LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

corrupcion

EL ESPERPENTO VALENCIANO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 01-09-2010 en General. Comentarios (8)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/campsnegro.jpg 

Y no es Obama...

 

Hace unos días estaba tranquilamente sentado viendo las noticias para ver si me enteraba de algo en mi retiro playero cuando de repente apareció en pantalla un personaje cuya imagen y voz se me han hecho repelentes, y no era Belén Esteban. Sí, lo habéis adivinado, era Don Francisco Camps, president de la Generalitat Valenciana hasta que las urnas, Mariano Rajoy o la divina providencia lo remedien (hechos ordenados al azar, no por probabilidad).

En un acto de partido el presunto honorable estaba diciendo una serie de disparates que ya nadie puede tomar en serio, unidos a un mensaje claro que se ha fabricado en el PPCV para justificar su desastrosa gestión y la ruina técnica en la que está la comunidad. El mensaje que se quiere transmitir desde hace ya meses es que la deuda de la generalitat se debe a que el gobierno de España no está dando a la comunidad el dinero que le corresponde, y por tanto la generalitat tiene que endeudarse para que los valencianos no se queden sin servicios sociales. Si no estuviésemos delante de un atajo de subnormalizadores profesionales sin ningún otro interés más allá de su permanencia parasitaria en el poder para dominar esta tierra y mantener su red clientelar, pensaría que se trata de una estrategia para destruir los servicios sociales.

 

El acto en cuestión parece que era algo así como el inicio del curso político, cosa que se hace para salir en la televisión pero que se convertía en especialmente relevante este año. Camps quiere que, cuanto antes, le confirmen como candidato a la generalitat, algo que Génova ha evitado a toda costa pues saben que es más que probable una imputación de Camps en los próximos meses.

Al final el tiempo corre más que los juzgados y con Camps se está haciendo una confirmación progresiva y en frío, manteniendo siempre las distancias entre Génova y Valencia para poder revertir la situación en cuanto la imputación se produzca, si es que se llega a tiempo, o no ver manchada la imagen personal de los líderes nacionales en caso contrario.

Como Rajoy no va a salir con Camps en una foto ni aunque le secuestren, ni Cospedal tampoco, se mandó a Valencia a Esteban González Pons, valenciano y exconseller de multitud de cosas porque en la generalitat los consellers no son profesionales, si no algo parecido a los médicos internos residentes, que van rotando por distintos departamentos dentro de su especialización.

 

Somos muchos, los que como yo, estamos con el presidente Camps” dijo Pons… ¿Qué quiere decir esto exactamente? ¿Qué hay muchos que no están con él? Obsérvese el juego de Génova de repeler el compromiso con Camps. Incluso Pons, a quien puede salpicar el caso Gürtel en cualquier momento viendo como esta red lo infectó todo y que, por lo tanto, debería tener especial interés que la continuación del president a modo de parapeto, tenía la lección bien aprendida.

Pero lo más sorprendente fue la presencia del presidente de la diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, imputado por el caso Brugal debido a unas concesiones del plan zonal de residuos de la comarca de la Vega baja. Ripoll fue el dirigente del PP valenciano más enfrentado a Camps (Ripoll es Zaplanista), e incluso llegó a insinuar que Camps no debía presentarse ante los casos de corrupción que aparecían.

Pero claro, cuando Ripoll fue imputado las cosas cambiaron. El Consell no movió ni un dedo para defender a Ripoll ni sacó a pasear las famosas teorías de la conspiración que usa cuando se habla del caso Gürtel y la televisión del régimen, Canal 9, dedicó más cobertura informativa a la detención de Ripoll que lo que ha dedicado al caso Gürtel en el último año.

Así las cosas parece que Ripoll, que no acudía a estos paripés antes de estar imputado para mostrar así su desprecio por Camps, ha acudido esta vez para sellar una especie de pacto con olor a película de la mafia. Usted no se mete conmigo y me deja repetir en la diputación aunque esté imputado, y yo a partir de ahora le apoyo porque ahora lo de estar imputado ya no me parece tan grave. Ah! Y no estaba Fabra, otro ilustre imputado, por enfermedad, que si no la imagen hubiese sido de escándalo. Y todo esto se hace delante de las narices del pueblo valenciano.

 

La metástasis de corrupción que invade al PPCV no es el único de sus problemas. Hay otro, menos mediático y asqueroso aunque quizá más grave técnicamente, que es el absoluto estado de ruina de nuestra Generalitat y empresas públicas.

Hace unas semanas apareció en la prensa local la noticia de que Iberdrola había decidido cortar el suministro eléctrico a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana por impago reiterado. Para que una empresa eléctrica corte la luz a un ente público debe haber una deuda enorme y haber acabado con todos los medios amistosos para cobrar la deuda, pues si no es así no lo hacen tanto por imagen como por otras razones. Iberdrola finalmente no cortó no porque le pagasen, si no porque los trabajadores de FGV no les dejaron acceder a los circuitos, algo que por otro lado es ilegal, aunque sí que llegó a cortar suministros accesorios a lo que es la línea de transporte.

Un par de días después apareció otra noticia. Telefónica había cortado la emisión de TVV internacional por impago, no pudiéndose ver la televisión valenciana fuera de la comunidad y zonas limítrofes donde llegan los repetidores. El Consell negó lo del impago, y dijo que el corte estaba ya previsto y que correspondía a un plan de ahorro…. ¿Es creíble la versión del Consell? Ahora os cuento por qué no.

 

Esta semana en Gandia me estuve enterando de algunas de las realidades de canal 9. Parece ser que el problema del ente no se circunscribe con Telefónica, si no que es generalizado con todos los proveedores. Me contaron varios casos de proveedores que no querían trabajar con canal 9 porque no les pagaba, hasta el punto que incluso la empresa que cambia los tóners de tinta de las fotocopiadoras no iba a cambiarlos al no pagárseles lo que se les adeudaba.

Pero hay más. Me comentaron que hace dos semanas se sufrieron dos cortes de luz de alrededor de un cuarto de hora cada uno dos días consecutivos. Los trabajadores especulaban que Iberdrola estaba haciendo cortes temporales a modo de amenaza debido a los impagos, aunque no me parece muy probable. Más bien podría haber sido un corte definitivo de luz y que luego, ilegalmente, la empresa se volviese a conectar a la red. Intentaré enterarme en los próximos días.

 

Este es el estado real de la comunidad Valenciana. Corrupción política y ruina económica. Y a pesar de todo esto, salvo milagro, este partido que nos ha convertido en una caricatura indigna de nosotros mismos va a volver a sacar mayoría absoluta.

Camps dijo el otro día: “Yo soy de aquí. No hay quien me mueva, quien mueva a la gente que tiene las raíces en esta tierra” Pues sí, no hay quien lo mueva, ni Rajoy, ni Cospedal, ni sus compañeros de partido, ni la oposición ni parece que los juzgados ni las urnas. A él no le mueven por el único valor que según él tiene “porque tiene las raíces en esta tierra”.

Cuentan a Franklin Delano Roosvelt defendía al dictador nicaragüense Somoza diciendo “Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. El valor de Somoza era ser “de los nuestros”, y sus pecados carecían de importancia. Parece que lo mismo pasa con Camps.

 

Yo, señores, estoy cansado de escribir siempre lo mismo sobre mi tierra, estoy cansado de vivir este esperpento nacional. Que alguien, por favor, nos traiga una alternativa a esto, antes de que la Berlusconizacion y el páramo lo invadan todo.

 

REFLEXIONES GÜRTELIANAS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 07-04-2010 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/vivaelsastre.jpg 

 

Gota a gota el depósito que contiene los vertidos del caso Gürtel está llegando al máximo de su capacidad. Igual que las presas abren las compuertas para evitar roturas de las mismas en los momentos en que se llenan, los partidos políticos también dejan salir pequeñas cantidades de vergüenza e invitaciones de dimisión para evitar que el partido al que sirven, o del que se sirven, colapse.

El problema aparece cuando el caudal de entrada supera al de salida, y entonces el partido deberá tomar medidas radicales para no verse desbordado. En ello está su futuro, es decir, el futuro de todos los que quieren hacer carrera de la mano del partido.

 

¿En que momento un partido colapsa? Es difícil de decir. Los partidos políticos se alimentan de los votos de los ciudadanos, y del poder que estos votos permitan obtener. Dentro de un partido hay una serie de señores que aspiran a un cargo público, más o menos importante o relevante en función de sus aspiraciones y personalidad. Muchos se conforman con un carguito en la diputación provincial de turno, donde se gana dinero y no se hace nada ni parece haber una responsabilidad importante. Otros quieren ser primeras espadas, ocupar cargos de relevancia política y mediática, que las señoras les abracen por la calle, sentirse poderosos.

Esas personas con aspiraciones presionan, y el partido necesita obtener un número de cargos casi igual al de estas personas para que su cúpula y su líder se sientan estables y seguros. Si tenemos a la mitad del partido sin posibilidad de cargo, esas personas empezarán a conspirar contra la dirección, y apoyarán a cualquiera que les priorice a ellos respecto a los que ya están. Claro, si el líder es fuerte nadie se moverá, porque declararse como opuesto al “líder” le inhabilitará para que le elijan para un puestecito, a no ser que el opositor interno sea realmente importante y molesto, pues entonces le mandarán al cementerio de Bruselas.

Como se puede concluir fácilmente cada partido tendrá una necesidad de cargos distinta. Un partido que ha sido mayoritario o dominante, tendrá una necesidad imperiosa de cargos para tener estabilidad, mientras que un partido pequeño no la tendrá tal.

 

Al final, los votos se traducen en puestos, y los puestos calman a las fieras más que la música. Y como los votos sólo son contables una vez cada 4 años se tiene que vivir de expectativas.

Volvamos a la pregunta, ¿Cuándo un partido colapsa? Quizá ya podemos responder algo. Cuando la expectativa de votos, es decir de cargos, disminuye respecto al estándar aceptado como normal o mínimo. Ahí empezará la guerra.

El colapso no vendrá pues por factores morales, por factores ideológicos, por factores “políticos” en el mejor sentido de la palabra. El partido puede ser un “blandí blue” sin principios ni ideología ninguna, el partido puede estar sucio, ser corrupto, el partido puede incluso tener a altos cargos en la cárcel, pero mientras nada de esto afecte a los resultados electorales la macroestructura partidil se mantendrá sólida.

 

Todas estas reflexiones las hago para enlazar con la situación del caso Gürtel y de la corrupción en España, concretamente en el PP. Después del levantamiento del secreto de sumario no sabemos nada nuevo que no supiésemos ya, tan sólo lo sabemos con más intensidad, con más convicción.

Mucha suciedad, mucha porquería en las alcantarillas de la partitocracia hispánica, donde los chorizos metidos a empresarios, los empresarios disfrazados de chorizos, se insertan en el corazón del poder público para vivir del enchufe y la corrupción de las almas que deberían guardar del dinero de todos. Regalos, peloteo, dinerito para los partidos, buen conocimiento de los instintos más básicos del político chupóptero, de quienes sólo se miran en el ombligo de su megalomanía.

Oiga, es que nada de eso está demostrado”, “Son inocentes hasta que un juez diga lo contrario”, “¿Es que no conoce la regla más básica del estado de derecho, la presunción de inocencia”?, “¡Cómo se atreve a acusar sin pruebas!”. Muchos de los lectores más escrupulosos me podrán decir esto, y tendrán parte de razón, porque somos gente civilizada, porque hay que ser respetuosos con la ley y no dejarse llevar por los instintos, por las aversiones….¿O no?

 

Oiga, ¿es usted idiota?, ¿O es sencillamente es ciego?” Porque ver lo que hemos visto, saber lo que sabemos, y notar el ambiente que notamos y ponerse de esas escrupulosidades es verdaderamente patético. En Marbella se sabía que había cantidades ingentes de corrupción, lo sabía hasta la señora de la limpieza. Pero los afines se ponían una venda en los ojos, mientras los que no lo eran fueron tratados como traidores y vengativos. Hoy, todos estaban en contra de aquello, o fueron engañados, que casualidad. La basura huele, excepto si la bolsa está llena de billetes, y obviamente hay cosas que no pueden ser normales, y el ciudadano lo nota, si quiere notarlo.

Yo conozco muchas realidades de mi querida comunidad Valenciana. Los habitantes de los pueblos me cuentan cosas, me las cuentan incluso personas afines. Algunas de las empresas con las que trato se comportan como sanguijuelas cuando tocan la administración, se jactan de su convencimiento de que van a ganar el concurso que efectivamente acaban ganando. Nuestros políticos usan nuestras instituciones como si fuese su empresa privada: Hacen y deshacen a su antojo, enchufan y marginan personas, quieren pleitesía, vulneran hasta los más básicos principios de convivencia.

Usted no tiene pruebas” me dirán. “¿Usted es imbécil?” responderé, porque hay que ser imbécil o ciego, o estar metido en un agujero todo el día para no ver cosas raras, para no oler la basura. O quizá lo que pasa es que nos hemos acostumbrado a que eso sea lo normal.

 

Yo no soy juez, ni fiscal, ni abogado, ni me voy a poner a especular qué pena debe tener un corrupto con la ley en la mano. Al César lo que es del César. Yo hablo de moral, de ética, de qué se hace con mi dinero, con mi confianza, y de todo eso sale el veredicto de mi conciencia, que guiará que hacer con mi responsabilidad ciudadana.

Yo no acepto esto, seguramente tú tampoco. Pero intentarán asustarte, “¿Es que vas a votar al hombre del paro?” ¡Maldita España dual, que en su unineuronalidad no puede ver más allá del código binario! “No, no desprestigies el sistema, si lo haces es abrir la puerta a alternativas radicales y peligrosas”, ¿Entonces qué hacemos señores? ¿Hacemos el “trágala” una vez más?

 

Sólo tú,  parte alícuota de esta sociedad, puedes cambiar cosas como estas. Ser ciudadano no es fácil, en absoluto. Estamos condenados al error, al engaño, a que nos manipulen. Nadie está libre de esto, y el error y el fracaso es parte consustancial de nuestras vidas. Lo que no es consustancial es ser una veleta, ser miembro de una masa narcotizada y manejada por simplezas.

En la vida nos tenemos que callar muchas cosas. Si tu jefe es un auténtico estúpido, seguramente te callas si lo que puedes perder es muy importante para ti. Con las amistades puede pasar lo mismo, valoras si es mejor contemporizar para evitar un conflicto o ser honesto. Pasa con la familia, con los vecinos, cuando te para la guardia civil. Pero no en el voto amigo, para algo el voto es secreto, para que nadie te presione, te castigue o te señale por ello.

¿Estás dispuesto a permitir esto? ¿Estás dispuesto a que te cuenten que son “campeones contra la corrupción” y creértelo? ¿Estás dispuesto, por el otro lado, a ser una víctima de la dualidad? Yo, que he sido víctima de la dualidad en algún momento de mi vida, estoy dispuesto a no serlo más. Creeré o no creeré, confiaré o no, pero no me guiaré por el “guía burros” que nos marcan en el suelo.

 

Qué post más extraño, ya no sé ni lo que pretendía contar hoy…quizá ya lo he contado.

 

LAS PREBENDAS DE LOS POLÍTICOS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 23-11-2009 en General. Comentarios (5)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Aporlapasta.jpg 

¿Seguro que es un político?

 

Una de las quejas que comparten las personas de todas las ideologías es que los políticos cobran mucho. El ciudadano medio se escandaliza, no ya de los sueldos, si no de todos los beneficios de los políticos: Coches oficiales, dietas, viajes, pensiones muy altas una vez jubilados, salarios de transición, etc.

La población suele ver el trabajo de político como un chollo. Los políticos son vividores y gentes que no quieren trabajar y que viven del erario público. Si preguntas a la gente, te dirá que los políticos no tienen que cobrar (algo que sería peligrosísimo, pero bueno) o deberían ser mileuristas, que nada de beneficios y que son unos corruptos.

 

¿Son los políticos realmente aprovechados? En muchos casos sí. ¿Tiene la población el derecho, entiéndase, la razón moral para criticar estas actitudes como sociedad? La tendencia de todos es decir que sí, que es un deber del ciudadano criticar este aprovechamiento de la política. Pero yo no lo tengo tan claro. Criticar a los políticos está bien, pero ¿Es justo que lo hagamos selectivamente? Yo creo que no, creo que somos excesivamente demagogos y populistas haciendo estas críticas y, una vez más, tenemos una miopía brutal que hace que no miremos a nuestro alrededor.

 

Los políticos usan coches oficiales, bien del estado bien del partido. De acuerdo, pero cualquier cargo medio o alto de cualquier empresa usa coches de empresa. El director de ventas, o el jefe de planta de cualquier empresa tienen un coche de empresa. La mayoría lo usan para su vida cotidiana: Viajan con él, ponen gasolina con la tarjeta de la empresa… Y no lo hacen por un mal uso, lo hacen porque la propia empresa les dice que pueden hacerlo y se lo permite. Y se lo permite porque el coche de empresa es un “extra” adicional al salario que permite a la empresa beneficios fiscales, desgravaciones, y se usa como un complemento al salario para pagar menos, con lo que también se paga menos cotización a la seguridad social, o menos costes de despido si se tercia el caso.

 

Lo que se dice los coches se puede decir de las tarjetas de gastos de la empresa. Muchísimos directivos las usan para los gastos más variopintos, que muchas veces tienen poco que ver con la empresa. Y no me refiero a los cargos medios, quienes tienen los gastos controladísimos, si no a gerentes y directores.

Recuerdo en una empresa en la que trabajaba que un gerente entró por la puerta dando gritos diciendo: “Tengo 7.000 euros que tengo que justificar, así que conseguidme tickets de comida o lo que sea para que los pase”. Este caso es real, y no es una excepción, es la regla.

 

Otro caso que me llamó mucho la atención fue ver en las cuentas de gastos de las empresas, junto con las maquinarias y reformas, conceptos tales como “Apartamento en Torreblanca”. Esta es otro de las actividades habituales, el uso de las empresas familiares o unipersonales para evitar pagar el IVA, ya que a la empresa le devuelven el IVA gastado.

Podríamos hablar también de cómo se falsean ciertas cuentas de resultados para que los directivos cobren sus enormes primas y variables. La captación de clientes al precio que sea, la realización de operaciones perdiendo dinero o de alto riesgo. En la banca, uno de los principales problemas que hemos tenido ha sido que los directivos han hecho peligrosísimas operaciones para ganar sus primas y variables, provocando un riesgo altísimo en el sistema bancario que ha acabado por explotar.

¿Y si hablamos de los blindajes? Porque eso es otro clásico. Blindajes de cientos de miles o millones de euros que protegen a los altos directivos de cualquier eventualidad.

 

Muchos me diréis: “La empresa privada puede hacer lo que quiera, pero los políticos cobran del dinero de todos y es a quien hay que mirar”.

¡Cuidado!, este argumento es peligrosísimo por dos razones fundamentales. Primero, porque el pensamiento segregador entre una empresa privada y el ciudadano como algo independiente el uno del otro es un error: La economía está interconectada, y las actitudes generales de los grandes ejecutivos de la banca, las empresas eléctricas, las constructoras y otros sectores claves tienen consecuencias directas sobre la vida de la población. La ambición y los errores estratégicos acaban por afectarnos a todos de forma indirecta pero muy intensa. Eludir a las personas que trabajan en empresas privadas de responsabilidad más allá de su propio negocio nos ha traído enormes problemas, sólo hay que mirar a la banca.

 

Pero fundamentalmente este argumento es peligroso porque no se puede segregar a los políticos de la población en general. Los políticos son parte de la sociedad y son un reflejo de ella.

Seamos crudos. Si los políticos son corruptos es porque la sociedad es corrupta. Si los políticos solo quieren medrar y aprovecharse es porque la mayoría de la sociedad medra y se aprovecha en cuanto puede. Si los políticos mienten, es porque la sociedad tolera la mentira y probablemente también la use de forma general en su vida.

En una sociedad honesta, que respeta la legalidad, que es ética y moral, los políticos serán honestos y honrados. Pero en una sociedad deshonesta y aprovechada, los políticos serán iguales.

 

En este país la mayoría de personas solo piensan en si mismas, se aprovecha la mínima oportunidad para defraudar impuestos, los funcionarios públicos aprovechan sus cargos para obtener beneficios de las empresas con las que tienen trato, se intenta hacer la trampa en cuanto se puede bien sea a tu jefe, a tu empleado o a tu cliente.

En un país así, ¿De verdad esperamos tener políticos honestos, desinteresados y desprendidos? No seamos ilusos. Y no le pidamos a los representantes públicos que no hagan lo que nosotros hacemos, o lo que le aplaudimos al vecino cuando lo hace.

 

Berlusconi dijo que, en el fondo, los italianos querían ser como él, y realmente tenía razón. La mayoría de italianos querrían ser súper empresarios inmunes a la ley, millonarios excéntricos y perdonavidas y organizadores de orgías. Y por eso le votan.

Berlusconi no es más que el reflejo de los peores instintos de su sociedad, y nuestros políticos no son más que el reflejo de la nuestra.

No lo olvidemos: Cada país tiene al gobierno (y los políticos) que se merece. Y si no nos gustan, si queremos cambiarlos, quizá lo primero que debemos hacer es cambiar nosotros mismos como sociedad, poniendo cada uno nuestra alícuota parte para conseguir cambiar la mentalidad colectiva.

 

TU A BÉTERA Y YO A PICASSENT

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 13-11-2009 en General. Comentarios (5)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/campscostacarcel.jpg 

¡Nuevo estreno en la cartelera! Camps y Costa protagonizan: "Tú a Bétera y yo a Picassent"

 

Cada vez pienso que esto es lo máximo, que es el colmo, que han degenerado de forma incomprensible. Pero no, siempre hay más, siempre pueden apretar la tuerca una vuelta más, y ya no sé si la tuerca es irrompible o es que se rompió hace ya tanto tiempo que estamos dando vueltas sin apretar nada, anclados en un bucle en el que no pasa el tiempo situados absolutamente fuera de la realidad.

 

Después de escribir un post sobre el presunto honorable president Camps llamado “el iluminado” en el que denunciaba sus alucinaciones, su posicionamiento fuera de la realidad y su cinismo patológico, resulta que se desmarca con unas declaraciones que no se oían en sede parlamentaria desde hace más de 70 años.

“A usted le encantaría coger una camioneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta”. Ángel Luna, el portavoz socialista, no debía creerse lo que acababa de oír. No estaba siendo acusado de mentir, ni de difamar, ni de corrupción, ni estaba ridiculizándole, no. El presunto le estaba acusando nada más y nada menos de querer asesinarle, no no, peor, de querer darle “el paseo”, como si estuviésemos en la guerra civil.

 

Se conoce como “paseo” al método en el que solían cometer los asesinatos al principio de la guerra civil en ambos bandos. Generalmente un grupo de milicianos, falangistas o anarquistas, iban al domicilio de la víctima de noche en una camioneta. Le sacaban de noche de su casa y se lo llevaban para asesinarle a las afueras del pueblo en cuestión. Cuando hacían esto, solían decir “Vamos a darle un paseo” de forma macabramente jocosa, puesto que del supuesto “paseo” nunca volvían.

Lo que hizo Camps fue directamente acusar a Ángel Luna de querer pasearle. Sus palabras y su delirante mente estaban evocando a la guerra civil, y a los paseos de los primeros meses. Camps era el “curita”, y Ángel Luna el anarquista exaltado que lo mataba por odio y fanatismo.

 

Con este entorno guerracivilista, hubo otra frase que me llamó mucho la atención. Hubo un momento en que Camps advirtió a Luna que si había despidos en alguna de las empresas introducidas en la querella él consideraría responsables a los socialistas.

Esta frase me recordó mucho a una frase que le dijo el presidente del gobierno republicano, Santiago Casares Quiroga, al diputado Calvo Sotelo: “Después de lo que ha hecho su señoría hoy ante el Parlamento, de cualquier cosa que pudiera ocurrir, que no ocurrirá, haré responsable ante el país a su señoría”.

Este episodio parlamentario, casi en el verano de 1936, lo consideran algunos en preludio de la guerra civil, tanto por el tono como por lo que pasó después. Calvo Sotelo, un político semifascista, hizo una durísima intervención acusando al gobierno de permitir que en España se hubiese implantado la anarquía y considerándole cómplice. Casares le dijo esa frase, seguramente refiriéndose a cualquier alteración del orden público o violencia que pudiese suceder en el futuro. Sin embargo Calvo Sotelo murió asesinado días después por un grupo de policías, en venganza al asesinato de un policía por un grupo de falangistas.

Algunos dicen que la muerte de Calvo Sotelo fue el hecho que llevó a Franco a decidirse a apoyar el golpe de estado que llevó a la guerra civil, y aunque esto es una manipulación interesada, es una idea muy extendida.

 

¿Tenía algo que ver la frase de Camps con este hecho? ¿Qué extraña relación tenía en su mente este caso con el que estaba tratando? Quizá no es más que una interpretación mía, aunque en la dialéctica del debate parece bastante lógica esta hipótesis, o quizá no sea más que la degeneración neuronal del president que le lleva a mezclar cosas sin sentido forzado por la necesidad de defenderse de lo indefendible.

 

Como dije en el post de “El iluminado”, la realidad en nuestra tierra ha sobrepasado una raya en que ya es imposible hablar de estas cosas sin tomárselas a guasa, porque en caso contrario es para romper a llorar.

Por eso, he desarrollado una hipótesis que quería compartir con vosotros. Quizá todas estas pantomimas, estas salidas de tono, estas alucinaciones súbitas y estas barbaridades indecentes tienen una finalidad. ¿Y si se está haciendo el loco para que no le manden a Picassent? ¿Le gustará más Bétera y el verde de la sierra calderona?

¿Qué es una barbaridad lo que digo? Si,si, esperad a la próxima actuación de nuestro president y veréis lo que es una barbaridad.

 

 

Post data para no valencianos: Picassent es el municipio donde se encuentra la cárcel en la provincia de Valencia. En Bétera, otro municipio de la provincia, no hay una cárcel, lo que hay es un conocido centro psiquiátrico.

 

LA CONTAMINACIÓN DEL OASIS CATALÁN

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 07-11-2009 en General. Comentarios (2)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/charca.jpg 

 

Cada pueblo tiene ciertas idiosincrasias que son potencialmente perversas para sí mismo. Esas idiosincrasias usadas por personas de escasos escrúpulos e infinitas ganas de asaltar el poder llegan a generar dinámicas peligrosísimas que impiden a estos pueblos progresar, ser mejores, superar los mitos y complejos del pasado y, en algunos casos, pueden llegar a generar movimientos violentos que se pueden hacer peligrosos para sus propios vecinos en función de la fuerza militar y la época de la historia en que nos encontremos.

 

Yo comento habitualmente las idiosincrasias valencianas, que conozco perfectamente por razones obvias, y que considero una fuente de victimismo, cazurrismo y un muro que nos impide mejorar y progresar, convirtiendo en eternas situaciones inconcebibles para una sociedad moderna.

Pero todo pueblo tiene sus perversas idiosincrasias, y otro pueblo muy cercano al nuestro que también las tiene es el catalán, pueblo que también conozco bastante bien tanto por familia como por experiencias personales.

 

Uno de los mitos que perduran en Cataluña es ese del “Oasis Catalán”. Este término hace referencia a un sentimiento de mayor avance y modernidad de Cataluña respecto al resto de España. Cataluña es moderna, cosmopolita, europea, alejada de ese perverso carácter latino que lleva al populismo y a la tolerancia contra la corrupción.

Este mito ha echado raíces en la mente de los catalanes. Un “Catalonia is diferent” que los catalanes han hecho suyo, aunque con un sentido muy distinto al que usamos con España.

Hay veces que este mito llega a una majadería sin límites. Recuerdo ver una vez una web independentista catalana, donde unos dibujos de un obispo y un guardia civil querían demostrar lo atrasada que estaba España, anclada en un pasado clerical y militar, en contraste con la moderna y europea Cataluña. Era verdaderamente patético, ¡¡A lo mejor no hay curas ni policías en Cataluña!! Lo peor es que el autor del slogan pensaría que estaba creando algo más que la confirmación de su intrínseca estupidez.

 

La operación pretoria y el caso Palau han demostrado de forma cruda y contundente hasta que punto el oasis catalán no era más que un espejismo provocado por los mitos y la falta de hidratación cerebral.

La política catalana ha demostrado estar tan sucia y corrupta como la del resto del estado. No había motivo para que fuese de otra manera, sobre todo cuando en Cataluña se ha producido uno de los focos de corrupción más grandes: La permanencia en el poder de la misma gente durante muchas legislaturas.

Cataluña vivió durante más de dos décadas bajo el caudillismo de Jordi Pujol y su derecha nacionalista Catalana. Llegó un momento en que la propia CiU quiso representar la esencia de la propia Cataluña a modo de fusión mística entre la esencia nacional y el partido (Obsérvese el enorme parecido con el PP Valenciano que no es casual: El Campsismo ha absorbido muchas de las peores esencias del Pujolismo).

 

También se puede decir algo parecido de los ayuntamientos implicados. Ayuntamientos de municipios “obreros” de personas venidas a Cataluña hace décadas, que toda la vida han apoyado al PSC convirtiéndose ese en el único partido posible.

Sin embargo en este caso de la corrupción municipal hay mucho más que hablar, porque me temo que tiene una naturaleza propia que puede ser común a todos los ayuntamientos y estar intrínsecamente unida al boom urbanístico de los últimos años.

Los ayuntamientos quieren dinero y lo consiguen con las recalificaciones de suelo, esto crea una burbuja inmobiliaria que retroalimenta el ciclo, y en este entorno las posibilidades de corrupción aumentan muchísimo.

Pero ojo, que todos tenemos una parte de responsabilidad aquí. He oído miles de veces como los vecinos estaban encantados con todas las construcciones, con las zonas nuevas de sus ciudades y pueblos. “Qué bonito es todo esto”, “Como está creciendo el pueblo, eso traerá riqueza”, “Este alcalde ha cambiado mucho este pueblo”. ¿De verdad pensábamos que no iba a haber corrupción detrás de todo esto? ¿O es que no nos importaba mientras no la viésemos?

Creo que esto de la corrupción municipal es algo para desarrollar en otro post.

 

Ayer la familia del presunto corrupto Marc Prenafeta ha declarado que la operación pretoria es un “ataque al catalanismo” por parte del juez Garzón. ¡¡Hombre, siguiendo el librillo del PP!! Excelente, cualquier chorizo al que pillen con las manos en la masa ya tiene la excusa de la persecución.

Hay que ver como se le ocurre al corrupto y megalómano Garzón detener a dirigentes nacionalistas. Los nacionalistas son intocables, y cualquier exigencia contra ellos se convierte en un ataque a Cataluña. Si se quiere tranquilidad y que no monten circo, más le vale a la justicia “española” que les deje en paz.

Sería incontable en número de ocasiones en la historia que la identificación de la nación con los intereses particulares de una persona o grupos de personas ha provocado golpes de estado y guerras…

 

Por lo menos, los partidos catalanes han actuado con relativa contundencia contra los casos de corrupción, a diferencia de lo acontecido en el caso Gürtel. También es cierto que cuando ves a tus afiliados entrar en el coche celular es más fácil tomar medidas que cuando la imputación no viene asociada al arresto.

De todos modos, tanto CiU como el PSC han empezado la típica guerra del “Tú más”. Cuando deberían callar y pedir perdón, se dedican al patético espectáculo de minimizar sus asuntos y potenciar los de los demás.

 

En esto ha quedado el oasis catalán, en una charca tan densa como la del resto se comunidades. Al final la gran paradoja del nacionalismo es que lo que suele llevar asociado (Victimismo, irresponsabilidad, la nación como escudo de los intereses particulares) es algo universal e internacionalizado entre aprovechados y demagogos de todas partes del mundo.