LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

TURISMO VERANIEGO

 

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/playallena.jpg 

No, no van de peregrinación a la Meca...

 

Supongo que muchos de vosotros estaréis ya pensando en las Vacaciones (si es que no las habéis empezado ya). Desgraciadamente yo este año no voy a tener vacaciones en Agosto, aunque con la jornada intensiva y los fines de semana sí tengo muchas posibilidades de ocio que se pueden aproximar a lo que unas vacaciones significan.

 

De todos modos me gustaría tratar el tema de las vacaciones de verano. Ahora mismo llego de pasar el fin de semana en la playa de Gandia. La verdad es que, por ahora y a pesar de las aglomeraciones, se puede estar en Gandia relativamente a gusto. La cantidad de gente es aún soportable. Sin embargo en cuanto llegue agosto aquello se llena hasta límites insoportables. Y quien habla de Gandia puede hablar de cualquier cuidad costera medianamente turística del mediterráneo, por no hablar de otras regiones que no conozco en profundidad.

Diferentes veranos he viajado a Benidorm, Ibiza, Benalmádena, Gran Canaria, Mazarrón, etc. Y todos estos sitios parecen cortados por el mismo patrón: Aglomeraciones, playas invivibles, restaurantes a rebosar, “Guiris” que parecen creer estar en su país y, en definitiva, multitud de realidades a mi modo de ver bastante estresantes.

Muchas veces me cuesta creer que a las personas que veranean en estos sitios realmente estén encontrando lo que buscan. ¿Alguien puede descansar en un sitio así? Me resulta complicado de creer. Me viene a la memoria un programa de “sketches” de humor que hacían en canal 9 hace un par de años, socarrats (En Castellano significa “quemados”) en cuya canción de inicio decía algo así como “Empezabas ilusionado las vacaciones, y quien te iba a decir que acabarías socarrat”; la verdad es que pienso que eso es lo que le debe de pasar a mucha gente.

 

Para huir de esta “playitis” que parece que tenemos todos, el año pasado opté por un viaje corto más cultural, que fue la ruta León-Segovia (Con una horripilante parada en el Valle de los caídos, algo que dejo para un futuro post). Y la verdad es que fueron unas vacaciones muy placenteras: Temperaturas agradables, escaso turismo, lugares interesantes que visitar, gastronomía excelente y precios bastante económicos. Me impresionó Segovia, una ciudad preciosa que parece sacada de un cuento, que me pareció un sitio excelente donde vivir, por lo menos en verano. León me gustó menos a nivel estético, aunque disfrutamos de unas temperaturas envidiables y comimos muy bien.

 

Esta serie de experiencias me hacen reflexionar sobre que es lo que realmente buscamos en unas vacaciones. Cada persona tiene su preferencia (Divertirse, descansar, etc.), seguramente dependiendo de su situación social y edad.

Sin embargo, sea cual sea la preferencia de las personas, parece que elegimos el turismo de sol y playa como la única alternativa posible. Es como si tuviésemos una especie de prejuicio que nos dijese que unas vacaciones sólo son vacaciones si estás en la playa. ¿Es que queremos presumir de moreno? ¿O es simplemente un cliché social?

 

Creo que esto nos lleva a desaprovechar excelente oportunidades de turismo de interior, a no viajar a pequeñas ciudades encantadoras de Castilla que seguramente están en su mejor momento para ser visitadas, tanto por clima como por tranquilidad. E incluso, siendo muy osado, esto podría ser aplicado a una gran capital, ¿Cuántas cosas puedes ver en Madrid en Agosto que no podrías ver en el resto del año? ¿Cuándo te puedes mover por la ciudad con esa tranquilidad?

 

De todos modos no penséis que milito en algún tipo de turismo anti playero ni nada por el estilo. Me encanta ir a playas poco concurridas (algo que ya es difícil de encontrar en Valencia), así como ir a la playa en los meses de Junio y septiembre, donde puedes disfrutar del clima y a la vez de la tranquilidad, lo que pasa es que, lo reconozco, no me gustan nada las aglomeraciones, ni en la playa, ni en un centro comercial ni en ninguna parte.

Comentarios

Hola Pedro, aunque hasta ahora coincidía contigo en todos tus tus comentarios, por fin he encontrado un punto de discrepancia: tu criterio aplicado hasta ahora para seleccionar los destinos de vacaciones ("...Benidorm, Ibiza, Benalmádena, Gran Canaria, Mazarrón, etc."). Todos estos sitios y muchos similares merecen ser visitados y disfrutados, pero para que esto último sea posible es condición indispensable que sea fuera de la temporada alta de verano. En esa época estos destinos son para uso y "disfrute" de los turistas "guiris" con buena cartera o con paquetes turísticos cerrados. Otra cuestión es que uno pueda disponeer de vacaciones en otras fechas o no. Coincido plenamente en tu sugerencia de visitar otros destinos, y además de los que proponess, quiero recordar que en todo el norte de España también hay mar, y salvo en algunas ocasiones, en verano se puede disfrutar de buenas horas de sol en la playa y de una temperatura excelente a partir de media tarde que invita a ponerse pantalón largo, a disfrutar de la gastronomía y a conciliar el sueño por la noche. Desde Guipúzcoa hasta Pontevedra hay un amplio abanico de posibilidades que siempre permiten la combinación de turismo playero, de montaña, cultural, gastronómico,... La gastronomía es un aspecto que puede merecer un análisis aparte. ¿Por qué en el Norte entras en cualquier sitio a comer y tienes grandes posibilidades de haber acertado, y en zonas como nuestra Comunidad Valenciana de lo que hay alta probabilidad es de que salgas "escaldado"? Soy consciente de que cualquier generalización es injusta y no quiero generar polémica. Por supuesto que aquí contamos con buenos restaurantes, pero la probabilidad de encontrar uno bueno (adecuada relación precio-calidad, en cualquier nivel de precio) sin haberse asesorado previamente es baja. Viajar y experimentar otras formas de vivir y de pensar, ayudan a conocernos mejor a nosotros mismos, a ponderar determinados chauvinismos ("la millor terreta del món", etc.), y a concebir una idea del mundo distinta de la que algunos políticos se empeñan en hacernos creer que es la única o verdadera. Este año voy a disponer de dos semanas de vacaciones y va a ser en agosto. Una semana será en Francia, en la región de Aquitania (Burdeos) donde viven unos amigos ingleses, y la otra en A Coruña con otros amigos de allí, que luego nos visitarán. Felices vacaciones.

.... Hombre Mareaxe, también es cierto que te estás tomando a la tremenda ciertos comentarios que te parecen ofensivos, mientras que viertes otros, seguramente para ti incocentes, pero con carga hiriente para otras personas. Por ejemplo, creo que te tomaste excesivamente a la tremenda el comentario de Runaway, cuyo término "cazurro" estaba bastante contextualizado, e incluso parecía una mala elección de una palabra, no más. No creo que me hubiese herido demasiado si hubiese hecho ese comentario sobre los valencianos. Runaway no ha contestado (no sé si es porque no lo ha leido o porque ha querido parar la discusión) pero hay veces que se puede montar una bronca de la nada si entras al trapo. Por la misma razón tú frase sobre los 10 millones que votan al PP (que no es tuya) le ha sentado fatal a Jesús, quizá de forma excesiva. Él te ha llamado chulo, soberbio y ególatra, algo que no me parece tan grave como para declararse en objección de conciencia a partir de ahora, francamente. En fin lo que yo puedo hacer es velar por ciertas normas del foro y evitar que se viertan insultos gratuitos, pero tampoco puedo intervenir para borrar la primera frase subida de tono. Sólo os pido un poco de contención para no olvidar que las discusiones son sobre una temática, y no una cuestión personal contra otro forero.

Pedro: En un comentario de un post anterior un contertulio me llama; chulo, soberbio y ególatra. Hasta la presente he comentado a mi manera, exponiendo mis opiniones y leyendo insultos a diestro y siniestro. Se me acusa de escritos que desde luego no han salido de mis manos. Procuro escribir respetando un mínimo de conocimientos a la hora de exponer mis opiniones, creo que mis comentarios son cuando menos, respetables. Seguiré leyendo tu blog, pues ya te comenté en su momento que me parecía un acierto por tu parte. Me alegra ver que en determinados lugares cibernéticos alguien se preocupa de cultivar la razón y el intelecto como es tu caso, pero visto que parece que para opinar aquí se requiere del permiso de Jesús y este no está conforme con mis comentarios me abstendré de opinar en el futuro, eso sí, que se llame cazurros a los ciudadanos de tres regiones o que se inventen noticias para enmierdar al "contrario" parece que es el nuevo modelo de criterio tertuliano. Se ve que algunos ya no saben ni defenderse con la palabra. En fin, un placer, pero antes de que se me siga acusando en falso prefiero tomar ejemplo de catedrática y abstenerme de opinar más aquí. Un saludo y que sigas con tus maravillosos post.

Amigo Pedro; los lugares que tú visitas son por excelencia destinos vacacionales de verano, luego es normal que las aglomeraciones sean lo normal, pasa lo mismo en las estaciones de esquí en temporada de nieve, que se ponen hasta el culo. La gente busca eso precisamente, sino, no sería normal, ¿no crees? Entiendo que como en otro orden de cosas, las personas necesitan sentirse ligadas a un algo masivo que los identifique como pertenecientes al grupo, a la manada. Pasa lo mismo en temas tan dispares como la lectura. Si ahora está de moda Carlos Ruíz Zafón pues todo el mundo a leer sus novelas, no importa si la temática es o no de su agrado o si saben algo, lo más mínimo de su autor. Ídem con la música, cine e incluso con los deportes o programas de la televisión. Yo creo totalmente que las personas que buscan vacaciones llamémoslas “alternativas”, es decir, destinos que ofrecen otros parajes, la tranquilidad, la gastronomía etc., encuentran con facilidad sus deseos. España es muy diversa y rica en este sentido, pero créeme si te digo que la mayoría viajan a los sitios de turismo “oficial” por gusto, luego, sarna con gusto no pica.

Yo dudo que la mayoria de gente quiera descansar en sus vacaciones, quieren desconectar de su mundo habitual. Y estar tirado en la arena semidesnudo, comer descalzo o en chanclas, echarse la siesta y estar de fiesta es una buena manera de no tener ninguna obligación. Aunque a mi por lo general me parezca un horror. Yo, por lo contrario, en vacaciones prefiero estar en casa, porque entonces es cuando tengo tiempo de leer, escuchar música, ver películas y cocinar/comer como Dios manda, ver el Tour de Francia... y sobre todo descansar. Como estoy bastante satisfecho y feliz con mi vida habitual, no necesito desconectar de nada, sólo del trabajo.

Añadir un Comentario: