LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

ANÁLISIS DE LAS ELECCIONES EUROPEAS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 08-06-2009 en General. Comentarios (1)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/parlamenteurop.jpg 

 

Todos los periódicos y blogs de Internet se han dedicado durante el día de hoy al análisis de los resultados de las elecciones europeas de ayer. La mayoría de los análisis se hacen de forma interesada y/o tendenciosa. Yo no haré ningún análisis interesado, aunque difícilmente podré evitar ser tendencioso, aunque lo intentaré.

 

Lo primero que me gustaría dejar claro es que cualquiera que sean los resultados a analizar estos jamás son consecuencia de una única causa. Normalmente se tiende a analizar los hechos buscando una única causa que los produzca, quizá para que, como seres humanos, consigamos una sensación de entendimiento y de dominio; o quizá como método de canalización de fuerzas colectivas y de dominio social por parte de los que dominan eso que se llama “opinión pública”.

Sin embargo, cualquier hecho social se produce por la conjunción de numerosas causas, de numerosas voluntades, cada una particular y propia, convirtiendo los hechos sociales en algo de tan difícil explicación que acaban siendo los prejuicios o tendencias personales las que “crean” la explicación a su conveniencia. En base a esta creencia, intentaré ser lo más completo posible en el análisis.

 

De entrada, creo que debemos hacer dos análisis separados: Uno para los resultados globales de Europa, y otro para los resultados en España. Empecemos por Europa.

 

Creo que lo primero a destacar es la abstención. Abstención como respuesta generalizada en toda Europa. Parece obvio que Europa, como idea política, no existe. No hay el más mínimo interés por estas elecciones, fuera del uso que han hecho los partidos políticos como test de apoyo popular. Si no existiese el arduo enfrentamiento entre los distintos partidos políticos de los distintos países estoy convencido que habría habido una catástrofe de participación.

Esta situación ya se vio en su momento en las votaciones sobre la constitución europea, donde se demostró claramente la desafección de los europeos por este proyecto de Europa que no se sabe muy bien qué pretende ni a donde va. Los partidos europeos hicieron caso omiso, y ahora los europeos han vuelo a demostrar que esto no les interesa. Y si no se entra dentro de una reflexión seria (y me temo que no se entrará), esta situación se volverá a repetir.

 

Por otro lado, la tendencia general del voto en Europa ha sido derecha, pero con muchos matices. Objetivamente, el Partido popular europeo ha descendido sus apoyos (ya veremos como queda el grupo al final), sin embargo da la sensación de victoria porque los socialistas se han desplomado bastante más.

Los periódicos de ayer decían que Merkel y Sarkozy habían arrasado, cosa que es falsa, puesto que ambos han disminuido sus apoyos respecto al 2004 (alrededor del 6%). La sensación de victoria la da que los socialistas de ambos países se han derrumbado más de 10 puntos. Pero en Francia el verdadero crecimiento los ha experimentado Ecología Europa, con casi el 15% de los votos, y también la Izquierda anticapitalista con un 5% de los votos. El centrista Bayrou también ha crecido, pero se ha quedado bastante por detrás de sus expectativas.

Por otro lado, el Alemania los que realmente han crecido son los liberales, los verdes y, en menor medida, la izquierda. O sea, todos los que están fuera del gobierno. Porque recordemos (aunque alguna prensa parece querer obviarlo) que la CDU gobierna con el SPD. Por cierto, me gustaría comentar que el SPD aceptó una trampa envenenada cuando formó la gran coalición. Cualquier acierto del gobierno lo capitalizará la CDU, pero cualquier error será achacable a ambos. El SPD no tiene ninguna posibilidad de vencer a la CDU así, y supongo que lo sabía cuando iniciaron la gran coalición. Eso le concede más honorabilidad si cabe al SPD, que tiró a la basura sus posibilidades electorales por el bien del país. Algunos en España deberían aprender.

 

En el Reino Unido ha habido un voto de castigo terrible a los laboristas, sin embargo el partido conservador tampoco ha ganado demasiado (un 1%). Los ganadores, una vez más, los verdes y los euro escépticos (extrema derecha incluida). Hasta los liberales demócratas, que son pro-europeos, han bajado.

En Italia Berlusconi también ha ganado, pero por bastante menos de lo que se esperaba. Pero es que el partido demócrata se ha hundido en picado. No obstante, el vencedor es “la Italia de los valores”, partido de centro-izquierda dirigido por el Juez Antonio Di Pietro, juez anticorrupción italiano (una especie de Garzón).

En Irlanda el gobierno, conservador, ha sido muy castigado (su crisis es enorme), igual que en Grecia, donde el opositor partido socialistas ha ganado las elecciones como único caso el la parte occidental de Europa. En Portugal ha ganado la derecha, siendo el país gobernado por la Izquierda.

 

En resumen, podemos decir que todos los gobiernos de Europa han sido castigados, en mayor o menor medida. Sin embargo muchos de ellos han conseguido una sensación de victoria relativa, porque sus rivales han descendido más que ellos. Los grandes beneficiados han sido las fuerzas más pequeñas.

 

El caso de España

 

En España el partido Popular ha ganado por 3,5 puntos al PSOE. En este caso observamos similitudes con el resto de Europa:

-          El gobierno ha disminuido sus apoyos

-          El partido mayoritario de la derecha ha ganado

-          La participación ha sido escasa

Pero hay importantes diferencias:

-          Los partidos pequeños no han aumentado especialmente sus apoyos (sólo la aparición de UPyD) y no han canalizado el descontento popular.

-          El partido socialista es mucho más fuerte y ha quedado mucho más cerca del conservador.

 

Hay dos conclusiones obvias: Estas elecciones no interesaban a la población (sólo a algunos para dirimir los asuntos de rivalidad entre partidos), y el bipartidismo en España está aferradísimo.

Personalmente me parece muy triste como más del 80% del voto está condensado entre PP y PSOE. Estas elecciones eran la oportunidad perfecta para otras opciones políticas, para no caer en el famoso voto útil, y para dar un voto de castigo a las dos grandes fuerzas políticas (Puesto que hay motivos para castigara  ambas). Sin embargo no ha sido así. Ha habido un poco de abstención en los votantes socialistas y nada en el PP (Entiéndase que en comparación con 2004 y dentro de la abstención generalizada en este tipo de citas).

Francamente, la capacidad de crítica de esta sociedad se aproxima a cero. Luego nos quejamos de que los políticos son corruptos, que no cumplen lo que prometen y que no hacen nada. Un país que piensa y vota pensando en el “los otros son peores” es un país condenado a la corrupción y a una política cutre y manipuladora.

 

Finalmente, lo que más le interesa a la gente, ¿Ese 3,5% de ventaja del PP como se interpreta? Pues, como siempre, hay dos opciones:

1ª/ Es el inicio de un cambio de tendencia

2ª/ Es una derrota muy dulce con la situación económica que hay. A poco que mejore el PSOE vuelve a ganar.

 

En mi opinión, este resultado está en tierra de nadie. Me explico. Si el PP hubiese sacado una ventaja clara (más de 5 puntos), hubiese sido una victoria clara. Con un empate o una victoria del PSOE, se hubiese demostrado que el bipartidismo en España es asimétrico, es decir, el PSOE tiene un apoyo mucho mayor el PP y va a ganar casi siempre a no ser que la situación sea catastrófica.

 

A favor de la segunda teoría está que, como ya sabemos, el electorado del PP es más fiel que el del PSOE. El PP realmente no ha aumentado en votos, y su ventaja se debe a una caída de voto del PSOE. En unas generales, con más de un 70% de participación, es posible que el resultado fuese al revés. Por otro lado, de mejorar la economía, es posible un cambio de tendencia.

A favor de la primera teoría podemos indicar que, con un candidato tan derechísta como Mayor Oreja han ganado, cuando bien podría haber habido un voto anti-Mayor. Por otro lado, podemos decir que con una participación parecida al 2004 el resultado es distinto. Sin embargo, incluso en 2004 el PP estuvo más cerca del PSOE que en las generales de dos meses antes, cuando el “efecto gobierno” debería haber hecho la distancia aún mayor. También podemos retrotraernos al 1994 y 1995 donde el PP ganó las europeas por 10 puntos y luego ganó las generales por sólo 1.

 

De todos modos, oyendo a los dirigentes del PP y a algunos medios de comunicación, parece intuirse que los resultados del PP se están interpretando en clave más interna que externa. A pesar de que el PP cante su victoria a los cuatro vientos y hable de cambio de mayoría (Es su obligación), lo que han representado realmente estas elecciones ha sido la consolidación de Mariano Rajoy. Después de un hábil uso de los resultados electorales el Galicia y en el País Vasco (donde objetivamente perdió apoyos en global pero ganó muchísima influencia, en parte por el azar de las mayorías, en términos políticos), esto supone su consolidación hasta, seguramente, 2012.

En fin. Las semanas dirán como se toman los partidos estos resultados y qué explicación simplista queda en el imaginario colectivo del País. Hay un riesgo que parece bastante probable, la auto-complacencia por parte de ambas fuerzas, cuando lo que realmente deberían pensar (que, además, sería lo más interesante para el país) es en lo que han hecho mal.

No obstante, repitiendo mi argumentación anterior, con el aferradísimo bipartidismo que existe, lo más probable es que estén todos encantados de conocerse y se dediquen a mirarse al ombligo. Y la culpa no será suya. La culpa será nuestra, de la población que los vota independientemente de lo que haga.

 

También me gustaría hacer un análisis en clave Valenciana, cuya realidad me parece aberrante, pero eso lo dejo para un post posterior.

OIGA, ¿AQUÍ QUE SE VOTA?

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 05-06-2009 en General. Comentarios (0)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/ue.jpg 

 

Este domingo son las elecciones Europeas. Eso lo sabe todo el mundo. Lo que no está tan claro que sepa todo el mundo, ni siquiera la mayoría, es lo que se está votando.

Se sabe que hay un parlamento en alguna ciudad de algún país de Europa donde se reúnen los diputados electos. Allí se votan cosas que no sé sabe para qué valen, se cobra mucho dinero y está lleno de viejas glorias de la política que los partidos quieren quitarse de encima. Fuera de ahí, poco más.

De hecho, los partidos políticos colaboran en esta ceremonia de la confusión. El PP Español intenta convertir estas elecciones en algún tipo de plebiscito contra Zapatero, cosa que evidentemente no es. El propio Paco Camps se atrevió a decir que si el PP ganaba estas elecciones Zapatero debería dimitir, comentario verdaderamente aberrante y vergonzoso, pero que muestra bien qué intenciones tiene el PP.

Por el otro lado el PSOE intenta que las elecciones salgan con el mejor resultado posible para ellos. Una victoria o una derrota mínima le valdría, pero todo orientado a intereses puramente internos. El PSOE sí que habla vagamente de la Europa social, pero todo se pierde en una batalla política repleta de trajes, aviones, brotes verdes de marihuana y acontecimientos planetarios.

Nada mejor podemos decir de UPyD, empeñado en decir que son diferentes mientras repiten las mismas estrategias, demagogias y métodos que los partidos de los que se quieren diferenciar. Los nacionalistas van a la suya, y tan sólo IU hace una campaña netamente europea, aunque parece que con escaso apoyo.

 

¿Pero que estamos votando realmente? En difícil de responder, puesto que las competencias del parlamento europeo son difusas, que controla a una comisión que no es un gobierno, y que sus dictámenes son de aplicación particular en cada estado. De todos modos, creo que podemos decir que lo que se vota es que tipo de modelo europeo queremos, ya que por las mismas limitaciones del parlamento europeo está más preparado para una labor de “construcción” europea que de gobierno.

En esta situación cada grupo político se enmarca en un modelo de la Europa a construir. Resumiendo, creo que los modelos podrían ser los siguientes.

 

Partido Popular Europeo. En este grupo está el partido popular Español. Son generalmente pro europeístas, aunque con limitaciones. Pretenden una construcción de Europa fundamentalmente como una gran potencia económica, es decir, como un mercado. Podríamos decir que pretenden un modelo económico para Europa parecido a los EE.UU, aunque en términos políticos defienden la soberanía de cada estado. Suelen ser fuertemente Atlantistas.

 

Grupo socialista europeo. Ahí encontramos al PSOE. Su idea es una Europa con protección social más fuerte, defendiendo el modelo europeo del estado de bienestar, y con un poco más de cesión de soberanía por parte de los estados. De hecho, son más propensos a que Europa tenga una sola voz en asuntos internacionales, por lo que son más europeístas que atlantistas.

 

Grupo de la Izquierda unitaria Europea. Aquí hay partidos como IU e ICV. Defienden un modelo de Europa social de manera más clara que los socialistas. En su modelo económico priorizan la protección del trabajador y los derechos sociales a cualquier otra cosa. Son opuestos al atlantismo.

 

Alianza de los demócratas y liberales por Europa. Aquí están el PNV y CDC (parte mayoritaria de CiU). Digamos que son centristas, y que defienden un modelo intermedio entre los populares y socialistas. Suelen votar con los socialistas en cuestiones políticas y de libertades públicas y con los populares en cuestiones económicas, aunque no siempre.

 

Euroescépticos. Aquí habría partidos como Alternativa Española (para quien el partido conservador británico ha pedido el voto de sus compatriotas en España). Se supone que el partido conservador británico se va a escorar hacia este movimiento. Básicamente son opuestos a cualquier avance político de Europa y a ninguna cesión de soberanía. Suelen ser bastante derechistas.

 

 

En resumen, estas son las tendencias políticas que se presentan. He omitido a los nacionalistas por pertenecer sus dos representantes más importantes al grupo liberal, aunque sobra decir que lo que quieren los nacionalistas es una construcción europea que se base en las regiones, no en los estados.

Creo de debemos de tener claro que esto es lo que estamos votando, no si se castiga la gestión del gobierno o la corrupción del PP. Votar por cuestiones nacionales es, a mi entender, un error.

 

De todos modos, parece que en toda Europa la participación va a ser muy baja. En España puede fácilmente haber 20 o 25 puntos menos de participación que en cualquier elección general. Con este tipo de participaciones poca representatividad va a tener este parlamento y difíciles van a ser los análisis, pero bueno, no adelantemos acontecimientos. Lo analizaremos cuando toque.

SANTIAGO CARRILLO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 01-06-2009 en General. Comentarios (2)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/carrillo.jpg 

 

Santiago Carrillo está, quizá, entre la veintena de políticos más importantes del siglo XX en España, fundamentalmente por su papel en la transición. Además de esto, fue uno de los promotores del “eurocomunismo”, teoría política que rechazaba de lleno las teorías del Leninismo, y que vio con clarividencia el futuro del mundo soviético.

 

Carrillo era hijo de un dirigente socialista, Wenceslao Carrillo, por lo que desde pequeño “mamó” las teorías socialistas. Eso unido a las dificultades económicas en las que vivió de niño le llevo a creer en la revolución como método de conseguir que las masas obreras saliesen de la pobreza.

Su primer cargo político relevante fue en las juventudes socialistas unificadas poco antes de la guerra civil, de las que fue secretario general. Poco después de empezar la guerra civil, decidió ingresar en el PCE, lo que finalmente le llevaría a romper con su padre, socialista anti-negrinista, con el que no se volvió a hablar.

En noviembre de 1936 fue designado consejero de orden público de la junta de defensa de Madrid, organismo creado para la defensa militar de la capital. Su primera decisión fue el traslado de los presos políticos desde Madrid hacia otras ciudades del territorio republicano. En ese trayecto, unas 2500 personas fueron asesinadas, sin que se sepa aún el responsable, aunque todo indica que fue idea de algunos militares soviéticos con connivencia de algunos militantes comunistas y anarquistas. Esa fue la famosa matanza de Paracuellos.

Muchos años después de los sucedido, cuando Carrillo fue nombrado secretario general del PCE en el exilio, el régimen franquista le acusó de ser el responsable de la matanza de Paracuellos, sin que antes de su nombramiento se le hubiese acusado de nada. Ciertamente no hay ninguna prueba de ello, y Carrillo siempre lo ha negado. La lógica indica que no es posible que organizase una matanza de tal calibre cuando sólo llevaba unas pocas horas en el puesto, y así lo acreditan la inmensa mayoría de historiadores. Lo que sí se le puede achacar es, seguramente, no haber tomado las precauciones necesarias para evitar este tipo de actos y no haber perseguido a los culpables, aunque quizá pueda ser entendible en aquellas circunstancias.

Durante la transición la matanza de Paracuellos fue utilizada por aquellos que querían parar los cambios democráticos en España, y hace pocos años también volvieron estas teorías de manos de los pseudo-historiadores Pío Moa y César Vidal. La culpabilidad de Santiago Carrillo es algún tipo de dogma de Fe en la extrema-derecha, y por mucho que se intente razonar, probar y argumentar siempre salen con teorías conspirativas fantásticas para persistir en su opinión.

 

En 1955 Santiago Carrillo fue elevado a Secretario General del PCE. Su secretaría llevó a un cambio de política por parte del PCE, donde propuso la “reconciliación nacional” entre Españoles para derribar al régimen Franquista. Este cambio fue revolucionario, puesto que la estrategia del PCE hasta ese momento era la guerrilla.

Sin embargo donde Carrillo alcanza una verdadera relevancia es en su ruptura de relaciones con la URSS en 1968, tras la invasión de Checoslovaquia. Carrillo, que ya estaba enfrentado al premier soviético Brezhnev, rompió relaciones con el PCUS y con la mayoría de “democracias populares”, excepto con Rumania y Yugoslavia (que no era aliado de la URSS).

En ese momento desarrolla la idea de Eurocomunismo. El eurocomunismo, en cierta manera, intenta rescatar los orígenes de la socialdemocracia, tal y como Eduard Bernstein la había definido. Es decir, la democracia ya no es un método para la revolución, si no un valor político importante.  La revolución ya no es posible, debidos a los cambios ocurridos en los países occidentales y a su nivel de desarrollo, así que lo que hay que hacer son cambios políticos progresivos para llegar al socialismo, sin revoluciones bruscas. Además, en Eurocomunismo se sitúa con los países no alineados, propugnando la eliminación de los bloques militares.

Los partidos comunistas Italiano, Francés y Español adoptaron el eurocomunismo de forma entusiasta, aunque eso no les llevó a mejorar sus resultados electorales ni a gobernar. Con la caída de la URSS, las teorías eurocomunistas desaparecieron, arrastradas por el aparente triunfo del capitalismo, cuando seguramente fueron las que vieron más certeramente la realidad del socialismo “real”, seguramente porque lo conocían desde dentro.

 

La actitud del PCE y de Carrillo durante la transición todos la conocemos. Fueron absolutamente constructivos y cedieron muchísimo con tal de ayudar al gobierno Suárez a consolidar la democracia. Aceptaron la monarquía, la bandera, el sistema electoral, el perdón de gente que no tenía perdón, etc. Y todo ello no les valió más que para acabar siendo un partido minoritario.

De hecho, después de la debacle del PCE en las elecciones de 1982, el partido se volvió contra Santiago Carrillo y acabó expulsándolo. Tras la creación de un nuevo partido, que fracasó, Carrillo abandonó la política a finales de los 80.

 

Hoy en día Carrillo colabora el la ventana de la cadena SER. Allí comparte tertulia con otros ex políticos veteranos, muy interesante de escuchar pues se observa claramente la diferencia entre aquella generación de políticos y la actual.

Sin embargo, a pesar de los “servicios prestados” a la democracia, Don Santiago tiene que encontrarse aún con extremistas que le llaman asesino y genocida, y con periodistas que exaltan el odio hacia su persona. Y si Don Santiago leyese los foros de Internet, todavía leería cosas mucho más fuertes.

 

LA SENYERA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 01-06-2009 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/senyerabenicassim.jpg 

Seguramente muy poca gente conoce esta bandera. Pues bien, esta bandera estaba destinada a ser la bandera oficial del País Valenciano, tal y como se acordó por acuerdo de la UCD, el PSPV y el PCPV en 1981. Y he dicho País Valenciano porque ese era el nombre que se pactó para la actual comunidad valenciana en el Estatut de Benicàssim, proyecto de estatuto que debió convertirse en el estatuto oficial, pero que fue troceado y cambiado por el congreso de los diputados a instancias de la UCD, y con la aceptación a regañadientes del PSOE.

 

Durante la transición se vivió una gran tensión política en la comunidad Valenciana debido al enfrentamiento entre las dos concepciones de lo que debía ser la futura autonomía valenciana. Sin entrar demasiado en detalles políticos, me voy a centrar en los simbólicos. Había una opción, defendida por la derecha, que reclamaba que el nombre de la futura autonomía debía ser el tradicional “Reino de Valencia”, se debía institucionalizar como estandarte autonómico la señera coronada valenciana (que es la bandera de la ciudad de valencia) y usar la denominación de Valenciano, refiriéndose a la lengua, sin más detalle.

Por otro lado, la opción “izquierda”, defendía usar la denominación “País Valenciano”, denominación que se había puesto de moda desde los años 30, hacer alguna referencia a que el Valenciano pertenecía a la rama lingüística del catalán, y la institucionalización del estandarte de los reyes de Aragón como bandera del País Valenciano.

 

De hecho, al ganar la Izquierda las primeras elecciones municipales en la comunidad Valenciana, y al crearse los Consejos preautonómicos de lo que serían las futuras autonomías, fue la Izquierda quien pasó a dirigir el Consell preautonómic del país Valencià. Por eso, la bandera del consell preautonómic fue la que defendía la mayoría vencedora en esas elecciones, es decir, la cuatribarrada aragonesa.

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/senyerapreautonomica.jpg 

 

Sin embargo, en medio de la tendencia al acuerdo que existía en esa época, la derecha (dirigida por la UCD) y la Izquierda (dirigida por el PSPV y el PCPV) pactaron una simbología que pudiese ser aceptada por todo el mundo. Por un lado, la derecha aceptó la denominación de País Valencià. Por otro, la izquierda aceptó que en el estatut no figurase ninguna reseña respecto a la relación lingüística entre el valenciano y el catalán. Finalmente, se pactó una bandera “intermedia”, que llevaría franja azul, pero no sería la senyera coronada. Todo ello quedó expuesto en el estatut de Benicàssim, que fue el proyecto de estatuto para el País Valenciano.

Cuando el estatut de Benicàssim llegó al congreso de los diputados, la UCD decidió desdecirse de lo que había pactado su sección valenciana en el estatut de Benicàssim. El nombre fue cambiado por el de Comunidad Valenciana y la senyera coronada fue convertida en bandera oficial, quedando la simbología valenciana tal y como la conocemos hoy. Tampoco es justo echar toda la responsabilidad a UCD; el PSOE, con Alfonso Guerra por medio, aceptó las modificaciones en el congreso de los diputados, hecho que provocó un torrente de dimisiones en el PSPV de la época.

 

Parece que poco importa esto hoy, cosa que en parte es verdad, pero en parte no. La elección como bandera de la comunidad a la bandera de la ciudad de Valencia ha provocado que haya poca identificación con este símbolo. Fuera de la sección de la comunidad entre Sagunto y Gandia (Básicamente la provincia de Valencia), la bandera coronada no goza de aceptación popular, y es poco utilizada fuera de lo que son actos oficiales.

Por otro lado ha habido gente que ha continuado usando el término País Valencià y la bandera cuatribarrada como bandera valenciana reivindicativa. Mientras la generalitat fue gobernada por el PSPV digamos que no pasó nada, pero desde que llegó el PP el govern las personas que usan o prefieren esos símbolos han sido tildadas de catalanistas y traidores.

Muchos de los que persiguen con saña esos símbolos pertenecen a una generación que ni siquiera conoce su significado, su historia y el porqué hay gente que los sigue sintiendo como propios.

Esta es otra de las maravillas que ha traído el PP a esta tierra.