LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

CUENTO DEL FUTURO

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/ojofuturo.jpg 

 

En el año 2010 la candidata del PP, Esperanza Aguirre, ganó las elecciones generales anticipadas. Tal y como prometió en campaña, la presidenta se dedicó a realizar una profunda reforma laboral en España, con el objetivo nunca oculto de flexibilizar el mercado laboral Español.

Se bajaron las cuotas de la S.S más de 5 puntos porcentuales. Se abarató el despido para los nuevos contratos a 20 días por año trabajado, en contraste con los 40 que existían hasta ese momento. Se permitió una encadenación de contratos temporales mayor que hasta entonces, aún cuando era claro que muchas empresas se saltaban estas limitaciones con pequeñas trampas, etc.

Durante los primeros meses estas medidas parecieron no tener un efecto real en la creación de empleo, aunque casi un año después de la adopción de estas medidas se comenzó a crear empelo rápidamente. A pesar de no saber muy bien si fueron estas medidas las que impulsaron la creación de empleo, o si fue la finalización de la crisis internacional de 2008, quedó en el imaginario colectivo de los Españoles que estas medidas fueron las impulsoras de la creación de empleo.

Aunque económicamente tampoco fue la panacea. Fuera de la inversión inmobiliaria, que parecía no recuperarse, los nuevos trabajadores, al no sentirse seguros en sus puestos de trabajo, ni tener una protección social que lo compensase, primaban el ahorro respecto al consumo, por lo que nunca se volvió a los niveles económicos previos al 2008.

 

Algunos años después, en el 2019, el presidente del gobierno era el socialista Pedro Zerolo. Una nueva crisis asomaba la cabeza, como es lógico y cíclico en un sistema de economía de mercado.

En ese momento la patronal CEOE, presidida por Florentino Pérez, pidió una reforma laboral en profundidad. El mercado laboral, dijeron, era muy rígido aún después de las reformas de Aguirre de la década anterior. Para competir con China o con los EEUU se necesitaba contención salarial, despido más barato y menos impuestos.

Para ese momento los sindicatos tenían una fuerza mínima en la sociedad. Después de aceptar, durante el gobierno Aguirre, los 20 días por año trabajado para el despido, los nuevos trabajadores que se incorporaron al mercado laboral vieron a los sindicatos como unos traidores que sólo defendían a sus antiguos afiliados, y no a los trabajadores en general. Eso llevó a convertir a los sindicatos en viejas fuerzas sin sangre nueva, que ya tenían muy poca fuerza.

 

En ese contexto el gobierno Zerolo (que dependía, además, del nacionalismo conservador para gobernar) decidió apostar por una nueva reforma laboral, vendiendo a la sociedad que representaba la modernidad.

La posición de Zerolo no era fácil. La reforma de Aguirre llevó a un déficit enorme en la S.S. El estado preveía que no iba a poder pagar las pensiones a partir del 2023, pero estaba atado de pies y manos, ya que si subía las cotizaciones iba a aumentar el preocupante paro. Siguiendo el mito de la curva de Laffer, y hechizado con las palabras de Pérez de que iba a lograr el pleno empleo con esa reforma laboral y así, en base a las cotizaciones, aumentar los ingresos de la débil S.S, Zerolo se lo jugó todo a una carta: Implantar el despido libre, sin tocar las cotizaciones.

 

La reforma no dio de si lo esperado, aunque el repunte del empleo consiguió contener durante un tiempo el déficit de la seguridad social y salvar las pensiones. El gobierno Zerolo consideró que había superado un trance muy difícil.

 

Hay teorías económicas que dicen que existen ciclos macroeconómicos de casi 50 años de crecimiento o de estancamiento, con pequeños subciclos dentro del ciclo mayor.

Por lo que parece, desde 2008 debe haber un ciclo negativo, puesto que a partir del año 2030 apareció una crisis económica más virulenta que la del 2019.

Los despidos fueron masivos (eran gratuitos), el paro subió de una forma que no se había visto hasta entonces. El consumo se paralizó (la gente, sin seguridad laboral, primaba el ahorro por encima de cualquier otra cosa), y una parte importante de los autónomos tuvieron que cerrar por esta causa.

A principios de 2031 el gobierno realizó una bajada de pensiones generalizada, puesto que no podía mantenerlas, al igual que las prestaciones por desempleo, ya muy precarias puesto que en las reformas anteriores se le dijo a la sociedad que “quien no trabaja es porque no quiere”, algo que fue aceptado en general. La gente, sin recursos, inundó el mercado de bienes, provocando una bajada de precios muy marcada.

Esto llevó a una gran inestabilidad social, y a un aumento espectacular de los sindicatos anarcosindicalistas CGT y CNT, únicos que parecían defender a los asalariados. Los empresarios denunciaron coacción y métodos violentos por parte de estos sindicatos, amenazando al gobierno de que si no los ilegalizaba realizarían un cierre patronal. Paralelamente a esto, las fuerzas de extrema izquierda y de extrema derecha subieron como la espuma, poniendo en jaque al sistema bipartidista.

 

A final de 2031 se formó una gran coalición PP-PSOE. El objetivo de este gobierno no fue una reforma laboral (ya no había nada que abaratar, ni lugar donde recortar), si no evitar el derrumbe de la Nación.

 

 

 

Comentarios

Buenos dias! Vaya vista tan critica tienes... Respecto a China, en 2030 yo soy de los que apuestan que China sera nueva potencia mundial, aunque posiblemente con la industrializacion y el abaratamiento de su proceso (Echando aguas residuales a los rios ya que su coste de depuracion es mas complejo y caro que el propio proceso de elaboracion industrial, falta de catalizadores en sistemas de combustion...), en su pais no creo que haya ser vivo que haga una vida mediocre... Respecto al resto, aparte de demasiado critico, creo que es un tanto partidista, y ya te puedo decir que CGT, CNT, CCOO y demas sindicatos en el hipotetico caso planteado, mas que ser los defensores del trabajador estarian mas radicalizados que ahora; es decir, que si ahora conducen un Audi A8 regalado por sus amigos de la patronal, en su dia se llevaran lamborghinis, ferraris etc etc.... Yo personalmente te digo una cosa Pedro, si esperas que un sindicato se deje de vender y luche por tus derechos, yo preferire esperar a que me toque el euromillon, que es mas probable. En los unicos sitios que les he visto dar algo es dentro del colectivo de la banca, unicamente.

Dices Pedro: A final de 2031 se formó una gran coalición PP-PSOE. El objetivo de este gobierno no fue una reforma laboral (ya no había nada que abaratar, ni lugar donde recortar), si no evitar el derrumbe de la Nación. Mis preguntas. 1. ¿de qué nación hablas? para ese año solo quedaremos los pobres, porque los dos ricos se habrán ido y estaremos todos a la greña. 2. No has tenido en cuenta el alto nivel de analfabetismo con graduado escolar y títulación universitaria que habrá. Este gran contingente habrá hecho que los pocos puestos de trabajo que sirvan para levantar al pais estén en manos no ya extranjeras, sino analfabetas (y en el peor de los casos, en manos chinas y/o musulmanas). ¿tamibén serán estos analfabetos los que dirijan esos supersindicatos que salvarán a los ciudadanos? 3. Solo IU sacaría al pais de esta situación. ¿Dedicaron sus militantes 22 años a estudiar y trabajar, o se estuvieron rascando la barriga mientras acudían al marxismo? 4.

Añadir un Comentario: