LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

Y resulta que Bush no quería...

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/bush.jpg 

 

Los políticos suelen escribir libros de memorias cuando se jubilan. Creo que en los últimos tiempos todos los políticos lo han hecho, algunos incluso por partida doble. Recuerdo leer el libro de memorias de José María Aznar después de que unos amigos me lo regalaran para mi 25 cumpleaños a modo de cachondeo. El libro era autocomplaciente, muy del estilo soberbio de Aznar, aunque no pondría la mano en el fuego a que lo hubiese escrito él.

 

George W.Bush también ha entrado en el grupo de políticos que pretenden ganar un buen pellizco con sus memorias, probablemente escritas por un negro o un Ghost Writer como dicen ellos. Sus memorias se llaman “decision points”, y como es habitual se ha dedicado los días previos a su publicación a conceder entrevistas.

La última entrevista de Bush ha sido en la NBC, donde ha declarado que él no quería atacar Irak y que siempre quiso agotar la vía diplomática, dando a entender que él era uno de los más “pacifistas” dentro de la administración americana en esos momentos.

Por si quedaban dudas, después de hablar de las armas de destrucción masiva y de su no existencia, Bush dijo “No podría afirmar que sí iría a la guerra con Irak otra vez”. De todas maneras Bush sigue defendiendo su decisión en base a argumentos extraños como que con la información de la que disponía en ese momento (y que ahora considera no fiable) había que hacer eso, o que el mundo es mejor son Sadam Husein.

 

Bush nunca me ha parecido un hombre excesivamente inteligente, por no decir exactamente lo contrario. Entiendo que era muy manipulable, y seguramente se dejó guiar de todos los asesores, políticos y militares que tenía alrededor.

Me viene a la cabeza la crisis de los misiles y la actitud de John F. Kennedy para llevar aquella situación. Ante ciertos miembros de la administración y altos funcionarios del estado que querían aplicar una política contundente y agresiva contra los movimientos de la URSS, Kennedy tuvo que hacer muchas concesiones, más en la forma que en el fondo, a estas personas para no crear una división que no se podía permitir. Si un político muy capaz como Kennedy tuvo que ceder en su política, que presiones no habrá tenido que sufrir un hombre presumiblemente poco capaz como Bush.

 

De todos modos estas entrevistas y lo que se presume en las memorias muestra cierto grado de arrepentimiento muy interesante. Decir que no podía asegurar si volvería a atacar Irak viene a decir que probablemente aquello fue un error, y eso es algo muy relevante.

Derrocar a un dictador de tendencias más parecidas al panarabismo que al islamismo en plena guerra contra el terrorismo islamista pareció siempre un contrasentido, y la existencia de armas de destrucción masiva en un país que todavía vivía bajo las consecuencias de la derrota de la guerra del golfo una excusa poco elaborada. Los hechos han demostrado que ambas percepciones eran adecuadas.

Desde un punto de vista izquierdista, liberal (en un sentido americano de la palabra) o simplemente europeísta la idea de que la guerra de Irak fue un error está asumida, pero desde el punto de vista de una derecha atlantista y neocon esta declaración puede ser un punto de inflexión.

De todos modos quedan muchas personas que acogiéndose a la relativa calma del Irak de 2010 y a la retirada última de tropas todavía justifican y consideran positiva aquella intervención. Parece como si las decenas de miles de muertos de la posguerra no hubiesen existido, el auge del terrorismo islamista en el país tampoco ni enorme gasto de recursos militares.  7 años de desastre desaparecidos ante un presente un poco más esperanzador no parece una posición muy aceptable que digamos. Espero que ahora, después de estas ambiguas pero relevante declaraciones estas personas comiencen a desarrollar posiciones más ecuánimes.

 

Por último una curiosidad de la entrevista. Bush dice que José María Aznar era un  “líder visionario”… ¿Qué quiere decir Bush con visionario? Porque tiene connotaciones tanto positivas como negativas….

No obstante no creo que tenga especial relevancia y que sea algo más que un gesto de deferencia y amistad a alguien que le apoyó incondicionalmente. Aznar no tenía visión de nada más que de su propia megalomanía, y esa fue la causa primera de su alineamiento casi fanático con cualquiera de las posiciones de los EE.UU, siendo “más papista que el Papa”.

La verdad es que, volviendo a las memorias de Aznar, me hubiese gustado ver la más mínima autocrítica en ellas como sí ha hecho Bush en las suyas. Pero está visto que era pedir demasiado.

 

Comentarios

Esos libros no los escriben ellos seguramente. Hay mucho escritor profesional al que contratar. Se le dictan en entrevistas unas premisas, un argumento, se fija un tono narrativo y poco más. El escritor cobra y el famoso de turno firma como si fuera obra suya. Los tests de inteligencia publicados en los U.S.A. en aquellas elecciones en las que Bush iba por los Rep., Gore por los Dem. y, cómo no, Nader por un tercer partido :-) eran muy claros: George Walker Bush rozaba la deficiencia mental, y Al Gore creo recordar que era superdotado en cuanto a su C.I. Como todos sabemos hoy, el C.I. (Coeficiente de Inteligencia) no es tan determinante en nuestra vida como la I.E. (Inteligencia Emocional) y, de ésta, George W. Bush no anda tan falto como de la otra. Es decir, sabe ser simpático y cercano, aunque quizá no controle muy bien la ira y la frustación. Yo no me acabo de tragar que él no quisiese esa guerra. Otros, como su Secretario de Estado, el General Colin Powell, sí me lo supieron transmitir en su momento. Estos libros de memorias de políticos suelen estar llenos de bastantes mentirazas :-S siempre para mejorar la imagen del protagonista, claro. Del ex Pte. Aznar qué vamos a esperar. Él no sólo diría que las torturas estaban bien, sino que todo lo estaba. Conviene recordar que hablamos de una persona que en su momento defendía la antipatía como una virtud, como una muestra de su superioridad moral hacia sus semejantes. Grupos de abogados de los derechos civiles y asociaciones de defensa de los DD.HH. estadounidenses han tomado esta (auto)biografía del ex Pte. Bush y la quieren presentar como una confesión de crímenes contra la Humanidad. Les deseo suerte, porque lo tienen realmente difícil, todos lo sabemos. Pero hay que intentarlo.

Todavía me río del asunto de Bush. El mejor corto cómico de la temporada..... Aunque no se si la esquizofrenia persecutoria es para reirse

Añadir un Comentario: