LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

A LA SOMBRA DE AZNAR

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/rajoyaznar.jpg 

 

La reciente comida de José María Aznar con sus ex ministros me ha dejado terriblemente impresionado. No por el hecho oficial, que era un teórico apoyo a la candidatura de Mayor Oreja como cabeza de lista del PP al parlamento europeo, si no por las otras dos realidades que mostraba.

La primera de estas realidades es el uso que hace José María Aznar de todos sus ex ministros para obtener presencia pública, al igual que usa la FAES. Viendo los últimos acontecimientos, la continua presencia de José María Aznar en conferencias y, por lo tanto, en medios de comunicación, parece como sí quisiese volver a la primera línea política, dirigiendo las políticas de la derecha a modo de líder espiritual.

Aznar parece que quiere elevarse como el presidente que sacó a España de una crisis. Los comentarios de su poco discreta mujer así parecen demostrarlo. Pero, a pesar de que esto parece ser una forma de ayudar a su partido para que recupere el gobierno, presentándolo como un partido experto en economía y con experiencia en estas dificultades, me temo que la verdadera finalidad de Aznar no es esa.

Más que ayudar a su partido político (algo que seguro que también desea), los deseos de Aznar, hombre dominado por la soberbia, suelen ser más egocéntricos. Seguramente lo que pretende es introducir en la mentalidad española que las políticas neoliberales que defiende son las adecuadas para la reactivación de la economía. Presentándose como campeón de la creación de empleo, pretende que se le escuche como una autoridad y se acepten sus teorías económicas, a pesar de que éstas sean bastante más radicales que las que aplicó en su momento. Y lo peor, es que sus ex compañeros se prestan a actuar como teloneros.

Y ahí enlazamos con la segunda realidad. Porque que políticos semi jubilados se presten a esto tiene algún sentido, pero que el presidente del Partido popular acepte presentarse como un segundón ante en ex presidente es algo difícil de entender. En la derecha los principios de jerarquía suelen ser bien aceptados, y además la teoría política indica que se deben mantener las apariencias de liderazgo. Que Rajoy haya aceptado esta situación, con foto central de Aznar incluida, supone un despiste muy importante de sus asesores, a la vez que un mensaje claro de Aznar a Rajoy, algo así como “Recuerda que eres un segundón, y que aquí el único que ha sido presidente y ha ganado elecciones soy yo”. Francamente, ¿Alguien se imagina a Zapatero y a Felipe González en una situación parecida? Es Obvio que no. Pero todavía hay algo peor.

La presencia de Rajoy en esa escena se produce en un momento muy concreto, que es dos días después de que Aznar dijese que no se debe “subsidiar” el desempleo y se debe realizar una profunda reforma laboral (traducido, un profundo abaratamiento del despido). ¿Cómo es que nadie le dice a Rajoy que su presencia como actor secundario le pone bajo la sospecha de apoyar esas palabras? ¿Sabe Rajoy que esas políticas seguramente las rechazará casi la mitad de su electorado?

Si yo fuese miembro del PSOE comenzaría una campaña para asociar a Rajoy a las ideas de Aznar. Tienen el filón perfecto para acabar con su adversario y un aliado inesperado, José María Aznar. Denle un micrófono a Aznar, y acabará con cualquier expectativa del PP de ganar las elecciones.

 

Comentarios

"Los sabios buscan la sabiduría; los necios creen haberla encontrado" dijo Napoleón (no muy santo de mi devoción) pero define perfectamente lo que es y representa nuestro "querido" Aznar. Dejémosle ese micrófono del que hablas, y que siga rebuznando (con perdón de tan simpático animal). Saludos.

Añadir un Comentario: