LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

La república popular

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/estrellaroja.jpg 

 

República popular fue el nombre que se le ha dado a la mayoría de países comunistas, desde la finalización de la II guerra mundial. La república popular (people’s republic, en inglés), como concepto, se supone que representaba al “pueblo”, en oposición a las repúblicas “burguesas”, que estaban hechas a la medida de la burguesía. El concepto, en sí, tiene ese punto cínico que se le daban a las cosas en el mundo soviético, igual que se usó el concepto república democrática para referirse a otras repúblicas soviéticas que fueron de todo menos democráticas.

Sin embargo, el concepto de república popular es anterior a la segunda guerra mundial, y originariamente representaba algo que no era exactamente lo que sucedió después.

 

La primera referencia que tengo del uso del término es de José Díaz, secretario general del PCE durante la guerra civil Española, que en un congreso del PCE en 1937 (creo recordar) acuñó el término para referirse a la futura voluntad del PCE una vez acabase la guerra civil.

Para introducirnos en contexto, recordemos que la postura del PCE en la guerra civil era una postura Antirrevolucionaria, es decir, el PCE defendía que no había que hacer una revolución (en contraposición con los anarquistas), que había que defender la propiedad privada y mantener una colaboración con la burguesía liberal. Por lo tanto, los comunistas decían no querer una revolución como la soviética, ni implantar el comunismo en España.

En este contexto,  Díaz hizo unas declaraciones parecidas a estas (recito de memoria):

“Nosotros no queremos implantar el comunismo, pero tampoco volver a la república burguesa anterior al 18 de Julio. Lo que nosotros queremos es una república de nuevo cuño, donde esté extirpado del sistema el germen del fascismo,  para que éste no pueda renacer nunca, y en el que estén presentes todas las fuerzas antifascistas, esto es, una república popular”.

Lo que parecía proponer José Díaz en aquel momento era una especie de república democrática en la que sólo hubiese partidos liberales e izquierdistas, y los partidos conservadores y derechistas estuviesen prohibidos ó “extirpados”.

 

Después de la segunda guerra mundial, en el terreno ocupado por el ejército soviético, se implantaron gobiernos de coaliciones populares, es decir, de partidos que se habían opuesto a la ocupación nazi. Estos gobiernos estuvieron controlados, de facto, por los comunistas, excepto en el caso de Checoslovaquia, en el que el presidente democrático Benes fue restituido.

Como sabemos, todos estos países acabaron implantando sistemas comunistas, incluso Checoslovaquia, teniendo que partir el presidente Benes al exilio. Sin embargo, ¿Era esto un plan premeditado del dictador ruso Stalin? ¿O fue producto de las circunstancias de la guerra fría?

Posiblemente la primera idea del dictador ruso fue el crear allí repúblicas populares al estilo de las que hablaba Díaz, aunque posiblemente con escasa “limpieza” democrática en sus elecciones (para controlar la situación). Esto es: Gobiernos izquierdistas, políticas exteriores aliadas con la URRS, cierta socialización de la economía, pero mantenimiento de la propiedad privada y de ciertas libertades democráticas.

La idea no es absurda. Recordemos que los acuerdos de Yalta permitía a la URSS a tener vecinos limpios de “elementos fascistas” para su seguridad, y eso se cumplía con estas repúblicas populares, con un régimen intermedio entre sovietismo y capitalismo. Claro, el problema era que el que decidía quien era un “elemento fascista” era Stalin.

Pero pudo pasar que la confrontación con los EEUU llevase a Stalin a radicalizar su plan original, y a crear verdaderas dictaduras soviéticas, aunque se mantuvo el apelativo de república popular a los engendros.

 

La otra opción es que el plan de Stalin fuese crear sistemas soviéticos desde un principio, y el concepto república popular no fuese más que el maquillaje que se le aplicó a la RDA, y que posteriormente también aplicó China en los años previos a la revolución cultural (de hecho, China se denomina como república popular).

Ese maquillaje consiste en que el poder teórico lo ejerce un “frente popular” (En la RDA, por ejemplo, dentro de este frente estaba la CDU o el partido liberal, eso sí, dirigidos por políticos pro soviéticos), aunque en la realidad el quien lo ejercía de facto era el PC y su secretario general. Eso sí, el sistema reservaba cierto número de cargos para estos partidos colaboradores, seguramente para “comprar” su adhesión.

 

En todo caso, y dentro de la esfera de la URSS, esas repúblicas populares originales también hubiesen sido estados satélites que hubiesen acabado haciendo lo que la URSS ordenase. Las invasiones de Hungría y Checoslovaquia por parte de la URSS cuando estos países intentaron reformar sus sistemas para hacerlos más democráticos demuestra que la URSS, como todo imperio que se precie, no hizo más que actuar con una sola idea: Aumentar su poder e influencia.

 

Comentarios

En palabras de Ronald reagan: "La diferencia que existe entre una democracia y una democracia popular es la misma que existe entre una camisa y una camisa de fuerza." Saludos

Hola, Os dejo con este Post de introspección histórica durante unos días. Estaré en Oviedo hasta el fin de semana por temas de trabajo y no podré actualizar el blog. Saludos,

Añadir un Comentario: