para no enfadar al votante medio, analizadas con cuidado muestran a un político irresponsable. Frente al lector cuidadoso, dejan en evidencia el cinismo y la demagogia de su autor.

Quien vaya a depositar en este señor sus esperanzas en el futuro de la nación allá él. Yo me niego, señores, a ser transparentemente engañado.