LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

LA CURVA DE LAFFER

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/curvalaffer.jpg 

Curva de Laffer

 

La curva de Laffer es uno de estos mitos “liberales” que parecen haber invadido el subconsciente colectivo de la sociedad.

¿Qué se conoce por curva de Laffer? Esta curva representa una ecuación matemática que dice que, en ciertas circunstancias, bajar los impuestos puede hacer subir la recaudación fiscal del estado.

¡¿Cómo es eso?! Muy sencillo. Según este modelo, cuando los impuestos en una sociedad son elevados, estos desincentivan la actividad económica. Pongamos un caso extremo, en el caso de que los impuestos fuesen del 100% de los ingresos la recaudación sería cero, puesto que nadie trabajaría para no ganar nada.

Bajo este precepto se dice que, al reducir los impuestos, se incentiva la actividad económica. Si esta actividad crece se invierte más, se contrata más gente, etc. Y todo esto crea más contribuyentes, más consumo, y, por lo tanto, más recaudación fiscal.

 

Los “liberales” se basan en la curva de Laffer para argumentar lo positivo de una bajada de impuestos: Se pagan menos impuestos y se recauda más, vamos, la medida perfecta.

Pero claro, esto tiene trampa. Porque la curva de Laffer, como su nombre indica, es una curva y no una recta, es decir, no tiene una relación directamente proporcional.

La propia curva de Laffer indica que llega un momento en que la tendencia se revierte, es decir, se hace lógica, y pasamos a una situación en la que a menos impuestos, menos ingresos, correspondiente a la parte izquierda de la parábola.

 

Lo que explica la curva de Laffer no es que al bajar impuestos aumente la recaudación. Eso es una falsedad interesada, un comentario falaz por parte de los “liberales”. Lo que dice la curva es que al aumentar impuestos se aumenta recaudación pero hay un momento, cuando los impuestos son excesivos, que los impuestos desincentivarán la actividad económica, haciendo contraproducente esta subida.

Por lo tanto existe un punto óptimo, en el que se consigue la máxima recaudación y no se desincentiva la actividad económica. ¿En que punto se encuentra una sociedad? Nadie lo sabe. Pero ese mismo desconocimiento lleva a que sea igualmente probable que estemos a la derecha o a la izquierda del punto óptimo. De hecho, este punto óptimo será cambiante, y dependerá de las circunstancias, del país y de la época.

 

Cuando los dirigentes de derechas hablan de que subir los impuestos perjudica a la incentivación de la economía y del empleo están presuponiendo que se encuentran en la parte descendente de la parábola, cuando esto es sólo una opinión no contrastada. Sin embargo, parece que la sociedad ha asumido este principio, esta curva de Laffer partida por la mitad que interesa, como una verdad absoluta.

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/curvapendientenegativa.jpg 

Curva de Laffer vista por un "liberal",seguramente debido a algún extraño defecto visual

 

¿Podría beneficiar a la economía aumentar los impuestos? La respuesta es sí, podría, siempre dependiendo que se haga con estos impuestos. Pongo un ejemplo.

Los impuestos se aumentan, y con ese dinero el estado crea una red de guarderías públicas gratuitas. Como todos sabemos, cuando se crea una red amplia de cobertura (como la sanidad) se minimizan los costes respecto a pequeños centros. Por la misma razón que el sistema nacional de salud consigue las mismas coberturas sanitarias por menos dinero que un sistema privado aquí pasaría lo mismo.

Al haber una red pública y gratuita de guarderías, muchos ciudadanos tendrían una parte de su renta liberada al no tener que pagar una guardería privada. Ese dinero extra incentivaría el consumo y crearía actividad económica.

 

Este tipo de argumentos no los hará un “liberal” en la vida. Porque, al final, no es cuestión de mejorar objetivamente el funcionamiento económico. Para estos “liberales” la cuestión es seguir los mitos del neoliberalismo, mitos creados por personas que pretendían arrimar el ascua a su sardina y vender a la sociedad como positivo las cosas que eran positivas para ellos.

Un “liberal” no reconocería jamás la conveniencia de subir ciertos impuestos. Un “liberal” cortará la curva de Laffer como le interese y no reconocerá la mitad que no quiere ver. No reconocerá jamás que puede ser positiva la presencia de el estado en la economía, o las empresas públicas.

 

Al final, estos “liberales” que pretenden ser objetivos analistas, no son más que aquello que decía no recuerdo qué autor: Fundamentalistas del mercado.

Cuanto más oigo a estos “liberales”, sobre todo después de la que ha caído gracias a estas ideas, más tengo la sensación que se basan en algún tipo Fe religiosa para justificar sus tesis.

Comentarios

De acuerdo con Marcos. Por cierto, lo del diezmo es del Deuteronomio (libro de la Torá judía), y quién sabe si no es el punto medio de la curva de Laffer.

No es un mito, lo he aplicado en los negocios y es real. Se llama también beneficios decrecientes y aplica en todo lo que existe en este mundo, hasta en el comer: Te pueden servir el plato que mas te guste y el primer plato te sabrá increíble, y cada vez que comas más tendrás menos ganas de comer el siguiente, al cuarto estarás vomitando. La persona que dice que 10% es lo mejor, siento que es una verdad única, sobre todo en países católicos donde el pueblo está acostumbrado al "diezmo" que es el 10%....Saludos

No es un mito, lo he aplicado en los negocios y es real. Se llama también beneficios decrecientes y aplica en todo lo que existe en este mundo, hasta en el comer: Te pueden servir el plato que mas te guste y el primer plato te sabrá increíble, y cada vez que comas más tendrás menos ganas de comer el siguiente, al cuarto estarás vomitando. La persona que dice que 10% es lo mejor, siento que es una verdad única, sobre todo en países católicos donde el pueblo está acostumbrado al "diezmo" que es el 10%....Saludos

Como todo el mundo sabe la economía capitalista se basa en el socialismo, gran creador de riqueza y empleo, ¿no?

orribleeeee las cosassssss n

¿Te has dado cuenta, Marcos, que has explicado exactamente lo que está explicado en el post? Pero clavado. Bueno hay una diferencia, que toda tu explicación está teñida de la idea de que los impuestos son muy altos y hay que bajarlos, usando así ejemplos demagógicos como el de la presión fiscal del 99% y el aumento de un impuesto un 400%. Pero el mejor de tus comentarios es este: "los óptimos impositivos (que rondan el 10%" !!!! ¡Los óptimos impositivos el 10%!!! Sin comentarios.

¿Por qué abogar por una reducción de impuestos es ser de derecha? Los impuestos así como sirven para dar educación a un pueblo -y eso es correcto-, sirven para que nuestros estados puedan financiar campañas armamentistas, guerras, muerte, destrucción. Con que paga el gobierno norteamericano a los soldados que invadieron Irak, lo paga con impuestos que paga el pueblo norteamericano. ¿Quies es de derecha?

El blogger, aparte de algo personal contra la libertad de las personas, lo que tiene es un cacao mental que no se aclara. Y ahora lo explico. Y menos mal que han venido los 2 últimos comentaristas, Jayson y Mario, a poner una pizca de veracidad (que también una pizca, no todo). Explico el funcionamiento de la cuestión, aunque se supone que la curva de Laffer era un planteamiento PEDAGÓGICO. Así, no entenderla ni por esas... 1) ¿Si bajo la presión impositiva (tipo % impositivo) aumento la recaudación total? No, la curva no dice eso. La aumento SOLAMENTE si estoy más a la derecha del punto máximo de la curva. En cualquier punto a la izquierda de ésta la reduzco, es de cajón. 2) Pongamos que no existe ningún impuesto, y que a mí me gusta comer fruta; manzanas y peras, en las que gasto toda mi renta a partes iguales: MITAD Y MITAD. Y ahora el gobierno dice que pone un impuesto INDIRECTO del 400% al consumo de las peras; esto es, si 1 Kg. de peras cuesta 5 euros, ahora costará 25 euros. Yo no voy a seguir consumiendo peras y manzanas a partes iguales. Si destinaba 500 euros a peras y 500 a manzanas, comía 100 Kg. de cada (supongamos esos precios). Ahora, debería comer, según esta indiferencia lafferiana que defienden algunos, 100 Kg. de manzanas, ok, pero sólo 25 Kgs. de peras, porque el resto lo recauda el gobierno. Pues va a ser que no, y lo que hago es, aproximadamente, comprar 190 Kg. de manzanas, y un par de kgs. de peras para darme el capricho. Así, este mercado ha quedado no sólo gravado, sino DESINCENTIVADO. Si sólo quedase gravado, mi consumo pasaría de 100 Kg. a 25 Kg. como hemos visto. Pero mi consumo pasa realmente de 100 Kg. a 2 Kg. (Hemos puesto un IVA exagerado para verlo más cómodamente). 3) ¿Qué pasa cuando el impuesto es sobre la renta (impuesto DIRECTO)? ¿Qué alternativas tiene uno, sustitutivas, respecto de algo tan básico como su renta?? Pues claro que tiene, y se manifiesta estadísticamente como un reloj. Vamos a ponérselo más fácil a las tiranías socialistas, y vamos a suponer que la población no puede emigrar al país de al lado si le asfixias más con impuestos (porque en la realidad es también algo automático; ver caso Irlanda). Vamos a suponer que si los subes, se quedan y responden de la forma que quieran, menos yendo a otro Estado menos sangrante. Cuando subes los impuestos de la renta • Aumenta la elusión fiscal. • Aumenta la evasión fiscal. • Aumenta el valor de todas las actividades sustitutivas del tiempo de trabajo. En el trade-off individual de elegir para la vida de uno mismo, cuánto dedicarse al trabajo y cuánto dedicarse al ocio, si gravas el trabajo (impto. sobre la renta) éste pierde valor (ganas menos con el mismo esfuerzo), y el ocio gana valor. Así, se produce un AUTOMÁTICO y matemático trasvase de tiempo de la población, de trabajo a ocio (no-trabajo). La curva de Laffer te dice: -Si gravas el 10% a una población que produce 100.000, recaudas el 10.000. -Pero si gravas con el 20%, no vas a recaudar 20.000, porque la población ya no producirá 100.000. Igual producirán 90.000 (suponemos esa cifra para cálculos más cómodos). Así, recaudas MÁS, pero sólo 18.000; no el doble que antes. -Si sigues aumentando ese tipo impositivo, sigues recaudando más, pero ellos produciendo menos cada vez. Así, LLEGA UN NIVEL en el que la multiplicación t x Y = T , si ha bajado tanto Y, se acaba invirtiendo, porque la bajada de Y tiene más efecto que la subida de t. Puedes creerte que si gravas con un 99% la renta de las personas (dejándoles un 1%) no vas a conseguir 99 veces más recaudación que si gravas con un 1%. Probablemente apenas consigas nada de recaudación total. Comprueba los estudios empíricos que se hacen al respecto, que indican que el óptimo de Laffer ronda en muchos casos el 55% de tipo global, así que hay países como Suecia que incluso ya se lo han pasado, y si redujeran impuestos aumentarían la recaudación total, amén de dejar de asfixiar y sangrar a su población. ¿Sabes que en Argentina la presión impositiva es algo superior al 120%? ¿Cómo explicas eso? ¿No crees que hay una evasión fiscal galopante? ¿Crees que se reduciría con unos tipos más normales? Son planteamientos tan de cajón y de sentido común, que me pasma que haya que discutirlos. Saludos a la gente sensata PD: al comentarista que paga impuestos gustoso en un socialismo como Europa continental, tan alejado de los óptimos impositivos (que rondan el 10% y aquí la carga total se acerca al 50%), recordarle una cita de Bush en su discurso sobre el estado de la nación: "Otros dicen que estarían personalmente contentos si pagaran más impuestos. Su entusiasmo es de agradecer; estoy encantado de comunicarles que la agencia tributaria acepta tanto cheques como transferencias." ... si es que es de cajón, vamos.

La curva de Laffer no dice que al bajar los impuestos aumente la recaudación. Lo que se trata de decir es que al aumentar los impuestos por encima de un nivel óptimo genera menos recaudación porque desincentiva la producción, y de esto se deduce que los impuestos progresivos a lo largo generan menores ingresos.

A mi esto de los impuestos siemrpe me ha hecho gracia, pero desde el punto de vista de los ciudadanos corrientes. Debo ser la única persona del mundo que no se pasa la vida refunfuñando por tener que pagarlos. Lo que sí me jode es que me suban ciertas tasas cuando veo que el servicio no está siendo bueno (y seguramente no por falta de medios sino de buena gestión): por ejemplo, la de recogida de basura. Y luego está lo de las "reglas" y "leyes", escritas o no: mi empresa, por ejemplo, tuvo una tendencia durante algunos años a ir disminuyendo la parte fija del salario (la nómina) en favor de conceptos variables, como pagas de productividad ("eso hará que la gente rinda más y al verse recompensada, se aumenta la fidelidad"), gastos de transporte o dietas de comida. Ante mi sorpresa, las medidas se acogían favorablemente en muchos compañeros. Menos ingresos en nómina, menos impuestos pago, decían. Les importaba un carajo que los ingresos por tranporte (estos descontados de la nómina) y comidas (estos no tanto) se perdieran por enfermedad (menos cuando alguno tuvo una baja larga, que se arrepintió y lo confesó) o en festivos. Todo redundó no sólo en bajada de calidad laboral (o mayor dificultad para pedir un crédito), sino que además muchos otros compañeros dejaron la empresa (era fácil dar con otra que asegurara un fijo mayor), por no hablar del largo plazo. Yo sigo sin dar crédito a lo que que ocurrió en aquellos años, tanto por parte de la empresa como de muchos compañeros. Además, yo echaba cuentas, y cómo mucho la diferencia de impuestos a pagar podían ser de 150-200 euros menos, cuando el riesgo de dejar cobrar esa misma cantidad o mayor era muy alta. A la larga, tras muchas protestas, más individuales que colectivas (yo un día me negué a firmar y dar el visto bueno a mi revisión anual a pesar de que me subían el sueldo a base de variable), se ha ido revirtiendo la situación: nuestro variable ha ido menguando, el fijo creciendo y no sólo se ha marchado menos gente de la empresa, sino que las contrataciones subieron, y la tendencia es que esa gente se queda más tiempo y más a gusto. Todo eso de "relanzar la actividad económica" siempre me ha hecho mucha gracia, al igual que lo de los costes laborales.

Añadir un Comentario: