LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

EL ALAKRANA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 18-11-2009 en General. Comentarios (15)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/alakrana.jpg 

 

No quería hablar del Alakrana. Lo considero un asunto dificilísimo en el que cualquier opción que se hubiese tomado hubiese sido negativa. Yo, que soy un poco bravucón, hubiese tendido a escribir que las fuerzas especiales del ejército deberían haber asaltado el barco y reducido a los piratas. Pero, quizá, esa opinión mia hubiese estado llena de demagogia y sólo hubiese podido ser defendida desde la tranquilidad de mi casa y desde mi posición en la que puedo hablar y decir lo que me plazca sin que la vida de nadie esté en juego por mis palabras o por mis actos.

Esa contención me llevó a entender que debe ser muy difícil actual tran contundentemente cuando puedes provocar muertos, así que evité hablar del tema.

 

Pero durante el día en el que escribo (miércoles 18 de noviembre) me he ido calentando hasta no poder más. El día después de la liberación del atunero vasco mediante rescate, la prensa conservadora de este país ha amanecido con titulares y editoriales basados en el brutal ataque contra el gobierno, al que acusan de irresponsabilidad, de incompetencia y de pegar rescates millonarios como cobardes.

La prensa de este país, sobre todo la conservadora, es nauseabunda. Si hubiese habido un asalto militar al Alakrana y hubiese muerto un solo tripulante, hubiesen sido los primeros que le hubiesen echado en cara el muerto al gobierno. Lo hubiesen acusado de irresponsable, de chulo, de militarista y de jugar con las vidas de las personas como una mercancía sólo por ahorrarse unos euros. Pero como ha sido al revés le acusan por lo contrario.

 

Lo que me ha hecho casi desbordar ha sido la actitud de Mariano Rajoy y su partido. Todos sabíamos que estaban afilando los cuchillos para cuando la crisis del Alakrana acabase, daba igual como y cuando, puesto que la crítica la iban a hacer igual. Ya hubo conatos de acusaciones, en esas acciones tan típicas del PP en las que le suele salir ese veneno que llevan dentro por la boca sin poder taponarlo, aunque fueron hábilmente cortadas a tiempo para no desacreditarse. De todos modos, estar diciendo a todas horas que no vas a decir nada por responsabilidad pero que ya hablarás cuando acabe la crisis no deja de ser una paz cínica y una actitud de perdonavidas poco aceptable.

Pero este partido, en sus ansias infinitas de asaltar el poder, ha sido capaz de ¡¡Pedir el cese de tres ministros!! Menos mal que la ministra de sanidad estaba ocupada con la gripe A, que si llega a aparecer en la esquina de una foto piden mañana su reprobación en el congreso.

Este despropósito, este exceso absoluto, esta patética falta de medida en las palabras y actos lleva al PP inexorablemente a ponerse a la ciudadanía en contra incluso en ocasiones que tienen razón. No sé que tipo de energúmenos los asesoran, pero cada vez que tienen una oportunidad de parecer un partido serio, cuando tienen herramientas para ejercer una crítica seria y proporcionada, acaban siempre intentando montar un cisma tan enorme que quedan desacreditados, y su adversario fortalecido.

Y me vuelvo a plantear la pregunta de antes, ¿Qué hubiese dicho el PP si hubiese muerto alguien en un asalto militar? No me lo quiero ni imaginar, pero con el sadismo de este partido estarían amenazando ya con la ruptura de todos los consensos habidos y por haber y pidiendo la dimisión hasta del apuntador.

 

Y finalmente la gotita que ha colmado mi siempre aparente pero no siempre real calma espiritual ha sido las palabras de uno de los contertulios del programa “la ventana” de la cadena SER, que era miembro del PNV. Sin ningún rubor, este señor ha pedido que soldados del ejército Español estén en los barcos pesqueros defendiéndolos. Es escandaloso. Este señor, que considera que el ejército Español es un ejército de invasión de su ficticia nación, que desea la retirada de toda base militar en Euskadi, ahora quiere que este ejército de la invasión defienda a los pobres vascos invadidos en aguas conflictivas.

El gobierno Español y su ejército han defendido, bien o mal mejor o peor, al Alakrana que recordemos navegaba bajo bandera Vasca, no Española. No ha habido un solo acto de dejadez o de delación de funciones por parte de las instituciones Españolas, como lógicamente tenía que ser. Y estos señores, que recordemos son los primeros que se vanaglorian de estos hechos tan nacionalistas, no han mostrado más que una crítica feroz cargada de cinismo aprovechando que no están en el gobierno vasco.

 

Yo creo que el gobierno se ha equivocado en muchas cosas. Principalmente en no aceptar hace meses la presencia de personal armado en los barcos, cosa que han rectificado ahora. Ahí se les puede criticar y pedir responsabilidades. En la imagen pública de descoordinación también se les puede criticar. También, con sumo cuidado con los argumentos, se puede defender una política de no pagar rescates y de acciones más contundentes.

Pero lo que no se puede aceptar es que unos señores que no han tenido responsabilidad en las manos se dediquen a morderle la yugular a un gobierno que tenía la responsabilidad de preservar la vida de unos marineros Españoles. Aprovechar la falta de responsabilidad de tus actos es asqueroso. Y más asqueroso lo hubiese sido con muertos de por medio.

Afortunadamente no ha sido el caso, pero esta política me recuerda una imagen que ví en un capítulo de 7 vidas. En él, unos jubilados se dedicaban a ver unas obras de un edificio desde la verja, mientras se metían con los obreros porque no trabajaban, no cargaban con peso o cosas así. Imaginaos a los ancianos llamando mariquitas a los obreros que se ponen los cascos y los arneses para no jugarse la vida, mientras ellos están tranquilamente al otro lado de la barrera.

El PP y el PNV me han recordado a estos ancianos.

ENFERMIZO BIPARTIDISMO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 16-11-2009 en General. Comentarios (6)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/biparticionnacional.jpg 

 

En un antiguo capítulo de los Simpsons los candidatos republicano y demócrata a la presidencia de EE.UU son sustituidos por extraterrestres disfrazados de estos mismos candidatos. Los extraterrestres creen que esta es la mejor manera para conquistar la tierra, puesto que conocen que siempre gana uno de los dos candidatos.

En cierto momento del capítulo los extraterrestres se descubren ante la opinión pública, y expresan claramente sus verdaderas intenciones esclavizadoras, y dicen que no necesitan esconderse puesto que saben que uno u otro ganará. En ese momento, ante la desesperación de los presentes al ver su futuro como esclavos, Lisa dice “No tenemos porque votar a estos, tenemos al candidato del partido reformista que es humano”.

La última escena del capítulo se ve a la humanidad esclavizada por los extraterrestres, dejando claro que el bipartidismo se impuso a la lógica, y a Homer siendo golpeado con un látigo por uno de ellos. Ante un comentario de Marge, Homer dice: “A mi no me digas nada, yo voté al otro extraterrestre”.

 

Esta es una de las críticas más feroces que he visto al Bipartidismo de una sociedad democrática gracias a las posibilidades infinitas en el uso del sarcasmo que te permite la creación de un mundo de ficción. El bipartidismo, como sabéis, esta anclado de una manera extrema en los EE.UU, de forma mucho más acusada que en resto de países occidentales.

Sin embargo, cada día parece más claro que España se acerca peligrosamente, si es que no se ha acercado ya,  a ese modelo. Nuestro bipartidismo imperfecto, con la presencia de partidos nacionalistas salida de la propia esencia del pacto constitucional, es algo que cada vez se arraiga más, incompresiblemente en paralelo con otro fenómeno totalmente contrario y opuesto, que es el desprestigio de la política.

 

En una encuesta del domingo pasado en el diario EL PAÍS se observa como el PP ha perdido toda su ventaja electoral debido a la corrupción de la Gürtel y a las guerras internas de poder.

Pero lo interesante del caso es que el 83% de ciudadanos dice que Rajoy no le inspira ninguna confianza. Pero en el lado contrario los números no son mucho mejores: El 67% de ciudadanos desconfía de que Zapatero y su gobierno puedan sacar a España de la crisis.

 

A pesar de esto, la encuesta de estimación de voto le da alrededor del 40% de los votos tanto a PP como a PSOE, algo inconcebible y contradictorio con lo anterior. Básicamente lo que la encuesta deja entrever es que sobre la mitad de votantes de cada uno de los partidos no le gusta el partido al que votan, pero sin embargo lo votan.

Volvemos a lo que se ha comentado muchas veces. En este país no se vota a favor, se vota a la contra. Quien vota al PP o al PSOE lo hace para que no gane el otro, porque considera al otro como la representación de la peor de la sociedad.

 

Cualquiera diría que no hay más partidos en España, pero si los hay. En España, a parte de los nacionalistas, hay más partidos nacionales y hay dos con representación parlamentaria, IU y UPyD.

Estoy convencido que para alrededor de un tercio de votantes del PSOE, y para muchos abstencionistas, IU puede ser una opción válida de voto. Sin embargo el voto anti-PP concentra el voto en el PSOE (aunque la realidad de IU tampoco ayuda).

Respecto a UPyD estoy seguro que podría atraer a un tercio de los votantes tanto de PP como de PSOE. Este partido, con muy buena prensa, quizá más de la que realmente merece, y con su líder como político más valorado, es el que parece crecer más, pero aún así no hay encuesta que le de más del 5% de los votos.

Pero ni IU ni UPyD parece que vayan a sacar más de un 5-6% de los votos cada una. Con el sistema electoral imperante, eso les puede dar 8 diputados a lo sumo.

 

En Alemania, con partidos mayoritarios incluso menos desprestigiados que en España, el Partido liberal saca un 13% de los votos, el verde un 10% y la Izquierda excomunista un 12%. Un 35% de votos concentrados en tres partidos ajenos al bipartidismo clásico, con características políticas muy variadas. Los alemanes si que parecen votar en función de lo que realmente piensan, no por filias y fobias. Pero en España esta oposición no parece pasar del 10%.

 

Como a los americanos, parece que nos hayan impuesto una obligación de votar a una de las dos opciones clásicas. Parece que votar fuera de eso fuese un pecado o algo propio de un antisistema.

El otro día un político del PP hablaba de los casos de corrupción (en concreto de la corrupción en Cataluña). Decía que no era bueno que los partidos mayoritarios se echasen los trastos  a la cabeza con la corrupción, porque ante la presencia de casos de corrupción en todos los partidos se podría potenciar así la presencia y crecimiento de partidos extremistas que podrían ser antidemocráticos. El diputado del PSOE presente en la tertulia, por supuesto, le parecía fantástico al argumento.

 

Pues a mi, más que fantástico, me pareció obsceno. O sea, que nosotros (los partidos mayoritarios) representamos la democracia, así que aunque haya corrupción ustedes nos deben de votar a nosotros, porque lo contrario puede ser malo y desestabilizador de la democracia. O sea caballeros, que no les queda otra que esto.

Pues no señores, afortunadamente hay muchas más opciones, y yo no le tengo que votar a usted ni a su vecino porque sí, faltaría más. Hay más opciones, pero quizá lo que pasa es que tienen el mercado muy bien repartido entre ustedes y hay que recurrir al miedo para no perder la clientela ¿No es así?

 

Lamentablemente, nos falta algo para ser capaces de coger una papeleta que no tenga gaviota o el puño y la rosa. Y quizá mientras no lo hagamos estemos sometidos a este imperio de la obscenidad política, por un lado, y la falta de valor e ideas por el otro.

 

TU A BÉTERA Y YO A PICASSENT

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 13-11-2009 en General. Comentarios (5)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/campscostacarcel.jpg 

¡Nuevo estreno en la cartelera! Camps y Costa protagonizan: "Tú a Bétera y yo a Picassent"

 

Cada vez pienso que esto es lo máximo, que es el colmo, que han degenerado de forma incomprensible. Pero no, siempre hay más, siempre pueden apretar la tuerca una vuelta más, y ya no sé si la tuerca es irrompible o es que se rompió hace ya tanto tiempo que estamos dando vueltas sin apretar nada, anclados en un bucle en el que no pasa el tiempo situados absolutamente fuera de la realidad.

 

Después de escribir un post sobre el presunto honorable president Camps llamado “el iluminado” en el que denunciaba sus alucinaciones, su posicionamiento fuera de la realidad y su cinismo patológico, resulta que se desmarca con unas declaraciones que no se oían en sede parlamentaria desde hace más de 70 años.

“A usted le encantaría coger una camioneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta”. Ángel Luna, el portavoz socialista, no debía creerse lo que acababa de oír. No estaba siendo acusado de mentir, ni de difamar, ni de corrupción, ni estaba ridiculizándole, no. El presunto le estaba acusando nada más y nada menos de querer asesinarle, no no, peor, de querer darle “el paseo”, como si estuviésemos en la guerra civil.

 

Se conoce como “paseo” al método en el que solían cometer los asesinatos al principio de la guerra civil en ambos bandos. Generalmente un grupo de milicianos, falangistas o anarquistas, iban al domicilio de la víctima de noche en una camioneta. Le sacaban de noche de su casa y se lo llevaban para asesinarle a las afueras del pueblo en cuestión. Cuando hacían esto, solían decir “Vamos a darle un paseo” de forma macabramente jocosa, puesto que del supuesto “paseo” nunca volvían.

Lo que hizo Camps fue directamente acusar a Ángel Luna de querer pasearle. Sus palabras y su delirante mente estaban evocando a la guerra civil, y a los paseos de los primeros meses. Camps era el “curita”, y Ángel Luna el anarquista exaltado que lo mataba por odio y fanatismo.

 

Con este entorno guerracivilista, hubo otra frase que me llamó mucho la atención. Hubo un momento en que Camps advirtió a Luna que si había despidos en alguna de las empresas introducidas en la querella él consideraría responsables a los socialistas.

Esta frase me recordó mucho a una frase que le dijo el presidente del gobierno republicano, Santiago Casares Quiroga, al diputado Calvo Sotelo: “Después de lo que ha hecho su señoría hoy ante el Parlamento, de cualquier cosa que pudiera ocurrir, que no ocurrirá, haré responsable ante el país a su señoría”.

Este episodio parlamentario, casi en el verano de 1936, lo consideran algunos en preludio de la guerra civil, tanto por el tono como por lo que pasó después. Calvo Sotelo, un político semifascista, hizo una durísima intervención acusando al gobierno de permitir que en España se hubiese implantado la anarquía y considerándole cómplice. Casares le dijo esa frase, seguramente refiriéndose a cualquier alteración del orden público o violencia que pudiese suceder en el futuro. Sin embargo Calvo Sotelo murió asesinado días después por un grupo de policías, en venganza al asesinato de un policía por un grupo de falangistas.

Algunos dicen que la muerte de Calvo Sotelo fue el hecho que llevó a Franco a decidirse a apoyar el golpe de estado que llevó a la guerra civil, y aunque esto es una manipulación interesada, es una idea muy extendida.

 

¿Tenía algo que ver la frase de Camps con este hecho? ¿Qué extraña relación tenía en su mente este caso con el que estaba tratando? Quizá no es más que una interpretación mía, aunque en la dialéctica del debate parece bastante lógica esta hipótesis, o quizá no sea más que la degeneración neuronal del president que le lleva a mezclar cosas sin sentido forzado por la necesidad de defenderse de lo indefendible.

 

Como dije en el post de “El iluminado”, la realidad en nuestra tierra ha sobrepasado una raya en que ya es imposible hablar de estas cosas sin tomárselas a guasa, porque en caso contrario es para romper a llorar.

Por eso, he desarrollado una hipótesis que quería compartir con vosotros. Quizá todas estas pantomimas, estas salidas de tono, estas alucinaciones súbitas y estas barbaridades indecentes tienen una finalidad. ¿Y si se está haciendo el loco para que no le manden a Picassent? ¿Le gustará más Bétera y el verde de la sierra calderona?

¿Qué es una barbaridad lo que digo? Si,si, esperad a la próxima actuación de nuestro president y veréis lo que es una barbaridad.

 

 

Post data para no valencianos: Picassent es el municipio donde se encuentra la cárcel en la provincia de Valencia. En Bétera, otro municipio de la provincia, no hay una cárcel, lo que hay es un conocido centro psiquiátrico.

 

20 AÑOS DESDE LA APERTURA DEL MURO DE BERLÍN (III)

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 11-11-2009 en General. Comentarios (2)

 

¿QUÉ PASÓ CON EL SOCIALISMO DE ROSTRO HUMANO?

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Hansmodrow.jpg 

Hans Modrow

 

Fue tras la muerte de Stalin cuando el premier soviético, Nikita Kruschev, expuso al comité central del PCUS los horrores del Estalinismo.

La muestra de esta realidad dejó claro como aquel estado que se llamaba de los obreros y de los campesinos, donde se decía que todo era de todos y que representaba el futuro de una humanidad mejor, había degenerado hasta situaciones increíbles. Stalin, el vendedor contra el Nazimo, no era mejor que aquellos a los que venció.

 

A pesar de que la historia occidental hace parecer que las sociedades del este eran dictaduras tan rígidas donde no existían movimientos ni alternativas políticas, esto realmente no era así. En el este se generaron movimientos políticos que pretendían transformar ese Socialismo dictatorial e inflexible en un socialismo hecho para el ser humano.

Los primeros movimientos de oposición se produjeron tras la muerte de Stalin, pero me voy a ir a 1968. En ese año, el presidente Checoslovaco Alexander Dubcek intentó llevar a cabo un nuevo proyecto: El socialismo con rostro humano.

Un socialismo democrático, sin presión policial, con partidos políticos, con libertades políticas y de prensa. Un socialismo que cumpliese su premisa fundamental: Ser un método para la emancipación del ser humano, no para su esclavitud.

Los tanques soviéticos del premier Brezhnev acabaron con Alexander Dubcek y su primavera de Praga. El militarismo soviético aplastó las esperanzas de un socialismo mejor, quizá todo un símbolo de la realidad soviética y de la degeneración de esas ideas.

 

Muchos años después, con la llegada de Gorbachov a la presidencia soviética, pareció que el socialismo de rostro humano podía por fin tener una oportunidad. El proyecto de Gorbachov no era exactamente el de Dubcek, pero en esencia compartía sus puntos primordiales: Libertades públicas, democratización política y reforma económica.

En todo el bloque del este aparecieron los movimientos reformistas al calor de la nueva situación soviética: Polonia, Hungría, de nuevo Checoslovaquia…

 

En la RDA también hubo multitud de movimientos reformistas, aunque contenidos por su presidente, el dogmático Honecker. Pero dirigentes secundarios como Hans Modrow y Gregor Gysi abrazaron entusiastamente las reformas que proponía Gorbachov.

El caso de Hans Modrow es bastante revelador de cómo eran estos comunistas reformistas y como acabaron. Él era el cargo político más importante de la ciudad de Dresde. Desde antes de la llegada de Gorbachov al poder en la URSS y de la Perestroika Modrow defendía puntos de vista reformistas, lo que posiblemente le llevó a no estar en el Politburó.

Modrow fue el primer dirigente comunista en abrir un diálogo con la oposición, asumiendo muchas de sus demandas. No es de extrañar que muchas de las manifestaciones en la RDA que pedían la cabeza de Honecker, pidiesen también que Modrow fuese nombrado primer secretario del SED.

 

Una de las cosas que parece omitir la historia de la caída del muro es que en la RDA ya existían unos movimientos políticos propios que demandaban reformas democráticas. Parece como si la reunificación fuese el objetivo de las manifestaciones y la oposición al régimen, pero esto no era así. Pocos germanos orientales creían en una unificación rápida con la RFA, la mayoría lo que querían eran reformas que cambiasen la RDA y mejorase, eso sí, los lazos y relación con sus vecinos.

Sin embargo, la caída de Honecker y su sustitución por Krenz, y el error del portavoz del gobierno del SED que comunicó la posibilidad de viajes al oeste como algo inmediato, provocando una avalancha que acabó con el muro abierto por todas partes, llevó a que los acontecimientos se precipitaran.

El canciller Occidental Kohl empezó a hablar de reunificación y de llevar al este la prosperidad del oeste si el país se unificaba, y los ciudadanos de la RDA olvidaron las reformas del socialismo con rostro humano (que al fin y al cabo no habían visto nunca) y pasaron a militar en la reunificación.

 

Modrow por fin pudo ser primer secretario del SED, pero los acontecimientos se habían precipitado de tal manera que su proyecto cayó en saco roto. Modrow hablaba de un socialismo democrático y de unas relaciones privilegiadas, incluso una especie de confederación, con la RFA, pero manteniendo la RDA y el socialismo como sistema socio-político.

Las elecciones de 1990 en la RDA demostraron que los Germano orientales querían otra cosa. Sorpresivamente, el nuevo SED (depurado de elementos dictatoriales y antirreforma por Gregor Gysi) a penas alcanzó el 16%, siendo superado por la CDU y el SPD. Modrow dejó su puesto al nuevo canciller Lothar de Maizière, y el país fue absorbido por la RFA en pocos meses, desapareciendo del mapa.

 

Muchos ciudadanos del este de Alemania que vivieron entusiastamente estos hechos hoy piensan que aquella reunificación no se hizo bien. La industria del este desapareció en el nuevo país capitalista, donde no era competitiva.

Las palabras de la Canciller Merkel el otro día dejan claro como quedó el Este. Le preguntaron, con afirmación incorporada a la pregunta, que lo que se había prometido a los ciudadanos de la RDA no se había cumplido. Merkel respondió que el en Este ahora habían muchos paisajes saneados y ecológicos, al desaparecer las sucias industrias estatales.

El ecologismo es importante, pero parece un resumen pobre de la mejora del Este en los últimos 20 años. La realidad del Este es mucho más desempleo, desindustrialización y emigración hacia el oeste.

 

Hoy, Modrow y Gysi son dirigentes de Die Linke, que ha llegado a alcanzar una fuerza espectacular en el Este de Alemania donde está a punto de ser el primer partido en esos Landers.

Lo que le pasó a Modrow y a Gysi le pasó a otros muchos. O se convirtieron en socialdemócratas pensando que la historia había acabado con el socialismo, o quedaron en la oposición de forma casi residual. El propio Gorbachov se presentó a unas elecciones en Rusia años después y sacó el 1% de los votos, a pesar de su buena imagen en occidente y su premio Nobel.

 

El socialismo democrático (o con rostro humano) no pudo ser. ¿Fue demasiado tarde para estos movimientos? Seguramente sí. En 1956 o 1968 se podrían haber llevado a cabo. En 1989 fue imposible, y se hundieron junto a una economía planificada en plena recesión.

 

20 AÑOS DESDE LA APERTURA DEL MURO DE BERLÍN (II)

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 10-11-2009 en General. Comentarios (4)

 

UN POCO DE HISTORIA

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/muroantiguo.jpg 

 

En el mundo actual siguen existiendo muros, aquellos muros que separan a ricos de pobres, a los que tienen bienes y oportunidades de los que no los tienen. Estos muros están creados por los países ricos para evitar una “invasión” de su territorio por parte de personas que creen ver en ellos el paraíso, siendo un modo de defensa para evitar que entre al país gente que no se puede mantener.

 

La realidad del muro de Berlín era bastante distinta de esta, porque el muro no fue construido por la sociedad más rica para evitar que gente pobre entrase, si no que fue la parte comparativamente más pobre la que alzó el muro para evitar que sus ciudadanos saliesen.

¿Por qué de esta incongruencia? Bien, esto hay que buscarlo en la esencia de los sistemas comunistas. Durante los años de división sin separación de Berlín se daba un fenómeno bastante frecuente. A pesar de tener sistemas distintos, monedas distintas y economías distintas había mucha gente que vivía en un lado del muro y trabajaba en el otro.

Muchos Berlineses orientales trabajaban en Berlín Oeste y ganaban marcos de la RFA (más valiosos) mientras se aprovechaban de la política fiscal de la RDA, que prácticamente no cobraba impuestos, a diferencia de la alta presión fiscal de la RFA.

Por otro lado los productos de consumo de Berlín este, sobre todo los básicos, estaban fuertemente subvencionados, por lo que muchos ciudadanos del Oeste compraban en el mercado negro del Este a precios mucho más baratos para poder revender en el oeste.

 

Pero más importante que esto era la evasión de ciudadanos altamente cualificados del este al oeste. En la RDA las diferencias salariales entre las distintas profesiones eran muy pequeñas. Un médico o un arquitecto quizá sólo cobraban un 20 ó 30% más que una florista o un taxista. Sin embargo en el Oeste podía multiplicar por 4 ó 5 el sueldo respecto a profesiones de menor cualificación.

Eso provocaba que muchos de los ciudadanos mejor cualificados (y por lo tanto más necesarios) del este huyesen al Oeste en cuanto podían, mientras que los menos cualificados se quedaban.

Es importante destacar que los países comunistas, en los que la educación y la formación es gratuita, consideran que la formación que han dado a sus ciudadanos debe ser pagada por estos trabajando en el país. Que un ciudadano estudiase en la RDA para irse posteriormente a la RFA era algo que las autoridades comunistas no toleraban al entenderlo un expolio. En cierta manera, es como si la educación de una persona perteneciese al estado.

Fijaos que en los países occidentales más sociales, en los que la educación también es gratuita, esto no pasa. Esto se debe a que la libertad de movimientos es algo consolidado en las democracias occidentales, pero sobre todo es por causa de cómo se construye un estado social. En un país capitalista “social” todos los ciudadanos pagan impuestos para mantener un sistema de educación público. En cierta manera, son los ciudadanos quienes globalmente pagan la educación de todos, y se considera que cada uno ha pagado lo que ha podido dentro de sus posibilidades, no existiendo un ente al que se le adeude nada.

Pero en un estado total como el de los países comunistas los ciudadanos no pagan prácticamente impuestos. Es el estado quien lo paga todo, desde los salarios de los trabajadores hasta las autovías. Por eso, la educación de una persona no estaba pagada por la “sociedad”, si no por el estado, quien se convertía en una especie de prestamista por mucho que nominalmente dijese que administraba “los bienes del pueblo”. Es importante este punto para aprender cual es la mejor manera de crear un estado social.

Por último, como es obvio, había mucha gente que también salía de la RDA por persecución política, o por aspirar a una sociedad con más libertades.

 

Esta realidad llevó a las autoridades de la RDA a pensar que la no existencia de una frontera rígida estaba haciendo inviable la economía planificada. Los ciudadanos del este y oeste se aprovechaban de sus ventajas, pero evitaban sus inconvenientes.

Por eso decidieron crear un enorme muro que impidiese tanto la entrada como, sobre todo, la salida de ciudadanos.

Patéticamente lo llamaron “muro de protección antifascista”, usando las palabras de forma sibilina como suelen hacer las dictaduras. Los ciudadanos del este, fundamentalmente los de Berlín, se sintieron encerrados desde aquel momento y sin alternativa de vida a la que existía en la RDA.

 

Se ha dicho siempre que la construcción del muro fue un enorme error que pagó la RDA con su desaparición. Pero reflexionando me hago una pregunta. Políticamente (no en términos humanos) ¿Realmente fue un error?

Quiero decir, ¿Realmente es posible la coexistencia con fronteras abiertas de un país capitalista y uno comunista? La sociedad creada por los regímenes del Este estaba totalmente planificada. Cualquier apertura económica, libertad de movimiento, de compras a un lado y a otro de la frontera hacía tambalear la planificación. Los precios en los países comunistas son más bajos pero los salarios también. El personal cualificado cobra comparativamente poco mientras, por otro lado, el trabajo está asegurado.

Quizá una apertura de fronteras y movimientos hubiese llevado al país comunista a absorber los desamparados del otro lado y a perder a la gente más capaz por emigración. Hubiese, además, acabado subvencionando el consumo del otro lado y siendo un paraíso fiscal sin tener nada a cambio.

Creo que los dirigentes de la RDA entendieron bien que el sistema que estaban montando sólo podía funcionar estando aislado, y dejando toda iniciativa comercial al estado.

 

La pregunta es, ¿Es aceptable un sistema que sólo puede funcionar bajo el aislamiento y la planificación de la vida de las personas? Creo que la historia ha respondido por nosotros. Aquel modelo de socialismo que intentaron crear esos señores tenía los píes de barro y solo hubiese podido funcionar si se hubiese aplicado a nivel mundial, algo que era imposible por mucho el Lenin opinase que sí. Erraron gravemente en el tipo de sociedad que crearon, degenerando los honestos principios que decían defender.