LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

EL DERRIBO DE "EL CABANYAL"

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/elcabanyal.jpg 

 

Creo que este tema ha salido bastante en los medios de comunicación (incluso creo que he hecho algún comentario aquí mismo) como para tener que explicarlo demasiado, pero aún así haré un pequeño resumen.

 

En la ciudad de Valencia existe un plan urbanístico desde hace muchos años para extender una de las avenidas más importantes de la ciudad, la Avenida Blasco Ibáñez, hacia el mar. El problema de esta actuación es que para hacer eso hay que romper por la mitad uno de los barrios marítimos, el barrio del Cabanyal, un barrio con una estructura arquitectónica bastante peculiar por estar construido de forma paralela al mar (herencia de cuando era parte de un municipio independiente a la capital) y con una idiosincrasia muy marcada.

Contra este plan de posicionaron inicialmente toda la oposición de izquierdas y una plataforma ciudadana, Salvem el Cabanyal, que pretendía la rehabilitación del barrio en lugar de su demolición. Desde que se proyectó el plan el ayuntamiento de Valencia ha ido muy lentamente, comprando poco a poco las casas a los propietarios mientras el barrio seguía un imparable proceso hacia la degradación.

Sin embargo hace unos meses los acontecimientos se precipitaron. Una sentencia del constitucional dijo que si el ministerio de cultura declaraba este barrio como conjunto histórico artístico, el plan debía ser paralizado pues su mantenimiento dependería del gobierno de la nación. Un par de meses después el ministerio de cultura emitió una orden calificando a este barrio de esa manera, lo que debería haber llevado a la paralización de las obras.

Pero no. El ayuntamiento de Valencia y el Consell montaron en cólera y decidieron hacer caso omiso a esta resolución. Es más, el derribo del Cabanyal se ha acelerado de forma grotesca, y las cortes Valencianas están contralegislando para dar base jurídica a la megalomanía de la alcaldía. Y en esas estamos.

 

La verdad es que este tema provoca pasiones en Valencia, pues las posturas son bastantes encontradas, quizá en parte debido al estado de la política aquí, convertida en una perversión andante de corrupción, manipulación informativa, localismo enfermizo y ausencia de gobierno autonómico convertido simplemente en un puente de mando de los intereses de partido.

Los valencianos nos movemos en dos posturas claramente diferenciadas. Los que están a favor del derribo se basan en que el barrio está totalmente degradado, que es un foco de droga y delincuencia, y en cierta manera por una visión de fascinación ante lo nuevo y lo moderno. Los que están en contra se basan en que no se puede echar a las personas de sus casas por los caprichos arquitectónicos de la alcaldía, argumentan que ha sido al ayuntamiento quien ha degradado con su inanición el barrio y defienden una visión de ciudad más basada en la historia y la herencia cultural.

Hay muchos valencianos ajenos al barrio que argumentan, irresponsablemente, que para ellos es mejor que derriben el Cabanyal, que es un barrio decadente y que así llegarían a la playita en un santiamén. Estos argumentos, aunque el lector crea que no, son reales, y la gente se dedica a opinar sobre los derribos de las casas de los demás por sus propios intereses a veces frívolos.

Obviamente (no creo que haga falta decirlo pero lo digo) para la gente que no somos del Cabanyal suele pesar mucho la afinidad que tengas con el ayuntamiento actual y con la alcaldesa Rita Barberá, y la posición que se adopta en este punto suele coincidir con esta afinidad.

 

Bien, como creo que ya intuiréis yo me sitúo en contra del derribo del Cabanyal. No porque me guste este barrio (que no me gusta), no porque tenga especial aprecio a sus vecinos (de hecho me siento bastante más lejano a ellos que al resto de ciudadanos de la ciudad debido a su particular idiosincrasia casi de otra época), ni por nada de eso. De hecho para mí sería también maravilloso encarar la avenida Blasco Ibáñez y estar en la playa en unos minutos.

Pero no, yo no puedo hacer este tipo de argumentaciones. Cuando veo los derribos del Cabañal y veo como los vecinos son obligados a vender por una miseria siento empatizar con ellos. Porque si permitimos lo del Cabanyal, si apoyamos este derribo más allá de su importante valor cultural, estaremos sembrando el camino para que mañana Doña Rita, o el alcalde que sea, quiera derribar nuestra casa para montar una pista de esquí, un canal para hacer regatas o cualquier otra cosa.

Cuando miro al Cabanyal siempre pienso que la frase que siempre se le atribuyó al dramaturgo Alemán Bertolt Brecht aunque parece que no es suya:

 

"Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí"

 

Yo no soy del Cabanyal, no me gusta especialmente el Cabanyal, no tengo amigos afectados por el plan del Cabanyal, pero si no paramos estas inercias destructoras de nuestro poder político sobre las casas de los demás, mañana vendrán a por las nuestras y nos tendremos que aguantar.

Quiero finalizar una frase que he aprendido de algunos internautas liberal-conservadores, que es de Lord Chatham, sobre el respeto la libertad y la propiedad en la Inglaterra del siglo XVIII, para oponerla a la actual realidad Valenciana:

“El hombre más pobre del mundo desafía en su recinto a todas las fuerzas de la Corona; su chimenea puede estar fría, su tejado puede temblar, el viento soplar entre las puertas, pero el Rey de Inglaterra no puede penetrar”.

 

Comentarios

Perdón por el error de calle.

Hola a todos. Runaway, Mobbing es la palabra adecuada, es exactamente lo que están haciendo. No es nada nuevo, ciertamente, existe desde tiempos inmemoriales. J, Las cosas se están poniendo feas en tu empresa. Esto ha sido una coacción clarísima y me parece probable que os sometan a una segunda votación como comentaste que ya hizo ese sujeto una vez. Mantenos informados de lo que vaya pasando, por favor, a mi me interesa mucho el caso. Alfredo, ¡Qué comentarios más anticlericales Don Alfredo! Me extraña que Adelia no le haya dicho nada. Me alegra ver que usted defiende el patrimonio histórico. Una cosa que me ha gustado es eso de los "valencianos de antaño". Si es cierto que hay una cantidad importante de personas que defienden otra valencia más tradicional, cultural, cuna de movimientos sociales y reivindicativos, sus esencias históricas. Y estas personas ven (vemos) horroriadas como Valencia se ha convertido en algo superficial y frívolo. La última frase creo que sobraba. Adelia, Esa visión que tienes es bastante general desde el punto de vista de un visitante o de alguien que no vive en el Cabañal. Obviamente el Cabañal contrasta bastante con el resto de Blasco Ibáñez (Joaquín costa es otra calle dentro de una de las zonas más caras de Valencia creadas en el siglo XIX), pero creo que el planteamienton que debemos hacer aquí es que allí vive gente, que tienen sus casas, su idiosincrasia y que no se puede actuar de esta manera tan demoledora. Se amplie Blasco Ibáñez o no, el Cabañal seguirá ahí, y el contraste estará en la calle de atrás en vez de estar al entrar en el barrio. Si hay droga, delincuencia, etc. Esta se desplazará un poco pero seguirá ahí sin no se toman medidas adicionales. Yo creo que el Cabañal se podría regenerar. El PSPV ha presentado un plan que no sé si es realista, pero por lo menos es una idea. Creo que la cultura actual exige ser conservacionista con la historia de una ciudad y con su patrimonio. Nicolás, No sabía que habías vivido en Valencia, ¿En tus primeros años de maestro quizá? Un saludo a todos.

Me ha gustado la cita Pedro -- auténtico espíritu anglo-liberal y la comparto por supuesto. Respecto al barrio ese, a mí me gusta, sobre todo porque es una zona con actitudes tradicionalistas que valoro. No conozco a nadie personalmente que sea de esa zona pero he ido y pienso que deberían proteger esas casas porque es patrimonio de la nación. Yo aquí en Madrid estoy involucrado en otra batalla parecida: el arzobispado quiere cargarse nuestro parque de las vistillas, algo que me afecta directamente y hemos denunciado el hecho a la Unión Europea, visto que los políticos españoles no respetan nuestra Historia. Dijo un danés que en Dinamarca la ciudadanía estaría indignada que una iglesia, sobre todo una iglesia tan expansionista e irrespetuosa como la católica pretenda cargarse una zona verde e histórica -- pues se trata nada más y nada menos que el Madrid de Goya, y las vistas son históricas. Hoy precisamente he ido a hablar con el sacerdote católico sobre esta aberración y le dije que no siga mintiéndome de forma tan descarada, pues yo no soy como los parroquianos de su iglesia que se lo creen todo. Insistía en que "no pasaba nada" y que eso es propiedad del arzobispado. Le dije que le pediré a Dios en mis oraciones que si destruyen la historia de Madrid por una obra perversa y a favor del Vaticano, que destruya, ladrillo por ladrillo, el arzobispado y que castigue a los responsables. Le dije además que prefiero 20 mil casas de putas antes que un sólo seminario para curas en la zona. Cada vez me más me consolido en mi sentimiento antipático contra los papistas en España. Lo peor de todo es que tienen el beneplácito del alcalde y ya todos sabemos las conexiones entre el PP y la Iglesia Católica. Qué vergüenza que en un país democrático la Iglesia Catolica tenga tanto poderío y que encima se permitan el lujo de chulear a los vecinos y a los ciudadanos con impunidad. Si esto lo hacen ahora, me inclino a pensar que en la época de la Guerra Civil habrán sido bastante peores y con razón había tanto odio anti clerical. Rita Barberá, ¡¿pues qué quiere que le diga?! Yo no conozco a fondo la política local valenciana pero como tengo conexiones sanguíneas a esas tierras sé que los valencianos "de antaño" están bastante asqueados con la ignorancia en general que hay y el fanatismo pepero en manos de Camps y Doña Rita. Yo si fuera presidente de España castigaría duramente a cualquier sabotaje contra nuestro patrimonio histórico. Buen día J: Yo también siento este inciso pero no pude resistirlo: "por la boca muere el pez"

Siento el inciso, no pretendo desviar el asunto principal... cayó la segunda, la segunda que más habló en la reunión de la semana pasada. Ciao.

He vivido en Valencia diez años y conozco perfectamente el Cabañal. Con independencia de que me guste menos o menos Rita Barbrá me parece que hay mucho de especualción y de negocios con los amigos de siempre. ¿Cómo si no se atreverían a legislar ad hoc en un tema tan importante para tantas familias? Una vez más los intereses particulares van por encima de los generales. La foto de Rita de ayer es un claro ejemplo para intentar contrarrestar la imagen de Alarte y la postura del PSPV.

En resumen: Mobbing inmobiliario provocado por el mismísimo ayuntamiento degradando el barrio al máximo para que las víctimas vendan, se aburran y cedan a la presión. Al mismo tiempo, según tengo entendido, en el barrio hay una mayoría que votan al PP y a la alcadesa. Siendo así ¿Cómo le llamamos al niño?

Paseé por el Cabañal el viernes y creo que será más beneficioso para la ciudad y los habitantes del Cabañal que amplien Joaquin Costa hasta la playa. Pero es una oponión de alguien que solo viaja a Valencia de vez en cuando.

Añadir un Comentario: