LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

UNA ESPAÑOLADA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 15-09-2009 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Estelada.jpg 

 

Mucho se ha hablado estos días del referéndum independentista del municipio barcelonés de Arenys de Munt. De hecho, se ha hablado demasiado, gracias a esta prensa sensacionalista y ávida de polémicas tan vacuas como morbosas para los posibles lectores.

 

Arenys de Munt es un pequeño municipio de 8.000 habitantes que está gobernado por una coalición de un grupo local, AM2000, y ERC, lo que le da al consistorio un claro color nacionalista.

De hecho, ya no es que los dos principales partidos sean nacionalistas, si no que la tercera fuerza política del municipio es CiU, lo que da una idea del fuerte sentimiento nacionalista del municipio. Eso ha llevado a que, seguramente por presión de ERC, se haya realizado un simulacro de referéndum en el que se le preguntaba a la población si estaba de acuerdo con una Cataluña independiente dentro de la unión europea.

 

Los nacionalistas quizá pensarán que Arenys de Munt es un claro hecho diferencial muy catalán, pero a mi me parece que Arenys es el perfecto ejemplo de la política española. Me explico:

Para mí, este referéndum esta pensado, compuesto y ejecutado con actitudes típicamente españolas, que voy a analizar a continuación.

 

-          Victimismo: El nacionalismo en España, tanto el catalán como cualquier otro, tiene un componente profundamente victimista. El nacionalismo catalán tiene un discurso diferencial multifactorial. En él, las razones y sentimientos nacionales cuentan mucho. La cultura y la lengua es una parte de su sostén ideológico. Pero lo que realmente da fuerza a esta nacionalismo, como a cualquier otro, es esa fantástica teoría de que “España nos quita lo que es nuestro”. La independencia ya no es una cuestión nacional, es una cuestión económica. Por eso, el país vasco y Cataluña tienen más nacionalismo que, por ejemplo, Galicia y Canarias. Por sentido común debería ser al revés, ya que Euskadi y Cataluña son más cosmopolitas, pero el factor económico hace que el nacionalismo sea mucho más fuerte en estas regiones.

-          Electoralismo: ERC tiene un futuro bastante poco alentador. Las encuestas dicen que va a ver reducida su representación en el parlamento catalán a la mitad. Por eso mismo ERC se dedica a ponerse en primera línea de fuego política, para así adquirir más visibilidad, y lo hace con el discurso independentista. Está montando follón con el estatut que no quería, y ahora usa al municipio de Arenys como un clínex que sirva a sus intereses de partido.

-          Manipulación política: El que un pequeño municipio de 8.000 habitantes vote sí a la independencia, en términos objetivos, no tiene la más mínima importancia. Sin embargo, esto va a ser utilizado por ERC para decir: “El único municipio donde se realiza un referéndum sale sí a la independencia, esto quiere decir que Cataluña quiere la independencia”. El argumento es un nivel tan obsceno que no creo que ni al PP se le ocurriese hacer algo parecido. Obviamente este referéndum sólo se puede convocar en un pueblo con un ayuntamiento independentista, o sea, con una población independentista; ¿A que no lo hacen en Badalona o en Cornellà?

-          Engaño legal: El simulacro de referéndum preguntaba si la población quería una Cataluña independiente dentro de la unión europea. La pregunta se hacía como si esta posibilidad, la independencia, viniese asociada al ingreso en la unión europea. Si Cataluña se escindiese del resto de España tendría que pedir a la UE la entrada. Y para poder entrar debería contar con los votos afirmativos de los 27 miembros. Es decir, que si España no aceptase la entrada de Cataluña en la UE, Cataluña no entraría en la UE en la vida. Esto, obviamente, se silencia interesadamente.

-          El Fútbol como centro de la vida pública: El presidente del Barça, Joan Laporta, siempre está metido en medio de estos “fregaos”. Su apuesta por la independencia de Cataluña es clara y transparente, algo increíble cuando la mayoría de aficionados de su club son de fuera de Cataluña. Pero los independentistas parecen encantados con que la “estrella” de la lucha por la independencia sea un presidente de fútbol, ¿Os imagináis a Jesús Gil como estrella de un movimiento político? Por supuesto, porque lo fue. ¿Os imagináis a Florentino Pérez en política? Todos nos lo imaginamos ¿verdad? Esto de los presidentes de futbol metidos en política es algo muy Español.

-          Chapuza: El hecho diferencial de la verdadera Españolidad es la chapuza. El simulacro se realizó en el centro moral de Arenys de Munt, un centro dedicado a actividades culturales, no en el Ayuntamiento ni en ningún colegio electoral al ser ilegal. Ya puestos podían haberlo hecho por sms, algo más moderno, o quizá por teléfono, para no perjudicar a los mayores que no se lleven bien con las nuevas tecnologías. Además, los extranjeros también votaban, seguramente por la gran implicación sentimental que tenía para ellos la consulta. La rigurosidad, como se ve, no importaba. La cuestión era hacer el paripé y que saliese el resultado que debía de salir.

-          “Hemos ganado las elecciones”: Igual que todos los políticos ganan las elecciones siempre, los independentistas también ganan. Celebraciones por la victoria, banderas esteladas, políticos independentistas desfilando a ver si pescaban algo, etc. Esto es lo mejor de hacer estas cosas. Montas una cosa que sabes que sólo van a ir a votar los tuyos, y luego lo celebras como si hubiese existido alguna vez la posibilidad de no haberlo ganado. Jugar cuando sabes que vas a ganar, ¡Qué cosa tan española!

-          Recuerdos del pasado: Estos referéndums ganados con un 97% recuerdan a los referéndums que montaba Franco. Eso sí, Franco los ganaba con un 99%. Estos independentistas, más demócratas, sólo consiguen el 97%...de todos modos, alguien debería de tener un poquito de sentido del ridículo antes de convocar algo que se sabe de antemano que se va a ganar casi por el 100%, al no ir a votar nadie que no sea adicto. La imagen que se habrá dado a la prensa extranjera de Cataluña debe haber sido lamentable.

 

Lo de Arenys de Munt es, en el fondo, una Españolada. A mi estos independentistas, con su demagogia barata, sus intentos de manipulación política con argumentos absurdos propios de niños y su victimismo me recuerdan muchísimo a los políticos más cutres del PP. Es más, tienen algo más casposo todavía, algo de Gilismo populista, algo de película de Esteso y Pajares.

No sé, es mi sensación. Si en la comunidad Valenciana se montase un show de este tipo a mi se me caería el alma a los pies como Valenciano. Lamentaría lo que algunos hacen con mi tierra, como la usan como arma interesada, como se la ridiculiza internacionalmente con payasadas de este tipo.

Supongo que los catalanes pensarán lo mismo. Por lo menos alrededor del 75% de ellos.

XAVI CASTILLO EN XÀTIVA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 13-09-2009 en General. Comentarios (3)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/xavicastillo.jpg 

 

Este fin de semana estuve en el teatro de Xàtiva viendo la obra “històries de reis i bufons” del humorista Xavi Castillo y su compañía, “Pot de plom”.

 

El acto era especial, porque representaba la vuelta de Xavi Castillo a Xàtiva, donde fue vetado por el Alcalde Alfonso Rus debido, supuestamente, a la parodia que hizo sobre el Papa Benedicto XVI hace unos años. Eso se notaba en las caras de la gente que acudía al teatro. Una mezcla de morbo y de auto reivindicación se observaba entre los asistentes. En cierta manera, estar allí significaba un acto de rebeldía contra el todopoderoso alcalde Rus y el omnipresente PP Valenciano.

Los asistentes, generalmente de la propia Xàtiva y de los pueblos cercanos se conocían entre ellos. Muchos iban con camisetas identificativos de sus ideas (en frente de mi un chico llevaba una camiseta negra con la leyenda “Rita, ¿El Papa sabe lo tuyo?”). Muchas personas se conocían los gags de memoria, demostrando que no era ni la primera ni la segunda vez que veían ese espectáculo, pero aún así estaban allí. Eso da muestra de hasta que punto la obra de Xavi Castillo en Xátiva no era tanto un divertimento como un acto de reivindicación ideológica.

 

Xavi Castillo es un humorista con un estilo extravagante, hiperactivo e histriónico.  Él solo es capaz de hacer el espectáculo durante más de dos horas sin parar un segundo para descansar. Sus gags están plagados de imitaciones de sus personajes estrella: El capità Moro d’Alcoi, el Rey de España, el Papa y, sobre todo, políticos del PP valenciano, fundamentalmente la alcaldesa de Valencia Rita Barberá.

Castillo hace sus espectáculos en un valenciano muy auténtico y llano, alejado del valenciano normalizado en el que se enmarcan algunos espectáculos más, digamos, culturales. De todos modos, en la comunidad valenciana (y sobre todo en Valencia capital) es bastante difícil encontrar espectáculos en valenciano, y eso ya es un punto a favor de Castillo.

 

No obstante, no me gustó mucho lo que vi ayer. El humor de Castillo es facilón y poco inteligente. Es gracioso el uso de las típicas frases valencianas en un espectáculo de este tipo, pero fuera de esto no le veo nada especial.

El humor de Castillo se basa, fundamentalmente, el una crítica sin cuartel al PP, al que ridiculiza sin tregua. Sin embargo, Xavi Castillo supera límites que no debería superar para que su espectáculo sea adecuado para todo el mundo. Continuamente cruza la línea que separa la crítica del insulto, llegando a veces a hacer comentarios de mal gusto.

Recuerdo, por ejemplo, como llegó a calificar a los asistentes a la visita del Papa de Valencia de 2006 de “Toda esa mierda”, o su historia sobre Rita Barberá rodeada de falleras en la que finalmente Rita, ante la gran cantidad de falleras bellas que la rodean, comenta “Me corro”, en clara referencia a su lesbianismo. También hizo comentarios a los pocos niños presentes en la obra; les dijo que si veían un cura o un arzobíspo: “corred rápido y no miréis atrás”, no fuesen a ser víctimas de un abuso sexual por parte de estos miembros del clero.

 

En un contexto de humor, en ese valenciano popular que usa Castillo, estos comentarios no suenan tan duros como pueden parecer cuando se leen escritos. Sin embargo, Xavi Castillo sabe perfectamente lo que está diciendo, y es obvio que estos excesos verbales son premeditados.

En mi opinión, cuando se quiere realizar una crítica política humorística, ésta debe ser inteligente, debe tener argumentos y debe ser relativamente educada. El humor escatológico, la burla por una estatura o la tendencia sexual, es algo muy flojo si tu intención es realizar una crítica social sobre lo que ves. Quizá este espectáculo le guste a los incondicionales, pero con este tipo de humor no vas a conseguir convencer a nadie que no esté previamente convencido, o cuya inteligencia sea cercana a la media.

Una persona católica, conservadora o afín al PP se hubiese sentido muy ofendida por muchos de los comentarios de Xavi Castillo. Si realmente quiere hacer llegar algún mensaje trascendente a la sociedad, es obvio que Castillo no lo va a conseguir.

 

De todos modos tengo que reconocer que me lo pasé bien. Excepto media hora que Xavi Castillo extendió innecesariamente la función, el resto fue divertido, aunque bien es cierto que fue un poco repetitivo, mostrando Castillo que, o bien improvisa, o bien su repertorio de chistes es bastante limitado.

A la salida casi todo el mundo estaba encantado. Tenían la sensación de haber visto algo transgresor, de haberse opuesto al “régimen” imperante en su pueblo y en toda Valencia. La sensación de satisfacción general era curiosa, y creo que deja claro hasta que punto aquí en Valencia se vive un sentimiento de que el PP parece no tener crítica posible por parte de los medios de comunicación y los espectáculos públicos.

La gente está tan necesitada de parodia y crítica a estos políticos valencianos y de esta política valenciana que padecemos, que incluso los excesos y las barbaridades de Castillo les parecen “transgresores”.

 

Cuando salía del teatro me preguntaba, ¿Qué hará este hombre cuando el PP pierda en la comunidad Valenciana? Seguramente se le acabará el chiringuito, porque Xavi Castillo está tan marcado como cómico anti-PP que no sabrá hacer otra cosa.

Afortunadamente para Castillo, da la sensación que se podrá jubilar antes de que tan excepcional suceso ocurra.

 

EL HÉROE DE LA IZQUIERDA ITALIANA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 12-09-2009 en General. Comentarios (0)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Zapateroberlusconi.jpg 

 

Ayer se reunieron el presidente Zapatero y el primer ministro italiano Berlusconi. Como ya sabréis, el eje central de este encuentro de alta política internacional fueron los escarceos sexuales de Berlusconi y la batalla de éste con la prensa Italiana, en vez de centrarse de otras cosas más importantes de las que se supone tuvieron que hablar, o por lo menos era su obligación.

 

Esta mañana la prensa Italiana no dominada por Berlusconi ha despertado centrándose en este tema de las actividades sexuales del primer ministro. Sin embargo, uno de los periódicos dominados por Berlusconi ha titulado algo así como “El héroe de la izquierda Italiana entra por la puerta de Villa Certosa”, en referencia a la mansión donde este señor se dedica a montar orgías y donde ayer tomó café junto al presidente Zapatero.

 

Quizá llamará la atención aquello de “el héroe de la izquierda italiana”, pero este periódico no se equivoca en la definición, porque realmente Zapatero es un político increíblemente valorado por los ciudadanos de izquierda italianos.

¿Por qué? La razón tiene mucho que ver por la realidad social italiana, en la que la iglesia católica está muy presente.

Además de que la propia ciudad del vaticano reside en el corazón de Italia, durante largos años Italia vivió bajo el gobierno de la democracia cristiana, que obviamente daba prevendas a la Iglesia. En la oposición estaba el partido comunista Italiano, que también tenía una base fuertemente católica, y que nunca hizo del laicismo parte de su discurso principal.

El cambio de época no ha cambiado esta realidad. Hoy el bipartidismo se sitúa en otro eje, aunque en este caso parecido a este. La izquierda Italiana esta compuesta por el nuevo partido demócrata, que suma a los antiguos comunistas del PCI y a antiguos demócratas cristianos (es decir, es la suma de las fuerzas que dominaban el país antaño, aunque “refundadas”). Esta alianza que parece contranatura ha sucedido porque en la derecha ha nacido el “pueblo de la libertad”, conglomerado de partidos derechistas alrededor de la figura del estrambótico y corrupto primer ministro Berlusconi. Obsérvese como Italia, en su división de fuerzas, ha virado claramente a la derecha en las últimas décadas.

 

Tanto el partido demócrata como el pueblo de la libertad no contemplan ninguna limitación del enorme poder de la iglesia católica en Italia, por razones obvias. Por eso, la mayoría de los votantes de izquierda, que sí les gustaría una política más laicista, sienten que el partido demócrata no es leal a los principios de la izquierda en este punto.

Y ahí es donde es admirada la figura del presidente Zapatero. La ley del matrimonio homosexual en España, país que equivocadamente los Italianos consideran tan católico como Italia, y alguna otra ley más ha creado la sensación que Zapatero es un izquierdista valiente que se opone al poder de la iglesia.

Además, lo que no se le puede negar a Zapatero es que, personalmente, es un hombre sereno, educado, poco amigo que situaciones estrambóticas, honesto y poco pretencioso. Personalmente, en cuanto a carácter, es lo opuesto a Berlusconi, que es un prepotente, un chulo, un soberbio, amigo de ostentaciones hirientes y con ciertos toques de mafioso. Esto también es un ejemplo en Italia, donde una parte de la población no soporta la forma de ser de Berlusconi, aunque bien es cierto que otra parte, como dijo inconvenientemente el primer ministro a pesar de que es la verdad, le gustaría ser como él.

Por último, Italia es un país muy machista, en contraposición con Zapatero que es un hombre claramente “Feminista”.

 

Desde el punto de vista Español esto puede sorprender bastante, y desde mi visión personal también. Porque realmente el laicismo es un valor de la izquierda, pero no es el principal, ni mucho menos. En Francia la derecha es laicista, por ejemplo, y no deja de ser derecha.

Para ser de izquierda no basta con una política laicista. Es necesaria una política orientada a la disminución de los privilegios económicos y de redistribución de la riqueza, aunque esto último se puede realizar con métodos y matices distintos.

Zapatero no ha hecho nada de esto. En sus años de gobierno los ricos se han hecho más ricos, mientras que la población general se mantenía en los mismos niveles, o incluso se veía en más dificultades en algunos puntos, como el acceso a la vivienda. No es una idea originaria suya, puesto que lo que ha hecho Zapatero es seguir a pies juntillas la política económica del PP, que a su vez era una política económica “de moda” en la escena internacional, pero el hecho es que la ha mantenido.

Es cierto que la protección social se ha mantenido, o incluso se ha mejorado mínimamente, pero en un contexto de bonanza como el que había hasta el año pasado era exigible más.

 

Zapatero no pasa de ser un honesto centrista. Que sea el ídolo de la izquierda italiana creo que demuestra hasta que punto desconocemos las realidades de otros países, o nos dejamos guiar por mitos. O, quizá, es que la izquierda italiana es tan cutre, que hasta Zapatero parece un gigante a su lado.

 

LA INCREIBLE LEVEDAD

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 10-09-2009 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/zapaterorajoyreproches.jpg 

 

Se hablaba mucho del debate de política económica que iba a tener lugar en el congreso de los diputados. El gobierno había hablado mucho de una pequeña subida de impuestos sin precisar y la oposición hablaba de reformas.

Finalmente llegó el debate, y parece que se volvió a repetir la maldición que cae sobre este país: El presidente del gobierno no propuso nada en claro, y el líder de la oposición no propuso nada directamente.

 

Sé que es fácil echarle la culpa al gobierno de la situación económica. Es lo sencillo, lo que responde a esa tendencia humana de simplificar en nuestra mente las cosas que no comprendemos y buscar un chivo expiatorio, y por eso no voy a hacerlo.

Zapatero no tiene culpa de esta crisis, bien, aceptado. Posiblemente no tenga las herramientas en sus manos para dar un vuelco a la situación, puesto que en las actuales economías de libre mercado entre las leyes europeas que prohíben inmiscuirse en la economía, la economía de mercado globalizada que te impide hacer una política fiscal agresiva y novedosa so pena de ahuyentar la inversión y el capital, y la práctica total privatización del sistema económico es muy difícil hacer algo más que medidas paliativas.

Pero a pesar de todo esto da tristeza ver como el gobierno actúa aparentemente sin rumbo, sin ideas claras, sin intención de generar una política a largo plazo para impulsar ciertos sectores productivos, sin un programa de acciones claras y sin un liderazgo necesario para llevar a cabo ciertas medidas aunque sean impopulares.

Ha hablado Zapatero de Plan de economía sostenible, pero ¿Qué es eso presidente? Es algo muy bueno y muy bonito, que va a arreglar las cosas rápidamente…Grandes palabras vacías de realidad me temo.

 

Pero cuando ves la alternativa y ves lo que hay enfrente, te dan ganas de coger un avión hacia el país de habla hispana más lejano.

Enfrente está la oposición del PP, que por supuesto critica todo. Ya sabemos que Zapatero no hace nada, que ha creado la crisis él solito con algún tipo de superpoder oculto, que no están de acuerdo con subir los impuestos, con los 420 euros y tampoco cuando los 420 euros no se dan a todos; No están de acuerdo con la deducción de 400 euros y tampoco con quitarla. En fin, la típica tarea de oposición mal entendida a la que el PP nos tiene acostumbrados.

El PP habla de “reformas”, palabra totémica que, en el fondo, o no implica nada o implica algo inconfesable que no conviene decir. Porque el PP critica las políticas del gobierno, pero no propone alternativas. Habla de reformas, pero no han dicho ni una sola reforma que se deba hacer. Han llegado incluso a proponer una reforma laboral sin abaratar el despido ni eliminar derechos sociales, algo mágico que seguramente debe tener alguna relación con el milagro de los panes y los peces porque si no no se entiende. En fin, el PP piensa que los ciudadanos son imbéciles y que pueden convencer sin proponer absolutamente nada.

 

Objetivamente el único que ha propuesto un plan es Cayo Lara, el secretario general de IU. Cayo Lara ha hablado de una banca pública que financie la economía y que las administraciones públicas paguen a 30 días. Ha hablado de subida del tipo máximo de IRPF y de salario mínimo de 1000 euros (creo que eran mil). En fin, ha propuesto las famosas “reformas” de las que otros hablan.

Su posición será conveniente o inconveniente, las medidas serán positivas o absolutos delirios, pero por lo menos proponen algo, no engañan y son claros. Dado lo que hay, lo lamentable que hay, creo que por lo menos merece reconocimiento.

 

La economía es una disciplina muy difícil. Es como una manta que cuando tiras para arriba para taparte la cabeza dejas descubiertos los pies y viceversa. No hay soluciones efectivas claramente, ni políticas que de antemano sepas que van a ser positiva, siendo cada medida compleja y, aunque beneficie a unos, suele perjudicar a otros. Algunos hablan de reformas económicas que seguro mejorarán la economía, pero mienten, porque no lo saben, nadie lo sabe, no hay más que ver como está la economía internacional para ver que estos gurús de la economía no son más que telepredicadores elegantes.

Pero eso no implica que te puedas quedar congelado y sin hacer nada. Está muy bien que se quiera proteger a los desfavorecidos y eso es exigible, pero la economía Española necesita cambios, y no precisamente las reformas que algunos predican.

Necesitamos subir sustancialmente el nivel de la empresa de este país. Hace falta un empresariado con mentalidad moderna, hace falta gente con ganas de innovar. Hace falta una cultura empresarial de generar economía real, y no pelotazos para forrarse. Necesitamos menos “picaresca” y menos pirata. Necesitamos una mentalidad menos consumista, más realista. Necesitamos que la población tenga unas nociones básicas de economía, y que no caiga otra vez es aquello de “esto sube siempre”, “esto es una inversión segura”, etc.

Necesitamos bancos vigilados y regulados que no dejen dinero a todo el mundo creando una burbuja especulativa terrible. Necesitamos tener los servicios básicos cubiertos por el estado, necesitamos sueldos más altos, una vivienda que sea considerada como un bien de primera necesidad y con un régimen que no permita especular con ella. Necesitamos muchas cosas que no tenemos.

 

Zapatero está siguiendo un principio liberal claro. El gobierno no interviene en la economía de libre mercado, por lo que hay que paliar la situación de los desfavorecidos hasta que la economía vuelva a reactivarse por ella sola. Los liberales, en el fondo, deberían de aplaudirle; los socialistas, en cambio y por mucho que levante el puño, no.

Los gobiernos alemán y Francés están tomando medidas bastante más intervencionistas que el gobierno Español. En el fondo, siendo ortodoxos, son políticas menos liberales y más izquierdistas que las de nuestro gobierno. Sin embargo, aquí se acusa a Zapatero de hacer medidas izquierdistas, algo que deja en evidencia al acusador.

 

Qué desazón estar sometido a una de estas dos alternativas. Qué San Obama nos ayude, que falta nos hace.

EL BOTELLÓN

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 09-09-2009 en General. Comentarios (8)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/botellon.jpg 

 

La reciente Batalla campal entre policías y jóvenes en un botellón en el municipio de Pozuelo ha reabierto la polémica sobre este fenómeno que se ha popularizado entre la juventud durante la última década.

Como creo que no se debe ser juez y parte y si lo eres debes reconocerlo, tengo que decir lo primero de todo que yo he hecho botellón numerosas veces en mi vida. De hecho, y a pesar de que estoy abandonando su práctica con la edad, todavía lo hago en algunas ocasiones, fundamentalmente en el verano valenciano que parece muy propicio para estas cosas.

 

Como sabéis, yo no soy precisamente un joven sin valores que se echa a las manos del alcohol para ahogar su frustración. Tengo formación universitaria, una familia relativamente estructurada, principios y valores en los que creo, un trabajo decente, etc.

Por lo tanto, no cumplo ese perfil del que hablan los medios de comunicación sin mucho conocimiento de causa. Ni la sociedad que no me da oportunidades me ha convertido en un adicto al botellón, ni la frivolidad social y la falta de valores del relativismo imperante me han llevado a arruinar mi vida entregado a la espirituosidad.

Como yo hay mucha otra gente, personas que vidas productivas y estructuradas, en estos botellones, seguramente mucha más de lo que la gente cree.

 

¿Qué busca la gente en la práctica del botellón? Es complicado de decir, porque cada persona busca una cosa diferente en este tipo de actividades.

Por una parte hay mucha gente que hace botellón con el sencillo objetivo de emborracharse. Emborracharse como método de desinhibición, quizá para tener el valor y el descaro de poder acercarse a otra persona para ligar, sin las limitaciones de tu propia vergüenza y personalidad.

Hay otras personas que buscan emborracharse quizá con el fin de olvidarse de su vida monótona de entre semana, para tener una experiencia diferente. De todos modos creo que estas personas representan un grupo menor que el anterior, aunque ambos objetivos pueden ser compatibles, y lo son en muchos casos.

Hay un tercer grupo de “botelloneros” que no buscan nada en particular, simplemente están allí porque eso es lo que se lleva. El botellón es el inicio de la mayoría de fiestas de la juventud, es un rito social, un icono de esta época. Las puertas de las discotecas están repletas de personas haciendo botellón, y la juventud lo considera (lo consideramos) algo normal.

 

Este último grupo creo que representa a la mayoría de las personas que realizan botellón. Se podría pensar que la gente va al botellón de manera autómata, como quien sigue inconscientemente una moda, y aunque sea así en muchos casos seguramente no lo es en la mayoría, porque el botellón si que tiene algo especial, algo atractivo, y eso atractivo es lo más simple del mundo: Hablar con tus amigos, escuchar música, ligar con las chicas de al lado; es decir, lo que aporta el botellón como reunión social  independientemente de que allí se esté bebiendo alcohol o comiendo paella.

 

Yo tenía un amigo que decía que cuando acababa el botellón se acababa la fiesta. La posterior entrada a un pub o una discoteca le sobraba. En las mayorías de discotecas la música está tan alta que difícilmente se puede hablar y mucha gente parece comportarse como un autómata. Incluso considero bastante más probable verte envuelto en un episodio de violencia en una discoteca que en un botellón, por mucho que las noticias de los últimos días puedan hacer pensar lo contrario.

Hay mucha gente que va al botellón como acto social y luego se va a su casa. Quizá se beban sólo una copa, o quizá simplemente una coca-cola, porque ese no es su objetivo en el botellón. Van para ver a sus amigos, para hablar con ellos, para ver como les ha ido la semana. Y hacen todo esto sin tener que entrar en cualquier lugar en que les obliguen a consumir, al aire libre. Creo que es importante de entender y conocer, para no juzgar el fenómeno del botellón con clichés, ni satanizar a las personas que lo practican.

 

El problema fundamental del botellón es que se realiza en áreas residenciales, lo que provoca una situación invivible a los vecinos, suciedad, ruido, etc. Creo que es importante focalizar bien el problema para buscar la solución adecuada, y esa solución pasa más por alejar el botellón de las zonas en las que pueda molestar que por entrar a buscar estrambóticas soluciones de eliminación mágica y súbita del fenómeno, cosa que no se va a conseguir.

¿O es que el problema es que los jóvenes beban alcohol? Bien, ese es otro problema diferente, sobre todo si hablamos de chicos muy jóvenes. Pero convendría no ser cínico es este tema. Toda la vida los jóvenes (y no tan jóvenes) han bebido alcohol, bien en casa, en la taberna o en cualquier otro sitio. Desde las civilizaciones antiguas hasta en moderno botellón la ingesta de alcohol ha sido algo habitual. Si se quiere reducir esto me parece bien, pero debería ser esto un debate diferenciado, porque hay muchísimos componentes tan importantes o más que el botellón que deberían ser atendidos y que no gozan de ninguna atención mediática, ¿Habla alguien de la frecuente ingesta de alcohol en horario laboral por parte de muchos trabajadores manuales? Porque este es uno de los componentes que hacen de España uno de los países con más accidente laborales (además de otros).

 

He leído esta mañana a Esperanza Aguirre y al consejero Granados hablar de la falta de valores de la juventud relacionándola con el botellón. Cuando oyes a políticos como estos hablar de valores da pánico, porque suelen querer decir que “valores” son los suyos y los que ellos promueven, no los de los demás.

Aguirre y Granados parecen seguros de que sus hijos no hacen botellón. Quizá no se equivocan, porque los hijos de estos señores no necesitan beber en la calle. Ellos y sus amigos siempre tendrán un chalet en una urbanización o un pisito vacío para montar sus fiestas. No obstante, recordemos que Pozuelo es el municipio con la renta per cápita más alta de España, ¿Cuántos de los hijos de los altos cargos de la comunidad de Madrid y el gobierno de España estarían en el botellón de Pozuelo? Seguro que más de uno.

Además, estos señores deberían saber que en ese tipo de jóvenes, de decir, los hijos de personas acomodadas, que viven en urbanizaciones de postín y van a los colegios más caros, son los que más suelen consumir todo tipo de sustancias más allá del simple alcohol. Lo gracioso aquí es que estos Padres nunca se suelen dar cuenta de esto, mientras critican los botellones que ven en la televisión. Será cosa de los valores.

 

Se habla mucho de que es el precio abusivo de las copas y las entradas a las discotecas lo que ha provocado el botellón. Yo creo que es posible que ese haya sido su origen, pero creo que aunque las copas valiesen 3 euros en todas las discotecas este fenómeno ya no se eliminaría, aunque quizá si se reduciría.

El botellón ha adquirido un estatus de costumbre social, y ya va a ser muy difícil de erradicar. Seamos realistas, y orientemos las soluciones a defender a los vecinos perjudicados por el botellón. El análisis sociológico del fenómeno debe ser enmarcado en un análisis más global de la sociedad actual, y no caer en el simplismo de siempre de echarle la culpa a lo primero que se te cruce por delante.