LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

LA CÉLULA DE VENTER

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Craigventer.jpg 

Craig Venter

 

Supongo que todos habréis leído la noticia sobre la “célula de Venter”, es decir, sobre lo que se ha vendido desde la prensa como la primera forma de vida artificial. La verdad es que el descubrimiento es impresionante, pero no creo que llegue a las expectativas de ciertos titulares de prensa que, quizá sin quererlo, han sido excesivamente sensacionalistas en su contenido.

Analicemos bien cual es el descubrimiento de Craig Venter. La reseña en la revista Science dice:

 

”We report the design, synthesis, and assembly of the 1.08-Mbp Mycoplasma mycoides JCVI-syn1.0 genome starting from digitized genome sequence information and its transplantation into a Mycoplasma capricolum recipient cell to create new Mycoplasma mycoides cells that are controlled only by the synthetic chromosome”

 

Es decir, lo que se ha hecho es diseñar, sintetizar y ensamblar un genoma que estaba predefinido en una secuencia digitalizada (vamos, en un ordenador), y trasplantarlo a una célula “vacía” de ADN, con lo que el nuevo ADN pasaba a ser funcionalmente como el ADN de la célula receptora, habiendo convertido una forma de vida con un diseño determinado en otra nueva forma de vida con un diseño diferente.

Objetivamente, no se ha “creado” vida, tan sólo se ha creado el código que define la vida, y se ha convertido en algo funcional. No se ha creado vida de la nada, como hizo el Dr. Frankenstein en la famosa novela. No, es algo distinto.

 

El código genético es la base de la vida de cualquier ser. Contiene la información necesaria para que no reproduzcamos, para que no nos extingamos, para que nuestro cuerpo realice las funciones necesarias para la vida. En tanto el Software como el manual de instrucciones de la vida.

Sin embargo el código genético ya se lleva manipulado durante muchos años. La ingeniería genética permite que el ADN celular sea modificado mediante el uso de virus, que se usan como “herramientas” para realizar los cambios deseados por los investigadores.

La novedad de este experimente radica en que no se trabaja sobre un código genético preexistente, si no que se fabrica íntegramente de manera artificial. ¿Es eso crear vida? No, no del todo.

 

Uno de los misterios más fascinantes de la ciencia es definir donde acaba la materia inerte y donde empieza la vida. Desde el punto de vista de una persona de la calle la diferencia parece obvia, pero no lo es. De hecho hay grandes discrepancias científicas, por ejemplo, sobre si un virus es un ser vivo o no lo es. Los virus se reproducen, y actúan por “fuerzas” que les hacen prevalecer, pero en cambio no son, digamos, interactivos con el medio. No hay nutrición, no hay relación, simplemente hay reproducción. No cumple todos los requisitos.

¿Entonces qué es la vida? Es muy difícil de definir, y cada campo del conocimiento la define a su antojo. Pero yo voy a hacer una definición personal: Vida es todo aquello que pretende prevalecer, y actúa dirigido por “fuerzas” para tal fin. Bajo esta visión un virus sería una forma de vida, y aunque esa no es la visión mayoritaria de la comunidad científica actualmente la voy a mantener. Los virus son parte integrante del sistema de la vida, y creo que extirparlos por definiciones basadas en la homeostasis es acotar excesivamente.

 

Bien, imaginemos la célula más simple. Una cadena de ARN y una cubierta proteica y poco más. Esto se podría sintetizar el laboratorio, pero si lo hacemos no tendremos exactamente una célula, lo que tendremos es una protocélula, pues hablaríamos de un organismo inerte. ¿Por qué sería inerte? Porque no tendría intercambios con el medio destinados a su prevalencia (aunque hubiese intercambios de energía producidos por reacciones químicas)  y, sobre todo, porque no sería “autorreplicante”. Y ahí está el problema básico, que la protocélula “decida” replicarse, multiplicarse por su propia “voluntad” o “inercia vital”.

Para que la vida se genere tiene que haber una autorreplicación, y un sistema complejo que lleve a ese organismo, aislado del medio, a mantener su estado excepcional. Ese “movimiento que responde a unas pautas concretas” es la base que nos lleva a definir la vida tal y como la conocemos.

Ojo, aquí se plantea un debate. ¿Y si creamos unos seres mecánicos que estén programados para hacer perdurar su existencia? ¿Eso sería vida? Todos diríamos que no, que esa entidad cibernética no tiene “voluntad” de pervivencia, que no es más que una programación informática. Pero, ¿las fuerzas de la química que han generado los mecanismos de autorreplicación tienen realmente una “voluntad”? ¿No están respondiendo simplemente a las inercias termodinámicas? …Ese es un debate que todavía no estamos capacitados para resolver.

 

El problema de la célula de Venter es que se está pidiendo el “mecanismo de la vida” prestado a la naturaleza para poder desarrollar ese genoma artificial. La mitad de la vida sí es artificial, pero la clave de su éxito y de su autorreplicación, de que realmente sea vida funcional, radica en la maquinaria celular, en el mecanismo que nos da la célula viva.

Lo que ha creado Venter no es, pues, vida. Es, si acaso, una parte de la vida, una parte esencial de la vida. Pero es un paso más para acercarnos en un futuro próximo a un hecho verdaderamente revolucionario: El ensamblaje de una célula mediante componentes sintetizados y que, mediante un “toque mágico”, esta célula empiece a funcionar de la misma manera que una célula natural.

 

En ese momento el paradigma de la creación divina de la vida se caerá al suelo. Habremos demostrado, científicamente, que la vida no viene de dios, o que por lo menos no tiene por qué provenir de dios. Las religiones basadas en un dios creador se quedarán huérfanas, por mucho que obviamente no desaparecerán ya que la fuerza que la sustenta, La Fe, es algo poco racional.

Ese hecho puede no estar muy lejos, es posible que lo veamos a la vuelta de un par de décadas. En ese momento nos plantearemos la verdadera esencia de la vida, y nos tendremos que plantear preguntas como la formulada anteriormente sobre los seres mecánicos que se replican.

Cuantas películas de ciencia ficción me vienen ahora a la cabeza…Estoy seguro que a vosotros os está pasando lo mismo.

 

Comentarios

Pedro: Te deje una respuesta a tu comentario sobre el post Pedro. Ya entenderás el porque no te habías percatado del detalle del 80%. Saludos

Hace muy bien en acotar y desnudar de sensacionalismos contraproducentes el enorme descubrimiento/invención del Dr. Venter. Tiene su punto la definición de vida y las formas de incluir o excluir a virus, protocélulas o incluso robots cibernéticos. En cualquier caso, estos avances científicos se lo ponen muy difícil a todos los que creen en la existencia de una creación divina, un alma, una cosmogenésis sobrenatural... [veo, leyendo más adelante, que también toca esto] En clase de Biología, en el Bachillerato a los 16 años, nos decían que se podía diferenciar un ser vivo de un ente inerte por que el primero realizaba de forma autónoma las funciones de nutrición, relación y reproducción y tenían un conjunto de reacciones físico-químicas (metabolismo) propio. Los virus quedaban fuera de tal definición por no poder realizar la función de reproducción sin la presencia de un "huesped" —que hablando con propiedad, no sé por qué no llamamos "anfitrión"—. De hecho, los virus hacen una cosa que los animales y los vegetales normalmente no hacemos: cristalizan en determinadas condiciones. Eso los acercaría al reino mineral. Cordialmente,

Pedro: Mañana mi blog se actualiza justamente con esto de vernon. Te iba a invitarpara concer tu opinión al respecto como químico que eres, pero te me adelantastes ;D Aún no hay propiamente vida artificial como comentas, porque se toma una parte del DNA de la bacteria (un 20% aproximadamente, el que mantiene esencialmente la vida) y se une al 80% que si es sintético (es ensamblado en el laboratorio). Sin embargo en lo particular si pienso que es un importante paso para el desarrollo no solo de nuevos medicamentos, sino de productos que usaremos en la rutina diaria. Tiene sus peros, a los cuales el debate esta servido. El principal a mi entender es que la vida (sea natural o medio artificial) se abrirá camino (recuerdas Jurasic Park???) De todas formas te espero por el blog. Saludos

Añadir un Comentario: