LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

LOS TRAJES DE CAMPS

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 29-04-2009 en General. Comentarios (6)

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/costacamps.jpg 

Cuando comenzó todo este asunto de los trajes del presidente Camps mis primeras sensaciones fueron que no iba a llegar a ningún lado. Pensé que bastante cuidado habrían tenido para que nada se le pueda imputar a un cargo tan importante. Además, el tema de los regalos a cargos públicos es algo tristemente habitual en el caso de concejales y cargos secundarios de la administración, por lo que también existía la posibilidad, como estrategia defensiva, de levantar la manta y mostrar lo habitual de estas actitudes, para así conseguir que el asunto Camps se pediese en medio del mar de los presentes.

Sin embargo, conforme pasaron los días y observaba las reacciones, mi sangre valenciana fue alterándose, pasando de la horchata al cóctel ardiente en que se ha convertido hoy después de las nuevas revelaciones.

Primero fue la actitud Goebbeliana de Canal 9, esa televisión que supera al NO-DO en capacidad manipuladora (Por lo menos todo en mundo sabía que el NO-DO mentía y manipulaba). Los únicos comentarios sobre el hecho en cuestión eran los alegatos de políticos del PP aduciendo una persecución Socialista-Garzoniana. Si el espectador no sabía nada de la trama y del caso Gürtel, es difícil que se enterase de que estaba pasando, puesto que en ningún momento se comentaba. Eso sí, todos los consellers desfilaron en las distintas secciones del noticiario, tales como “Esports”, “El camp” o “La revista”.

Posteriormente, después de la publicación por parte del diario el País de unas grabaciones de la policía, el Sr. Camps adujo en su defensa que todo se trataba de un montaje. Después de 24 horas de silencio, es lo mejor que se le ocurrió al hombre.

Sin embargo, días después, el TSJV dijo que iba a vigilar y a sancionar posibles futuras filtraciones porque, según el TSJV, “Esta reproducción literal evidencia que al periódico le ha sido facilitada una copia de la causa bajo secreto de sumario”.

Entonces, ¿No decía el Sr. Camps que era un montaje? Le verdad es que es difícil pensar que, una vez el propio tribunal ha reconocido mediante su comunicado que la conversación es auténtica, al señor Camps no le regalasen trajes cuando a su mujer le regalaban presentes que hasta le daba vergüenza aceptar.

Pero lo más indignante de este caso ha aparecido hoy. Como estrategia de defensa, el PP ha pensado que era una buena idea publicar el patrimonio del Sr. Camps y el Sr. Costa. Pues bien, resulta que el Sr. Camps tiene, como patrimonio, un piso en Valencia, un SAB de 13 años, 2 planes de pensiones, un seguro de vida y dos cuentas bancarias de las que no se ha mostrado sus fondos. Convengamos que, en principio, parece extraño. Pero lo mejor estaba por llegar.

El señor Costa, más osado, además de 2 pisos (de los que está pagando hipoteca), y de ser copropietario de una sociedad llamada CASLEGIS, SL, tiene 5 cuentas bancarias de las que ha mostrado el saldo, que es de ¡¡1435 Euros negativos!!

Como todos sabemos, ninguna persona con asuntos turbios en el mundo pone su dinero y sus propiedades a su nombre. Usa a su mujer, sus hijos, sus padres y hermanos, etc. Para evitar problemas con la justicia. Un político, quizá por órdenes del partido, también debe ser prudente con no tener demasiadas propiedades a su nombre, para no sembrar dudas sobre su posible corruptibilidad. Pero eso es una cosa, y otra es tener un SAB de 13 años  (que no debe ni arrancar) o números rojos en el banco.

Pero estos políticos del PP valenciano se piensan que la gente es gilipollas. ¿Alguien se piensa que Camps, que cobra 78000 € al año, puede tener el patrimonio de un obrero de la construcción? ¿Alguien puede creer que el Sr. Costa puede estar en números rojos? Las cifras que han mostrado son un insulto a la inteligencia de los ciudadanos. Si quieren mentir, que mientan bien, y que se dejen 40000 ó 50000 Euros en sus cuentas para disimular.

Estos políticos del PP tratan a los ciudadanos como analfabetos estúpidos a los que se les engaña con un caramelo. Quizá todos los políticos menosprecien la inteligencia de la población, pero los del PP lo hacen con un descaro tan insultante que produce rabia escucharlos. Se deben pensar que son una élite intelectual que por derecho divino debe manejar a pobres infelices que no saben ni pensar.

Esta declaración de bienes es un insulto al pueblo Valenciano y al pueblo Español. El propio hecho de mostrar un patrimonio tan obviamente falsificado demuestra la catadura moral de estas personas y da a entender que tienen algo que esconder. Creo que hoy se han ganado la presunción de culpabilidad por parte de mucha gente.

¿BIPARTIDISMO O VOTO DE CASTIGO?

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 27-04-2009 en General. Comentarios (1)

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/bipartidismo.jpg 

 

Esta mañana he leído la enésima encuesta sobre las elecciones europeas de Junio. En ella, el PP popular superaba al PSOE por unos 2 puntos, algo normal dadas las circunstancias. Sin embargo eso no ha sido lo que me ha llamado la atención. Lo que me ha sorprendido es que, a pesar de la naturaleza de estas elecciones, tanto el PP como el PSOE tenían una tendencia alcista respecto a la encuesta anterior, y que IU e UPyD se estancaban en el 3,5% de intención de voto.

El bipartidismo que existe en España está sustentado fundamentalmente en la naturaleza del sistema electoral, como ya comenté en otro artículo. Pero las elecciones europeas no están condicionadas por este sistema, ya que en ellas existe una única circunscripción nacional, siendo la representación electa directamente proporcional al número de votos.

Debido a esto sería lógico pensar que es una excelente ocasión para no votar pensando en el voto útil. Además, el resultado no va llevar a la formación de un gobierno u otro, si no que sólo elegimos una pequeña parte de un poder legislativo minimizado e ignorado en las políticas fundamentales de la unión.

Todos sabemos que ni el PP ni el PSOE son partidos con muy buena opinión entre los ciudadanos, fuera de sus militantes y sus votantes fieles. Entonces, ¿Cómo es posible que se repita el mismo bipartidismo que en las elecciones generales? Parece lógico pensar que este resultado es gracias a la máxima que rige nuestra política: Que no gane “el otro”.

Los españoles votamos más por rechazo a un partido que por adhesión a otro. Pero esto, que puede tener algún sentido en elecciones generales o autonómicas, no lo tiene en estas. Independientemente de quien gane, un porcentaje de votos cercano al 40% para ambos partidos llevará básicamente a la repetición de estrategias, ideas y actitudes que estos partidos han llevado hasta ahora, con la única diferencia de un pequeño cambio cosmético en el partido que quede en segundo puesto, o el incremento de su maquinaria propagandística.

Quien crea firmemente en las políticas de cada uno de estos partidos, ya sabe a quien tiene que votar. Pero quien piense que ambos no se están comportando como deberían hacerlo que sepa que el voto a la contra no cambiará nada sustancialmente. ¿Cómo cambiar esta situación de la política española? La única manera, a mi entender, es el voto a otras opciones distintas.

El resultado de estas elecciones realmente no importa mucho. Seamos atrevidos pues. Un voto de castigo contra la bipartitocracia imperante será lo único que despertará a estos dos partidos que dedican sus esfuerzos a la satanización del rival,  a la propaganda simple y facilona, y a sus rencillas personales.

Un resultado que diese a IU y a UPyD unos resultados importantísimos, imaginemos un 15% de votos cada uno, produciría un terremoto político de dimensiones enormes. Entonces el PP y el PSOE comenzarían un proceso de autocrítica interna, generando nuevas ideas y modos de comportamiento más propios de la política con P mayúscula (que decía Adolfo Suárez) que del politiqueo de programa del corazón al que nos tienen acostumbrados.

Los partidos políticos mayoritarios han llegado a pensar que son los dueños de España, y que la voluntad de los ciudadanos se limita a la elección entre ellos. Los partidos se acomodan y pierden su función, la generación de ideas y la mejora  de la vida del país. Básicamente se convierten en Oligopolios. Sólo la ruptura de este Oligopolio llevará a que despierten y espabilen.

A LA SOMBRA DE AZNAR

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 22-04-2009 en General. Comentarios (2)
http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/rajoyaznar.jpg 

 

La reciente comida de José María Aznar con sus ex ministros me ha dejado terriblemente impresionado. No por el hecho oficial, que era un teórico apoyo a la candidatura de Mayor Oreja como cabeza de lista del PP al parlamento europeo, si no por las otras dos realidades que mostraba.

La primera de estas realidades es el uso que hace José María Aznar de todos sus ex ministros para obtener presencia pública, al igual que usa la FAES. Viendo los últimos acontecimientos, la continua presencia de José María Aznar en conferencias y, por lo tanto, en medios de comunicación, parece como sí quisiese volver a la primera línea política, dirigiendo las políticas de la derecha a modo de líder espiritual.

Aznar parece que quiere elevarse como el presidente que sacó a España de una crisis. Los comentarios de su poco discreta mujer así parecen demostrarlo. Pero, a pesar de que esto parece ser una forma de ayudar a su partido para que recupere el gobierno, presentándolo como un partido experto en economía y con experiencia en estas dificultades, me temo que la verdadera finalidad de Aznar no es esa.

Más que ayudar a su partido político (algo que seguro que también desea), los deseos de Aznar, hombre dominado por la soberbia, suelen ser más egocéntricos. Seguramente lo que pretende es introducir en la mentalidad española que las políticas neoliberales que defiende son las adecuadas para la reactivación de la economía. Presentándose como campeón de la creación de empleo, pretende que se le escuche como una autoridad y se acepten sus teorías económicas, a pesar de que éstas sean bastante más radicales que las que aplicó en su momento. Y lo peor, es que sus ex compañeros se prestan a actuar como teloneros.

Y ahí enlazamos con la segunda realidad. Porque que políticos semi jubilados se presten a esto tiene algún sentido, pero que el presidente del Partido popular acepte presentarse como un segundón ante en ex presidente es algo difícil de entender. En la derecha los principios de jerarquía suelen ser bien aceptados, y además la teoría política indica que se deben mantener las apariencias de liderazgo. Que Rajoy haya aceptado esta situación, con foto central de Aznar incluida, supone un despiste muy importante de sus asesores, a la vez que un mensaje claro de Aznar a Rajoy, algo así como “Recuerda que eres un segundón, y que aquí el único que ha sido presidente y ha ganado elecciones soy yo”. Francamente, ¿Alguien se imagina a Zapatero y a Felipe González en una situación parecida? Es Obvio que no. Pero todavía hay algo peor.

La presencia de Rajoy en esa escena se produce en un momento muy concreto, que es dos días después de que Aznar dijese que no se debe “subsidiar” el desempleo y se debe realizar una profunda reforma laboral (traducido, un profundo abaratamiento del despido). ¿Cómo es que nadie le dice a Rajoy que su presencia como actor secundario le pone bajo la sospecha de apoyar esas palabras? ¿Sabe Rajoy que esas políticas seguramente las rechazará casi la mitad de su electorado?

Si yo fuese miembro del PSOE comenzaría una campaña para asociar a Rajoy a las ideas de Aznar. Tienen el filón perfecto para acabar con su adversario y un aliado inesperado, José María Aznar. Denle un micrófono a Aznar, y acabará con cualquier expectativa del PP de ganar las elecciones.

 

DOS POLÍTICAS DEL PASADO

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 20-04-2009 en General. Comentarios (0)

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/obama.jpg 

 

La propuesta del presidente estadounidense Barack Obama para recuperarnos de la crisis económica internacional ha sido parcialmente aceptada en la pasada cumbre del G-20. Las líneas maestras de su propuesta se basan en el aumento del gasto público para inyectar liquidez en los mercados, planes de rescate a los sectores amenazados, un control mas intenso sobre las operaciones financieras internacionales y una tímida declaración contra los paraísos fiscales.

En términos histórico-económicos, la propuesta de Obama recuerda mucho a las políticas que emprendió en ex presidente norteamericano F.D. Roosvelt durante la gran depresión, y que supusieron la implantación internacional (en el mundo capitalista) de las políticas económicas de John Maynard Keynes. La diferencia, en este caso, es que la propuesta de Obama parece algún tipo de Keynesianismo global, no estatal como se hizo en los años 30.

A pesar de que estas políticas parecen tener un consenso internacional bastante amplio, existe otra corriente de opinión aparentemente minoritaria que critica las estrategias de Obama. Esta corriente defiende que la solución a la crisis económica no es un mayor gasto público ni un control mayor sobre las operaciones financieras, si no que lo que hay que hacer es acabar con las pocas restricciones que todavía quedan, llegando al liberalismo extremo sin prácticamente regularización. Estas ideas son defendidas por el partido republicano de los EE.UU, sobre todo por su ala más conservadora, y por parte de algunos miembros del PP Español (con especial implicación del Ex presidente Aznar). Otros grupos conservadores de otros países no parecen alinearse con esta postura, bien por táctica, por convencimiento, o porque sus opiniones no llegan a los medios de comunicación españoles y, por tanto, no las conocemos.

Podríamos hablar de terceras posturas, de aquellas de los países en los que gobierna el llamado socialismo del siglo XXI, aquellas de los grupos de izquierda transformadora u otras. Pero al no estar, a mi entender, bien desarrolladas ni ofrecer un punto de vista que pudiese influir en la política internacional voy a omitirlos.

Por lo tanto, nos enfrentamos a dos alternativas bien definidas, una vez que el neoliberalismo globalizado con su ausencia de controles a los flujos de capitales ha provocado una gravísima crisis internacional. Para aquellos que defienden una mayor desregulación es como si la historia se hubiese detenido hace un año. Independientemente de lo que haya pasado, parece que creen con fe ciega en la desregulación como algo totémico y como único camino verdadero.

Para mí, estas opiniones sólo se sostienen mediante una fe casi religiosa, o bien mediante una posición interesada, pero no en razones objetivas. Es como si dijésemos que para acabar con los asesinatos con armas de fuego en EE.UU hay que permitir la venta de pistolas en los supermercados. El sistema impulsado por Reagan y Thatcher en los 80 está agotado, y hay que cambiarlo.

Sin embargo, las políticas de Obama, que por lo menos sí intentan cambiar las cosas y reparar los desmanes de la anterior situación, tampoco son garantía de éxito. Es evidente que ninguna política tiene una garantía de éxito asegurada, y que cualquier política de cambio supone un riesgo, pero lo que es sorprendente en este caso es que la solución a la crisis parece un plagio internacionalista de las políticas Keynesianas.

¿Se puede resolver dos crisis con 80 años de distancia, en dos mundos totalmente distintos por el paso del tiempo con casi las mismas políticas? Reconozcamos que suena raro. El Keynesianismo comenzó a fallar durante los años 70, cuando se simultanearon dos fenómenos que parecían opuestos al mismo tiempo: La inflación y el estancamiento económico. Las causas de esto no están claras, pero parece que la economía se convirtió en algo tan grande e interrelacionado que ya no respondía perfectamente a las simples teorías keynesianas. Es difícil pensar que con una economía muchísimo más interrelacionada como la actual darán resultado, aunque para ello se este intentando que los planes de estímulo sean globales.

Lo que si parece similar a la época de la gran depresión es que, si estas teorías económicas fracasan, nos encontraremos en la dicotomía entre ultraliberalismo y socialismo, creándose posiblemente una gran polarización social y mucha conflictividad, al menos hasta que alguien desarrolle alguna otra alternativa.

¿SERÍA INESTABLE LA III REPÚBLICA?

Escrito por lasuertesonriealosaudaces 15-04-2009 en General. Comentarios (2)

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/banrep.jpg 

 

Aprovechando el aniversario de la proclamación de la II república e inspirado por un comentario reciente en un post de hace un par de meses, quería hacer un par de reflexiones.

El comentario que me ha inspirado a escribir hablaba sobre una hipotética tercera república en España. El argumento era que esa república traería inestabilidad, puesto que al tener un jefe de estado “político”, esto llevaría a generar más crispación y más polarización política. También comentaba este compañero que no quería que la policía y el ejército estuviesen en mano de una persona con carnet de partido (realmente ya lo está, puesto que son los ministros y el presidente quienes tienen estas atribuciones, y el Rey constitucionalmente no puede rechazar sus decisiones).

He oído y leído en multitud de ocasiones que una república traería problemas a España. Hay gente que todavía piensa que si hubiese una república habría un golpe de estado militar, y que el Rey es el único garante de la democracia en España. Argumentos como “En España ya se ha demostrado que una república trae inestabilidad” u otros parecidos son frecuentes, como si el tiempo no pasase y siguiésemos viviendo en el siglo XIX o en los años 30. Otros, más moderados, aducen situaciones como la que he comentado antes, de polarización, crispación, etc.

La verdad es que estos argumentos no aparecen en la mente de la gente porque sí. Muchas han sido las personas que lo han repetido, seguramente para consolidar la monarquía y la figura del monarca en su momento, o son argumentos que se aplicaban a la lógica de los años 70, siendo extrapolados hasta el día de hoy. Quizá sean parte de una mitología interesada o tengan alguna otra motivación. Pero lo que es cierto es que hay mucha gente que cree eso.

Al final, y cuando posees un conocimiento de la historia de España relativamente amplio, te das cuenta que estas ideas no son nuevas. En el fondo, esto es la misma argumentación que intentaba usar el Franquismo para legitimar la dictadura. En aquel momento de usaba aquello de “O Franco u otra Guerra”.  La idea es que los Españoles eran de por sí un pueblo salvaje, que el odio entre ellos era inevitable, y que si no se les gobernaba con mano de hierro volverían a matarse entre ellos. Los Españoles, a diferencia del resto de Europa, estaban incapacitados para la democracia, y lo único que mantenía la paz era la “mano dura” (fijaos como Franco y el franquismo se exime de toda responsabilidad en la guerra civil, presentándose como pacificadores y no como sus iniciadores).

Cuando Franco murió en España se reinstauró la democracia, como era lógico por contexto cultural e internacional. Todo aquello de “o Franco u otra guerra” se demostró una mentira interesada. Sin embargo ese mito parece que se transmutó en uno nuevo, el del Rey garante de la democracia. El rey era la fuerza que contenía a los militares y a los golpistas, era la fuerza que estaba por encima de derechas e izquierdas y que garantizaba la lealtad de todos a la nueva democracia. Esta idea, que podría tener algún sentido en los momentos inciertos de la transición, ha llegado hasta nuestros días, cuando ya carece de sentido alguno.

A mi todo esto me produce verdadera lástima porque, en el fondo, la aceptación de esta idea revela un sentimiento de inseguridad de los españoles con nuestro propio país y nuestros propios compatriotas. Portugal, Irlanda, Francia, Italia, Alemania y muchísimos países más de nuestro entorno son repúblicas. En ellas, ni se mata nadie, ni se crea ninguna polarización especial por la realidad republicana. ¿Porqué en España no puede haber una república?. Es absurdo. Es propio de un sentimiento de inferioridad descorazonador. La crispación se crea por culpa de los políticos irresponsables, no por los regímenes. Es más, si hay una república parlamentaria, creo que incluso se evita la polarización.

¿Qué pasaría si José María Aznar fuese presidente de la república con Zapatero de primer ministro? A pesar de que muchos pensarán que correría a pedradas esa no es la realidad. Las obligaciones llevarían al José María Aznar, el mismo que hoy no desaprovecha momento ni ocasión para desprestigiar a España y a su gobierno allá a donde va, a tener una relación correcta con el primer ministro, a defender internacionalmente lo mismo, a hablar siempre moderadamente y de manera neutral. ¿Eso crearía más crispación? Al contrario. Cuando por fin viésemos a dos políticos de partidos distintos entenderse en España, aunque fuese por obligación, a estos que creen que el otro partido representa la maldad absoluta se les pasaría la alucinación.

Se puede argumentar a favor de la monarquía con argumentos válidos. Es perfectamente democrático querer un Rey, como lo es lo contrario. Pero las argumentaciones deben ser lógicas. Las fantasías de historia-ficción son tan insostenibles como defender que un monarca lo debe ser “por la gracia de dios”.