LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

EL CASO VILLA

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 19-06-2009 en General. Comentarios (3)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/villa.jpg 

 

Después de las elecciones europeas, y mostrando la profundidad intelectual del periodismo hispano, el caso Villa ha sido la noticia de la semana en España.

Más que el caso en concreto, que no viene a ser más que el pase de un jugador de futbol de un club a otro, creo que todo el culebrón del caso Villa demuestra la forma de trabajar de don Florentino Pérez y la realidad del periodismo deportivo de este país, que es, en mi opinión, lamentable.

 

Que conste, lo primero, que yo soy valencianista, y que eso seguramente condiciona mis opiniones. Pero voy a hacer un análisis lo más sereno posible.

Parece que las circunstancias son las siguientes. El Madrid quiere fichar a Villa, y el Valencia necesita vender. El Madrid pide un precio por Villa y el Valencia le comenta que abre la negociación con un precio de entre 45 y 50 millones de euros.

Como todos sabemos, el concepto “empezar una negociación” es un eufemismo de “Por eso te lo vendo”. Como es lógico, el R.Madrid intenta pagar menos de esa cantidad, a lo cual el Valencia se niega, cosa lógica porque tiene más posibles compradores. Hasta ahí todo claro.

 

La sorpresa aparece cuando, después de que se estuviese hablando, como suposición lógica, de un precio de 40 millones más Negredo, el Madrid hace una oferta de 22 millones más el pase de Negredo, al que el Madrid le auto asigna un valor de 18 millones.

Según el Madrid, es una operación de 40 millones (está intentando poner un tope mínimo para que la operación acabe sobre 45 millones de Euros). Para el Valencia, es una tomadura de pelo, puesto que el Valencia considera que Negredo no vale ni mucho menos 18 millones de Euros. Total, que el Madrid de planta (actitud negociadora) y el Valencia también. Por ahora no se llega a un acuerdo, y ya está, en una situación normal ahí estaríamos. Pero no estamos en una situación normal, en un país con una prensa deportiva normal, ni tratando con un club normal.

Días después, el Madrid declara que el Valencia ha roto el pacto de vendérselo por 40 millones y el madridismo mediático monta en cólera. La verdad es que suena muy falso este argumento, primero porque el Valor de la operación lo decide exclusivamente el real Madrid con el precio que le asigna a Negredo, y segundo porque no tiene ningún sentido que el Valencia pacte venderlo por 40 millones de euros cuando es obvio que puede sacar más por el jugador. Además, es comprensible que el Valencia pida más dinero a un club que se acaba de gastar más de 90 millones de euros en un golfo.

 

Seguramente me diréis “El Madrid no dijo nada del pacto, eso lo ha hecho la prensa”, y ahí está el centro de la cuestión.

Porque la prensa deportiva de Madrid (que actúa como nacional) y el R.Madrid de Florentino son uno. Florentino usa a la prensa como un arma para conseguir sus objetivos. La prensa ha conseguido que sea presidente del Madrid sin ni siquiera presentarse a unas elecciones, gracias a que se prestó a ser la artillería del nuevo proyecto de Florentino. Diariamente se hacían filtraciones a los medios de comunicación que estos repetían aún sabiendo que estaban actuando claramente a favor de un candidato, en clara relación simbiótica entre los intereses de Florentino y una prensa que tenía que rellenar noticias y crear expectación alrededor del Real Madrid, club principal de sus seguidores.

Pues bien, en el caso Villa pasa exactamente lo mismo. El Madrid filtra lo que le da la gana a la prensa, y ésta actúa de altavoz, creando un estado de “opinión pública”, que favorece a los intereses de Florentino. Como a Florentino le interesaba que el Valencia quedase como el club que rompió el pacto, esto es lo que filtró. Y el Valencia quedó como el club inmoral, independientemente de lo que diga el propio Valencia y de la realidad, que normalmente suele ser una situación intermedia.

 

Pero la actitud de la prensa de Madrid va más allá de ser el simple altavoz mediático servil  de los intereses del emperador Florentino. Lo peor, es que se posiciona descaradamente de un lado, que intenta influir en la operación como parte integrante.

Hemos visto como se ponía en boca del propio jugador y de determinados dirigentes del Valencia frases que no son las que han dicho. Pequeñas modificaciones o directamente frases no contrastadas que les filtra el entorno de Florentino, igual da. Se publican, se hacen portadas y se redactan noticias con esas frases manipuladas con dos objetivos fundamentales. Primero vender periódicos creando noticias donde no las hay (¿Mala praxis periodística?); pero el segundo es crear los estados de opinión que le interesan a florentino.

Porque Florentino Pérez, el santo, el mesías del Madridismo, tiene una particularísima forma de fichar jugadores, que se basa directamente en la manipulación de todo el mundo. Cuando florentino quiere a un jugador lo primero que hace es crear un estado de opinión de que ese jugador va a ir al R.Madrid. Por otro lado, hace que los jugadores presionen a sus clubes y se planten ante ellos, hagan declaraciones públicas, etc. Todo con el objetivo de que el club vendedor ceda a sus expectativas. ¿Por qué va a ceder? Pues porque tanto la prensa (que dice que el jugador está loco por jugar en el Madrid) como el propio jugador, que acaba diciendo que quiere ser traspasado, crea un estado de opinión en la afición “vendedora” de que este jugador (normalmente un ídolo) es un traidor, y se crea un clima de “odio” a ese jugador. Con ese “odio” en el entorno, el club del jugador se ve obligado a traspasarlo.

 

Afortunadamente, el Valencia, una vez más (ya lo hizo con Mendieta y Ayala) se ha mostrado firme. Hoy ha declarado que el jugador es intransferible, declaración que seguramente formará parte de la táctica de las diferentes negociaciones, pero que es necesaria para cortar la campaña que ha montado florentino y que sus súbditos con carnet de periodista agitan para regocijo de su jefe.

¿Está bien que el Valencia corte un pase de Villa al Madrid? El Valencia tiene todo el derecho del mundo, como indica la situación contractual del jugador. ¿Es legítimo, como pasó con Mendieta, que el Valencia discrimine a este club a la hora de traspasarlo? Aquí la respuesta es más complicada, pero en mi opinión sí.

La forma de actuar del Real Madrid es sucia, prepotente y coaccionadora. Si se permite que un club así consiga a los jugadores de la manera que lo hace, lo que se conseguirá es que este tipo de actuaciones se repitan habitualmente y se conviertan en un método generalizado de los poderosos contra los más débiles.

EL EJECUTIVO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 15-06-2009 en General. Comentarios (5)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/ejecutivo.jpg 

 

El otro día estuve hablando con un amigo sobre nuestros respectivos trabajos. La conversación, que empezó siendo un análisis superficial de qué nos aportaban nuestros trabajos y qué proyección de futuro veíamos en ellos, acabó versando en una figura empresarial que tienen casi todas las empresas de cierto tamaño: El ejecutivo.

 

Lo voy a llamar ejecutivo, pero me estoy refiriendo a algo mucho más amplio. Me refiero a todos aquellos que ocupan en empresas responsabilidades elevadas y que eso les obliga prácticamente a vivir por la empresa, a estar siempre disponibles, a no tener horarios, etc.

Esos ejecutivos no pueden nunca desconectar el móvil. Trabajan muchas más horas de lo que marca una jornada laboral normal. Están activos sábados y domingos. Prácticamente nunca cogen vacaciones.

La vida del ejecutivo generalmente implica muchos viajes y estar mucho tiempo fuera de casa. Aeropuertos fríos a altas horas de la madrugada, habituales noches de hotel en ciudades desconocidas, reuniones maratonianas, etc.

 

Bien, todos sabemos a lo que me refiero. Yo he visto muchas veces a este tipo de personas, tanto en relaciones profesionales como fuera de ellas, y siempre me han parecido personas que sacrifican su vida personal por ocupar un puesto importante en una empresa y, por supuesto, por la remuneración que eso conlleva.

¿Realmente este es el modo de vida a la que esta gente aspira? ¿Les gusta vivir así? ¿Es su vida familiar satisfactoria? No sé, mi impresión generalmente ha sido que no se les ve “felices”.

 

Supongo que, como en todo, las generalizaciones no valen para nada. De todas maneras me pregunto qué piensa una persona cuando acepta un puesto así. Cada persona es un mundo y habrá tenido una motivación. Quizá cuando eres joven y no tienes responsabilidades, y te ofrecen un puesto de este tipo, piensas que es el momento de aceptarlo, de ganar experiencia, de sacrificar tiempo y vida para labrarte un futuro mejor y, porque no decirlo, de poder ganar un buen dinero. Y posiblemente con el tiempo te ves atrapado es un puesto de este tipo, y ya no puedes salir. O quizá te gusta ¡Yo qué sé!

 

A lo mejor es que las personas tenemos interiorizado que “eso” es triunfar en la vida. Ganar mucho dinero, comprar un gran chalet, un coche carísimo; aunque no estés nunca en ese chalet y no puedas usar ese carísimo coche, ya que viajas con el de la empresa.

También me gustaría saber qué piensan los cónyuges de estos ejecutivos, ¿Les parece bien cambiar el poder estar con su pareja por dinero? ¿Es más importante poder llevar a tu hijo a un elitista colegio privado que poder estar encima de su educación? Me asaltan las dudas.

 

¿Qué haría yo si me ofreciesen un puesto así? Puede ser que lo rechazase, pero ¿no estoy dejando pasar un tren que sólo pasa una vez en la vida? No, no, mejor lo aceptaría…pero ¿Es esa la vida que quiero? Estoy confundido, parece como una guerra entre lo que la sociedad te dice que hagas enfrente de un sentimiento más “conformista”. Un amigo psicólogo me comentaba un día que la felicidad estribaba en minimizar la distancia entre el “Yo” real y el “Yo” ideal. Y, en esta explicación, apareció un nuevo “Yo”, el “Yo debería”. ¿Es esto un “yo debería”? Seguro que alguno de nuestros ilustres lectores nos puede ayudar.

La ambición por el dinero, el sentirte triunfador, las necesidades económicas, el querer tener un estatus de vida que requiere altos ingresos, el que otras personas se sientan orgullosos de ti, el camino que te marca la vida y que no siempre decides tú…Habrá un poco de todo, supongo, en estas personas. Cada uno es producto de sus circunstancias.

 

De todos modos creo que para que el sistema funcione (el capitalista de libre mercado) debe haber un cierto porcentaje de la población capaz de aceptar este tipo de trabajos. Si no hubiese nadie que quisiese esto, si todo el mundo priorizase el tiempo libre y la vida personal y familiar, este sistema sería inviable.

Esto me hace pensar hasta que punto los sistemas económicos, su éxito o fracaso, se debe exclusivamente al tipo de sociedad sobre el que los aplicas. Pero claro, aquí podemos entrar en qué era antes, el huevo o la gallina, ¿Somos los seres humanos los que realmente tenemos una preferencia por un estilo de vida? ¿O es la sociedad la que nos inculca una manera de ser y una aspiraciones en nuestro modo de vida?

 

…Me parece que como siga voy a caer en el relativismo más absoluto. Lo dejo aquí, antes de que empiece a degenerar.

 

EL DIARIO ABC

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 14-06-2009 en General. Comentarios (7)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/exposito.jpg 

 

Como sabéis muchos de vosotros, algunas veces escribo en los foros del diario ABC. No hace muchos meses que lo hago, sin embargo tengo la sensación de que cada vez sus noticias son más tendenciosas, histriónicas y absurdas.

 

El diario ABC es uno de los diarios más antiguos de España, creo que sólo superado por la Vanguardia. Desde su fundación, en 1903, siempre ha defendido posturas conservadoras y monárquicas.

Hasta hace algo más de un año, el diario ABC parecía defender posturas moderadas dentro de la derecha. Por su línea editorial, se alineaba con el sector “Gallardonista” del PP, aunque no por ello dejaba de ser crítico con el PSOE, pero dentro de los límites lógicos del respeto.

El autor de esta línea editorial era su director, José Antonio Zarzalejos, que intentó marcar distancias con los otros periódicos de la derecha, el ultraderechista LA RAZÓN, y el amarillista EL MUNDO.

Sin embargo, esta actitud le causó numerosas críticas de otras personalidades del periodismo conservador, que lo trataban prácticamente de traidor. Conocido es el mote que le puso Federico Jiménez Losantos: “Carcalejos”.

La verdad es que el diario perdió muchos lectores durante los años de Zarzalejos. Parece como si la moderación no cuadrase bien con los lectores conservadores de este país. Esto inevitablemente llevó al cese de Zarzalejos y su sustitución por Ángel Expósito, que fichó a muchos redactores provenientes de LA RAZÓN. El cambio de línea editorial era esperable, pero la verdad es que se ha dado a un ritmo récord.

 

Actualmente ABC está avanzando por la derecha a LA RAZÓN. A veces parece como si ambos diarios compitieran a ver quien dice la barbaridad más grande contra el gobierno de Zapatero. La forma tendenciosa de redactar las noticias, los comentarios sibilinos y el intento de confundir al lector de forma aparentemente disimulada se han convertido en clásicos de la redacción de las noticias de este periódico.

Además, su capacidad de crítica al PP se ha aproximado a cero. Estos editoriales de crítica al partido al que teóricamente apoyas, tan frecuentes en la prensa europea, ni están ni se les espera. Bien es cierto que es algo habitual en la prensa española, sobre todo la conservadora, pero es una lástima que el periódico conservador que más crítico era con el PP se haya convertido en esto.

 

En mi opinión lo que ha pasado con este diario es un duro golpe para el periodismo de este país. Yo, que profeso cierta admiración por la prensa Británica o Francesa tanto de derechas como de Izquierdas (Le monde, Liberation, Times, The Guardian, etc.), considero que la desaparición del único periódico mínimamente crítico con la derecha nos aboca a un periodismo dogmatizado y servil con el partido al que apoyan. De hecho, la única crítica al PP que oímos de sus fieles, viene por la línea de los que le piden a Rajoy más dureza y contundencia contra el gobierno, algo que verdaderamente produce pánico.

Pero, en este caso, no le podemos echar la culpa al periodismo patrio. ABC intentó una prensa conservadora algo más crítica y fracasó. Y quien la ha hecho fracasar han sido los lectores, que han preferido comprar otras opciones más dogmáticas. Si no tenemos prensa conservadora crítica es porque la sociedad no la ha aceptado.

 

También me resulta muy impactante el foro del diario ABC, en el que a veces escribo.

El tono de muchos de los que escriben, sobre todo de los habituales, es espeluznante.

El anonimato que concede Internet ayuda a que la gente diga verdaderos disparates, bien para sembrar polémica bien porque exponen su verdadera opinión que no se atreven a comentar en persona. Sea cual fuere la razón, estos comentarios de pueden situar francamente en el terreno de la ultraderecha; Insultos a Zapatero, odas a Franco, intenciones bélicas contra países extranjeros, homofobia, etc, etc.

Muchas veces he intentado discutir cosas con alguien. Excepto en algunos casos, en el que encontré interlocutores sensatos con ganas de tener una discusión sana (Catedrática, Pablo M-S y algunos más), en la mayoría de ocasiones me ha sido imposible. Pero lo peor del foro no es eso.

Lo peor de ese foro es la actitud totalmente tendenciosa de sus moderadores. En muchas ocasiones borran todos aquellos comentarios que les resultan incómodos o que no les gustan, mientras permiten barbaridades, como por ejemplo pedir el asesinato del presidente de los EEUU Barack Obama.

Mis comentarios han sido borrados en numerosas ocasiones, sin que estos contuviesen nada contrario a las normas del foro; y en cambio, los comentarios insultantes hacia mi o hacia otras personas son permitidos. He llegado incluso a ser “Baneado” del foro, “baneo” que desapareció después de mandar una mail de protesta a las distintas secciones de ABC.

 

De todos modos no quiero ser especialmente crítico. La verdad es que el diario ABC tiene una cosa muy buena: Que tiene grapa. Nunca me han gustado los diarios que se te desmontan en las manos, y esto con el ABC no pasa. Por lo tanto, y aún sabiendo que la grapa es algo tradicional del diario ABC desde hace muchos años, querría felicitar a ABC por mantener tan sabio invento.

UPyD

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 12-06-2009 en General. Comentarios (4)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/upyd.jpg 

 

Hacía tiempo que quería comentar cosas sobre este partido, UPyD. Creo que después de las elecciones europeas, donde ha conseguido un europarlamentario que se considera un éxito por parte de la formación, es un buen momento.

 

Como ya sabéis profeso cierta simpatía por las opciones políticas minoritarias de ámbito nacional. No me gusta el bipartidismo, y menos este bipartidismo imperfecto que da a las formaciones nacionalistas la llave de la gobernabilidad. Creo que lo ideal es una realidad política como la alemana, con 4 partidos nacionales relativamente grandes (Alemania tiene 5), que otorga al ciudadano más opciones para elegir y para sentirse “realizado” políticamente sin tener que caer en el voto útil.

 

UPyD, a priori, me parece un partido interesante. Fundado por mucha gente proveniente del mundo de la cultura (Fernando Savater, Carlos Martínez Gorriarán, Mikel Buesa), tiene una base ideológica que podríamos llamar de “Izquierdas”. El partido, que se define como progresista, es laico y bastante “jacobino”.

Sus dos principios fundacionales básicos son su oposición al nacionalismo y su defensa de la  “regeneración democrática” de la política Española. En principio, ambas son ideas con las que, dependiendo se su aplicación, estoy de acuerdo.

El partido está dirigido por Rosa Díez, socialista histórica que, en principio, tiene todo el derecho a crear una nueva alternativa política que se ajuste más a sus ideas. Rosa Díez siempre me pareció una persona honrada y de principios, y todavía me lo parece. Todo esto convierte a UPyD en un partido, llamémosle, “votable”.

 

Sin embargo, la andadura de este partido me ha generado muchísimas dudas. Cuando uno mira a UPyD, y piensa que puede ser su partido, busca en esta formación algo distinto, algo que corresponda a esa regeneración democrática, algo más ético y menos cínico y degenerado. Pero no he encontrado nada de eso.

Cuando oigo a Rosa Díez, no percibo nada nuevo ni diferente. Son los mismos discursos vacíos de la política del PP y el PSOE. Recuerdo ahora que hace poco pedía, como aportación política, un “gran pacto de estado”. ¿Qué tipo de pacto de estado? ¿Un pacto para comprar cabras en Grecia y venderlas en Bélgica? ¿O un pacto para animar a la selección española en el mundial? Esto es una frase vacía, es hablar de la nada o, en el mejor de los casos, es la política de Zapatero para el diálogo social: “Aclárense ustedes y yo apoyaré lo que ustedes acuerden”.

 

Las ideas de UPyD sobre la política nacional también son desconocidas, ¿Qué propone UPyD para la política económica? Vaguedades y nada concreto, ¿Qué política fiscal tiene UPyD?¿Qué pretende hacer con las relaciones iglesia-estado?¿Y con el aborto?¿Que unión Europea quiere?¿Es Atlantista?¿Apoya en envío de tropas fuera de España?¿Y la memoria histórica? Podríamos hacer mil preguntas, y no sabríamos la respuesta para casi ninguna.

Alguno me dirá que todo eso está en el programa de UPyD. Y es cierto que muchas de las respuestas a estas preguntas están en su programa. Pero el problema no es lo que haya en un programa electoral, puesto que podemos encontrar excelentes programas electorales en alguno de estos partidos políticos que aparecen elección tras elección en la otra punta de la mesa electoral, y que muchos nos paramos a curiosear cuando llegan elecciones. ¡Uy, que partido más raro! ¿Será de derechas o de Izquierdas? Igual es incluso de una secta, como hay partidos por ahí.

Un partido político que se jacta se representar la regeneración democrática debe ser capaz de marcar un discurso distinto. No puede hacer exactamente la misma política efectivista de frases grandilocuentes y vacías que hacen los demás. Debe saber marcar muy bien sus propuestas, aunque sea machaconamente, debe “quitarse la careta”, decir claramente que tipo de sociedad quiere.

 

Por otro lado me parece que UPyD está terriblemente limitada por su líder, Rosa Díez. Cada una de las declaraciones de Díez en el congreso dejan entrever una cierta rabia contra Zapatero. Parece como si Rosa estuviese como Bill Murray, atrapada en el tiempo, reviviendo las primarias del PSOE del 2000 cada día. Mientras Rosa Díez destile esta rabia contra Zapatero, dedique su política casi en exclusiva a atacar al presidente, UPyD tendrá un crecimiento dificilísimo.

De hecho, quien más apoyo mediático ha prestado a UPyD ha sido la cadena COPE. No voy a entrar a juzgar la aceptación de ese apoyo, porque entiendo que un partido recién creado acepta cualquier oportunidad de conseguir aceptación mediática, pero sí el resultado que ha tenido. La COPE y otros medios de derechas apoyan a Díez porque piensa que le quitará votos al PSOE (Seguramente lo mismo haría el País o la SER con un partido dirigido por un político ex del PP). Esto muchas veces lleva a pensar que los votantes de UPyD son furibundos españolistas de ultraderecha convencidos por Federico.

La verdad es que conozco un par de personas que votan UPyD, y en ambos casos ninguno es un ultraderechista, más bien son personas bastante moderadas. Sin embargo este apoyo mediático hace dudas a mucha gente “¿¡Cómo voy a votar a un partido que apoya el sujeto ese!?

 

En mi opinión, Rosa Díez ha servido muy bien para el nacimiento de UPyD, pero si este partido quiere crecer y convertirse en un partido con algo de fuerza, debe cambiar de líder. Los intelectuales deben tomar el timón del partido y marcar bien el espacio político y las ideas que defienden. Esto de la “transversalidad” suena a broma de mal gusto, y es el típico argumento de partido que quiere crecer a toda costa en base a lo que sea. También pienso que le vendría bien un acuerdo con Ciutadans.

De todos modos insisto en mi argumento principal. Quiero que UPyD tenga éxito. Pero quiero que lo tenga en base a sus principios fundacionales de progresismo liberal y regeneración democrática. Para ser una copia más de lo mismo, ya tenemos a otros.

 

ELS MENINFOTS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 10-06-2009 en General. Comentarios (9)

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/rajoyritacamps.jpg 

 

 

En Valenciano, un “meninfot” es una persona que le da igual todo, que no se preocupa por nada, que no es capaz de quejarse ni revelarse contra nada por muy malo que sea para él. Siempre se ha dicho que los valencianos somos “meninfots”, y por lo que parece es verdad.

 

Las elecciones europeas del pasado domingo han dejado una participación muy baja y un resultado bastante ajustado en el global de España. Sin embargo, en la comunidad valenciana esto no ha sido así. La participación ha sido superior a la media, y la distancia abismal a favor del PP, casi 15 puntos.

Cada día que pasa, cada nueva circunstancia política que vivo, me hace pensar que no vivo en un sitio normal. Todos sabemos que el PP es muy fuerte en Valencia, que ha absorbido lo peor, en mi opinión, de la política valenciana, el Lizondismo. Sabemos que el imperio de la manipulación Orweliana que representa canal 9 es de una potencia tal que es muy difícil luchar contar él. Conocemos cómo se ha convencido al valenciano de a pié que valencia está rodeada de enemigos (Catalanes, madrileños, aragoneses, parlamentarios europeos) que la envidian por su prosperidad y que, carcomidos por el resentimiento y manejados por el diablo, quieren hundirla y acabar con ella.

Bien, eso ya lo sabíamos. Eso está ahí, y es una terrible losa que se cierne sobre el futuro de esta tierra. Algún día, en el futuro, tendremos que ver como encaramos eso. Pero ahora las circunstancias habían cambiado.

Por más que la manipulación informativa intentase taparlo y por más que algunos clamaran contra la persecución inquisitorial, todos lo habíamos visto. A él, al “curita”, como algunos le llaman, entrar como imputado por la puerta del juzgado en calidad de imputado por un delito de cohecho. La mayor vergüenza de la democracia valenciana desde que ésta existe.

Gracias al eco de los medios de comunicación nacionales, habíamos escuchado tertulias, opiniones e informaciones sobre el honorable president y su presumible delito de cohecho. Además, el secretario del PP valenciano, Ricardo Costa, también estaba en el ajo. Por otro lado el presidente de la diputación de Castellón, Fabra, había sido por fin imputado por una de sus numerosas irregularidades. También recordábamos a Alperi, otro ilustre imputado que ha desaparecido del mapa hace escasos meses. Esto ya era demasiado.

 

Muchos confiamos en un despertar de la sociedad Valenciana. Incluso, al ver los datos de participación del domingo, patéticamente queríamos pensar en un voto de castigo. Pero no. Era todo una ilusión, en este caso de iluso, pensar que mis paisanos iban a reaccionar ante la corrupción generalizada.

El PP barría como siempre barre desde hace unos años. Rita, presumiblemente con un par de copas de más, saltaba y brincaba en la sede popular. Camps aparecía a modo de héroe, e incluso Ricardo Costa se atrevía a pedir la dimisión de Alarte. El mundo al revés.

 

Las últimas convocatorias demuestran que la corrupción no desgasta electoralmente a quien la comete. Casi todos los imputados en delitos que se presentan a una reelección la ganan. Aquí tendríamos que preguntarnos muchas cosas, si es que la corrupción sólo se da en aquellas poblaciones o regiones que son tolerantes ante ella, o si directamente los españoles tenemos algún tipo de cultura social inmoral por la que admiramos a los corruptos porque en el fondo nos gustaría ser como ellos.

Pero fuera de eso, hay que reconocer que el caso valenciano el flagrante. El honrado Fabra dijo anteayer que a los valencianos no les importaba si él o Camps eran culpables, si no que lo único que les interesaba era el paro. La frase es patética e indigna en boca de un político, pero es la puñetera verdad. Y Fabra sabe muy bien de que habla, porque ha desarrollado una red clientelar que le perpetúa en el poder.

De hecho un amigo mío, hijo de un importante alcalde de la provincia de Castellón y miembro destacado de NN.GG del PP, me comentó un día que en Castellón se estaba con Fabra porque si estabas con él te iban bien las cosas.

Otro caso muy valenciano es el del innombrable Alfonso Rus, presidente de la diputación de Valencia y alcalde de Xàtiva, político lamentable donde los haya, dedicado al insulto y al aprovechamiento del poder como método de satisfacer su ego. En Xàtiva cuentan que Alfonso Rus da trabajo a quien se lo pide (usando su influencia), por lo que tiene fama de ser muy buena persona. Esta es la típica red clientelar que mantiene a una sociedad dominada, al amparo del cacique, que ayuda a la gente siempre que le sean fieles.

Me viene otro recuerdo a la cabeza. El alcalde de Tous. Este señor, un mes antes de las elecciones municipales del 2007, decretó que el importe determinado impuesto municipal (creo que era el de recogida de basuras) de los últimos 4 años le fuera devuelto de forma retroactiva a la gente. Pero no se lo ingresó en cuanta bancaria. Montó una especie de reunión del pueblo en el que el señor alcalde le iba entregando a cada uno de los presentes su “cheque”, mientras los honrados ciudadanos, por supuesto, le daban las gracias. Recuerdo estar almorzando en el hogar del pensionista de Tous unos días antes de tan magno evento y oír las odas al alcalde, que obviamente volvió a ganar.

 

En fin, si nos ponemos a pensar sacaríamos decenas de casos parecidos. Esta es la política del PP en la comunidad Valenciana. En zonas rurales, caciquismo puro y duro. Pero en las urbanas…¡¡Rita Barberá gana de 19 puntos!!...Bien es cierto que Rita no tiene escándalos de corrupción, pero estoy seguro que si le regalasen trajes, o botellas de beefeater, ganaría por 21.

 

Quizá estoy siendo demasiado dramático, no lo sé. Es cierto que son unas europeas, que no vota ni el “tato”, que Zamora (en este caso Valencia) no se conquistó en una hora. De acuerdo, no quiero excederme. Pero convendréis conmigo que lo de la Comunidad Valenciana sólo tiene parangón con Marbella, o con la Italia de Berlusconi, y ni eso, porque por lo menos en Italia el partido Anti-Berlusconi “La Italia de los valores” ha capitalizado un voto de castigo, y “il Cavaliere” ha perdido muchos votos.

 

Voy a volver a citar a Azaña: Decía que no gustaban muchas cosas de España. Su atraso, su envidia, su fanatismo, etc. Pero que a pesar de esto no podía dar la espalda a España y desentenderse. Bien, yo me siento de forma parecida. Este “meninfotisme” me parece terrible, este victimismo atroz que está en el subconsciente colectivo de los valencianos, el caciquismo que sobrevive en nuestra tierra, etc. Pero a pesar de todo esto, siento que como valenciano tengo que colaborar para que esto cambie, para que nuestro pueblo se dignifique, para que podamos tener un futuro mejor.

Porque repetiré mi argumento del otro día. Un pueblo que no es crítico y que no considera la ética como uno de los principales pilares de lo público, está destinado a tener corruptos e incompetentes en el poder. Ya lo dice la frase “cada país tiene el gobierno que se merece”.