LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

ALFONSO RUS

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/Alfonsorus.jpg 

 

Leía el otro día en un blog amigo una definición de Alfonso Rus. Decía que Alfonso Rus era una mezcla entre Marianico el corto y chiquito de la calzada. Me reí mucho, porque ciertamente me recuerda mucho a Marianico el corto.

¿Quién es Alfonso Rus? Se preguntarán muchos de nuestros lectores no Valencianos. Pues Alfonso Rus es el presidente de la diputación de Valencia y alcalde de la ciudad de Xàtiva, además de presidente provincial del PP Valenciano. Es, por lo tanto, uno de los mini-Barones del PP valenciano y uno de los políticos más importantes de la comunidad Valenciana.

Pero Rus es algo más. Rus es, digamos, la representación en carne y hueso de esa Valencia profunda, chabacana, mafiosa, cutre, soez, analfabeta, egocéntrica y caciquil.

 

Alfonso Rus nació en la ciudad de Xàtiva. De joven, Rus era Rockero, algo de lo que aún se vanagloria, antes de convertirse en un importante empresario de electrodomésticos de la zona.

Al joven Rus le debía interesar bastante la política, ya que fue concejal tanto con AP como con el CDS. En 1995 fue elegido como alcalde de Xátiva en las listas del PP, y ahí comenzó su fulgurante carrera política, ya que en años sucesivos compatibilizará la alcaldía de Xàtiva con la presidencia del PP de la provincia de Valencia y la presidencia de la diputación de Valencia, cargos que aún posee.

 

La primera vez que vi a Alfonso Rus fue cuando intentó alcanzar la presidencia del Valencia C.F. Fue en 1997 cuando una serie de accionistas intentaron destituir al lamentable Francisco Roig poniendo a Alfonso Rus, relativamente desconocido entonces, por lo menos para un valenciano capitalino como yo.

Tengo que reconocer que mi aversión a Paco Roig me llevó a apoyar moralmente a Rus, que creo que era presidente del Olimpic de Xàtiva, en aquel envite, por mucho que ya me pareciese un personaje patético. En el fondo era como aquella viñeta en que un hombre apunta con una pistola por la espalda a un ciudadano y le pregunta “Nixon o Carter”, a lo que el hombre encañonado responde “Dispare”. Lo mismo era. Antes de tener elegir entre estos dos hombres más valía ser disparado.

 

La principal característica de Alfonso Rus podríamos decir que es su incontinencia verbal. Rus no tiene autocensura, no tiene medida y no tiene vergüenza. En toda la comunidad Valenciana son conocidas sus tropelías verbales contra todo el que se le cruza por su camino.

Comento algunas. Recuerdo leer una transcripción de una grabación en la que Rus hacía  unos comentarios sobre los músicos de Xàtiva a los que acusó de ser "Més rojos que un titot" (Más rojos que un pollo) y "uns fills de puta" (No traduzco), y los mando a tocar "la figa de sa mare" (el coño de su madre). También, en una especie de mitin en no sé qué pueblo Rus, hablando sobre como se ganaban unas elecciones dijo: "Dije si yo mando traeré la playa a Xàtiva. Y van y se lo creen todo ¡Serán Burros! Y me votaron".

 

Esta llamémosle locuacidad de este señor es algo frecuente. Ha llamado “Chupópteros y membrillos” a los profesores de la universidad de Valencia, y les ha acusado de perder el tiempo y de tener siempre “la mano en el culo”.

Siguiendo con su talante educativo, hace poco Alfonso Rus dijo que los profesores que decían “Aleshores” y “Gairebé” (Formas en Valenciano correcto de decir “entonces” y “casi”) en vez de “entonses” y “casi” eran unos “Gilipollas” y añadió “A esos que querrían ponernos a nosotros boca abajo no vamos a darles el gusto ¡Vamos a rematarlos, vamos a rematarlos!”

Otra de la últimas de Rus, de hace un par de días, es su declaración de que, si el fuese Camps, “Yo no pediría perdón, pero el presidente es de otra pasta y lo hizo”, en referencia a lo del paseo del que Camps  acusó al portavoz socialista de quererle hacer. Esta declaración no es estrambótica como las demás, pero es directamente patética.

Como último ejemplo, recuerdo que hace unas semanas dijo que a quien hubiese metido la mano en la caja “Que se la corten como hacia Jomeini” (Me resulta curiosa esta aparente filia por ver sangre en todas partes que tienen los dirigentes del PP valenciano).

 

Bien, esta actitud de Rus es una mezcla de un lenguaje popular y un tanto barriobajero, con unas dosis importantes de soberbia, endiosamiento, analfabetismo y exaltación del mismo, y desprecio por los demás.

Rus es de aquellas personas que entienden la política como terreno de los poderosos. Él no duda en ir en su Ferrari a los mítines, haciendo gala de una ostentación innecesaria y quizá poco conveniente para un político, porque se cree que es el rey del chiringuito. Mariano Rajoy ya le dijo una vez en público que tenía que dejar de ir en un Ferrari a los mítines, a lo cual no hizo ni puñetero caso.

Esta actitud chulesca, arrogante y ostentosa la compatibiliza con cierto paternalismo de esencia caciquil. Xàtiva en un municipio pequeño (de unos 30.000 habitantes) donde casi todos se conocen por lo menos de vista. Mucha gente ha pedido trabajo a Alfonso Rus y éste se lo ha dado, lo que le ha concedido cierta fama de buena persona que parece que por ahora tapa sus inaceptable verbalidad y sus métodos.

Esto de conceder trabajo recuerda mucho a los antiguos caciques de la España del siglo XIX y de los que personas como Fabra o Rus parecen sucesores. Los caciques daban trabajo a la gente de la zona, a cambio de su fidelidad y sumisión política y social. Este mecanismo llevó a la falsificación del voto (por esta “coacción” disimulada) durante todo el régimen de la constitución de 1876. Ahora, parece que estos señores han reciclado en método y lo han adaptado a los nuevos tiempos.

También es cierto que, en parte, recuerda al típico empresario paternalista de la primera mitad del siglo XX, bastante más respetable que el cacique y cuya motivación más que el dominio político (que también) podía ser cierta forma de caridad cristiana.

 

A pesar de todo esto Alfonso Rus ha ganado cuatro elecciones consecutivas en Xàtiva. Los nativos dicen que ha cambiado Xátiva a mejor, algo que no sé decir si es cierto o no. En principio no tendría por qué dudar, pero en Valencia, por ejemplo, también se dice que Rita Barberá ha cambiado Valencia mientras los socialistas no hicieron nada, algo que si analizas las acciones urbanísticas de los últimos 30 años de los respectivos consistorios no se sostiene (véase el post “Valencia”).

De todas formas Rus sigue mucho la marca PPCV en su tipo de política. Ha organizado grandes eventos (a nivel de una ciudad de 30.000 habitantes) como puede ser el concurso de Miss España o el paso de la vuelta ciclista España de este mismo año (quizá utilizando su influencia en la diputación). El crecimiento urbanístico de Xàtiva también ha sido importante, pero eso no es más que el mismo boom urbanístico que ha sucedido en todos los municipios de España, en parte causado por la avaricia/necesidad de fondos de los ayuntamientos.

 

Algunos han dicho que Rus puede suceder a Camps cuando este sea relegado en el próximo año. Lo considero imposible. Quizá los Sebatenses consideren adecuado a un alcalde como Rus, pero su personalidad y perfil sería inaceptable para el electorado urbano y más culto (de hecho la mayoría de gente culta de Xàtiva no lo soporta). Lo que lo Sebatenses quieren ver como leguaje coloquial para la gente de Valencia, Alicante o Elche serían insultos y una soberbia inaceptable. El tio “del poble” sería considerado un payaso impresentable y repulsivo. Rita Barberá es mucha mejor candidata para sustituir a Camps.

No obstante Rus es la representación, a mi juicio, de lo peor de la sociedad Valenciana y del PP Valenciano. Su ignorancia, fanatismo, chulería y política caciquil es justamente lo que necesitamos extirpar de esta tierra.

Comentarios

No se, leo que hay mucha gente inteligente,(yo no lo soy), que solo ve actos negativos en lo que hace Alfonso Rus. Pero, me ha demostrado que lo que piensa y promente, a la corta o a la larga lo cumple. No soy del PP ni de ningun partido politico solo soy un"socarrat" que hace muchos años que vive en Xativa, pero que ve los cambios que se han echo en positivo, des de que esta el Rus.

Hola! totalmente de acuerdo contigo, pero un apunte, los de xátiva no son sebatenses, si no setabenses, de saetabis que es como se llamaba xativa antes. Y sinceramente creo que en valencia y en el resto de ciudades, hay mucha más gente que apoyaría a Rus de la que crees, ignorantes hay en todas partes, y justamente en Valencia no estamos faltos. Me ha encantado leer tu blog, enhorabuena!

Desde que tengo uso de "conciencia política" me he considerado más bien de derechas y, en consecuencia he vstado al PP siempre, al ser el más afín a mis ideas. En las autonómicas de este años invertiré mi voto, no sé si a UPYD, al PSPV o, incluso, a Compromís, pero sería por el bien de la propia Comunitat y el PP. Personajes como este individuo, repulsivos, mafiosos, corruptos y tal y como otro lo ha definido, un "Chaves a la llauraora" deben despararecer de la vida pública o a la larga, harán desaparecer a la Comunitat.

Corruptia por la escuedra a Alfonso Rus y en plena campaña... ¿que le dira a su amiguito del alma ahora o le vendra bien para humillarlo aun mas?

La verdad es que si Rus hubiese escrito un artículo refiriendose a otro Rus, podria haber sido este. No te falta razón, sin duda, pero veo algo de envidia aderezada con la prepotencia típica de un capitalino rural venido a más por 4 farolas y un oceanográfico. Bien escrito.

Vale, vale, pero no mos fareu catalans.

Jaja, me voy a sonrojar Manuel. No soy más que un aprendiz tanto en política como en economía, lo que pasa es que, quizá, el más fácil la reflexión en un formato como un blog que en las noticias, infectadas de esta política-espectáculo de masas en la que vivimos. Respecto a si Valencia saldrá de esta situación por supuesto que saldrá, igual que Venezuela. No sé si faltan 4 años (no lo creo) ó 20, pero nada dura eternamente. No hay país democrático sobre la tierra (con elecciones limpias) en que un partido haya durado 50 años en el poder, y Valencia no será una excepción. El problema es que la oposición que le gane al PP Valenciano en las urnas lo haga proponiendo cosas diferentes, no copiando estas peores esencias de la idiosincrasia valenciana. Venezuela también cambiará de gobernantes, es cuestión de tiempo. Pero desde la lejanía me da la sensación de que la polarización excesiva en Venezuela favorece a Chávez. Parece como si la oposición quisiese hacer parecer un demonio a Chávez o por lo menos es lo que llega aquí. Siempre he pensado que la manera más sana de llegar al poder es reconociendo qué ha hecho bien tus rivales y asumiendo parte de estas cosas positivas. ¿Crees que podría estar errando la oposición en Venezuela en este punto? Per cert Papichulo, ¿Em pots dir qui dimonis vol fer-te català?

Hola Pedro: Ti entrada me ha recordado mucho a cierto presidente latinoamericano, que tiene una "locuacidad" similar al Sr Rus. Quizás el mal hábito de comparar me impresiona que Ris al igual que hombre aquel (le vamos poner nombre: chabez, recuerda que esta biene escrito) ha comprado conciencias para seguir sumando poder (o intentar sumar poder) de forma desenfrenada. Bolívar decía: "Cada pueblo tiene el gobierno que se merece". En Venezuela definitivamente lo tenemos. En Valencia parecíera o crees que se saldrá de ese marasmo político?. Saludos. Me entero más de politica y econmía por tu blog que por las noticias...

Hola Pedro: La polarización si favoreció a chabez. Y le sigue favoreciendo porque tiene secuestrado los poderes público e intenta hacerlo con los medios de comunicación. Nada se hace en el país que no pase por las manos del individuo en cuestión. Si supieras que el propuso en 1998 (la última elección limpia en Venezuela) casi lo mismo de siempre, pero con un discurso galvanizador, como el del alemán aquel, la gente embobada le votó. Entre lineas siempre dijo a donde quería llevar el país. Pero pocos escucharon eso y los tacharon de conservadores y de querer seguir robando.... Si se irá, dejando un país en ruinas y dividido, algo que jamas había pasado en Venezuela. Esas heridas tardaran en sanar Pedro. Comparativamente la división del país es casi del tamaño del atlantico y no exagero. Ojala no ocurra eso en Valencia. No creo porque aquí aparentemente los poderes no estan secuestrados y mal que bien hay control sobre las actividades del sector público. Pero todo depende de que la gente vaya a votar con el cerebro, no con el corazón o con el bolsillo (como lamentablemente ocurre en Venezuela) Saludos

Añadir un Comentario: