¿REFORMAR EL CAPITALISMO?

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 26-10-2008 en General. Comentarios (1)
 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/dinero.jpg

 

El mundo parece haber llegado a la conclusión que los actuales mecanismos por los que se gobierna el capitalismo mundial son inadecuados y hay que reformarlos. Aún es pronto para saber en que desembocará todo esto, pero las primeras impresiones llevan a pensar que lo único que se pretende es establecer un mecanismo para que el sistema no vuelva  a fallar, y por lo tanto parece que no hay intención alguna de cambiar el sistema.

El planteamiento es absolutamente tecnicista. El sistema no funciona, ergo hay que hacerlo funcionar. Hay una absoluta ausencia de componentes éticos y morales. Que unas cuantas personas, que han contribuido a generar este desastre, se hayan llenado los bolsillos de manera escandalosa no produce ninguna reacción política orientada a limitar los salarios y, sobre todo, las comisiones de estos altos ejecutivos. No existen reacciones al hecho de que los ciudadanos no puedan sostener el alto endeudamiento que tienen, que no puedan pagar sus hipotecas, en cambio en breve probablemente veremos como las constructoras reciben ayudas multimillonarias.

La ausencia absoluta de alternativa político-económica es descorazonadora. Cualquiera que tenga ideas de transformación del sistema hacia un modelo menos agresivo con el ser humano, donde la persona no sea un simple consumidor- productor de bienes de consumo, está escondido o directamente se siente perdido en medio del huracán.

Hablar de políticas concretas podría llevar decenas de páginas, pero sí que debería haber unos objetivos determinados, unas ideas originales que orientasen las futuras políticas de cambio.

1º/ No se puede permitir que los productos y servicios esenciales para el ser humano sean bienes de consumo sometidos a las reglas de la oferta y la demanda, y mucho menos bienes para la inversión. Su situación debería ser de servicios públicos, sociales o de mercado pero cuyo precio sea regulado por los poderes públicos. En la actualidad Sanidad y educación son servicios públicos gratuitos, pero bienes como la vivienda, la energía, el transporte público o los alimentos deberían estar regulados de manera que la población pueda tener un acceso a ellos, sin que este esté sometido a los vaivenes de la economía. Los modelos pueden ser varios: Sistema público, público con gestión privada, privado regulado, etc. Lo importante es que se cúmplale objetivo fijado.

2º/ El beneficio económico derivado de las operaciones especulativas debe ser eliminado. Un mayor control sobre la bolsa para controlar las enormes fortunas que se pueden generar en operaciones de compra-venta es necesario. Estos controles deberían ser a nivel mundial.

3º/ Los paraísos fiscales deben ser eliminados.

4º/ Los bienes producidos en países que no tienen legislación laboral de limitación de la jornada, seguridad laboral, beneficios sociales, etc. No pueden estar en competencia de mercado con los bienes de países que sí tienen estas limitaciones. Permitirlo es provocar que el capital se deslocalice hacia esos países y provocar un retroceso en los derechos laborales de los trabajadores de todo el mundo. Cualquier tratado de libre comercio tiene que estar sometido a estas políticas laborales.

5º/ El modelo económico no puede ser ajeno a políticas medioambientales. El sistema de producción sin control independientemente de los recursos que se consuman no se puede mantener indefinidamente. Los recursos (materias primas y energía) deben ser usados con eficiencia máxima y su producción debe ser sostenible.

6º/ La investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica debe tener una consideración y unas ayudas mayores a las actuales. El progreso científico y tecnológico nos debe permitir tener un mundo mejor. Hay que hacer que este beneficio repercuta a la población en general, siempre teniendo en cuenta que hay que hacer que las empresas tengan interés por estas actividades.

Estas consideraciones, y otras muchas, deberían estar en la mente de nuestros representantes para hacer eso de “refundar el capitalísmo”. Falta ver si es que realmente quieren reformar algo, o si simplemente es una operación de marketing más, como tantas a las que nos tiene acostumbrados en los últimos años para entretener al personal