LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

EL DIVORCIO DE SU ALTEZA

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Elenamarichalar.jpg 

 

Nunca me ha gustado hablar de la vida privada de la gente, me parece obsceno y propio de la prensa del corazón la cual me produce repulsión. No me gusta hablar de la vida personal de los políticos por la misma razón. Cuando alguien critica a un político por su estilo de vida o por con quien se acuesta me parece que esta persona carece de credibilidad.

Tampoco he querido nunca entrar en comentarios sobre la familia real Española, porque es algo que no me interesa en absoluto. Pero quiero hacer hoy una excepción y comentar el reciente divorcio (o trámite del mismo) de Elena de Borbón, Duquesa de Lugo y quinta persona en la línea sucesoria del trono de España.

 

En los últimos tiempos hemos visto como la monarquía se ha modernizado junto con la sociedad. Las infantas se casaron ambas con personas que no pertenecían a la nobleza ni a ninguna casa Real. Lo mismo hizo el príncipe de Asturias, quien además se casó con una divorciada, aunque el no reconocimiento del matrimonio civil por parte de la Iglesia le salvó de estar en una situación conflictiva. Ahora, los duques de Lugo se divorcian, con toda la naturalidad del mundo, como pasa en la sociedad actual.

El problema aparece porque esta familia, la familia real, no es una familia normal ni se rigen por conceptos normales. La tradición monárquica obliga (u obligaba) a matrimonios de “sangre azul”; además, la monarquía Española está íntimamente ligada a la iglesia católica Romana, institución que si bien acepta perfectamente matrimonios mixtos entre miembros de la realeza y plebeyos, no acepta esto del divorcio.

Recordemos que la monarquía Española mantiene el culto católico en sus actos como casa real, aunque objetivamente no tendría porque hacerlo en su calidad de familia que encabeza la jefatura del estado. En el fondo, es una institución profundamente ligada a la iglesia.

 

Y ahí es donde aparece el problema. Mucha gente opinaba que el Príncipe de Asturias no debería haberse casado con una “plebeya”. Algunos lo hacían por un convencimiento monárquico retrógrado y alcanforado, aunque la mayoría lo que defendían era que si el príncipe y tiene todos los privilegios por ser miembro de una familia determinada, por justicia también debería asumir las limitaciones que esto conlleva, y una de ellas sería casarse con una mujer de sangre azul. Si quería casarse con una plebeya, debía abdicar.

La verdad es que nunca me pareció esto una postura correcta. Estamos en el siglo XXI, y no entiendo por qué se debe abdicar por esta causa. A pesar de ser republicano, esto me parecía demasiado.

 

Sin embargo en el caso de los divorcios ya me parece excesivo. Una cosa es adaptarte a los tiempos, cosa que comparto, pero otra es estar a la vez en misa y replicando. La monarquía, si quiere seguir siendo católica, debería asumir las consecuencias y limitaciones que esto representa. Si no, que deje claramente de ser “católica”, entendiendo como católica al cordón umbilical que une iglesia y monarquía.

Nunca me ha parecido correcto que la institución que soporta la jefatura del estado sea católica, cuando el estado es aconfesional. Me parece una contradicción que va contra la propia constitución. Pero claro, la monarquía y su funcionamiento, objetivamente, van en contra de los propios principios de la constitución, reflejando la propia constitución esta excepción a la norma que debía ser para todos.

 

Entiéndase bien, no es que quiera que se construya un corsé, una burbuja del tiempo que alcance a la familia real y que la obligue a mantener formas de hace 2 o 3 siglos. Lo que querría es que la familia que ostenta la jefatura de este estado aconfesional mantuviese la aconfesionalidad como principio fundamental, independientemente del credo que sigan sus miembros en privado.

Podría parecer utópico, pero no es muy distinto a esta reforma que se iba a realizar sobre la equiparación de derechos al trono entre los descendientes varones y hembras, propuesta momentáneamente congelada por no tener el príncipe hijos varones. En el fondo, lo que se está haciendo es adaptar las reglas de la monarquía a la sociedad actual, a las sensibilidades actuales. Sus miembros, con su casi plena libertad a la hora de elegir cónyuge, también se están adaptando a ella, ¿Por qué no adaptamos el tema religioso? Parece que en este país, tanto en este terreno como en otros, el laicismo sigue siendo un tema que no se toca, quedándose para discursos demagógicos sin aplicación real.

 

Quizá pretendo adaptar a la sociedad actual cosas intrínsecamente contrarias a ella. La monarquía, como institución, no puede ser democrática, ni moderna ni igualitaria. Es, intrínsecamente, una institución anticuada, elitista y antidemocrática. Posiblemente es intentar hacer la cuadratura del círculo.

En fin, no sé que hace un republicano escribiendo estas cosas…

 

Comentarios

Runaway- En caso de que no se haya percatado ya, yo soy bastante anti-europeista, profundamente anti-Unión Europea y me considero único y exclusivamente español. Habrá que ver eso que usted le llama "avanzar". ¿Qué significa avanzar para usted? No me atrevo a decirlo porque no lo sé pero me temo que lo que usted entenderá por "avanzar" no es ningún avance. Yo me alegro de que en nuestro país hay muchísima gente como yo -- herederos de aquellos en Madrid, mi ciudad, que derramaron sangre para echar al invasor francés y sacaron cuchillos y lo que estuviera disponible para salvaguardar lo nuestro. A pesar de los medios de comunicación, le recomiendo que se dé un paseo por nuestra patria y verá como todavía hay muchísima gente como yo. Tenemos la "desgracia" o no según se mire de que no salimos mucho en los medios oficiales del pensamiento único centralista, socialista y totalitario del país...¡que si no!... Y tengo 28 años Runaway, no soy ningún "abuelete" así que si su esperanza era que con las NNGG españolas muera el patriotismo, lo tiene bien crudo. Buenas tardes PD: Me alegro que no seamos "como el resto de Europa". Dios me libre...yo en eso, como los patriotas británicos, "europa" la justa, para el comercio y lo que nos pueda convenir. Lo demás: España, España, España y más y más patria.

Después de leer lo de "el interés de la Patria está unido de tal manera por la Historia pasada y por la Historia contemporánea a la suerte de la actual dinastía, al principio hereditario, que no hay, que es imposible que tengamos ya Patria sin nuestra corona" o lo de "cierto afrancesamiento del país" no me queda más remedio de gritar aquello de "¡¡vivan las caenas¡¡¡" Luego nos quejamos de que no avanzamos y vamos retrasados respecto a Europa pero con esta mentalidad ¡¡¿¿cómo vamos a avanzar??¡¡

Ah sí, bien, he leído ese artículo. Quizás hablaré sobre eso en alguna entrada de cara al futuro pero ya sabrá usted que hay ¡tantos temas que cubrir! A ver: He dicho que uno de los origenes de la propiedad privada es la herencia -- es decir, la riqueza o se produce o se hereda: los Republicanos, los que desean acabar con lo nuestro, con nuestra corona, ni han heredado el trono, ni han producido la riqueza que esa familia habrá producido en su día. Es un concepto muy sencillo. O se hereda o se produce. Bien, ya sé yo que hay algunos Republicanos de derechas en España pero de ahí a decir que son muchos pues no es cierto. Vd pregunta: "¿Entonces ese levantamiento armado sí es adecuado aunque vulnerase el "derecho de herencia" de los reyes de inglaterra? ¿Por qué hacerlo por las urnas en el caso Español ya no es adecuado?" He dicho que en el caso de los reyes, muchos han perdido sus derechos a causa de guerras. Como ya sabe, no defiendo el concepto de Derecho Divino y creo que hay unos límites respecto a lo que puede hacer un REY con sus súbditos. Cromwell les cortó la cabeza -- no me parece ilegítimo ya que defiendo algo de soberanía popular pero NUNCA al nivel afrancesado. Eso jamás lo verá de mi parte. Podríamos hablar de la legitimidad que tendría una decisión a través de las urnas respecto al rey pero no quiero complicarle mucho el hilo ni desviar de los asuntos centrales. De todas formas, en caso de haber un referéndum, me temo que ustedes perderían porque como ya le digo, gran parte de los españoles nos identificamos con el concepto monárquico. Le recuerdo que España es, por mal que le pese a muchos, un país conservador (en muchos temas) y usted sabe perfectamente que de no ser por partidos nacionalistas catalanes y vascos, gran parte de España es conservadora: sobre todo las Castillas y sí, la propia Comunitat Valenciana + Galicia + Navarra + Murcia + Madrid. Respecto al artículo que cita, dice esto: "la mayor parte de los derechos de propiedad obtenidos por la burguesía se habían logrado privando a la colectividad de bienes que antes eran considerados comunes, con la ayuda de la fuerza y la violencia del Estado, por supuesto." Ustedes en el campo de la izquierda saben perfectamente que sí, que en las sociedades primitivas todo era una comuna. Recuerde que en el libro de Génesis, Dios nos da una tierra en común a todos. Soy del criterio cristiano bíblico de que tenemos propiedad en nuestra propia persona: nuestros propios esfuerzos son nuestros. Cuando nos encontramos con algo que nadie reclama como suyo, pasa a ser directamente nuestro. Para mí, eso es un esfuerzo, una labor, porque conlleva un objetivo claro: convertir materias primas, como puede ser un pedazo de madera, que puede satisfacer nuestras necesidades y pasar a convertirla en un recurso de producción. Para que otros puedan tener cosas, es necesario primero darnos atención, es decir, "yo primero" y luego los demás. Ese principio lo podemos extraer de la propia enseñanza de Dios: Él nos creó a Su semejanz primero, ese era Su interés, y luego, gracias a eso, vino lo demás, esto es: Dios crea el mundo, pero todos nos beneficiamos en cierta medida de la creación. Ya sé que esto quizás no vaya a ser muy de su cuerda pero es sólo un ejemplo, no hace falta el ejemplo de Dios: se trata de que la propiedad tiene un origen, y da igual si el origen es violento o no: lo importante es que alguien, en algún momento, se apropió de algo que nadie reclamaba como suyo y lo convierte en recurso, y es suyo. Aceptar lo que dice Marx conlleva que la fuerza forma parte de la naturaleza humana y por lo tanto, ¿para qué entonces condenar un instinto "natural"? Lo dejo ahí, buenas noches.

Ojo Alfredo no se equivoque, en España hay muchos republicanos de derechas, y muchísimos moderados de izquierda, no olvide esto nunca antes de hacer estos osados juicios de ser amigos de lo ajeno a todos los que defienden una república. Respecto a lo de EEUU y lo del levantamiento armado, ¿Entonces ese levantamiento armado sí es adecuado aunque vulnerase el "derecho de herencia" de los reyes de inglaterra? ¿Por qué hacerlo por las urnas en el caso Español ya no es adecuado? Creo que se contradice. Respecto a lo que habla sobre los poderes del presidente de EEUU. Hombe, es que EEUU es una república presidencialista, no parlamentaria, y por eso el presidente tiene poderes ejecutivos y no responde ante las cámaras electas (Él ha sido electo directamente). Faltaría más que alguien pensase que un sistema monárquico a estas alturas de la historia pudises ser presidencialista. Por cierto, todas las repúblicas europeas occidentales son parlamentarias con la excepsión parcial de Francia. En ellas los presidentes no tienen casi poderes políticos (A veces elegidos por sufragio universal, a veces por el parlamento). La dualidad entre presidencialismo estadounidense y monarquía parlamentaria es una dualidad falsa, omitiendo el resto de modelos. Yo, como intuirá, prefiero un régimen parlamentario. Por cierto reculta curioso como mezcla usted el derecho de herencia y luego lamenta que haya gente que codicie lo que no ha sido capaz de producir, ¿Qué ha producido quien recibe la herencia? Por cierto ya he encontrado lo que le comentaba: http www lorem-ipsum es/blogs/laleydelagravedad/2009/11/el-liberalismo-y-el-respeto-por-el-creacionismo html Interesante segundo párrafo sobre la "apropiación originaria", léalo. Buenas noches Alfredo.

Un apunte más perdone que se me olvidaba: usted dice que en el caso de los EEUU, bajo mi concepto no existiría ya que sería propiedad de la Corona -- usted sabe perfectamente que en aquél país los colonos se levantaron, hubo un levantamiento armado y una guerra para declarar precisamente su INDEPENDENCIA del monarca: ganaron esa guerra y lógicamente pasó lo que pasó -- de la misma forma que varios monarcas europeos perdieron reinos como consecuencia de las guerras. Eso es legítimo pero dudo mucho que usted proponga un levantamiento armado para echar a los Borbones. Y yo eso es lo que siempre les diré a los Republicanos españoles: ¿están ustedes dispuestos a un conflicto armado? De no ser así, entonces me temo que incurrirían en el robo y en la redistribución de lo que no es suyo, porque no me engaño y gran parte del deseo de muchos republicanos en el caso español es el deseo de lo ajeno, la codicia, de poseer lo que no han heredado y lo que son incapaces de producir por su propia cuenta.

Bueno el club lorem ipsus es bastante tirando a la izquierda pero bueno, su réplica merece una contestación -- porque usted ilustra varios puntos importantes que merecen mi atención y le debo una explicación. I. Respecto al concepto de soberanía popular: Ojo: antes que nada, estoy hablando sólo en términos teóricos y NO políticos. Pero mi concepto de soberanía popular es que ésta emana de Dios y no es sólo para monarcas. Por lo tanto, rechazo el concepto de Derecho Divino para reyes. Usted parece que olvida, sin embargo, que el concepto de la soberanía popular ya existía en la Inglaterra Puritana gracias a los Puritanos -- véase CROMWELL. Lo pongo en mayúsculas porque es uno de mis personajes favoritos en la Historia. Hablar de soberanía popular se trata de poner la última autoridad en el gobernado, en el ciudadano. Pero, hay muchas formas de expresarla. Puede ser directa a través de leyes populares, tipo referéndums, o puede ser, y ésta es deseable, a través de representantes que tienen que enfrentarse a elecciones y a controles parlamentarios, o puede, incluso, ser algo mucho menos dramático. Se puede tener consentimiento popular y tener un Rey...no son elementos mutuamente exclusivos. En el caso de los EEUU, usted creo que sabrá que allí el Presidente tiene ciertos atributos que incluso van más allá en poderes que cualquier monarca en Europa. ¿De verdad que le gustaría a usted esa alternativa? Recuerde que allí el Presidente, que es Jefe del Estado, puede declarar guerras incluso sin consentimiento popular, puede vetar leyes, puede declarar estados de excepción, etcétera, etcétera. ¿sabía que allí el Presidente no tiene que ir al Congreso y someterse a controles de los congresistas o senadores como ocurre en nuestra democracia parlamentaria? ¿sabia que EEUU no es ni siquiera, en términos legales, una democracia sino una República Constitucional? Pero bueno parece que usted tiene más confianza en algunos sistemas que en otros -- en el caso español, me daría pánico que el Rey Juan Carlos tuviera tantos poderes y funciones. Usted dice que: "lo considero una cuestión de mínimos y máximos aceptables en aras de equilibrar bien igualdad y derechos, digamos, aceptados socialmente." Yo me preocupo por los derechos, Pedro, sí, me preocupo por los derechos de cada uno, que deben estar encerrados en una Constitución amplia, y protegidos por el instrumento de un Estado -- En fin, que usted es un colectivista ya que parece ser que le da más valor a un jefe de Estado si es un representante colectivo -- y yo sinceramente no veo qué tiene de más democrático tener a un soberano colectivo con muchísimos poderes, muchas veces amplios, a tener un Rey representante singular, con muchísimas más limitaciones. Y eso ¡que yo soy defensor de la teoría de un presidente fuerte con amplios poderes de guerra! Pero no para el caso español...no quiero eso para España porque lo que tenemos nos funciona bastante bien.

Que España no sea republicana no implica que yo no pueda o deba ser republicano. Lo soy, independientemente de lo que sea la mayoría de mis compatriotas, y defenderé la república como forma de estado en la medida que pueda, lo que no quiere decir que no acepte la monarquía, que la acepto porque intuyo que es lo que quiere la mayoría. También es cierto que soy relativamente afrancesado en muchos aspectos, aunque no en todos. Luego me pregunta si pretendo negar el "derecho de herencia". Si nos basásemos en el derecho de herencia estariamos viviendo aún en el antiguo régimen, Alfredo, y directamente podriamos decir que los propios EEUU no existirían, pues serían herencia de los reyes de Inglaterra. ¿De verdad pretende aplicar el derecho de herencia sobre la regencia de una nación? Me parece alucinante el argumento, fundamentalemente porque en este caso choca con el concepto de soberanía popular, además de por otras muchas razones. Otra cosa es si acepto el derecho de herencia en general, el cual defiendo parcialmente y, por lo tanto, rechazo parcialmente. Como usted compenderá, lo considero una cuestión de mínimos y máximos aceptables en aras de equilibrar bien igualdad y derechos, digamos, aceptados socialmente. Por cierto, he leido unas reflexiones interesantes sobre el derecho de propiedad y herencia en la página del club lorem ipsus, pero no recuerdo en qué artículo por mi falta de memoria, así que no se lo puedo recomendar.

Por cierto, ¿un lapsus? Dice usted: "y es incluso menos republicano que monárquico." De ser así, y comparto eso, ¿para qué empeñarse en defender una República? Me temo que detrás de eso su interés es otro -- la redistribución y cierto "afrancesamiento" del país.

Bueno respecto a lo primero que dice eso se podría arreglar de forma constitucional en las Cortes. Aunque sinceramente no creo que haya mucha demanda al respecto. No convierto nada en una maldición - más bien en una condición. Por cierto acabo de leer su otra entrada, también interesante. Estoy 100% de acuerdo en que la mayoría de los españoles son veletas, eso me da mucha pena, nos hace un país muy triste pero: Pero perdóneme si le digo que a mí la mayoría de los que exigen una República me parecen que son unos pocos cuantos de centenares de incorregibles ruidosos y de miserables perturbadores como los de ERC. Por otra parte, es cierto también que no habrá ninguna manifestación público pidiendo a gritos el retorno de un Rey pero es que eso me importa poco porque aquí hablamos de la Teoría de Estado y su estructura: Hay que considerar que dividida España en muchos Reinos, en muchas Monarquías distintas, cada una con su derecho político, la historia de España puede decirse que arranca, sobre todo la historia dinástica, es decir, de la Monarquía verdaderamente hereditaria, desde la reunión de los Reinos de Aragón y Castilla en don Fernando V y doña Isabel la Católica y, por consiguiente, éstos son los principios que hay que aplicar a la cuestión monárquica-constitucional. Usted propone una República y yo le digo que por encima de todo eso está el derecho a la herencia: ¿o es que usted pretende negar el derecho a la herencia y dinamitar el principio y origen de la propiedad privada? Saludos

La monarquía Española es una institución que sigue el rito y culto católicos como institucion, más allá de lo que hagan como personas individuales. No hablo de la herencia católica de la monarquía (nos iriamos a Don Pelayo) hablo de los actos de estado relacionados con la corona en que la iglesia está presente. Y la corona es parte del estado, la Iglesia no, y como el estado es aconfesional ahi entra la contradicción. Respecto a su argumentación no puedo estar más en desacuerdo. Convertir una herencia histórica, unos acontecimientos históricos, en una especie de maldición que cae sobre una nación eternamente es, usando adjetivos suaves, ilógico, absurdo, anticientífico y va contra la esencia primera de la democracia misma. En mi opinión, lo que usted plantea es simpe y llanamente, la extensión fantástica de los hechos del pasado a la actualidad usando una argumentación casi mágica. Y por cierto, eso de que la nación no aceptaría una constitución sin Rey...En fin, me parece una locura, ¿Tan mal estamos que no hemos avanzado nada en 150 años? No me imagino legiones de mileuristas desfilando por la calle para pedir a un Rey, francamente. España no es un país monárquico en mi opinión, y es incluso menos republicano que monárquico. El Español es accidentalista respecto a las forma de estado, y si mañana PP o PSOE cambiasen su discurso y se posicionasen a favor de la república ambos, en menos de 2 meses tendriamos a la inmensa mayoría del país pidiendo república. Así de veletas somos los Españoles, téngalo por seguro.

Añadir un Comentario: