MÁS DE GÜRTEL

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 27-09-2009 en General. Comentarios (1)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Gurtel.jpg 

 

Cuando el amigo de Camps, juez De La Rua, decidió que el delito de cohecho ya no existía en este país para salvar a su amigo Paco de un incómodo juicio, las huestes del PP salieron firmemente (aunque también moderadamente) a defender la honradez de los políticos populares Valencianos, vendiendo una victoria total que no era más que el primero de los “rounds” que estaban por venir.

 

Cuando vives en Valencia, te has movido por innumerables pueblos, escuchas a la gente, te interesas en la política de tu tierra, etc. Adquieres una sensación de que hay algo muy oscuro detrás del manto de oro con que nuestro Consell ha cubierto nuestra santa tierra. No es sólo esa corrupción típica municipal que seguramente todos somos conscientes de que sucede a nuestro alrededor, el algo más. Esas formas de gobernar, de creerte el amo del cortijo, esa convicción de ser el partido predestinado por la gracia de dios para gobernar aquí, esa forma fanática, enfermiza y manipuladora de ver enemigos por todas partes, el no tener que dar explicaciones por nada, el ignorar a les corts como un órgano molesto e innecesario, el responder a toda demanda lógica de explicaciones con ataques…Todo ello son componentes básicos para crear el caldo de cultivo perfecto para la implantación de la corrupción.

En el momento en que un partido se cree que es eterno en el poder, y la sociedad asume está máxima como verdadera, aparecen las actitudes corruptas, bien porque el partido se llena de chorizos interesados, bien porque los que están dentro dan rienda suelta a sus instintos más bajos. Esto es lo que le pasó al PSOE del tardofelipismo, y lógicamente es algo que debía pasarle al PP, algo que ya ha explotado de una forma distinta a la que le sucedió al PSOE, más local, quizá por la propia composición social de los dirigentes del PP.

 

Esa percepción personal, fruto de la experiencia y de la observación durante años, es la que me hacía muy verosímil que todo este asunto de los trajes y los bolsos no fuese más que la punta del iceberg, que el punto donde no tuvieron cuidado a la hora de realizar sus chanchullos.

Las revelaciones recientes indican que posiblemente, detrás de los trajes y las concesiones, haya un caso de presunta financiación ilegal del PP valenciano. Me gustaría señalar que esto es algo que llevaba meses denunciando en les corts el grupo Compromís pel país Valencià, o lo que queda de él. Seguramente la petición de de este grupo de que se investigue proviene más de una sensación parecida a la mía que de un conocimiento real de la situación, o quizá provenga de la capacidad que tienen los grupos minoritarios de poder lanzar acusaciones duras y sin pruebas en la arena política, ya que no son partidos de gobierno y no tienen que mantener la compostura como los grandes (Ya sé que el PP también hace esto, pero es que el PP se comporta a todas luces como un partido pequeño y sin responsabilidades de gobierno), pero la cuestión es que iban bien encaminados y sus observaciones parece que podrían ser acertadas.

 

Leyendo las distintas prensas, intentando extraer entre líneas, da la sensación de que esto de Gürtel nos va a traer todavía muchas sorpresas. A parte de la probable decisión del supremo de reabrir el caso de los trajes y de la apertura de una investigación por financiación ilegal, parece que hay más cosas.

Se habla de carísimos relojes de la joyería Suárez que van a salir a escena en cuanto se levante el secreto de sumario. Es más, se oyen rumores de cuentas en Suiza que pueden desvelar y confirmar la presencia de pagos en B entre el PP valenciano y las empresas de la trama Correa.

Por otro lado, e independientemente de lo que pueda parecer externamente, las espadas parecen alzadas en el PP. Muchos dirigentes Campsistas echan la culpa a Zaplana y a su amistad con Rubalcaba del descubrimiento de todo esto.  Además, la amistad de Zaplana con Pedro J. Ramírez, dicen, es la que marca la actitud de este periódico contra los populares valencianos.

 

Esperemos acontecimientos y preparémonos para una larga temporada de Gürtel. Yo ya aposté con que el futuro de Camps estaba acabado. Ahora pienso que también Costa está acabado, a pesar de que hasta ahora pensaba que era el único que saldría indemne de todo esto de los trajes.

Se prepara un fortísimo terremoto en los próximos meses. El PP actuará como ha hecho hasta ahora, es decir, intentando mancharlo todo, repartir sospechas, crear desconfianza, denunciar persecución; el gobierno callará o hablará tímidamente, los jueces barrerán para casa. Esperanza Aguirre confiará en que Gürtel no rompa su suerte y los medios promocionarán o esconderán los escándalos en función de su tendencia.

 

Es como una película como el guión marcado. Eso sí, con estos actores, el final es imprevisible, por mucho que la línea argumental nos indique cual es el final más probable. Y al final nosotros, la crítica, dictaremos la sentencia política. No sería la primera vez que se concede críticas positivas a una mala película y a unos nefastos actores.