LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

PIOVE, PORCO GOVERNO

http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/zp.jpg 

 

A veces observo con relativa sorpresa como está instalado en una parte de la sociedad española el simplísimo nexo de que si algo no funciona bien, es culpa del gobierno. Con la fortísima crisis actual, son muchas las personas que gritan contra el ejecutivo, haciéndole responsable de la destrucción de empleo existente, de la falta de circulante, el parón industrial, etc. El PP, especialista en la lucha “marronera”, no desaprovecha minuto ni ocasión para rebautizar la crisis como la crisis “de Zapatero”, intentando capitalizar el descontento general y exponiendo con sus actos lo que niegan con sus palabras, que es que sólo pueden llegar al poder si el PSOE está desgastadísimo.

Sin entrar a valorar las oscuras artes del PP, seguramente contraproducentes para sus aspiraciones, del que no se esperan milagros ni actitudes honorables, creo que existe un problema importante en esta identificación de todos los problemas con el gobierno que tiene una parte importante de la población, fundamentalmente en temas económicos.

Se podrá pensar que los votantes del PP son víctimas de la manipulación desinformativa de sus dirigentes, pero ni todos los votantes del PP son víctimas de la manipulación, ni todos los que le echan la culpa al gobierno son votantes del PP, ni mucho menos.

Creo que la identificación de la crisis con el gobierno se debe fundamentalmente a un factor de desconocimiento. La mayoría de españoles no tiene la más mínima noción de economía, fuera de los cálculos habituales de la economía familiar. Más correctamente podríamos decir que la mayoría de la población no tiene conocimiento de Macroeconomía. En una época donde la información fluye por todas partes, donde la televisión informa al instante de las noticias de lejanísimos países y donde Internet permite ver cualquier información de cualquier parte del globo, echarle la culpa de la crisis internacional al presidente de la pequeña España parece un chiste de Gila.

El “ZP no hace nada”,”ZP no sabe cómo salir de la crisis” y otros son bastante sorprendentes cuando todos somos conscientes de la situación estadounidense, la británica, la quiebra Islandesa, el terrible hundimiento de la economía Irlandesa, etc. Sin embargo, el imaginario colectivo parece necesitar identificar la crisis con una cara.

En el mundo globalizado de hoy, en la unión monetaria europea, el “poder económico” de un gobierno es limitadísimo. Las líneas económicas están marcadas por pactos supranacionales, los gobiernos han privatizado prácticamente todas sus empresas públicas; ni siquiera hay posibilidad de devaluar la moneda, puesto que la política monetaria está en manos del banco central Europeo. La acción económica de un gobierno se circunscribe a la política fiscal (y con restricciones), y a la posible inyección de dinero público en el sistema, cosa que el gobierno Español está haciendo, acertada o equivocadamente, pero convendremos que esa inyección es calcada a la que están haciendo todos los países occidentales, tengan gobiernos progresistas o conservadores.

Esta reflexión no quiere decir que el gobierno no tenga ninguna responsabilidad en asuntos económicos. La tiene, como la tienen también las comunidades autónomas. Lo que pasa es que cualquier crítica que se le pueda hacer es compartida con los anteriores gobiernos y los gobiernos autonómicos. Quizá la mayor crítica que se le puede hacer es haber permitido que la economía del país fuese un espejismo especulativo.

 La política económica que llevo a eso no es originaria en este gobierno, pero sí es responsabilidad suya el haberla seguido. El país de servicios y de propietarios de hipotecas que tenemos es el causante de la destrucción de empleo tan brutal que padecemos, porque esta hubiese sido menor con un país más industrial, aunque no nula ni mucho menos. Pero en su defensa también podríamos pensar esto: ¿Quién mataba a la gallina de los huevos de Oro cuando todavía ponía huevos?¿Cómo le cuentas a los honrados españoles que la Gallina es mala, que si no la matamos nos acostumbraremos a ella y el golpe en el futuro será peor cuando se muera? Admitamos que había que ser muy valiente.

Los conservadores deberían estar calladitos cuando se hable de la crisis, puesto que han sido las políticas que han implantado desde los 80 (y que los socialdemócratas han acatado con resignación, todo sea dicho) las causantes de la situación actual. Y en vez de ser prudentes, todavía hay gentes como Aguirre que dicen que el problema ha sido la excesiva regulación, y que proponen eliminar las pocas restricciones que quedan, seguramente para convertir el choriceo y el enriquecimiento rápido en deporte olímpico.

En mi opinión, sólo desde los puntos de vista defensores de una economía estatalizada, proteccionista, planificada o regulada se puede abordar una crítica real al gobierno Zapatero y a los del resto del mundo. La crítica proveniente desde personas que practican o defienden políticas gemelas a las de todos los gobiernos Occidentales es sencillamente manipulación política o un desconocimiento casi absoluto sobre los principios de la economía globalizada y la administración púbica.

Comentarios

Me parece un análisis bastante sereno y consecuente, lo que es de agradecer en estos tiempos que corren. Comparto en esencia tus tesis y me parece que llegas, en mi opinión, a conclusiones sostenibles. Sin embargo, el texto está embarullado y dificulta su lectura, sepáralo por párrafos, por favor, gracias.

Añadir un Comentario: