LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

TRAS LA CÁSCARA DEL ALTRAMUZ

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 14-03-2010 en General. Comentarios (6)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/ricospobres.jpg 

 

Creo que ya he contado alguna vez que los Jueves sobre las 18.15 de la tarde escucho el programa La Ventana de la cadena SER. Ese día a esa hora emiten una sección de búsqueda de empleo, en la que dos catedráticos de economía aconsejan a los oyentes que llaman por teléfono (generalmente en paro) sobre qué pasos deberían seguir, como formarse, etc.

La verdad es que creo que estos catedráticos no son las personas más adecuadas para dar estos consejos. Cuidado, son gente muy preparada, y oyéndolos hablar de economía aprendes muchas cosas, pero esos conocimientos teóricos no son fácilmente aplicables a los casos que se les presentan. Cuando les oigo hablar, observo un desconocimiento importante de cómo es el mercado laboral, cual es la realidad y las prácticas habituales, etc. Muchas veces lo que indica la teoría lo desmiente la práctica.

 

Bien, en el último programa hubo un caso que me llamó la atención. Al iniciarse la sección llamó una chica licenciada en derecho que tendría unos 35 ó 40 años. Había trabajado muchos años en la banca, en distintos departamentos, pero fue despedida hace un año y medio. Al oírla hablar se le notaba una persona preparada, con formación y bastante vehemente.

Pues al final de la sección llamó un empresario para ofrecer un trabajo a esta chica. Era una empresa que vendía productos y servicios de telefonía móvil, y que quería abrir una delegación en Madrid. De hecho dijo que para el día siguiente había un curso de formación con las personas que iban a componer la delegación, y le ofreció (hablando, pues ambos estaban en antena) que se pasase por allí al día siguiente y que si le gustaba lo que le ofrecían pues que empezase la formación allí mismo.

 

La chica dijo que iría, pero creo que se dio cuenta que no estaba muy claro lo que le ofrecían. Ella dijo que iba, porque “yo lo que quiero es trabajar”. Al oír esto, el empresario descubrió algo más: “Claro porque no está el tema para rechazar lo que yo propongo”. ¿Os suena esta frase tan mal como a mí?

Porque no hay que ser un sabio para darse cuenta de lo que le está ofreciendo el empresario, sobre todo viendo el sector: Un trabajo comisionista, con comisiones miserables y darse de alta como autónomo, y si un mes no vendes lo que toca a la reverenda calle.

Este es el tipo de trabajo que se está ofreciendo en España. En este momento de tanto paro, de tanto joven que no puede entrar en el mercado laboral, tanta gente mayor que nadie quiere contratar, proliferan estos “empresarios” como setas. Os voy a contar otro caso y sabréis por qué estoy casi seguro de lo que le van a ofrecer a esta chica muy preparada.

 

El otro día una persona que conozco, una mujer mayor de más de 50 años, estuvo en una entrevista para ser comercial. La empresa tenía 3 productos, uno de ellos era telefonía móvil, y otro era electricidad y gas. A las personas que iban allí se les hacía una pequeña presentación, y después les hacían elegir uno de los tres productos. Esta señora eligió electricidad y gas.

El primer día no se les decía nada de las condiciones laborales, algo bastante sospechoso. A mi me preguntó esta señora que como lo veía, que ella estaba contenta porque le habían dicho que contaban con ella y que le habían dicho que el día siguiente le darían más detalles. Yo no pude decirle realmente lo que pensaba y hundirle la ilusión, pero me imaginaba de qué iba el tema. Esta señora es una mujer mayor, con escasa formación. Era muy curioso que la seleccionasen al instante sin ningún conocimiento ni formación específica.

 

Bien al día siguiente destaparon el cebo. Obviamente iban a ser comisionistas, sin sueldo fijo. En principio nadie dijo nada de ser autónomo, dejando entrever que las comisiones podían ser perfectamente en negro.

En el sector que ella eligió se trataba de vender a los vecinos de determinadas zonas de la ciudad, a puerta fría, la unificación de los suministros de electricidad y gas con contratos de una conocida eléctrica. Por cada contrato que consiguiesen les pagarían 29 euros, y lo que era más cachondo, por cada persona que “captasen” que se ofreciese a trabajar de vendedor para esta misma empresa le pagaban no sé si 70 ó 80 euros (Al típico estilo de los timos piramidales).

Quiero puntualizar una cosa. Esta empresa no es una “eléctrica”. Muchas eléctricas, no todas, trabajan con algo que se llama “canales de venta”, que son empresas externas que se dedican a vender estos productos entre particulares (para empresas hay una estructura más seria y técnica). Esto era un canal de venta, y viendo el tema creo que podía ser un canal de venta de un canal de venta, sin relación alguna con la eléctrica original ni quizá conocimiento de la misma de que esta gente vendía sus productos.

 

Ya veis el tema, comisionistas, nada de contratación de ningún tipo, posibilidad de cobrar en negro. Pero ahora viene lo mejor. Todos estos “trabajadores” que contrataban tenían que empezar a las 8 de la mañana en las oficinas de la empresa y acabar la jornada a las 9 de la noche en las mismas oficinas. Auditoría diaria cuando no les pagan ni un céntimo si no venden.

Pero es que hay algo mejor. El responsable de allí, que no tenía un parche en un ojo ni un loro en el hombro, les dijo que tenían que trabajar todos los días, y ¡No podían cogerse vacaciones! Es decir, no hay salario, no hay contrato, pero usted haga lo que yo le diga, trabaje 12 horas al día y no se coja vacaciones porque si no, no cobra comisión.

 

Mirad, un canal de venta gana fácilmente unos 50 ó 60 euros como mínimo por cada contrato de este tipo que hagan. En el momento actual del mercado gasista podría ser que les pagasen más. A estas personas les pagan 29 (si superaban x contratos al mes, si no eran creo que 22), y el resto del dinero se lo lleva unos señores que no arriesgan nada y que lo único que hacen es darles media jornada de formación y recoger contratos (aunque quizá, como he comentado, aquí haya una subcontratación de una subcontrata).

Esto de los canales de venta también es muy típico en telefonía, otro servicio que tienen casi todos los usuarios. Ahora, después de esta historia, ¿Qué pensáis que le van a ofrecer a la licenciada en derecho con más de 10 años de experiencia en la banca? Yo lo tengo claro, y creo que vosotros también.

 

Como dice la popular historia, el hombre que por pobre sólo comía altramuces se dio cuenta que, cuando tiraba las cáscaras, venía otro hombre detrás que las recogía.

En este país de sueldos para comprar altramuces, hay muchas personas que consideran que les están haciendo un favor a los pobres trabajadores por permitirles recoger las cáscaras. Y lo peor, hay un estado que lo permite.

 

CENSURA A LA VALENCIANA (II)

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 10-03-2010 en General. Comentarios (5)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/fotocensuradapp.jpg 

 

Esta es una de las fotos censuradas por la diputación de Valencia hace unos días, cuando mandaron descolgar unas cuantas fotos de la exposición “Fragments d’un any”, promovida por la Unió de periodistes valencians.

 

Os comento un poco la historia. Resulta que la unió de periodistes valencians lleva ya unos años haciendo una exposición con las mejores fotografías del año que se expone en el Muvim, el museu valencià de la il.lustració i la modernitat. En la inauguración de la edición de este año asistieron dos diputados provinciales del PP (El muvim depende de la diputación de Valencia, dominada por el impresentable Alfonso Rus), que se escandalizaron al ver fotos del caso Gürtel como la que veis aquí.

Los diputados se quejaron de esas fotos a los organizadores, y al día siguiente la diputación ordenó quitar una decena de fotos. Ante el hecho, el director del Muvim, Román de la calle, dimitió en señal de protesta contra el acto de censura. Tal ha sido la polémica, que muchos dirigentes del PP a título personal se han mostrado en contra de esta censura.

 

Este es el resumen de la jugada. No es la primera vez que el PP de la comunidad Valenciana hace cosas como estas. De hecho, hace unos meses hubo un acto de censura cultural parecida que expliqué en este blog (http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/1257285420/) con una ópera que hablaba de Cataluña.

Como es lógico toda la oposición (Sí, si, aquí hay oposición, ¿No lo sabíais?) ha criticado duramente al PP y a la diputación. Hasta la alcaldesa de Valencia y González Pons se han mostrado en contra de la censura, tibiamente, pero lo han tenido que hacer ante la obvia aberración que ha cometido la diputación.

 

Román de la Calle ha dimitido valientemente. Ha explicado las cosas tal y como pasaron. Catedrático de la universidad de Valencia, escritor en lengua Valenciana y persona de cultura, no podía permitir un atentado a la cultura y a la libertad de expresión como este.

Quizá al lector no valenciano le pueda parecer que este es un hecho de escasa importancia si lo oponemos con los problemas económicos, el paro, la corrupción, etc. Si sólo analizamos los hechos puede ser así, pero circunstancias como estas son muy relevantes, no por el hecho en sí, si no por lo que dejan ver de la personalidad y los valores de las personas que han tomados estas decisiones.

 

Porque el censurar una obra de Chapí ó censurar unas fotos que no te gustan no es importante como hecho puntual, pero es importantísimo como método de entender la política. Seamos claros, esta acción ha sido propia de épocas pasadas, ha sido propia de la dictadura que vivió España hace décadas.

Porque quien quita unas fotos que no le gustan de una exposición es capaz de censurar todo lo que no le guste, es capaz de usar el poder político y las administraciones como una empresa personal, es capaz de enchufar en la administración a los amigos y relegar a los enemigos, es capaz de caer en la corrupción. No, no es exagerado, esto representa una forma de entender la política, convierte en transparente el pensamiento de que “Valencia es mia” ó “La administración es mia”, deja claro y es totalmente coherente con este proceso de degeneración moral e intelectual en el que está inmersa la comunidad valenciana.

 

Es importante tener claro que esto, al final, proviene del rockero Alfonso Rus y sus lacayos lameculos. Ya he hablado de Rus alguna vez y no precisamente en términos positivos. Es el arquetipo de cacique de otra época, que dirige su territorio con una mezcla de paternalismo y endiosamiento. Personaje analfabeto funcional, que se enorgullece de su falta de cultura, cultura a la que desprecia e insulta en cuanto puede. Jamás entenderé a la gente de Xàtiva como pueden aceptar que un individuo de ese nivel sea su alcalde.

¿Sabéis lo peor? Que estás cosas te indignan, te cabrean, te hunden tu orgullo valenciano, pero no te sorprenden. No, es que cosas como estas las hacen todos los días, son algo habitual. Manejan esta tierra como caciques que mandan sobre todo, con su pan y circo para atontar a las masas. Han idiotizado a parte de esta sociedad con unas esencias frívolas y victimistas.

 

Un día me dijo un lector que no es valenciano pero que conoce esta tierra que “sé que los valencianos "de antaño" están bastante asqueados con la ignorancia en general que hay y el fanatismo pepero en manos de Camps y Doña Rita”. Leí esta frase y me pareció de una lucidez extrema, sobre todo viniendo de una persona conservadora.

Porque Valencia no ha sido siempre así, patéticamente empeñada en tener cosas grandes para superar sus complejos, envidias y miedos. Fue una zona abierta al mundo durante siglos, ha sido cuna de movimientos liberales, progresistas y republicanos. Ha sido tierra de cultura, de emprendedores, de campesinos orgullosos de sus tierras y no de cuanto podían sacar de ellas vendiéndoselas a un constructor. Ha sido tierra de acogida de emigrantes de otras zonas de España, capital de España fugazmente, Valencia ha sido ciudad conocida por su importante universidad, cuna de intelectuales.

Esto de hoy no es la Valencia donde yo nací. Es mejor en algunas cosas pero su espíritu, su alma es mucho más pobre. Hoy está llena de un chovinismo que descubre sus complejos, de victimismo, de pijerio y frivolidad, de separatismos estúpidos, de un Lizondismo mezclado con una derecha cutre que lo ha invadido todo.

 

Cosas como esta censura estúpida no hacen más que confirmar estos hechos.

En la manifestación de protesta que se hizo en la puerta del Muvim, el ya exdirector Román de la Calle ha repetido varias veces “¡somos ilustrados, somos ilustrados!”, que es, quizá, la antítesis absoluta del gobierno y el partido que gobierna esta comunidad.

Ojala que estas palabras se claven simbólicamente sobre los adalides de la incultura como Alfonso Rus, y se claven, también, sobre las mentes de todos los valencianos, para que acabemos con este imperio de la vulgaridad que nos está destruyendo.

 

ARGENTINIZACIÓN, CONVERTIBILIDAD Y EURO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 08-03-2010 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Carlosmenem.jpg 

¿A que se parece a Berlusconi?

 

Como saben muchos lectores yo tengo bastante miedo de que España caiga en una espiral descendente y depresiva como la que sucedió en un país hermano, Argentina.

Argentina, uno de los países más ricos del mundo a principios del siglo pasado fue cayendo en un empobrecimiento progresivo que lo ha llevado a la situación en la que está ahora.

Estos análisis, el por qué un país se enriquece más que los demás o el contrario, por qué un país se empobrece progresivamente, son difíciles y responden siempre a multitud de causas distintas que tiene una carga determinada sobre el resultado final. Por eso me voy a concentrar en ciertos hechos de la historia económica Argentina.

 

A finales de los 80 Argentina estaba asolada por una importante hiperinflación. En 1989 Carlos Menem, peronista, fue elegido presidente de la Republica. Menem nombró como ministro de economía a Domingo Cavallo, que traía bajo en brazo una receta para acabar con la inflación: La ley de convertibilidad del Austral.

Al Austral, la antigua moneda Argentina, se le aplicó una tasa cambiaria fija con el dólar estadounidense de 10.000 a 1. Poco después se creó una nueva moneda aún vigente, el peso convertible, que fijó su valor en 1 Dólar. Un peso, pues, quedaba valorado en un dólar y el aumento o descenso de su valor quedaba marcado por la oscilación del dólar en los mercados de divisas, pues esta relación quedaba fija en todo caso.

El país quedaba de facto dolarizado, aunque con otro nombre.

 

Gracias a esta ley de convertibilidad la inflación se contuvo, y permaneció bajísima durante todo el periodo de la paridad peso-dólar. La temida hiperinflación había desaparecido, pero se había plantado la semilla para un futuro desastre.

El peso se convirtió en una moneda de un alto valor, y eso convirtió a la Argentina en un país con una moneda poderosa. Las importaciones se convirtieron en mucho más baratas, y el país pudo importar a precios comparativamente bajos. Los Argentinos sintieron como su poder adquisitivo era alto y podían viajar al extranjero pues el valor del peso era muy alto y su cambio también. Creo que de esa época viene el comentario de que los argentinos se creían que eran Europeos.

Pero también es cierto que todo en Argentina era carísimo. Por ejemplo, el otro día encontré una carta que recibimos en casa en el año 94 desde la Argentina en el que nos comentaban que un Café en un bar costaba, al cambio, unas 300 pesetas. En ese momento, en España, un café no costaba más de 100 ó 120 pesetas. Haceros una idea de la situación y de los precios en un país que, en ese momento, ya era más pobre objetivamente que España.

 

La fortaleza de una moneda puede parecer algo positivo pero si esa fortaleza no se corresponde con una economía poderosa esto puede ser el peor enemigo de un país.

La moneda fuerte lleva a que las importaciones sean baratas, pero también a que las exportaciones sean muy caras. Y un país, la economía de un país, puede verse favorecida por importaciones baratas (es más fácil, por ejemplo, modernizar los bienes de equipo), pero fundamentalmente depende de sus exportaciones si su economía es muy abierta.

A finales de los 90 Brasil devaluó su moneda. Esta devaluación llevó a que los productos Brasileños fuesen más baratos en el exterior y, a la vez, a que los productos importados fuesen más caros. Argentina exportaba principalmente a Brasil, pero ante la devaluación del Real Brasileño y la fortaleza del peso las exportaciones argentinas cayeron en picado, cambiando prácticamente el flujo de las exportaciones e importaciones entre los dos países.

 

Toda esta etapa de paridad Peso-Dólar se caracterizó también por una ola de privatizaciones que produjo que todas las empresas privatizadas acabasen en manos extranjeras, una expansión del consumo (ante la ilusión económica de riqueza), y un aumento progresivo del paro y, por lo tanto, de la desigualdad social.

Como veis todo muy típico de las recetas neoliberales que se aplicaron en multitud de países con grados de desarrollo medio y que acabaron haciendo mucho daño. En otros países más desarrollados las recetas neoliberales no hicieron daño en ese momento, si no que lo están haciendo ahora, desde el 2008.

 

Esta situación finalmente generó el famoso corralito del que todos os acordaréis y la devaluación del peso, que creo que actualmente vale menos de un tercio de lo que llegó a valer.

Desde 2001 hasta ahora a Argentina no le ha ido mucho mejor. Justo cuando empezaba una lenta recuperación llegó la crisis internacional. De hecho a mi me cuentan, por ejemplo, que en Argentina los alimentos son carísimos, al nivel de España, cuando los salarios son muchísimo más bajos.

 

¿Cuál era mi intención contando todo esto? Cuando miro a la Argentina de Menem y de la ley de convertibilidad veo grandes similitudes con los países del Sur de Europa: España, Portugal y Grecia.

Nosotros también hemos vivido los últimos años con una moneda muy fuerte que nos ha gravado las exportaciones y ha convertido en caros y difícilmente vendibles muchas de nuestras manufacturas. La ilusión de “nuevos ricos” también ha llevado a la explosión del consumo, y en nuestro caso de un bien que ha provocado un efecto dominó terrible: La vivienda.

Creo que el tema del Euro es algo que se ha obviado en el debate económico de este país. Hablamos mucho de las causas de la crisis, más o menos coincidimos en ellas (me refiero en debates serios, no en esos que le echan la culpa exclusivamente a Zapatero), pero se omite siempre el problema que nos puede haber ocasionado una moneda tan fuerte, y el problema de gestión de la crisis que produce el no tener una política monetaria propia.

 

LOS TOROS COMO EXCUSA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 05-03-2010 en General. Comentarios (18)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/toros.jpg 

 

A estas alturas de la película van quedando pocas dudas de que la política, no la política con P mayúscula y de verdad sino el show político al que juegan los partidos políticos de este país, es un gran fraude.

Cuando el gobierno se dedica a hacer leyes determinadas sobre libertades públicas y moral (Aborto, igualdad, etc.) se le acusa desde la oposición de crear cortinas de humo para ocultar los problemas económicos. Estos argumentos pueden tener algo de verdad, pues el gobierno tiende a sobredimensionarlos para dar una imagen de gobierno activo y progresista, aunque también tienen una parte de frivolidad pues estas cuestiones sí son importantes para las personas que han tenido problemas por ciertas realidades y restricciones, aunque este punto es ininteligible para muchas de las personas que no se han visto nunca en esta circunstancias (ya hablaré algún día sobre la falta de empatía social).

 

Resulta que ahora los mismos que se dedican a acusar a otros de crear cortinas de humo han creado una fantasía política en base a algo absolutamente absurdo como son los toros.

Realmente no es una fantasía política, es algo peor. Es el uso de ciertas costumbres, gustos y preferencias populares para ponerse al frente de la pancarta de la Españolidad y a esencia de la misma, convirtiendo los debates en debates de su interés político y para su interés político. ¡Somos los defensores de las tradiciones Españolas! Qué bonito, qué profundidad intelectual, que altura de miras para este país.

 

En todo este tema hay mucho que rascar. Los que han empezado son los nacionalistas Catalanes, que han sido los primeros en asociar los toros con la idea de España (será porque no debe haber toros en Portugal o en Latinoamérica). Los nacionalistas de todas clases son potencialmente peligrosos y convierten la vida de las personas en un contenedor de esencias nacionales eternas extirpando a las personas parte de su libertad cultural. Te pueden llegar a tratar de traidor por no hacer lo que hacen los demás y no defender a tu “pueblo”, aunque más que por eso el calificativo de traidor está reservado a los que se oponen a sus paranoias subnormalizadoras. Es el poder lo que importa, básicamente, lo demás es parte de paranoia pero parte del vestido que se usa para conseguir el poder.

Pero en los países como el nuestro donde hay nacionalismos periféricos opuestos a otros nacionalismos o centralismos entra un segundo actor en juego, que es el “enemigo” de estos y el defensor de las ideas opuestas. Este segundo actor suele entrar en un juego de retroalimentaciones con esos nacionalistas, creando conflictos, tensiones, y alzando banderas de defensa de las esencias X sobre las que se hable.

En el caso de España se ve claramente. El PP y ERC, fuerzas opuestas políticamente, entran siempre en un juego que favorece a ambos. ERC exabrupta provincianamente contra algo “español”, el PP se indigna, saca la demagogia y la chabacanería a pasear y moviliza a sus bases más, digamos, poco ilustradas.  Empieza una guerra donde unos y otros acusan al otro o bien de intentar romper España o bien de intentar oprimir Cataluña.

¿Resultado? Ambas fuerzas políticas suben en votos al haber movilizado a personas bastantes primarias y susceptibles de su respectivo electorado potencial. Esta realidad no debería ser desconocida por nadie.

 

Esta realidad ha provocado una guerra estúpida. Una vez se ha provocado una alianza entre nacionalistas y antitaurinos en Cataluña para prohibir las corridas (unos por interés, otros por un convencimiento moral, opción muchísimo más respetable), la señora Aguirre, la Agustina de Aragón del siglo XXI, no ha perdido un minuto para echar fuego a la caldera de retroalimentación. Si los catalanes hacen A yo hago B, aunque no se me hubiese ni pasado por la Cabeza hacerlo antes de ver lo que ha pasado. Puro politiqueo cutre para pasar el rato y exaltar a las personas potencialmente exaltables.

En la comunidad Valenciana esto tiene más guasa aún. Porque el Consell además de defender este concepto cutre de la Españolidad y de seguir, a la vez, las orientaciones del partido, tiene un tercer motivo aún más poderoso: Oponerse radicalmente a las acciones del enemigo invasor Catalán. Y esto por aquí también vale mucho para exaltar al cateto local. Hay algo más, pues en esto del BIC subyace la guerra del Cabanyal, pero bueno no voy a entrar en detalles.

También Murcia se ha agregado a esto y Extremadura ha dicho algo. No sólo el PP se sube al carro como veis, pues el Sr. Fernández Vara no ha perdido un segundo para ganar simpatías y unos votitos entre los taurinos. El interés político y la propaganda basada en sentimientos primarios no tienen un solo color político.

 

Aquí en Valencia se ha hablado también de los “Bous al Carrer” (Toros en la calle), con una variante terrible y lamentable, el Bou embolat (Aquel toro al que le ponen fuego en las astas para que se vuelva loco). Salvajadas varias para entretener al incauto Español de a pie.

 

A mi este debate me da mucha rabia por el trasfondo que os he comentado, por esta explosión de medidas y declaraciones de políticos cutres ávidos de apoyo, que muestran hasta que punto las democracias modernas se han convertido en un Show ajeno a criterios morales, intelectuales y técnicos.

Obviamente también tengo una opinión sobre el fondo de la cuestión. A mi no me gustan los Toros, y me parece patético que la gente se divierta viendo como un Toro es herido, pasa a moribundo hasta que finalmente se derrumba definitivamente, ante el gozo popular. Ya no es el hecho de matar un animal. El clamor popular, los aplausos entusiastas, para mi son reflejo de una sociedad narcotizada y algo salvaje.

Pero también soy pragmático. No voy a exigir sin alternativa que los toros sean abolidos. A mi me gustaría, creo que sería reflejo de una sociedad más sana, más civilizada y menos primaria, pero entiendo que un tijeretazo de una tradición centenaria no es fácil.

Pero creo que hay que avanzar en este camino. Me parecería un buen inicio, por ejemplo, hacer lo que hacen los portugueses, que es la prohibición de matar al Toro. El Bou embolat, por ejemplo, lo suprimiría, pero entiendo que el caso dels Bous al carrer es diferente y se podría mantener.

 

Pero francamente, este no es el debate. Lo fue el primer día, quizá el segundo, pero ahora no. Ahora no se ha convertido más que en estas perversas costumbres de los políticos Españoles de generar follón en donde pueden y por lo que pueden. Es, una vez más, iniciar un conflicto para que las fuerzas extremas se favorezcan del mismo.

Son estas Españoladas tan típicas de nuestra política, y que al final todos validamos con nuestro voto, cautivo… o incauto.

 

UNA DE POLIS Y CACOS (CONTINUACIÓN)

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 03-03-2010 en General. Comentarios (8)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/policiasimpsons.jpg 

 

Todavía estoy alucinando en el momento que escribo esto, pero es que la historia de ayer tiene continuación.

Bien, por lo que sé un día después que yo fueron a declarar dos dependientas del comercio que está al lado de mi casa y que intentaron robar. Supongo que identificarían a los mismos sujetos que yo, pues según he sabido alguno de estos sujetos entró en ese comercio varias veces en días diferentes, merodeando y observando donde podía haber dinero. Parece que el dueño del local, avisado por una de las dependientas, se mosqueó bastante y estuvo a punto de llamar a la policía, pero cuando tuvo el pensamiento de llamar si volvía a entrar el mismo personaje éste ya no volvió.

 

En fin, paso a relatar los hechos de hoy. Cuando he llegado a casa después de trabajar me han dicho: “No te vas a creer lo que ha pasado”. Lo que había pasado es que esta noche han hecho un butrón en el mismo cuartito del portero en el que intentaron entrar la noche relatada para entrar en el comercio colindante, cosa que los ladrones esta vez sí han conseguido, y en el que han conseguido robar bastante dinero, miles de euros según me han dicho.

Obviamente se trata de los mismos rumanos que el otro día, que han persistido en sus fechorías hasta que lo han conseguido. La cosa es increíble, absolutamente. Cuando estuve declarando el otro día el policía me dijo que, una vez salieron de mi portal después de cruzarse conmigo, estuvieron merodeando una media hora mientras decidían si volver a entrar o no, desistiendo al final.

Imagino que este tipo de ladrones tendrán una mecánica parecida, y si fracasan en un intento lo volverán a intentar más cuando han estado días preparando el golpe. Sé que la policía conoce las costumbres y mecanismos de estos malhechores, así que deberían haber intuido que lo volverían a intentar en pocos días. Si los estaban vigilando y sabían donde estaban (porque los vigilaban y conocían), ¿Cómo demonios no han tenido una vigilancia especial sobre este comercio? Sólo tres días después de la primera intentona los chorizos han vuelto a intentarlo, y sabiéndolo toda la policía de la ciudad no han tenido el más mínimo problema para arrasar con el último euro.

 

Para rematar la historia resulta que la alarma del local saltó cuando entraron. La empresa de seguridad se pasó por la puerta del comercio, pero al ver la puerta cerrada pensó que era una falsa alarma y no le hicieron el mayor caso.

Verdaderamente increíble. A un comercio que ha sufrido un intento de robo tres días antes por unos delincuentes que habían preparado el golpe le salta la alarma a altas horas de la madrugada, y la empresa de seguridad piensa que es una falsa alarma. Como mínimo, es una falta de información y de comunicación terrible.

He pasado por el comercio después de hecho. He visto el agujero por el que pasaron y la verdad es que era muy pequeño. Yo, que no soy grande y soy relativamente delgado, no hubiese podido pasar por allí. Da la sensación que sólo uno de ellos, el más joven y delgado, pudo entrar, pasando el dinero por el agujero a los otros dos.

 

La historia es básicamente esta. El otro día tendí a pensar que la policía era eficiente, de hecho los estaba siguiendo y casi los pillan con las manos en la masa. Me localizaron de forma bastante sofisticada, vamos tampoco hace falta ser un agente de los de CSI para localizarme, pero bueno por lo menos demostraban tener bases de datos bastante completas.

Pues bien me he enterado hoy que supieron quien era porque se cruzaron con un vecino y le preguntaron por un hombre joven de unos 30 años, y el vecino dijo donde vivía. Nada de comprobar padrones municipales ni bases de datos, como yo me imaginaba.

Y lo más grave, que sabiendo que hay unos delincuentes con el objetivo de robar este local no hayan vigilado el negocio durante unos días. Porque ya no es estar 24 horas sin quitar la vista del local, pero coño, si estás por ahí te enteras cuando suena la alarma.

Francamente toda la competencia que quería creer el otro día se me ha caído al suelo al enterarme de estos hechos.

 

Sólo espero que hayan dejado huellas dactilares en algún sitio. Si las encuentran los podrán detener con toda la información que tienen. No recuerdo si estos individuos llevaban guantes cuando los vi, pero espero que no los llevasen, o por lo menos tuviesen algún descuido.

Yo tengo familiares policías y otros que aspiran a serlo. Muchas veces he pensado que la policía Española había mejorado mucho respecto a su aspecto tradicional de policía incompetente, cutre, casposa y salvaje. El rápido descubrimiento de los autores del 11-M, la cantidad creciente de casos de corrupción descubiertos por la fiscalía anticorrupción o el perfecto conocimiento sobre la realidad de ETA hasta tenerla al borde de la desaparición me llevaban a pensar que nuestra policía había mejorado mucho.

Pero hoy mis sentimientos son los contrarios, y he comprobado la cara incompetente de la policía o, por lo menos, de ciertos departamentos de ella.