LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

AFGANISTÁN

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/karzai.jpg 

 

El presiente Afgano, Hamid Karzai, aceptó hace unas semanas hacer una segunda vuelta de las elecciones presidenciales Afganas, parece ser, por la presión de la diplomacia de los EE.UU. Las elecciones afganas han estado repletas de irregularidades como todo el mundo conoce, seguramente por todas las partes en liza, pero fundamentalmente por parte del presidente Karzai y su maquinaria electoral alquilada a los señores de la guerra que le apoyan. Para dar una apariencia de democracia, se aceptó una segunda vuelta, que no será más que un paripé para consolidar a Karzai al frente del estado*

 

Esta es la democracia que se ha creado en Afganistán. Elecciones fraudulentas, señores de la guerra haciendo y deshaciendo a su antojo en las zonas que controlan, insurrección talibán, ocupación militar extranjera y una vida anclada en la edad media.

Hay situaciones en la historia en que no se sabe qué opción es mejor, ni en un plano político ni en un plano moral. La salida o permanencia de el ejército de los EE.UU. de Afganistán es una dualidad conflictiva, porque no sé sabe cual de las dos opciones es peor.

Y hablo del ejército de los EE.UU., porque los demás países no pintan demasiado allí. Los EE.UU. son los responsables de la invasión por razones propias de su política, y en ellos recae la responsabilidad de no dejar abandonado un país en condiciones que pudiesen crear una guerra civil. Para el resto de países la presencia allí sólo aporta muertes y hostilidad, si no se cuenta el seguidismo de la política exterior norteamericana, motivo real de la presencia en Afganistán.

 

Recuerdo un debate en televisión hace unas semanas con la presencia de un diputado del PSOE, la responsable de política militar del PP, Gaspar Llamazares y un diputado de CiU. De entre ellos, tan solo Llamazares se posicionó a favor de abandonar Afganistán. Todos los demás aceptaban como necesaria la presencia allí, con un estúpido debate entre el miembro del PSOE y la del PP en referencia al adjetivo a utilizar para referirse a la situación de Afganistán, siendo Guerra o conflicto las dos opciones en liza. Resulta patético como estos dos partidos pretenden pelear en lo que están totalmente de acuerdo,  como método para seguir con la continua idiotización permanente a las que nos tienen acostumbrados y que les lleva a pasar elección tras elección con pérdidas mínimas de voto, cuando no aumentos.

Pues bien, en este debate el diputado del PSOE, el réplica a los argumento de Llamazares, comentó que la presencia extranjera en Afganistán era necesaria para asegurar que las mujeres que quisiesen no llevasen Burka, y para garantizar la atención médica. Sólo por eso, decía, la presencia militar está justificada.

 

El argumento es de risa, no ya por sus motivaciones y su conceptualización, si no porque este argumento representa exactamente lo que el ejército soviético hacía en Afganistán hace 25 años, y la comunidad internacional condenaba.

Hace más de 30 años el gobierno pseudo comunista de Afganistán solicitó ayuda a la URSS para acabar con los Muyaidines que estaban a punto de acabar con él.

El gobierno procomunista de Afganistán y la invasión soviética dio derecho a voto a las mujeres y estableció un estado laico. La atención sanitaria, como en todos los países comunistas, se consideró gratuita y universal. Las mujeres afganas podían ir a la universidad y vestir sin burka.

 

Pues bien, la intervención soviética fue condenada internacionalmente (Por los países capitalistas e incluso por algún país comunista, como Rumania o Yugoslavia) por tratarse de una injerencia en asuntos de otros países. Recordemos que los EE.UU. no reconocían la legitimidad del gobierno Afgano. Se recordará, por ejemplo, el boicot a las olimpiadas de Moscú en el año 80 por esta causa.

En ese momento nadie hizo argumentos como que los soviéticos estaban llevando la atención sanitaria y la igualdad de la mujer en Afganistán. La condena a la invasión fue general. En cambio ahora los mismos argumentos sí que son válidos para justificar la ocupación estadounidense y la presencia del resto de fuerzas internacionales allí.

 

El desconocimiento de la historia o la falta de memoria es uno de las principales causas por las que los ciudadanos nos dejamos embaucar en ciertas políticas basadas en argumentaciones cínicas. Muchas de las políticas económicas, militares, sociales o de otra índole que se presentan actualmente sólo pueden ser defendidas mediante el borrón de la memoria histórica de una sociedad.

Dicen que el desconocimiento de la historia nos condena a repetirla. Pero además del desconocimiento hay una especie de borrado de archivos en nuestro cerebro que es descorazonador. Los políticos continuamente intentan defender cosas que años atrás rechazaban cuando estaban en una posición o tenían un interés distinto, y la sociedad lo acepta, en vez de exigirle al político explicaciones y una justificación por ese cambio de opinión.

¿Tan inconsistente es nuestra mente? ¿O es que nuestras filias y fobias son superiores a nuestros recuerdos y capacidad analítica? Me temo que es lo segundo.

 

 

* Cuando escribí el post el candidato opositor, Abdulah Abdulah, aún no se había retirado de la carrera electoral. Lo he mantenido como estaba originalmente, ya que entiendo que los acontecimientos posteriores fortalecen mi tesis.

 

Comentarios

Me alegro que, por fin, enfoquemos bien el asunto. Para concluir, y en respuesta a lo que plantea, vuelvo a repetir una frase del texto "Hay situaciones en la historia en que no se sabe qué opción es mejor, ni en un plano político ni en un plano moral. La salida o permanencia de el ejército de los EE.UU. de Afganistán es una dualidad conflictiva, porque no sé sabe cual de las dos opciones es peor". Desgraciadamente, a estas alturas de la película, sólo podemos hablar de opciones menos malas y peores.

Pedro, ¡Pedro! Por favor Pedro: yo jamás acusaría a una persona como usted de tener intenciones perversas. Como ya dije, puede que yo haya interpretado eso de la "ostalgie" de forma un poco exagerada pero es que además no es lo más importante aquí de lo que yo he dicho respecto a otras cosas. Aquí creo que la discusión se resume así: Usted critica el argumento que usan muchos para justificar la presencia de los nuestros en Afganistán, y hace cierto bosquejo en la Historia para justificar su argumento, que no es incorrecto ¡¡ es cierto !! pero el problema es que usted no ofrece soluciones ni posturas acerca de si debemos o no estar en Afganistán.

Fíjese si soy prudente, que por si acaso había sufrido algún tipo de enajenación transitoria, he vuelto a releer el post "ostalgie", por si había dicho alguna barbaridad. Por supuesto, como cualquier persona puede entender, no dije en ningún momento que sintiese Ostalgia (cosa obvia porque no he vivido nunca en la RDA ni soy Alemán). Usted ha leido bien que siento cierto interés por el fenómeno de la Ostalgie, o bien que tengo cierta nostalgia "ochentera", y ha hecho un pupurri en su mente que le ha llevado a encontrar lo que creo que busca: La confirmación del fanatismo del que no piensa como usted. Lamentablemente, tendrá que seguir buscando, o seguir haciendo interpretaciones de que defiendo el sistema soviético por encima de la economía de libre mercado. Las interpretaciones son libres, y a veces muy osadas. No voy a entrar en su penúltimo párrafo porque no tiene sentido empezar una discusión sin final. Dejaré que otros lectores respondan por mi. Un saludo Alfredo.

Pedro: Creo que he dejado bastante claro a lo largo de toda mi trayectoria que hay/existe un "binomio" en mi pensamiento que, por supuesto, no voy a detallar aquí porque no es el momento de filosofías abstractas. Sí que le diré que hay "de los míos" y luego "el otro" - sí, porque en este país es lo que se asemeja a nuestro carácter y a nuestra Historia. No elaboro más salvo diciéndole que no es de "mentes simples" porque es mucho más complejo de lo que parece. No se trata de un dualismo barato - se trata de que hay una serie de intereses y objetivos que yo defiendo y usted no. Así de sencillo - luego claro que hay mucho gris entre lo demás. Señor, usted dijo en una entrada, respecto a Alemania, que sentía "oftalgia" - no es mi intención "acusarle" con mala fe porque poco puedo hacer yo respecto a su ideología, ¡ni quiero hacer nada para controlarla! Estoy convencido, sin embargo, de que en una situación extrema, visto lo que usted defiende en muchas entradas, optaría por un sistema más parecido al Soviético que al capitalista. Puede que esté equivocado pero en mi experiencias, incluso cuando veo nubarrones que no acaban de descargar, creo que es mejor por si acaso llevar el paraguas. Ya dejé claro, en el comentario anterior, lo que está en juego: ¿apoyó usted la lucha contra Saddam Hussein cuando era el momento necesario? Claro que mi pregunta es sólo retórica y un ejemplo. Es absurdo comparar a Pinochet con Lenin o Stalin y le voy a decir una cosa Pedro: si usted fuera un "cualquiera" inculto, aceptaría esa frase pero simplemente, viniendo de usted, no acepto una frase así y la voy a ignorar, como si nunca la hubiése pronunciado, porque sé que me puede ofrecer algo mucho mejor que eso. Haya aceptado el resultado por presión o no es una cuestión para los historiadores. A mí sin embargo me interesan más los hechos y los resultados que todos podemos comprobar. Gracias

¿Que siento una nostalia de qué? ¿¡Cómo voy a sentir nostalgia de algo que no he vivido!? Frase ridícula si está dicha con convencimiento, y patética si lo que se pretende es la manipulación sibilina de las frases. Lo de la guerra de Irak, amparada según usted en las resoluciones de la ONU, parecería un chiste si no fuese porque otros ya nos contaron ese chiste hace unos años. Curiosa manera de interpretar las resoluciones de la ONU, pero bueno manera parecida a como interpreta usted casi todo. Por último recordarle, si es que lo sabe, que la "derecha" no es una uniformidad, ni se le puede echar la culpa a la "derecha" como entidad de nada. Se puede echar la culpa a derechistas que siguen determinadas cosas, como a izquierdistas que siguen otras. Pero hay personas que, seguramente impulsados por la necesidad de esquemas mentales simples y dualidades buenos-malos, pretenden encuadrarlo todo en simplismos, en "nosotros" y "los otros". ¿Es usted de esos Alfredo? P.D: Interesante argumento el de que una persona que sustrae la democracia durante 17 años, es quien democratiza el país, cuando además hay bastante bibliografía que indica que aceptó el resultado por la presión de sus compañeros. Está usted a la altura de los que dicen que Lenin y Stalin eran demócratas.

"Alfredo, si sabe bien que quiero decir, ¿Por qué intenta demagógicamente decir que defiendo el sistema soviético?" Porque usted mismo ha dicho que siente cierta nostalgia -- ¡que yo sí sigo algunas cosas Pedro! Ha dicho eso en otras entradas y usted ha intentado ahora, porque conviene decirlo, alejarse del sistema de la URSS o el marxismo para intentar ridiculizar a los que usted ve como derechistas, cuando no lo son. "Francamente, parece que no había leído más que cuatro líneas sin seguir el argumento." Siempre antes de comentar algo leo dos veces. "Habla usted de que el partido republicano y la gran bretaña frenaron el camino hacia la anaquía global. Argumento transparentemente absurdo puesto que lo conseguido en Afganistán y en Irak,por ahora, es que reine exactamente la anarquía que usted pretendía que se combatiese." Oiga pero yo hablo de objetivos, ahora mismo es bastante feo decir que hay anarquía global (y sí, la hay) pero eso se debe al proceso. Habría mucho mucho menos anarquía global si ustedes por una vez apoyarían nuestra lucha contra los terroristas. Claro que eso nunca les ha interesado: no les interesó en Irak ni les ha interesado ahora en Afganistán. Hay que tener mucha desfachatez para decir que "por nuestra culpa" (la derecha) hay anarquía global. Arrimen un poco el hombro y verá como habrá menos - además, nuestros objetivos no son, lógicamente, la anarquía global sino precisamente la pronta pacificación que ustedes, ahora mismo, parece que no quieren, y sólo han obrado como obstáculos. "También comenta usted que las naciones se debilitan si permiten el crecimiento de dictadorzuelos. Eso suena muy bien, si se omite el interesante hecho de que los dictadorzuelos son los que no te gustan," No me gustan los que puedan ser una amenaza para nuestros intereses de seguridad y paz local. "y los dictadores que mantienen el orden también existen, y los apoyas. Curioso el comentario sobre Galtieri y la guerra de las malvinas, porque automáticamente hablamos de Pinochet, al que usted seguramente defenderá como su querida Thatcher." Son dos cosas distintas pero sí: aquí tiene mi "discurso" en 1999 sobre el General Pinochet a los chilenos de mi universidad: liberalismodemocratico.wordpress.com/2009/10/08/el-general-pinochet-y-yo/ "En este caso ya no es un dictadorzuelo, es un aliado." Disculpe pero se olvida que Pinochet democratizó el país entregándose a las urnas. Yo no iría al extremo de calificarlo como un dictador, strictu sensu de la palabra. "El comentario de Manuel viene muy bien al caso, ¿Cuando se apoyaba a Sadam Hussein era conveniente?" Pues claro que cambian, como ya le dije, las circunstancias geopolíticas. "Tantos casos podemos encontrar a favor de agredir antes de que te agredan como casos de agresiones que no llevan a ningún sitio mas que a crear sufrimiento en tu propio pueblo o motivos para futuras agresiones." Las democracias jamás inician las agresiones. Sé que alude a la Guerra de Irak -- pero se olvida que la Guerra de Irak era simplemente el cumplimiento de las resoluciones de la ONU -- esa institución que ustedes en la izquierda tanto adoran. No es dogmatismo - es realismo. pd: me pone que no me deja enlazar con html así que el url que pongo debe llevar obviamente un http, etc

Alfredo, si sabe bien que quiero decir, ¿Por qué intenta demagógicamente decir que defiendo el sistema soviético? Francamente, parece que no había leído más que cuatro líneas sin seguir el argumento. Obviamente, nada tengo que rectificar de un argumento coherente con el resto del texto y que me parece que no es tan difícil de entender si se lee con un espíritu de interés y no de búsqueda inquisitorial. Comento dos puntos adicionales. Habla usted de que el partido republicano y la gran bretaña frenaron el camino hacia la anaquía global. Argumento transparentemente absurdo puesto que lo conseguido en Afganistán y en Irak,por ahora, es que reine exactamente la anarquía que usted pretendía que se combatiese. También comenta usted que las naciones se debilitan si permiten el crecimiento de dictadorzuelos. Eso suena muy bien, si se omite el interesante hecho de que los dictadorzuelos son los que no te gustan, y los dictadores que mantienen el orden también existen, y los apoyas. Curioso el comentario sobre Galtieri y la guerra de las malvinas, porque automáticamente hablamos de Pinochet, al que usted seguramente defenderá como su querida Thatcher. En este caso ya no es un dictadorzuelo, es un aliado. El comentario de Manuel viene muy bien al caso, ¿Cuando se apoyaba a Sadam Hussein era conveniente? ¿No era contraproducente? ¿Y cuendo se apoyaba a Pol plot contra el gobierno prosoviético vietnamita? ¿Qué era mejor la política de tensión con el bloque del este o la Detente? ¿Valía la pena la guerra de vietnam? Tantos casos podemos encontrar a favor de agredir antes de que te agredan como casos de agresiones que no llevan a ningún sitio mas que a crear sufrimiento en tu propio pueblo o motivos para futuras agresiones. Apoyar uno de los dos métodos sin análisis ninguno no es más que dogmatismo. Un saludo.

Claro que lo entiendo Don Manuel: pero entendí por dónde iban los tiros desde siempre. Sin embargo, aprovecho para decir otra cosa: algunas personas esgrimen argumentos de ese tipo para justificar la presencia de los nuestros allí mientras que yo nunca he llevado el debate por esa vía - para mí, es simplemente una cuestión de seguridad y de la necesidad de mantener la superioridad militar occidental. Es cierto, sí, que en su día se apoyó a Hussein contra Irán -- pero claro, usted sabrá que en esta vida, las circunstancias geopolíticas cambian y hay que adaptarse siempre pensando en nuestros intereses. No es para nosotros intentar "arreglar" los problemas internos de aquellos países. Sí es para nosotros hacer una asesoría de las amenazas hacia lo nuestro y ver si tienen, esos gobiernos, potencial para alterar nuestra seguridad. Créame, Don Manuel, que tanto usted, como Pedro y como yo tenemos mucho interés de que haya seguridad en Occidente. Se trata de que nuestras libertades más básicas, así como nuestro estílo de vida cómoda, están en riesgo de ser brutalmente alteradas si dejamos que dictadorzuelos islámicos (y latinos, ya que estamos) hagan lo que les dé la gana. Saludos

Buenas Tardes Don Alfredo: Fijese Ud: En la entrada hay este parrafo: "....Pues bien, en este debate el diputado del PSOE, el réplica a los argumento de Llamazares, comentó que la presencia extranjera en Afganistán era necesaria para asegurar que las mujeres que quisiesen no llevasen Burka, y para garantizar la atención médica. Sólo por eso, decía, la presencia militar está justificada....." Más adelante en la misma entrada hay esto: "....Recordemos que los EE.UU. no reconocían la legitimidad del gobierno Afgano. Se recordará, por ejemplo, el boicot a las olimpiadas de Moscú en el año 80 por esta causa. En ese momento nadie hizo argumentos como que los soviéticos estaban llevando la atención sanitaria y la igualdad de la mujer en Afganistán. La condena a la invasión fue general. En cambio ahora los mismos argumentos sí que son válidos para justificar la ocupación estadounidense y la presencia del resto de fuerzas internacionales allí....." Entiende el punto ahora? Lo que se pretende demostrar es que el político navega en el mar que le interesa. De momento intereso apoyar a Hussein contra Irán (recuerda?), pero dejo de ser aliado cuando invadió Kuwait (siendo que para los efectos es lo mismo). Saludos y gracias por la alusión.

Hola Pedro: Te voy a citar: "el desconocimiento de la historia nos condena a repetirla." Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción...Y la ignorancia comienza por no saber leer bien... Saludos Interesante como siempre

Añadir un Comentario: