LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

JUAN SIN MIEDO

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/campsfabra.jpg 

 

Había una serie británica de los 80 llamada Yes, Prime minister (Sí, primer ministro) que emitía la BBC donde se parodiaba las interioridades del gobierno británico. En ella el primer ministro es un individuo un poco tonto que era manejado por sus asesores, que piensa que hace las cosas él cuando son realmente los asesores y miembros importantes de la administración los que le manipulan a su antojo.

Cuando veo al honorable president Camps recuerdo esta serie, porque me parece inconcebible que un jefe de gobierno sea tan absolutamente estúpido como está demostrando ser Camps con sus continuas declaraciones patéticas, histriónicas y provocadoras.

 

Desde que declaró ser como “Juan sin miedo” el día de la reapertura del caso, el órdago que le echó a la dirección de su partido en Madrid anunciando que no piensa dimitir de ninguna manera, las declaraciones sobre Garzón y Bermejo “De la cacería, dos están ya fuera, Bermejo y Garzón”, sus declaraciones en las que aseguraba sentirse “Feliz” tras conocer que se le considera culpable de un delito de cohecho, hasta la declaración de sentirse víctima de una “persecución” orquestada por Zapatero y De la Vega; la figura del ya anteriormente desprestigiado president no ha hecho más que empequeñecerse, llegando a rozar el ridículo como pocos políticos lo han hecho antes.

Cualquiera diría que o ha perdido el juicio, o es absolutamente estúpido, o quizá ambas. Y sí, ya sabemos que el surrealismo político ha llegado a límites inaceptables en esta tierra, que nuestros políticos del PPCV consideran a los valencianos como algún tipo de raza subnormalizada por el continuo efecto de una propaganda radioactiva, sabemos que la exigencia de responsabilidades políticas en las urnas no es precisamente algo que se practique mucho en este país, que la corrupción es perdonada y tolerada por amplias capas de la población. Sí, es verdad todo esto, pero esto es demasiado, es surrealista, y ha superado cualquier caracterización que se haya hecho de un político en un programa de humor.

 

Analizando los hechos, y sin descartar en ningún momento la inteligencia límite de nuestro president, he desarrollado dos hipótesis para llegar a comprender este estado incomprensible de las cosas.

Basémonos en una premisa. Cuando la imputación se haga pública van a obligar a dimitir a Camps. Sé que habrá quien piense que no será así conociendo a la población Valenciana, pero afortunadamente no somos un país independiente aunque a algún loco nacionalista le gustaría que sí. Si fuésemos un país independiente estaríamos absolutamente inmersos en un proceso de populismo a la sudamericana, y seguramente sí sería posible que Camps se presentase de nuevo. Pero como formamos parte de un país mayor, el asunto Camps puede hacer tanto daño a Rajoy y al PP nacional que se lo van a quitar de encima aunque tengan que mandar a los GEOS.

Afortunadamente para el PP el tema Camps ha quedado diluido por el duro plan de ajuste del gobierno central, y con eso han ganado días. Pero que eso no engañe a nadie, Camps va a ser obligado a dimitir, por mucho que se resista.

 

Así las cosas una de las posibilidades por las que el surrealismo ha invadido nuestra política es que Camps esté siendo manipulado como el primer ministro británico de la serie. Los que le rodean le jalean y le dicen que siga adelante, “Vamos presidente, que estamos contigo”. Agasajado esta vez por apoyos y no por regalos, patéticamente piensa que podrá resistir. Sé que hay que ser tonto para pensar que podrás resistir si se te imputa y te mandan a juicio, pero repito que la hipótesis de la escasa inteligencia de Camps la doy por demostrada, y si quedaba algo de lucidez en su mente parece que los agasajos de su entorno la han anulado.

¿Por qué le apoyan sus compañeros? Fundamentalmente, porque así preparan en la sombra su decapitación y sucesión. Mientras le incitan a que haga el ridículo delante de los micrófonos, ellos se pelean por detrás para ver quien se queda con el sillón. Supongo que tanto Barberá como Pons como Alberto Fabra están intentando, cuidadosamente, ganarse el apoyo de Génova y de los Barones provinciales.

 

La otra posibilidad es mucho peor. A Camps le incitan para que resista hasta el final no para despistar mientras le hacen la cama, si no porque Camps sea el parapeto del resto del partido. El caso Gürtel toca muchos contratos de la administración valenciana y a gran número de consellerias, además de varios cargos del partido popular. La porquería puede ser tan grande que la focalización del caso Gürtel en un caso de cohecho impropio puede ser interesante para el partido y para muchos cargos del PP, que apoyarían a Camps no por táctica, si no porque saben que no pueden salir al primer plano con las cosas que han pasado en sus áreas de responsabilidad.

Si Camps no dimitiese una vez se le impute oficialmente, y sobre todo si el PP Valenciano le apoya aún sin fisuras tras el hecho, esta hipótesis cobraría peso para mi.

 

Sea cual sea la realidad la verdad es que todo esto es muy sucio. Y no quiero dejar de acordarme de Carlos Fabra, presidente de la diputación de Castellón y presuntísimo corrupto, a quien un informe de la agencia tributaria acusa de fraude fiscal por más de un millón de euros él, y una cantidad bastante mayor su mujer, a quienes se acusa de cometer 9 delitos fiscales entre 1999 y 2004. También se ha conocido que Fabra y Francisco Martínez (su antiguo vicepresidente) eran titulares de una cuenta que recibió casi 4 millones de euros injustificados, con teórica función de financiar ilegalmente al PP provincial.

Al vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, no se le ha ocurrido otra cosa que decir que si a Fabra le ha tocado 4 veces la lotería, le “felicita”, además de defender también su presunción de inocencia. Como especular el gratis, no sé si este apoyo que cualquier persona inteligente hubiese evitado tiene que ver con el hecho de buscar apoyos para cuando Camps sea defenestrado, aunque sea a costa del individuo más corrupto que hay en este país fuera de Marbella, o bien responde a mi segunda hipótesis, que hay que aguantar como hicieron los Espartanos en la película 300 antes de que la montaña de escombros se les venga encima.

 

 

Juan sin Miedo ha dicho el curita. Recordemos que Juan sin miedo era un merluzo con algún tipo de tara psicológica que le impedía tener miedo. Juan sin miedo era alguien que no temía ni a los fantasmas ni a ningún peligro pero que se asustó cuando le tiraron por encima unos inofensivos pececillos de colores. Era un anormal, en definitiva.

Creo que nuestro president, ciertamente, no le va muy a la zaga al personaje del cuento.

 

Comentarios

Lo de este hombre es ya algo totalmente surrealista, disparatado, absurdo... Algo propio de los Monty Python.

La foto es muy buena, por cierto. Creo que capta bastante bien la esencia de las dos personas que aparecen. Me planteo que si viviese en un lugar con un Pte. como Camps o como Aguirre, me plantearía seriamente el emigrar. Debe ser duro si uno se para a pensar. Algunos yankees adinerados se fueron a vivir a Reino Unido durante el segundo mandato de Bush. Querían estar lo más lejos posible de él.

Veo que no ha ahorrado ningún epíteto con el peculiar Pte. del Gobierno autonómico de Valencia. . . Las comedias británicas que daban hace años eran muy buenas. . . El caso del Molt Honorable Pres. Camps siempre me ha inquietado. Antes de conocerlo, pensaba que cualquiera mejoraría al ex President Zaplana. Debo admitir mi sorpresa con el Pte. Camps. No sólo "ha mejorado" —al revés lo digo— a Dº Zaplana sinó que además, actúa de una manera harto extraña. No quiero aventurarme en las causas pero insisto, me preocupa. A lo mejor no le sucede nada grave y es que han hecho una especie de porra (apuesta) con sus compañeros de partido Aguirre, Cospedal, Rajoy, Barberá... para ver quién es capaz de actuar de forma más extravagante en público. Sería una explicación plausible a ciertas cosas. . . En cierto modo, da ud. la clave de cómo una Democracia se puede corromper de este modo berlusconiano tan alarmante. Democracia hay en el lugar no donde haya políticos o partidos políticos. La hay en el lugar donde haya demócratas. Lo demás viene luego. Los ciudadanos en Democracia tenemos el deber de ser demócratas y ejercer como tales cada vez que haga falta. Cada día, cada semana, cada vez que haya un derecho en riesgo de ser vulnerado o laminado. Si no el invento no funciona y de la rosa sólo queda el nombre (Umberto Eco). Como la mayoría de nuestros convecinos españoles premian con la renovación del voto a tipos de los que se sospechan —o que incluso han sido condenados— prácticas ilícitas o, como mínimo, prácticas irresponsables y carentes de toda ética, sucede que nuestra sociedad tan inmadura socialmente les está enviando a estas aves partitocráticas el mensaje de que pueden hacernos lo que les apetezca que además les aplaudiremos. . . Se me ocurre una tercera posibilidad o explicación a la estrategia del P.P. para el caso Camps que sea combinación de las dos apuntadas. . . En ocasiones sueño con que vivo en un país en el que a veces los presuntos servidores públicos corruptos son condenados y cumplen con las penas acordes a todo el rigor de la ley. Creo que harían falta décadas de Democracia sana en España para que el civismo vaya floreciendo como valor general de nuestra sociedad. Pero hablamos de círculos viciosos vs. círculos virtuosos: sin civismo la Democracia empeorará de tal modo, como ya ha pasado y está pasando de hecho, que será incapaz de fomentar el civismo como valor. Cordialmente,

Que le obliguen a marcharse o que se quede va ser indistinto para el futuro político inmediatamente posterior tanto para Rajoy como para el PP de la Comunidad Valenciana. Ni Gürtel ni corrupción, los valencianos tenemos PP para años. Y con la que está cayendo, Rajoy llegará a la Moncloa sin necesidad de hacer nada, sin programa electoral. ¿Para qué?

Añadir un Comentario: