LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

CAPITALISMO HISPANO (II)

 

EL FUNCIONARISMO

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/trabajobasura.jpg 

 

Desde la visión neoliberal de la economía y la sociedad se ensalza mucho al empresario. El empresario, dicen, arriesga su patrimonio, tiene iniciativa y trabaja muchísimas horas para sacar su empresa adelante. Gracias al empresario se crea empleo, crecimiento económico y la sociedad progresa, por lo que deben ser defendidos. Según estos “liberales”, el papel del empresario cobra todavía más importancia en una sociedad como la Española, donde parece que todo el mundo quiere ser funcionario, y nadie tiene la capacidad de asumir el más mínimo riesgo. Los españoles, solo quieren seguridad en el trabajo y que no les puedan echar, además de tener escasas ganas de trabajar y de hacer cosas nuevas.

 

Esta visión podría ser rebatida con argumentos contrarios, hasta que llegásemos a una verdad intermedia, ya que siempre todo argumento tiene parte de verdad. Se podría decir que la mayoría de los que arriesgan su patrimonio tienen una situación que les permite hacerlo: Tienen patrimonio. También se podría decir cuantos empresarios lo son simplemente por herencia. Además, podríamos criticar la demagogia de esta visión, ya que si hacemos caso del riesgo al que está sometido el empresario y la enorme cantidad de horas, podríamos concluir que los empresarios son unos desgraciados, ¿Por qué no venden su empresa y se dedican a otra cosa? ¿Por qué no se hacen comunistas, y defienden una sociedad sin riesgo y con tiempo libre?

 

De todos modos me interesa especialmente rebatir esta visión de que los españoles solo queremos ser funcionarios. Bien es cierto que hay una gran cantidad de gente que aspira al funcionariado, quizá demasiada. Yo me he encontrado a lo largo de mi vida a mucha gente cuya única aspiración laboral era ser funcionario, sin importarle qué puesto. Cada persona tiene sus circunstancias personales, pero la verdad es que esta visión de ser funcionario independientemente del puesto me ha causado siempre cierta lástima.

 

¿Se debe esto a algún virus funcionarial más contagioso que la gripe A? ¿Tenemos los españoles algún gen de conformismo y aversión al riesgo? ¿La aspiración hispana es simplemente ser un vago en un puesto en que no te puedan echar?

Nada de esto. Por mucho que los “liberales” defiendan esta teoría, no es más que una falacia interesada.

¿Por qué los españoles queremos ser funcionarios? Es sencillo, se debe fundamentalmente a que nuestro mercado laboral es, en términos generales, una basura. En el mercado laboral y en las empresas privadas te puedes encontrar de todo, pero lo que más abunda es inseguridad laboral, contratos temporales, mileurismo, horas extras que no se cobran, vulneraciones de los convenios y las leyes laborales, mobbing laboral, etc. En estas condiciones, ¿Qué motivación encuentra una persona para entrar en este mercado?

 

Los “liberales” hablan mucho de que en España falta iniciativa y gente con ganas de trabajar. Una falacia. Hay jóvenes titulados muy capaces que usan esta capacidad para sacarse un puesto de funcionario de grupo A, ¿Por qué lo hacen? Porque con un trabajo así tendrán horarios coherentes y sueldos altos (¿Unos 30.000 euros anuales?).

Estos titulados saben que si, en cambio, entran por el camino de la empresa privada, tendrán muchas promesas, pero muy pocas realidades. Empezarán cobrando la mitad, con contratos de 6 meses, harán más horas que un burro. Y saben que nadie les garantiza que esto dejará se ser así; muchas promesas, pocas realidades.

Lo que es aplicable a un titulado también lo puede ser a un administrativo, incluso con más razón. Un funcionario de grupo C cobra sustancialmente más que un administrativo medio de una empresa privada, y lo que es aplicable en el caso anterior lo es también en este.

 

No puedo entender estos “liberales” que pretenden, ¿Gente capacitada trabajando 10 horas al día por 1000 euros? Y cuando la sociedad elige lo que considera el único camino para salir de esta situación, tiene que soportar que estas personas la tachen de sociedad vaga y conformista.

 

¿Quieren gente preparada? Paguen sueldos decentes, den condiciones adecuadas. En Inglaterra, en Francia, en Alemania, en EEUU, la empresa privada es mucho más legal y aporta mucho más al trabajador que en España. Allí los sueldos son mucho más altos que en España, jornadas de trabajo cortas, y empresas mucho más modernas que las de aquí.

Con estas condiciones laborales, con estos sueldos, con estos empresarios y con esta cultura empresarial del pelotazo no se puede pedir otra cosa que una sociedad pasiva y deprimida. Para aprovechar nuestra enorme cantidad de gente preparada (Tenemos uno de los índices de titulados más altos del mundo) necesitamos unas condiciones laborales óptimas. Para que nuestra economía sea competitiva necesitamos a estas personas activas, contentas y con ganas. Y ese es el camino para la competitividad, no la contención salarial y la explotación que acaba por destruir la iniciativa, las ideas y la capacidad de innovación que la gente lleva dentro.

 

En los países avanzados, estos de los que hablan los “liberales”, en la empresa privada se cobra de media más que en la función pública. Lo contrario, es de país tercermundista. Ahora, por si no fuese suficiente, pretenden eliminar la única prebenda que tienen los trabajadores españoles, las altas indemnizaciones por despido.

Entrar por este camino, en tentar a la suerte de convertirse en otra Argentina.

Comentarios

Ya veo que no entré... y ya que he vuelto y leído loscomentarios te digo que lo último que pusiste... y el uno de las personas como mercancía. DONDO PONE... uno DEBE PONER... uso Creo. PAQUITA

Jaja, pensaba que el artículo iba aser más bien un análisis del empleo público, y había copiado la pregunta "¿Por qué los españoles queremos ser funcionarios?" para responder lo que ya hiciste algo más adelante "Es sencillo, se debe fundamentalmente a que nuestro mercado laboral es, en términos generales, una basura." No puedo estar más de acuerdo con lo sencillo y lo simple de la respuesta. Conozco a mucha gente en la franja de los 30-40 que se han puesto a estudiar oposiciones en los últimos cinco o seis años. ¿Lo que quieren obtener es el soñado puesto de funcionario vago que se toca los pies todo el día (un tópico desafortunado, por cierto, como casi todos)? No, lo que quieren es tener son unas condiciones laborales y salariales dignas, que en el mercado laboral privado es bastante dificil de obtener. Si además sumamos que es un contrato indefinido, miel sobre hojuelas, por no hablar de otras ventajas, ya sí, inherentes al empleo público. Mi chica, sin ir más lejos. Siete años de vida laboral precaria (a veces, incluso peor que eso), con dos carreras universitarias, trabajando la mayor parte de las veces sin llegar a los mil euros, con horarios y condiciones espantosas, prácticamente esclavizada (ojo, en trabajos para los cuales le pedían alguno de los dos títulos). Viendo el panorama, ahora, cuando el estudio se lo permite (o más bien exige) trabaja de teleoperadora, en condiciones mejores, con horarios más flexibles y ganando siempre más que cuando trabajaba como "licenciada". Hay sitios de estos bastante penosos, pero 3 de cada 4 trabajos que ha tenido han sido bastante mejores que cuando ejercía de periodista o socióloga. Es que en mi vida me he encontrado mucho empresario (que hay de todo, hay que ser justos) que piensan que te hacen un favor por darte trabajo, y en esa idea y plantemamiento está la raíz de todos los males. No señor, ni usted me hace un favor, ni yo se lo hago a usted. Usted necesita trabajadores, y yo un trabajo.

Hola, Fíjate Adolfo lo que comentas, que es muy interesante. Ni el Reino unido (desde los 80) ni los EEUU se caracterizan por una gran defensa del trabajador. Sin embargo, bien es cierto que los salarios en estos dos países son mucho más altos que en España, ¿Cuanto cobra un médico o un enfermero en Inglaterra? Más del doble que en España. ¿Cuanto cobra un recién titulado en EEUU de, por ejemplo, una carrera económica? Pues fácilmente 35.000 o 40.000 dolares anuales. ¿Y en España? Primero, te meteran como administrativo, no como titulado. Después, tendrás un contrato de 6 meses, luego 6 meses más y luego indefinido. ¿Sueldo? Considerate afortunado si llegas a las 18000, porque la mayoría no llegan. En Inglaterra y los EEUU los sueldos son altos, y exísten unas posibilidades reales de progresar. Y esto sucede porque estas empresas extranjeras son mucho mas legales, mas modernas, valoran más los "recursos humanos", no como la empresa pirata Española. Nos gustará más o menos el sistema de estos países (Yo prefiero un estado social fuerte), pero dentro de esto, hay que reconocer que las empresas son serias, y la cultura empresarial es distinta, y valora el esfuerzo y el talento. Por que la mayoría de nuestras empresas, amigo, lo único que valoran en el dinero, la ganancia rápida, y el uno de las personas como mercancía.

Justo has escogido como ejemplo paises (EEUU, Inglaterra) que por lo que se caracterizan no es precisamente por defensa del trabajador. Si no que tienen un mercado bastante liberal respecto al despido y proteccion del trabajador. Pero si, tienes razon que las condiciones en España son muy pesimas, pero yo sigo por el mundo privado, que dios me ampare, ja ja!

Nos pasamos la vida hablando de lo precario que es el mercado laboral en España y la cantidad de contratos basura que hace nuestro querido empresariado que tanto nos quiere y tanto se preocupa por nosotros. Pero luego criticamos que se quiera uno hacer funcionario lo cual significa asumir una premisa: jamás seré rico pero tendré un trabajo estable. Y esto segundo no es poca cosa .

Añadir un Comentario: