LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

¿SERÍA INESTABLE LA III REPÚBLICA?

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/banrep.jpg 

 

Aprovechando el aniversario de la proclamación de la II república e inspirado por un comentario reciente en un post de hace un par de meses, quería hacer un par de reflexiones.

El comentario que me ha inspirado a escribir hablaba sobre una hipotética tercera república en España. El argumento era que esa república traería inestabilidad, puesto que al tener un jefe de estado “político”, esto llevaría a generar más crispación y más polarización política. También comentaba este compañero que no quería que la policía y el ejército estuviesen en mano de una persona con carnet de partido (realmente ya lo está, puesto que son los ministros y el presidente quienes tienen estas atribuciones, y el Rey constitucionalmente no puede rechazar sus decisiones).

He oído y leído en multitud de ocasiones que una república traería problemas a España. Hay gente que todavía piensa que si hubiese una república habría un golpe de estado militar, y que el Rey es el único garante de la democracia en España. Argumentos como “En España ya se ha demostrado que una república trae inestabilidad” u otros parecidos son frecuentes, como si el tiempo no pasase y siguiésemos viviendo en el siglo XIX o en los años 30. Otros, más moderados, aducen situaciones como la que he comentado antes, de polarización, crispación, etc.

La verdad es que estos argumentos no aparecen en la mente de la gente porque sí. Muchas han sido las personas que lo han repetido, seguramente para consolidar la monarquía y la figura del monarca en su momento, o son argumentos que se aplicaban a la lógica de los años 70, siendo extrapolados hasta el día de hoy. Quizá sean parte de una mitología interesada o tengan alguna otra motivación. Pero lo que es cierto es que hay mucha gente que cree eso.

Al final, y cuando posees un conocimiento de la historia de España relativamente amplio, te das cuenta que estas ideas no son nuevas. En el fondo, esto es la misma argumentación que intentaba usar el Franquismo para legitimar la dictadura. En aquel momento de usaba aquello de “O Franco u otra Guerra”.  La idea es que los Españoles eran de por sí un pueblo salvaje, que el odio entre ellos era inevitable, y que si no se les gobernaba con mano de hierro volverían a matarse entre ellos. Los Españoles, a diferencia del resto de Europa, estaban incapacitados para la democracia, y lo único que mantenía la paz era la “mano dura” (fijaos como Franco y el franquismo se exime de toda responsabilidad en la guerra civil, presentándose como pacificadores y no como sus iniciadores).

Cuando Franco murió en España se reinstauró la democracia, como era lógico por contexto cultural e internacional. Todo aquello de “o Franco u otra guerra” se demostró una mentira interesada. Sin embargo ese mito parece que se transmutó en uno nuevo, el del Rey garante de la democracia. El rey era la fuerza que contenía a los militares y a los golpistas, era la fuerza que estaba por encima de derechas e izquierdas y que garantizaba la lealtad de todos a la nueva democracia. Esta idea, que podría tener algún sentido en los momentos inciertos de la transición, ha llegado hasta nuestros días, cuando ya carece de sentido alguno.

A mi todo esto me produce verdadera lástima porque, en el fondo, la aceptación de esta idea revela un sentimiento de inseguridad de los españoles con nuestro propio país y nuestros propios compatriotas. Portugal, Irlanda, Francia, Italia, Alemania y muchísimos países más de nuestro entorno son repúblicas. En ellas, ni se mata nadie, ni se crea ninguna polarización especial por la realidad republicana. ¿Porqué en España no puede haber una república?. Es absurdo. Es propio de un sentimiento de inferioridad descorazonador. La crispación se crea por culpa de los políticos irresponsables, no por los regímenes. Es más, si hay una república parlamentaria, creo que incluso se evita la polarización.

¿Qué pasaría si José María Aznar fuese presidente de la república con Zapatero de primer ministro? A pesar de que muchos pensarán que correría a pedradas esa no es la realidad. Las obligaciones llevarían al José María Aznar, el mismo que hoy no desaprovecha momento ni ocasión para desprestigiar a España y a su gobierno allá a donde va, a tener una relación correcta con el primer ministro, a defender internacionalmente lo mismo, a hablar siempre moderadamente y de manera neutral. ¿Eso crearía más crispación? Al contrario. Cuando por fin viésemos a dos políticos de partidos distintos entenderse en España, aunque fuese por obligación, a estos que creen que el otro partido representa la maldad absoluta se les pasaría la alucinación.

Se puede argumentar a favor de la monarquía con argumentos válidos. Es perfectamente democrático querer un Rey, como lo es lo contrario. Pero las argumentaciones deben ser lógicas. Las fantasías de historia-ficción son tan insostenibles como defender que un monarca lo debe ser “por la gracia de dios”.

Comentarios

Hoy no se da el hecho a que se enfrentó España a principios del XX: pasar de un estado-imperio a intentar crear un estado-nación. Creo que la tendencia obligada es hacia el federalismo. A no ser que re-inventemos una monarquía federal... Salud.

La razón por la que no puede existir una Republica en españa, es simple, los políticos de TODOS los grupos son CORRUPTOS, y si los aguantamos por sistema durante cuatro años, porque deberíamos aguantar a otro tecnocrata más que robarían igual. Además a la iniciativa por la III República solo se han adherido hasta ahora cuatro municipios, con menos población que una ciudad del extraradio de Soria, lo cual hace ver lo patético de la iniciativa.

Añadir un Comentario: