LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

LINCES Y CURAS

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/cartellince.jpg 

 

Desde hace más de un siglo, siempre que un gobierno Español  ha emprendido alguna reforma que colindase con algunos de los supuestos cimientos morales de la religión católica, tal como es entendida por su cúpula eclesiástica y por el estado vaticano, se ha creado una situación de alboroto intenso dirigida por la Iglesia española. Durante las leyes seculares del gobierno Canalejas en 1912, durante la transformación laica de la II república, durante los debates por el divorcio y el aborto de finales de los 70 y principios de los 80, así como durante el debate sobre la aprobación del matrimonio homosexual auspiciada por el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero se han creado exacerbados estados de alteración que clamaban contra la destrucción de la Familia, la moral, la vida o de España misma.

Ante el anuncio de reforma de la desfasada ley del aborto vigente en España era de esperar una reacción enérgica por parte de la cúpula de la Iglesia católica, así como el interesado apoyo del PP. Como sabe el lector, la Iglesia católica es una institución cuya especialidad es hablar de lo que no sabe. Igual que Vírgenes de 60 años que no han conocido mujer enseñan a parejas de novios como debe ser su vida matrimonial, igual que religiosos metidos a profesores que no saben como es una célula se empeñan en explicar el misterio de la vida, igual que personajes vestidos con sotanas son capaces de decidir cuales son las mejores maneras de evitar enfermedades de transmisión sexual aunque no sepan nada ni de sexo ni de enfermedades; ahora la iglesia católica conoce en qué momento de la venida al mundo de una nueva persona se genera en “don” de ser humano. En el momento de la concepción, se sobreentiende que en el momento en el que el espermatozoide alcanza en núcleo del óvulo, se genera la vida humana. Aunque no conozcan que es un embrión, los gametos, la mórula, como se desarrolla el sistema nervioso, el pensamiento, etc. Estos señores poseen una verdad incuestionable que se basa en el indiscutible argumento del “porque lo digo yo” (que soy la representación de dios en la tierra).

Además de la idea en sí, basada en el oscurantismo del pensamiento religioso más cerrado, a la que se podría no hacer caso por no tener argumento científico ninguno, la iglesia acompaña esta campaña con ese típico estilo clerical a la hora de hacer su propaganda. Este estilo propagandístico, con menos puntos que el de Goebbels aunque más antiguo y experimentado, se basa en la insinuación maliciosa y en el ocultamiento. El típico tirar la piedra y esconder la mano. El famoso cartel del Lince con el niño, que de por sí no dice nada más que “defiende la vida”, está lleno de insinuaciones casi delictivas. Cualquiera diría que el Gobierno de Zapatero se dedica a matar niños (de más de un año y con ese pijamita tan mono del cartel) cual Herodes. Igual que del cartel podríamos hablar de ese video que han visto en clase de EPC unos chavales de 4º de ESO de un instituto de la Rioja. En el video se mezclan impunemente imágenes de embriones con las de bebés totalmente formados que se supone que nacieron muertos, dando a entender a los chavales que el aborto mata a niños casi recién nacidos. Junto con esas durísimas imágenes, aparecen el presidente del gobierno y la ministra de igualdad sonriendo, dejando claro que son unos carniceros que disfrutan matando niños, como discípulos avanzados del Dr. Menguele.

Los métodos de los que creen hablar en nombre de dios no son siempre tan vomitivos. Desde que se inició en debate se ha aplicado otro método mucho más actual, este sí de la propaganda Goebbeliana, el principio de orquestación (Si una mentira se repite mil veces se convierte en verdad) aunque en combinación con el anterior. Este se basa en asegurar que el embrión es un ser humano. Evidentemente, y basándose en cualquier definición de ser humano conocida, un embrión no es un ser humano, al igual que un huevo no es una gallina, ni un melocotón un melocotonero. Por eso, estos señores están usando la fórmula de que el embrión es un “ser vivo”, intentando que el imaginario popular asocie la palabra “ser vivo” a “ser humano”, y así se convierte en un hecho indiscutible, porque obviamente el embrión es un ser vivo, al igual que son el óvulo o los 100 millones de espermatozoides que se generan por eyaculación (debe ser por eso que la masturbación es pecado).

Al final, en todo este debate se ha perdido el origen del debate, que es si se debe reformar la actual ley del aborto, fuente de numerosas ilegalidades, por otra ley más moderna y clara. Para eso se convocó un comité de expertos que han concluido las líneas generales de la nueva ley.

Se puede discutir si debería ser 12, 14 o 16 semanas, si algún supuesto debería variar la regla general, etc. Creo que ese debate sería interesante y enriquecedor. Pero una cosa tengo clara. Entre un comité de médico expertos y un comité de analfabetos científicos con sotanas, me alineo totalmente con el primero por lógica y sentido común. Quien quiera seguir al segundo, que piense como estaba el mundo cuando los antepasados de esos señores marcaban la vida en occidente y quemaban a los primeros en la hoguera.

Comentarios

Esa imagen dice la verdad ya que muchas personas de ahora se preocupan mas por los animales que por la vida humana en que mundo tan cruel vivimos como si la vida humana sobrara....y no importara esta bien que se preocupen por la vida animal pero asi como algunos se preocupan por la vida animal tambien deberian de preocuparse por la vida humana.....

Jamás podré entender cómo alguien puede decir que equiparar los derechos de colectivos marginados puede ir en contra de los mayoritarios, o que se hace para fastidiar a los que están en contra. Jamás he encontrado a nadie que sea capaz de explicármelo. En la cuestión de los derechos de homosexuales (no pretendo desviar el tema, lo siento) oigo o leo que se les reprocha hacer gala de su homosexualidad (como si los heteros no lo hiciéramos) o hacer de ello una moda, y esto me parece incluso peor que no querer que tengan los mismos derechos, porque es asumir que son personas distintas, anormales y por tanto no dignas de la misma consideración de seres humanos que los demás. Y esto incluso lo dicen quienes afirman no estar en contra del matrimonio homosexual. En cuanto al aborto, sobre el nuevo proyecto de ley, no puedo opinar mucho, precisamente por el ruido político y porque no la conozco lo suficiente. De lo que sí puedo opinar es de la corriente, también incomprensible para mi, de denunciar ataques a la religión, a la humanidad, a la familia o a la dignidad de los seres humanos cada vez que se disiente de la Iglesia o se le critica. En la línea de lo que quería denunciar el autor del blog, no puedo estar más de acuerdo. Cuando vi el anuncio de los linces no podía salir de mi asombro, porque me resulta un mensaje indigno, peligroso y tergiversador. Ya no digo lo del vídeo de La Rioja, paradójicamente emitido en clase de Educación para la ciudadanía. Me parece perfecto que la Iglesia se movilice en contra (de la ley) del aborto, que lo haga a favor de la vida, y que movilice a sus fieles, pero no puedo entender que lo haga en contra de otra gente, de los que piensan distinto, con esos lemas de "asesinos". Menos aún, si los asesinos sólo son unos pocos. Homosexuales y heteros, antiabortistas y asesinos. Seguimos en blanco y negro. Podría fácilmente identificar a esa gente con alguno que se ha expresado aquí en términos tan desagradables, intolerantes e insultantes. Podría hacerlo, pero no lo haré, porque de sobra se que la gente no se divide en dos bandos antagónicos y estancos, que esos sólo se representan a sí mismos. Y porque tampoco me siento aludido cuando se habla de comunismo, la URSS (a saber a qué viene todo eso), la República, los asesinos. No voy a jugar a ese juego, porque no es mío. Sin ciertos conocimientos médicos no me atrevo a pronunciarme sobre las X semanas de gestación sobre las que tan alegre y gratuitamente se pronuncian otros. Hasta donde alcanzo a entender si yo fuera antiabortista, intentaría esgrimir algún tipo de argumento, o simplemente decir que es contrario a la palabra de Dios si yo fuera creyente. Y del mismo modo, tampoco puedo pronunciarme sobre lo que es un ser humano o no. Lo que sí me llama la atención y no alcanzo a entender es lo de no necesitar el consentimiento paterno, simplemente porque no entiendo qué se gana con eso, qué derecho o qué libertad se amplía. Y eso sí que se lo reclamo al gobierno, que lo explique, y que dedique al menos el mismo tiempo a explicarlo a quien quiera escucharlo que el que dedica a responder a la oposición o la Iglesia. Tampoco entiendo, a pesar de que la ley se quiera reformar ahora (en realidad, cualquier momento y motivo "molestará" a la oposición), por qué estas cosas de las manifestaciones sólo se hacen en determinados momentos si no es por motivos puramente políticos de confrontación. No he conocido a muchos antiabortistas a los que les parezca bien la ley actual (muy buena la contestación a lo del falso consenso sobre esa ley en los 80, yo lo recuerdo), pero sí se que la gran mayoría votan al PP, partido que acepta la ley actual. Cuando he ido a manifestaciones de protesta por guerras o el terrorismo de ETA, he ido porque he creído en ello (y he ido a unas cuantas en tres décadas distintas, algunas con cientos de particpantes, otras con decenas de miles, incluso millones de personas), pero he tenido que aguantar que me digan que lo he hecho como acto de apoyo a un partido político o de protesta contra otro. En estas, a la Iglesia, o a agrupaciones católicas apenas las he visto, pero se que individualmente muchos han ido, aunque no porten la bandera o la pancarta, como tampoco lo hemos hecho la mayor´`ia que asistimos. Pero me cuesta creer que no haya motivaciones polítivas detrás, lo que me parece aún lamentable si los lemos son en "defensa de la humanidad", en "defensa de la vida". Saludos

Muy bien Mario, me quitaste todo lo que quería decir. Achacan al pp una tradición de dictadura y de extrema derecha que no se corresponde a la realidad pues ya los hemos visto gobernar y no hicieron ni una sola ley ideológica como todas las que ha hecho el zejas. En cambio este psoe nunca abandonó el marxismo y el todo vale como vemos ahora, que nos ha metido en una guerra civil fria con sus sindicatos y comunistas-pocos pero ruidosos- de fuerza de choque (qué blogger, de la doble moral de los sindicatos sin casilla en la declaración no hablamos eh?) y la censura por soborno y coacción de los medios de comunicación. Y hablando sobre el tema del blog, qué decirle, se vé que tuvo malas experiencias con la iglesia, pero para mi, cristiano o no, pero padre de tres hijos, la vida humana humana empieza con la concepción y termina con la muerte.

Mi intención no es estar comentando continuamente en mi propio blog,pero si me gustaría destacar un par de errores de bulto de los anteriores comentarios. El primero que dice Mario es que se está sustituyendo una ley del aborto con consenso por otra que no lo tiene. Eso es una falsedad histórica. La ley del aborto actual fue terriblemente polémica en su momento. No contó con ningún apoyo por parte de la derecha, de hecho fue uno de los principales factores que produjo la desaparición de UCD, ya que muchos de sus miembros no fueron capaces de aceptar el aborto (Esos miembros que después nutrieron AP). 25 años después, la ley no es que tenga consenso, es que ha sido afianzada por el tiempo, exactamente igual que la ley del matrimonio gay no será tocada por un futuro gobierno del PP. Una cosa es vociferar para que fanáticos salgan a la calle contra los derechos de los demás,y otra muy distinta es quitar esos derechos una vez estas en el gobierno, cosa que un gobierno del PP no hará por simple responsabilidad política. Otro error, más bien confusión derivada de la propaganda de determinados medios de comunicación, es la forma como se le da la vuelta al argumento de que el gobierno siempre va un paso más allá para que el PP se quede sólo. Además de mostrar un terrible desconocimiento sobre las dinámicas democráticas gobierno-oposición (es la oposición la que se opone a las leyes del gobierno y no al revés), es una incongruencia con los datos. Se ha dicho que el PP aprobaba el matrimonio homosexual que no se llamase matrimonio, pero que el gobierno para dejarle solo lo quiso llamar matrimonio. Eso es absolutamente incoherente con los 8 años de gobierno del PP, en los que no aprobó ninguna ley de este estilo incluso cuando existía el debate en la calle. Cuando el gobierno de Zapatero decide hacer esa ley, resultó que mágicamente el PP ya estaba a favor, víctima de algún siroco gay, pero claro con lo que ellos no estaban de acuerdo era con la denominación. Es una técnica muy clara de intentar no parecer retrogrado, cuando en el fondo tu actitud es pura reacción. Si el gobierno ZP hubiese hecho una ley para llamarlo "enganchamiento legal" en vez de matrimonio, el PP hubiese salido por otro lado oponiendose a otra cosa. Esto ha sido así durante toda la legislatura pasada, y creo que no admite discusión. En fin tampoco quiero extenderme más con Mario, creo que una persona que al prsidente del gobierno le llama sistemáticamente Zetaparo, pierde la credibilidad antes de comenzar a argumentar. Por último una pequeña corrección a Leien. Lo de las leyes ideológicas es absurdo. Le pongo un ejemplo. Si hubiese sido el PSOE el que hubiese abolido el servicio militar muchos hubieseis dicho que se trataba de un reflejo de la ideología antimilitarista del PSOE. Como lo hizo el PP, se trató de una ley pragmática, que resolvía un problema e iba en consonancia con el avance de la sociedad. Como este ejemplo valen todos. Si el PP reformase laley del aborto seguro que os hubiese pareceido pragmático. Esto es muy típico de personas que militan como hooligans en determinadas opciones políticas. Por otro lado creo que debería estudiar un poco más que es el marxismo, que parece no lo tiene muy claro. No creo que haga falta decir que el PSOE abandonó el marxismo en los 70. También decirle que no he tenido jamás una mala experiencia con la iglesia, porque, para empezar, no he pisado una en mi vida, excepto para eventos sociales. Al resto no puedo responderle, lo de las coacciones ,manipulaciones, doble moral sindical, etc. no está desarrollado ni entiendo muy bien que quiere decir, aunque por encimia diría que se trata más bien de la típica "metralleta" paranoide y victimista de la derecha, que está empeñada en ver enemigos por todas partes con tal de no aceptar que la sociedad no es como ellos quieren.

Se dice aqui que la nueva ley del aborto trata de evitar los posibles incumplimientos de la actual y poco menos que con la ley actual los abortos son algo que se produce con total impunidad. Si esto fuera asi, solo hay que exigir a los poderes publicos que cumplan con su obligacion de poner los medios para el cumplimiento efectivo de las leyes y en su defecto que actuen los tribunales de justicia. Por tanto esa argumentacion carece de la seriedad minima. La derivada de este debate es ¿porque hacer una ley de aborto sin consenso cuando hay una que si tiene un gran consenso? Bueno, esto es lo verdaderamente importante, pues no hay consenso porque al PSOE y a Zetaparo no le interesa que lo haya, ni en este ni en todos los asuntos que tengan que ver con la moral o con los principios morales. Y no le interesa porque esto le sirve de arma electoral arrojadiza para decir que el PP son unos carcas, que son unos retrogrados y para erigirse en defensor unico de los derechos de las personas. En eso ha basado Zetaparo 6 años de politica mientras el pais se encaminaba y ahora se desangra en una crisis economica brutal. Se nos ocurre preguntar hoy si en este es un tema suficientemente importante para que centre tiempo, recursos y dinero publico, yo creo que no, creo que es un tema en el que hay votos que ganar y que por eso se hace. La nueva ley del aborto establecera una semana mas de plazo a la que el PP este dispuesto a llegar, o incluira a un colectivo mas (como las niñas de 16 años) del que el PP este dispuesto a llegar, porque el fin unico de esta ley no es proteger ni a las madres ni a nadie sino demonizar al PP y ganar votos. Caso identico al matrimonio Gay, se llamo matrimonio exclusivamente porque era la manera de aislar al PP y a la Iglesia catolica que estaban de acuerdo en todo, en los derechos etc. pero no en el nombre matrimonio porque es algo que esta vigente en muy pocos paises. Otra vez los homosexuales y sus derechos importaban muy poco, lo que importaba era la lucha electoral. Zetaparo ha tratado de ser el gran rupturista que la izquierda mas radical y mas negra necesitaba, esa izquierda que no acepto ni la constitucion, ni la reconcialiacion nacional, ni las autonomias, ni nada sino que aprobo la constitucion como un impass de tiempo hasta poder empezar a romperla y a crear una propia, una constitucion de partido....con la nacion, la organizacion territorial, el aborto, etc etc, es decir los temas capitales que llevaron a un consenso nacional. PEro Zetaparo no tiene ni talla ni conocimientos para realizar esa tarea y se ha quedado en nada, ha aprobado leyes eso si, como la financiacion autonomica que supondran años de lastre economico y politico para las generaciones futuras. Por tanto su intento de romper las estructuras morales consideradas tradicionales o de consenso en España para imponer una moral propia que le perpetue en el poder ha sido un absoluto fracaso. Nos encontramos 6 años despues en una crisis economica brutal y con alguien al mando que de economia ni sabe ni le interesa, nos encontramos a un rojo y un feminista ocupado y preocupado por la alianza de las civilizaciones (excepto la civilizacion de la derecha y la iglesia etc).

Pedro, todos tus argumentos se reducen a uno: ¡qué mala es la Iglesia!. Acerté a la primera.... habiendo leído, por encima y someramente, tu artículo en la sábana de ABC, rápidamente me percaté que estaba ante un chiflado en que cada una de sus manifestaciones están contaminadas de comentarios anticlericales. Lo dicho, pura ANTI-IGLESIA. Enfermedad incurable. Lo siento mozo. Tu odio a la Iglesia, (que me trae sin cuidado) de ninguna manera legitima el aborto. Que nada tiene que ver. Por supuesto.

Voy a repetir aquí lo que le contesté al tal Abundio en el foro de ABC. La iglesia católica y los que la siguen ciegamente, en su maniqueísmo sobre el bien y el mal, usan constantemente el argumento de persecución por parte de personas llenas de "odio". Como ya comenté el artículo, desde los decretos limitadores de órdenes religiosas de 1912 hasta el matrimonio homosexual aprobado hace escasos años, la iglesia siempre a aducido persecución. "Perseguir" a la iglesia, o a la "libertad de religión", el lenguaje eclesiástico quiere decir no respetar la libertad de la iglesia para dominar la vida y la moral de los ciudadanos. Como veis, el uso del lenguaje es verdaderamente obsceno. Viendo los comentarios aquí de Abundio y otros, vemos como los seguidores de la santa madre iglesia usan los mismos argumentos que ella. Para Abundio, por ejemplo, criticar la demagogia de la iglesia solo puede ser producto de un anticlerical acérrimo (un enemigo), que además es víctima de una enfermedad (Hace dos siglos podría ser de una posesión demoníaca). Para él los argumentos no son importantes. Se podría discutir la veracidad o conveniencia de lo que escribo, pero él no cree que eso sea importante, no cree que las discusiones se basen en argumentos; una vez la "verdad" está fijada por su fe, sólo cabe que lo demás actúen con un germen de maldad intrínseco, o estar "chiflado", que parece más acorde con la mentalidad democrática. En el fondo, esto no es muy distinto de lo que hacía la inquisición. No había nada que discutir, simplemente el que opinaba distinto a la Iglesia era un hereje, y debía ser castigado, generalmente con la muerte. Igual que Giordano Bruno, Galileo Galilei, Cayetano Ripoll, John Huss y otros muchos miles fueron condenados por la intransigencia católica, los que hoy se atreven a contestar al oscurantismo católico serán tildados por parte de sus defensores de malvados, enfermos, enemigos de dios o incluso de querer exterminar a la humanidad, como decía un caballero en los primeros comentarios. Afortunadamente, en la sociedad occidental actual, la razón y la ciencia han ocupado un papel preponderante, y la iglesia está en una situación secundaria para la mayoría de la sociedad por mucho que no quieran aceptarlo, y por mucho que intenten revertir la situación.

Durante muchos años los no católicos hemos tenido que escuchar opiniones como la de la “cristiana católica” Ana de España (es una vergüenza que se ponga ese apellido) y no solo escuchar, durante largas épocas de la historia de España sus amenazas de “quemarlos vivos” han sido una realidad, una oscura y cruel realidad, por supuesto en la Santa Inquisición y en la más reciente historia que termino con la llegada de la democracia. Una vez terminada la guerra civil española y durante cuarenta años, los correligionarios de la Sra. Ana de España intentaron aniquilar en nuestro país cualquier rastro de otras religiones cristianas o agnosticismo e impusieron dictatorialmente la religión católica en plena connivencia con la dictadura franquista. Muchos evangélicos o protestantes (significa lo mismo) españoles sufrieron penas de muerte, encarcelamiento (la mayoría de las veces denunciados directamente por el cura católico más cercano), privación del derecho al culto, vieron cerrados sus colegios, expropiadas sus pertenencias, obligados muchos de ellos a bautizar a sus hijos para poderlos escolarizarlos en la enseñanza pública. Sus cultos, bodas, bautismos eran hechos en casas y en la más completa clandestinidad, como cristianos gustaban poner nombres bíblicos a sus hijos, hasta eso les era negado, incluso la lectura de la Biblia era hecha en clandestinidad. En los setenta y gracias a una ligera apertura para demostrar que en España había libertades se les permitía casarse en el juzgado, para ello había que estar a disposición de un juez que bajo la clausula de conciencia podía decidir que no casaba a dos “herejes”, no voy a seguir por no cansar pero cada acto cotidiano de la vida era una autentica aventura no exenta de peligros e incertidumbre. Oyendo hablar a muchos de estos “defensores de la vida” que incluso se atreven a hablar de “libertad de enseñanza” o de que se “sienten perseguidos” por un estado aconfesional no puedo por menos que reír, hasta hoy, que he leído el comentario de la mentada “señora” y me he encendido en “santa ira”,¿ pararan alguna vez?, podemos esperar los españoles ser respetados por una religión cristiana como la católica inmersa en una lucha denonada por no perder su parcela de poder y los privilegios adquiridos, despreciando la libertad de culto, pensamiento y ser de una vez ciudadanos de pleno derecho. A pesar de todo hoy ha sido un día de esperanza, esta mañana un amigo me ha regalado la primera Biblia traducida conjuntamente por cristianos de diferentes denominaciones, un gran paso hacia la normalidad religiosa. No soy practicante pero he sido educada en una familia “tripartita”, católicos, protestantes y agnósticos. Toda una lección de convivencia.

Si estos son los católicos que se han manifestado hoy contra el aborto no es de extrañar que la Iglesia católica tenga tan poca credibilidad y despierte tanto rencor. Este es el comentario de la Sra. Doña Ana de España en ABC a la noticia sobre las cuatro españolas evangelicas expulsadas de Marruecos : "Por una vez los moros hacen algo bien al expulsar a esta maldita herejía de allí. Pero que no vengan por aquí hasta que no reconozcan la autoridad del santo Padre de Roma. Malditos herejes, habría que quemarlos a todos." Encima de integrista inculta.

Ahí un artículo sobre la cuestión. Espero que os arroje algo de luz.. Estoy totalmente emocionada de tantas fuerzas por luchar, como tú dices, contra la desintegración de la persona y la sociedad. Una lucha que ha sido abierta por la tan necesaria revisión de la ley del aborto vigente y que ha movilizado a diversos y numerosos colectivos, como es la Conferencia Episcopal Española con la campaña que todos conocemos. Verdaderamente, esta campaña es poco sutil e incluso, al mí parecer, errónea. Esta se basa en el argumento capcioso de confundir un embrión con un niño, de forma que el aborto se convierte en un homicidio. Pero, ¿ Cómo puede llegar a ser un embrión un ser vivo diferente al de la madre? Es que puede respirar, comer o excretar –incluso pensar o sentir- por si mismo? Los científicos lo tienen muy claro, un embrión es un conglomerado celular que vive como un parásito a su madre y que come, respira y excreta a través de su sistema. En este caso es la madre la que debe decidir si es el momento, o no, por dejar evolucionar este organismo. La maternidad es una cosa muy seria. Muchas mujeres y hombres desean con ilusión tener hijos, los cuales estarán bien alimentados, estimulados o educados en un ambiente propicio. Sin embargo, por desgracia, también existen madres violadas y niños no deseados, madres con el riesgo de morir por abortos ilegales o que inventan una situación médica fraudulenta y niños maltratados y abandonados. Todos estos representan la razón por la que debe revisarse la ley del aborto vigente y a los que no podemos dejar al libre albedrío. No se trata de imponer unos principios ideológicos sino de regular una situación tan real que ya ha sido ordenada en países como los Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Japón o India donde el homicidio está penado. En España parece que ya le ha llegado el momento de hacer visible todas estas voces. No hace falta ser tan “progre” para tomar medidas al respeto y no dejar fuera de la ley a un gran número de personas que han sufrido una violación, un descuido u otras circunstancias y que también integran la sociedad. Por último, no me gustaría despedirme sin recordar que las fuerzas deben ser canalizadas hacia la representación de colectivos marginales y también hacia la concienciación de la importancia de la maternidad. Salud.

Añadir un Comentario: