LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

HUNDIENDO AL VECINO

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/burla.jpg 

 

Hay ciertas ideas que repito continuamente en mis escritos, aunque quizá las expongo más o menos en función de mi estado de ánimo o de la actualidad del momento. Un tema frecuente es la introspección sobre el propio carácter Español y sobre la realidad social de los españoles. Esto es importantísimo aunque parezca que no, porque estas características personales y de carácter de los ciudadanos es la base para poder generar una determinada política, una forma de sociedad común y para que ciertas medidas socio-económicas tengan éxito.

 

Una de las cosas que veo más lamentable de nuestro carácter es una falta de empatía terrible sobre los problemas ajenos…No, no es exactamente eso lo que quiero decir, porque en muchas ocasiones más que falta de empatía es una cierta satisfacción, un cierto recochineo cuando vemos que los problemas afectan a los demás y no a nosotros mismos, sobre todo cuando esos otros son personas que han tenido algo que nosotros hemos deseado o hemos lamentado no tener.

 

Ante la bajada del 5% del sueldo se han dado situaciones a mi juicio lamentables. Si observáis las encuestas la mayoría de gente está a favor de esta bajada. Realmente influyen muchos factores para decidir si estás a favor o no de esta decisión: Si eres votante del PP tenderás a decir que no te parece bien, mientras que si eres un fiel del PSOE buscarás la manera de defender esto. Si eres funcionario obviamente verás esto como un atraco, pero si no eres funcionario no le darás mayor importancia. Todos estos factores son importantes para hacer un análisis de los números, que recuerdo que daban mayoría a los favorables a la bajada aunque no por mucha distancia.

¿Cuál es el factor fundamental de este resultado? Sencillamente, que hay más personas que no son funcionarios que funcionarios públicos.

Si analizamos en cambio que opina la gente sobre la congelación de las pensiones ahí la respuesta cambia radicalmente. La inmensa mayoría está en contra de esta medida, y muchos de ellos son personas que están a favor con la primera medida. Obviamente aquí está clara la motivación del resultado: Todos nos jubilaremos si es que no nos morimos antes.

 

Las personas opinamos sobre las medidas en función de cómo nos afectan, y hasta ahí es normal. Nadie está a favor de que le quiten los 400 euros ni que le aumenten la edad de jubilación, porque eso afecta a todos. Ahí las reticencias son normales, y si realmente esas medidas son adecuadas hay que hacer una labor de pedagogía importantísima.

Sin embargo en el tema del sueldo de los funcionarios, donde obviamente es normal que los funcionarios estén en contra de la bajada, los no funcionarios no se comportan de forma aséptica. En vez de verlo desde la lejanía, muchas personas les da cierto gustito ver como el funcionario es atacado, “que se jodan los funcionarios” dicen muchos, algunos cambiando “funcionarios” por “los vagos de los funcionarios” para que quede más clara su posición.

He escuchado muchas de estas opiniones en los últimos días a trabajadores del sector privado o autónomos, y generalmente las opiniones iban acompañadas con gestos de satisfacción y/o cierta violencia verbal, mostrando algo de ira escondida. Algunas de estas ocasiones, sobre todo con gente cercana y de confianza, he discutido con estas personas porque me ha parecido que sus opiniones estaban fundamentadas en el odio y en cierta forma de envidia, y no en un análisis pragmático de la situación. Una persona que pretenda tener razón no puede opinar desde las vísceras.

A los funcionarios no les pueden echar”, “trabajan poco”, “son unos vagos”, “están siempre de baja”…Estos son los argumentos por los que tienen que joderse. Y ojo, muchos funcionarios hacen exactamente lo que estas personas critican, y eso lo sabemos todos. Pero, ¿Y los funcionarios que son trasladados a 500 km de su ciudad para cobrar 1.000 euros? Porque esos también existen.

 

Mirad, yo soy de una generación que ha entrado en un mercado laboral difícil. Licenciados e ingenieros mileuristas, que han enlazado contratos de 6 meses durante mucho tiempo. Hemos trabajado en empresas donde te “exigían” que trabajases más horas de las que debías, en empresas donde te miraban mal por irte a la hora que te tocaba salir. Hemos sido becarios cobrando un salario basura. Hemos sido víctimas de la facilidad de despido que tienen los contratos temporales, somos víctimas de la masificación de titulados.

Cuando un licenciado de grupo A cobraba unos 30.000 euros año y tenía un trabajo seguro, los licenciados del sector privado cobraban como auxiliares administrativos con contratos de 3 meses. Eso llevó a que muchísima gente viese en la función pública la única manera de obtener en trabajo decente, incluso a muchos licenciados muy capaces a aspirar a plazas de funcionarios de grupo C que no tenían nada que ver con su formación. Un despilfarro de talento que esta sociedad y este mercado han permitido.

 

Yo he tenido compañeros químicos, abogados, licenciados en humanidades, etc. Que me han dicho claramente “Yo quiero ser funcionario”; “Bueno pero, ¿Qué tipo de funcionario?”, “Me da igual, de lo que sea”.

Cuando acabé la carrera veía esas actitudes como lamentables, me parecían de un conformismo desolador. Pero cuando conocí el mercado laboral entendí parcialmente a esa gente que veía que uno o dos años de estudio para sacarse una plaza era un esfuerzo que merecía la pena.

Pienso en aquellos que después de conocer la empresa privada, o después de quedarse en paro, han recurrido a las oposiciones como método de labrarse un futuro. ¿Qué estarán pensando ahora? ¿Se les estará pasando las ganas de ser funcionario? La verdad es que no creo, pues lo que ves en el otro lado es aún peor.

 

Nunca me ha parecido bien esta diferencia entre el mercado privado y la función pública, y he creído que había que igualar un poco (dentro de la lógica y de las particularidades que tiene cada una de las situaciones) a ambos colectivos. Pero pensar que hay que igualar jodiendo a unos para que se acerquen al estado de precariedad de los otros me parece algo suicida y de mentes retorcidas.

Estas ideas tienen algo en común con las quejas sobre los inmigrantes y la acusación de que copan las ayudas sociales y abusan de los servicios públicos. Si bien hay parte de verdad en estos comentarios, una mala orientación de estos impulsos llevaría a la destrucción del sector público y a la eliminación de las ayudas públicas. Con tal de que ciertas personas “no vivan de nuestros impuestos” somos capaces de destruir cosas que seguramente no pueden ser necesarias en el futuro.

 

Dice el refranero que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”. No nos alegremos de las desgracias ajenas, primero y fundamentalmente para no caer tan bajo como personas (Y ojo, esto va para los que opinan con las vísceras, no para los que opinan en base al análisis que esta medida es buena), pero también pensando en que esto nos puede venir en contra.

Tú, que trabajas en un sector económico X, puedes ser víctima de cualquier recorte, o de la propia eliminación de los convenios colectivos, por ejemplo. Piensa como te sentirías si la gente de la calle opinase que los trabajadores de tu sector vivíais muy bien y que aplaude que os bajen el sueldo. Esto puede pasar, y te pagarán con la misma moneda.

Ten mucho cuidado con apoyar las desgracias ajenas, da igual que sea el derribo de las casas de otras personas en un barrio marítimo de Valencia o una bajada de sueldo. Quizá no te gusten las casas marineras o los funcionarios, y estás en tu perfecto derecho, pero estas cosas vienen siempre como un boomerang en contra de uno mismo. La crisis va a ser muy larga, y la tortilla puede dar la vuelta muy fácilmente.

Comentarios

Soy funcionario, y efectivamente me he jodido igual que mis compañeros, pero sabes que te digo "malaleche"..? QUE TE JODAN A TI TAMBIEN Y A LOS PARADOS Y A QUIEN SE TERCIE, que a los funcionarios ya nos han jodido mucho ahora os toca a vosotros con el IVA y lo que os espera.., a joderse chaval.. JEJEJE

¡¡¡Que se jodan los funcionarios!!! juas, juas juas... ¡¡¡Que se jodan los funcionarios!!! Iros a la mierda. Con rencor.

¿"Haber estudiado"? Perdona magon, pero como tú misma dices has vivido muchos años mantenida por tus padres y tus estudios han sido pagados por ellos. ¿No te paras a pensar que a lo mejor no todo el mundo ha tenido la suerte de tener unos padres que pudieran permitirse mantenerlo tantos años y pagarle la carrera? Me parece de vergüenza tu comentario.

Por cierto, en la crisis no nos han metido los funcionarios... nos han metido los bancos, las promotoras... la empresa privada en general... que lo paguen ellos!

Para empezar soy funcionario,aunque no fijo. Soy médico interno residente, asi que a lo mejor algún día me presento a una OPE para tener un puesto fijo como funcionario. Me gustaría explicar, desde mi punto de vista y mi situación, cómo me siento ante algunos comentarios a cerca de los funcionarios. En primer lugar, sabemos que no todos los funcionarios son iguales, ni cobran lo mismo, ni trabajan tampoco con el mismo nivel de responsabilidad. Me voy a centrar en el ámbito médico, si no os importa, que es el que conozco un poco. De todo la vida he sido un alumno ejemplar, con notas brillantes en el colegio, y un expediente académico impecable... necesario para estudiar medicina en este país, ya que sabreis que es una de las carreras con mayor nota de corte para entrar. Todo esto requiere un sacrificio... Ya dentro de la carrera (de 6 años) se nos exigía un mínimo del 70 u 80% del examen correcto para aprobar... nota que al final de transformaba en un "aprobadillo" con un 5. Mientras la mayoría de mis amigos salían y se divertían, yo he dedicado muchas horas a estudiar durante los 6 años de la carrera (2º sacrificio). Antes de que yo terminase la carrera, mis amigos tenían un puesto de trabajo y un sueldo, y seguían saliendo y divirtiéndose mientras yo seguía estudiando, mantenido por mis padres. Una vez terminada la carrera, hay que enfrentarse al examen MIR, más meses de estudio para poder optar a una especialidad. Mientras sigues cumpliendo años... y sigues estudiando, por supuesto tambien sigues sin sueldo (ya mis amigos tienen coche, casa....). Y por fin de incorporas al mercado laboral, una plaza durante 4 o 5 años para que te formes en algún hospital, por exactamente 1157 euros al mes de salario base, por una jornada laboral normal de 35 horas semanales, con un grado de reponsabilidad que pocos tendrán en su vida. Hasta ahi no tengo mucha queja. El problema es que para que pueda optar a una plaza fija alguna vez, necesito esforzarme todavía más: comunicaciones en congresos, estudios, sesiones clínicas, doctorado... un montón de horas extra no remuneradas que consumen gran parte de tu tiempo... mientras mis amigos siguen saliendo y divirtiénsose, porque cuando salen de trabajar no tienen nada mas que hacer. Con todo esto, he hecho un cálculo de lo que sería mi jornada laboral semanal con guardias, que suma unas 70 horas semanales. No está mal ¿verdad? es que los médicos somos unos vagos... Antes de que pueda aprobar mi oposición tendré con suerte un contrato que iré renovando mes a mes, sin saber si el mes siguiente me lo renovarán, porque si no me lo renuevan me veré que con treinta y tantos años tendré que irme a trabajar a un puesto también con contranto mensual a alguna provincia lejos de mi marido, hijos, etc porque es lo unico que me ofrecen... En mi última guardia me dirijía, después de no parar en todo el día, a hacer un ingreso en planta a un paciente, cuando pasaba por el pasillo, tras de mí oí como una señora le decía a otra... "me parece muy bien que les bajen el sueldo, si es que lo único que hacen es andar paseándose por el hospital con sus batitas"... ¿que sabrá esa señora lo que yo había estado haciendo todo el día? Me pareció una falta total de respeto a mi trabajo. Además... ¿cuanto se cree la gente que cobra un médico? porque os aseguro que es un sueldo normal para la categoría profesional. Si un médico gana más es porque trabajará también muchas más horas, en la privada. Me da la impresiópn que cada vez se valora menos la formación. Obviamente un médico cobra más que un peón de obra.. los siento pero Haber estudiado!! Todo sacrificio y responsabilidad merece su recompensa. Otra cosa... los funcionarios también pagan impuestos... Asi que para los que dicen que los funcionarios "son unos privilegiados" y "que se jodan"... sólo decir que tienen toda la razón... bastante jodidos están. Yo desde luego espero poderme ir a trabajar al extranjero, donde sí se valora el trabajo, el sacrificio y la responsabilidad de los médicos... y donde se les paga como se merecen.

El odio contra lo público, lo que es de todos, la Res publica, es algo que me preocupa sobremanera. El regimen de terror franquista fascista y todos los regímenes caciquiles anteriores son un buen factor histórico para razonar por qué quizá el español medio no sienta al Estado, a la Res publica, insisto, como algo propio y de todos. Así, el trabajador público, grupo del que los funcionarios son una parte, se perciben no como personas que han decidido trabajar atendiendo a los demás ciudadanos, sinó como hostiles parásitos mantenidos. ¿Será algo freudiano? ¿Nos odiaremos en el fondo a nosotros mismos, como ciudadanos españoles? Por cierto, no nos sobran funcionarios: nos faltan. Es una de esas mentiras que se sueltan cada dos por tres en la prensa masiva. Tenemos uno de los índices de trabajadores públicos más bajos de la U.E.-15. (Navarro). Por supuesto, muy mal pagados y sobrecargados de trabajo. Y menos que vamos a tener a tenor de las medidas anunciadas, como la reposición de sólo 1 de cada 10. Están desmantelando el Estado español, su capacidad operativa, con estas políticas neoliberales. En nuestro país faltan 74.000 millones de euros anuales en Estado de Bienestar, trabajadores públicos incluidos, por nuestro nivel de P.I.B. en comparación con los países de la U.E.-15 (Navarro). Dicha cifra, casualmente, coincide con la que los técnicos haciendistas estiman que se da en economía sumergida y en lo que defraudan los grandes patrimonios en impuestos cada año. Si quieren alguien a quien señalar con el dedo por la crisis ya lo tienen. No precisamente a los trabajadores setecientoseuristas, a los desempleados, a los pensionistas o a los trabajadores públicos. La realidad es tozuda. La política de recortes del gasto público y del déficit en plena Recesión lo único que hará será provocar Depresión (Torres, Navarro). Basta con tomar cualquier libro de Historia Económica y mirar lo que sucedió en episodios similares pasados. Por ejemplo, en el 29 en U.S.A. Veo muy mal sociológicamente a mi país. Más de una vez, cuando he razonado estas cosas me han espetado "vete a Alemania; allí encajarías mejor". Y me lo planteo, la verdad. Muchas veces veo a nuestro país del Barça/Madrid y Belén Esteban más como un barco de ratas que como uno de personas fraternales. Tenemos demasiada aceptación como algo normal e incluso positivo el cainismo, el "canibalismo contra el otro". Hay que igualar a trabajadores de los dos tipos de empresa pública/privada mejorando el mercado privado en cuanto a precariedad y el público en cuanto a eficiencia. Pero no se crean: los trabajadores públicos interinos (no funcionarios) son cuasi precarios y los trabajadores privados... son de los más ineficientes de la U.E.-15. La culpa de la ineficiencia productiva privada, por cierto, es de los mandos altos e intermedios que se piensan que son lístisimos y en realidad van muy justitos. Ahí tenemos al propio presidente de cierta patronal, abanderado de la gran empresa española y en sus ratos libres, quebrador profesional. En nuestro país el trabajo privado es cuasi neo esclavista. Los linces ibéricos que se creen empresarios —y no saben ni lo que es una amortización de activos inmuebles y por qué si no se hace, su empresa se puede "morir de éxito" a pesar de tener hoy la caja llena de dinero—... deberían tomar el informe anual "Best places to work" y mirar qué empresas hay allí, cómo gestionan sus RR.HH. y si les va mal la cuenta de resultados año tras año o si les va bien. El odio al trabajador público, siempre mal llamado "funcionario" aunque no lo sea, es una victoria del "divide y vencerás". Han conseguido dividir a los trabajadores por cuenta ajena (la mayoría de ciudadanos) de los distintos grupos con mil tretas para que seamos insolidarios los unos con los otros. El General Sun Tzu lo escribía en su magistral "El arte de la guerra": si tu enemigo te supera en número divídelo. Al final, cuando te enfrentes a grupos minúsculos de uno en uno, siempre estarás en mayoría. Las élites comprenden esto. Las masas no. Y así nos va a cada uno. Empezar por los funcionarios es una mera táctica. La contrarreforma laboral viene después. Ténganlo muy claro. Ya lo decían los tipos de las cajas de ahorro (¿FEDEA?), sin ninguna visión de futuro ni preocupación social, "hay que poner patas arriba al Estatuto de los Trabajadores". Los funcionarios serán el aperitivo, damas y caballeros. Mi más cordial saludo, P.D.: cualquier interpelación, me avisan en mi página, que si no, no me entero y no puedo contestar si hiciese falta. ciudadanopublico.blogspot.com

@Esquirlas de Aire: Tiene mucho mérito escribir todo un párrafo sin que haya una sola frase que no sea demagogica. "esos pérfidos funcionarios, que son quienes al final les sacan las castañas del fuego " ¿Tenemos alternativa? "la maravillosa empresa privada a lo sumo lo que hace es joderlos más" ¿Alguna empresa privada le ha metido a usted el dedo en el ojo? "trabajan a disgusto y puede que un 5% menos" Claro, como que se lo pueden permitir. En una empresa privada eso no se puede hacer ni de coña. "los llantos amargos cuando ven que no salen plazas a oposiciones" Bueno, eso será quien quiera ser funcionario, digo yo. "ahora van a llorar lágrimas de sangre cuando el gran Zapatero les imponga por decreto-ley el despido libre" No conozco un solo caso en la historia en el que un gobierno haya impuesto el despido libre. "sobre que Europa Obliga" Amigo, el barco se hunde. Los alemanes reman por ellos mismos, por su Estado, por la UE y por el Estado griego. ¿Quiere usted que ahora remen por nosotros?

Bajar el sueldo a los funcionarios es algo que divierte a la ciudadanía, se lo pasan bomba, hasta que descubren que el centro médico al que van cuando tienen un problema está en manos de "los funcionarios", igual que el Ayuntamiento, Hacienda, el colegio público, la policía, los bomberos, etcétera. Entonces, cuando ven que esos pérfidos funcionarios, que son quienes al final les sacan las castañas del fuego porque la maravillosa empresa privada a lo sumo lo que hace es joderlos más, trabajan a disgusto y puede que un 5% menos, entonces empiezan las lamentaciones; luego siguen los llantos amargos cuando ven que no salen plazas a oposiciones; y ahora van a llorar lágrimas de sangre cuando el gran Zapatero les imponga por decreto-ley el despido libre, diciendo no sé qué imbecilidad para anormales - con todos los respetos - sobre que Europa Obliga. A todo cerdo le llega su San Martin.

Es necesario un análisis racional, calmado y sin ser uno mismo el punto de referencia. 1. Cierto que los funcionarios, en general, no están sometidos a la presión de despido por quiebra de la empresa, o por las decisiones del dueño de la empresa 2. Cierto es que en España hay casi cinco millones de parados 3. Cierto es que todos tenemos que apechugar para solucionar una situación de la que son en gran medida responsables las decisiones y despilfarros que ha hecho el gobierno de Zapatero 4. Cierto es que también los funcionarios deben solidarizarse con el resto de la población y dejar de cobrar un porcentaje para reponer el dinero que Zapatero se ha gastado 5. Cierto es que los trabajadores no funcionarios, también deben rebajar sus sueldos para con ese dinero tapar el gran agujero que ha hecho Zapatero 6. Cierto es que los funcionarios consiguieron el trabajo que tienen después de haber aprobado una oposición 7. Cierto es que nunca se ha prohibido a nadie presentarse a unas oposiciones 8. Cierto es que los funcionarios cobran un sueldo que sale de los impuestos que pagan todos los españoles y/o residentes en España 9. Cierto es que los funcionarios pagan impuestos como los demás residentes en España 10. Cierto es que las carreteras, la educación pública, la sanidad pública, la televisión pública, los políticos de los diferentes partidos,... está pagado con impuestos, y parte de estos impuestos los han pagado los funcionarios 11. Cierto es que hay muchísimos trabajos dentro de la categoría de funcionario 12. Cierto es que en todos los trabajos (funcionariado, empresarios, autónomos, y por cuenta ajena), hay trabajadores más responsables y/o eficaces que otros 13. Cierto es que la victimización está a la base de la ira que se experimenta contra un grupo cuando este tiene más calidad que uno mismo 14. Cierto es que medidas de recorte deberían haberse puesto en marcha hace mucho tiempo, y haber derrochado menos (y ya sabes Pedro mi opinión: muchos parados prefieren seguir a la sopa boba, en lugar de aceptar un trabajo poco remunedado, "mientras el gobierno pague el subsidio de desempleo, o los 450€, QUE SALEN DEL BOLSILLO DE TODOS LOS CONTRIBUYENTES, INCLUIDOS LOS FUNCIONARIOS....." Un saludo

Hace un par de días, estaba tomando café en un bar al lado de casa, antes de salir a hacia trabajo. Estaba a mi lado el típico exaltado que piensa que sus discusciones políticas debe escucharlas todo el bar. Bien, el tipo, proclamaba sobre el 5% que ¡muy bien!, ¡ya era!, ¡los funcionarios son unos privililegiados!... para a continuación lamentarse que al "pobre" Paco González (cuyo sueldo seguro que se acerca al millón de euros al año) le habían suspendido de sueldo. Es sólo una anécdota, y estoy seguro que la mayoria de gente no es así. Pero dada la cantidad de coñas que he oído en mi vida, sobre los funcionarios a tantísima gente, seguro que el ejemplo no es representativo de una minoría, más bien de una franja de población bastante amplia. No sé si mayoría. Al fin y al cabo poca gente reconoce que ve Sálvame, Gran Hermano o tira basura a la calle, y ya sabemos cómo están los índices de audiencia de la TV y muchas calles de nuestras ciudades. A mi no me duele decirlo abiertamente: hay mucha gente que me demuestra cada día desde hace 40 años, que es idiota, o injusta, o cochina o con un gusto por la TV pésimo... simplemente la realidad es así. Y hay muchos que no lo son. A mi me dice la experiencia me dice que mucha mucha gente tira al funcionario simplemente porque sí, o por motivos injustos, generalizando. Otros muchos no lo hacen. No sé si la cosa estaría al 50/50, 60/40 ó cómo. Ah, no tengo ni un funcionario en mi entorno cercano, ni en mi familia.

Añadir un Comentario: