LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

LAS TRES ESPAÑAS

  http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/img/azana.jpg 

 

No podía ser de otra manera. Una parte de los políticos y de los medios de comunicación se han lanzado en tromba contra Garzón por su reciente auto referente a las responsabilidades en la represión franquista de la guerra y la posguerra. Esto era esperable, pero como la vida da sorpresas, un espontáneo, el fiscal de la audiencia nacional, Javier Zaragoza, he querido saltar al ruedo con un recurso en el que pone a caer de un burro a su amigo Garzón.

Quizá el juez Garzón tenga mucho afán de protagonismo, quizá su auto esté cogido con pinzas y quizá su afán de justiciero le haga asumir competencias que no tiene, pero lo que no podemos negar es que, en el terreno moral, en el terreno político, el juez Garzón esta intentando llevar a cabo una acción necesaria para este país.

Treinta y tres años después de la muerte de Franco, España ya debería estar en condiciones de poder conocer su pasado sin ocultaciones ni tabúes. Apelar a que esto abre viejas heridas o regenera un odio olvidado es un dislate. Quien tenga odio y rencor por cosas que pasaron 40 años antes de que él naciese, es que tiene un problema. Quien tenga antepasados represaliados debe hacer un esfuerzo para entender que, además de que el odio no debe ser hereditario,  ya no queda nadie vivo al que pedir cuentas, y que no se puede odiar a alguien por tener un abuelo que hizo tal o cual cosa. Como comenté en un escrito anterior, creo que el haber dejado esta cuestión abierta durante tanto tiempo sin una visión clara de la historia ha hecho que cada familia haya mantenido su propia versión de los hechos, pasándola generación tras generación, sin un conocimiento de la historia que haya hecho que nos replanteemos nuestras propias convicciones familiares.

En términos generales, creo que todo se basa en un hecho: Al final, en el orden histórico, político y “moral”, la república ha ganado de forma póstuma la guerra que perdió militarmente en 1939. Esto mismo ha sido reconocido hasta por un historiador conservador como Rafael Abella. A día de hoy, en España hay un régimen político y una constitución parecida a la de 1931. Los valores en los que se fundo el régimen republicano son los valores en los que se sustenta nuestra actual democracia, por lo menos teóricamente.

Se habla mucho del consenso de la transición, entre los vencedores y los vencidos. Pero en el fondo este consenso se basó en el hecho de que los vencedores (o mejor dicho, sus hijos) reconocieron que el país tenía que volver a la normalidad que abandonó el 18 de Julio de  1936, acabando con el periodo de excepcionalidad y anormalidad histórica en el que el país se encontraba. Es decir, reconocieron que los vencidos (o parte de ellos) tenían la razón. Es la historia de Europa Occidental. Los regímenes del periodo de entreguerras nacidos al calor del fascismo y del nazismo desaparecieron, volviendo al restablecimiento de los sistemas liberal-democráticos anteriores. Y las democracias reestablecidas honraron a los que lucharon por ellas, y condenaron (o en el mejor de los casos ignoraron) a los que las eliminaron. En España es lógico que se establezca una situación similar.

Pero para ello hay que huir de maniqueísmos. No todos los que lucharon en las filas republicanas eran demócratas (tampoco lo eran muchos de los que lucharon en la resistencia de otros países, pero bueno). Los de la FAI eran mayormente criminales. El PCE se comportó de forma muy oscura durante la guerra. Se cometieron crímenes, aunque hay que dejar claro que esos crímenes no fueron cometidos por el estado republicano, si no por fuerzas político-sociales que no respondían a sus órdenes ni leyes. Pero a pesar que no todos los republicanos eran demócratas, muchos sí lo eran. Los demócratas que había en España en aquella época apoyaron a la república, aunque también algunos, los más conservadores, se mantuvieron neutrales, generalmente fuera de España. Dónde no había demócratas era en el bando franquista (hablamos siempre de dirigentes, nunca de gentes llamadas a filas, que tuvieron que ir donde les mandaban). En aquel momento habían tres Españas: la democrática, la revolucionaria y la reaccionaria. La guerra civil supuso, simplificando, la lucha de la alianza entre la España revolucionaria y la España democrática contra la España reaccionaria. Y fue la reaccionaria la que ganó.

La España actual es la heredera de la España democrática de entonces. Esa España luchó en el bando que le correspondía, el republicano. Y ese es el pasado del que debemos sentirnos herencia, antes de que el revisionismo histórico llegue más lejos de lo que llegado y convierta al Franco en el asesor espiritual de Mahatma Gandhi.

Comentarios

No,no, Niceto Hablo explícitamente de la FAI, no de la CNT, que era quien tenía el millón de afiliados. La FAI era un grupo de acción directa que optaba por la violencia. Durante la guerra muchos cometieron asesinatos. Pero he querido separar la CNT y la FAI. De todos modos en la FAI también había personas como Federica Montseny que no eran para nada criminales ni nada parecido.

"Los de la FAI eran mayormente criminales". Un comentario muy poco a la altura de una persona que se dice rigurosa en temas historicos, no crees, Pedro? Entre el mas de un millon de afiliados antes de la guerra, todos eran asesinos?

Con todos mis respetos, amigo del foro, de verdad crées las cosas que afirmas?, Mira, mi respuesta podría ser muy extensa pero trataré de resumirla. En usa situación política y social en los años 30, era muy difícil tener la serenidad y sentido democrático que hoy podemos entender. Llegados al 36, el Frente Popular tenía de todo menos republicanos democráticos, para ése momento ya habían sido todos absorvidos ó aniquilados por los extremos. Tienes infinidad de ellos como Melquiades Alvarez, fundador del partido reformista (republicano democrático), partido al que perteneció Azaña, pues éste hombre junto con más diputados de su partido fueron asesinados en la cárcel modelo de Madrid por los milicianos. Podría escribir aquí muchos nombres de fieles y democráticos republicanos que ó bien tuvieron que huir desesperadamente (Amós Salvador y muchos más) ó bien murieron. En esa situación las cartas estaban echadas y la influencia del Partido Socialista y Comunista, así como los anarquistas no eran ni mucho menos pequeña, sino todo lo contrario. De qué entonces que se asumiera el saludo con el puño en alto, ó viésemos todos la infinidad de fotografías con los símbolos comunistas en aquel Madrid (Puerta de Alcalá con las fotos de Stalin y Lenin, Fotos gigantes por las calles principales...). No amigo forero, la revolución proletaria se escudó en la República para intentar dar el zarpazo de muerte y, el republicano de bien no podía defenderse ya que no eran tiempos de dialéctica, sino de acción. Te recuerdo que, igual que nació el Fascio di Combatimento como reacción al comunismo, nació igualmente la Falange Española en el 34 como idéntica reacción a los desmanes radicales de izquierdas (que empezaron mucho antes del alzamiento de tus llamados "reaccionarios"). Por último, otro comentario que has dado y que, con todos mis respetos es una absoluta falsedad, y es que, al igual que en el bando republicano, la vorágine se tragó a mucho honrado republicano, la reacción también fue nutrida de infinidad de personas demócratas que percibían el peligro del triunfo del comunismo. No es cierto y además es demagogo total afirmar que el bando republicano eran "los demócratas" (ya he expuesto mi opinión) y los alzados "dictatoriales". Mucha gente de bien y no dictatorial se sumó al alzamiento como mal menor para evitar el triunfo de la Revolución Marxista en España. Esto es así aunque a algunos les duela. Conclusión, de las tres Españas, una se vio agarrotada ante dos bestias que surgían y, ó huyeron, ó fueron masacrados ó fueron absorvidos por las dos "bestias".

Amigo Pablo. No querría iniciar un discusión en mi propio blog, creo que no lleva a nada ni nos pondremos de acuerdo, puesto que tienes una situación personal que entiendo te hace decantarte por una posición en la que no vas a transigir;por eso he estado pensando si responder o no, pero bueno, intentaré hacer una intervención solamente. Primero de todo tengo la sensación de que has leido el artículo por encima, o no has interpretado bien lo que he escrito. El Frente Popular es, esencialmente, la sumisión de la izquierda revolucionaria a la izquierda burguesa (o reformista) en forma de coalición defensiva contra la derecha que creian traería una dictadura y una represión contra los partidos proletarios. Ese miedo es lo que lleva a los revolucionarios (por lo menos a sus dirigentes) a abandonar temporalmente sus aspiraciones. Así lo fue en origen en España y también en Francia, donde con una izquierda obrera más representativa, el Frente Popular no pasó de hacer políticas muy moderadas. Como ese hecho, definido incluso por un programa político, es a mi modo de ver incuestionable, lo de la revolución Marxista se convierte en un cuento. Y aunque creo que te gustaría que la intención del Frente popular fuera la revolución, no lo era por mucho que te empeñes. El propio Azaña comentó "o una coalición o la guerra civil". Viendo la gran tensión que había en España, los republicanos entendieron que una nueva colaición republicano-socialista sería lo que podría salvar al país de la guerra civil, puesto que reaizaría un programa moderado y, a la vez, contendría los impulsos revolucionarios de una parte del país. Les salió mal, pero esa era la intención.Entiendo que es un punto suficientemente claro como para cerrar la cuastión aquí. Otra cosa diferente es que cuando estalló la rebelión, fue la Izquierda obrera y revolucionaria la que pasó a dirigir la situación el la calle. Eso tiene una explicación fácil. En momentos de enorme tensión, en momentos de guerra, es cuando surge lo peor del ser humano. Las gentes más fanáticas y extremistas son las que sacan provecho de estas situaciones excepcionales. Es normal entender que era mucho más fácil para un obrero que vivía en condiciones de vida muy precarias coger un fusil, que para un médico que militase en IR o UR. Esto llevó a la desaparición sobre el papel de los republicanos, pero eso no quiere decir que no estuviesen apoyando lo que coherentemente debían apoyar. Has hablado del caso de Amós (entiendo que debía tener relación con tu familia por quien fue su padre), pero podrías hablar de muchos más que no haces porque no apoyaría tu tesis. Dentro de la España demócratica, que iba desde el ala liberal de la CEDA hasta el ala reformista del socialismo, había gran cantidad de sensibilidades políticas. Pero de todas las personas que podemos incluir en este grupo, ninguna apoyó la sublevación. Desde los Cedistas Luis Lucía o Gimenez y Fernández, los republicanos de derecha como Maura y Alcalá Zamora, los centristas como Martínez Barrio, la Izquierda moderada como Azaña, hasta los socialistas reformistas como Besteiro y Prieto, NINGUNO apoyó el golpe militar. Unos fueron neutrales, y la mayoría fueron prorrepublicanos, por mucho que nos les gustase lo que veían. No había un solo dirigente en la España Insurgente que fuese demócrata. Si me quieres decir que algunas personas sin poder ni responsabilidades políticas, que eran liberales, apoyaron el golpe no te puedo decir que no. De todo hay en el mundo y cada uno tiene sus circunstancias personales. Pero a nivel de responsabilidades políticas, de personas relevantes, que es con las que judgamos la historia, la división está clara. Demócratas y revolucionarios de un lado, "reaccionarios" de otro. Con un cierto número de neutrales. Yo, amigo Pablo, por mi conocimiento de la Historia, no puedo aceptar jamás que un pueblo entero se volvió loco en un momento dado, y se puso a militar sin excepciones del lado de teorías políticas que propugnaban la eliminación del contrario. No lo acepto, ni para España, ni para ningún país. Decir lo que dices es como decir que todos los alemanes que no combatían abiertamente contra el nazismo estaban de acuerdo con la exterminación de judios. O que todos los que no luchaban contra el Estalinismo estaban a favor del Gulag. No, no y no. Esa posición es la de un extremista, porque esa misma idea puede llevar a la conclusión de que el ser humano es tan violento, malvado e inconsciente que la única solución política viable es una terible dictadura. Y como creo que no eres un extremista (a pesar de tus ideas en este tema que, insisto, creo que enfocas desde una perspectiva familiar), ruego replantees tu tesis. Es más, lo que he llamado la España democrática era la más numerosa con mucho de las tres Españas (aunque no sé si sería más numerosa que las otras 2 juntas). Su representación parlamentaria era mayoritaria. Ah! otra cosa, para ser rigurosos, y aunque sea una fantasía histórica, no hableís tanto de revolución marxista porque la mayor fuerza revolucionaria de España era la CNT, anarquista, que no es ni mucho menos marxista. No te tomes a mal mi réplica. Me gusta que comentes Pablo, y quiero que lo sigas haciendo. De hecho he leido con interés muchos de tus otros comentarios y los comparto parcialmente, aunque creo que vas a piñón fijo buscando "marxismo" en algún sitio, y a veces lo encuentras sin estar escrito. Pero creo que no eres nada objetivo en este punto. Tú mismo me dijiste que no eras "aséptico" como yo. No quiero quitarle valor a tu opinión, pero creo sinceramente que es terriblemente parcial. No obstante,y si dejamos este irreconciliable tema de lado, creo que eres lo suficientemente razonable para que nos podamos entender en muchas cosas. Por desgracia, muchos de nuestros antepasados no lo entendieron así. Si lo hubiesen hecho,no estriamos discutiendo sobre esto. Si no respondo a tu réplica no me lo tomes a mal, pero creo que hay que cerrar a veces las discusiones que no llevan a ningún lado.

Yo estoy hecha un lio, porque reconozco que no se nada de leyes, mi idea era que Garzon había iniciado el proceso, cuyo fin es la recuperación de los restos de las fosas comunes, y para conseguirlo usaba el truco de la declaración de genocidio, ya que solo puede haber búsqueda de fosas si se presume asesinato masivo. Pero ahora y después del duro recurso de la Fiscalía ya no lo tengo tan claro. Eso es el aspecto legal, en cuanto a los hechos y lo que sucedió en realidad, tengo claro que la posguerra fue un exterminio sistematico de toda corriente minimamente opositora al régimen dictatorial de Franco, que fué en la historia Europea y excluyendo a Hitler la mas dura de nuestra época. Si eso es genocidio no lo se, pero que el gobierno se encargo de sembrar el odio y acallar a base de represión violenta todo tipo de libertad individual y derechos ciudadanos si, se elimino no solo por motivos políticos, también por raza, religión, opción sexual,...... se ataco la cultura en su base la creación, la interpretación y el disfrute, los creadores tuvieron que exiliarse y escuelas europeas de gran prestigio son de españoles en el exilio, ahí tenemos la revolución de la escuela de arco de Casals por ejemplo. Los españoles durante años se han tenido que ir a estudiar a la Europa democrática lo que aqui habiamos perseguido y expulsado. La dictadura supuso un gran paréntesis en cuanto a libertades y efectivamente ahora vamos retomando el punto de partida. La guerra creo que lo has expresado bastante parecido a como yo lo veo, muy acertado lo de las tres Españas, la reacionaria fué la excusa de nuestro franquito. En pleno gobierno de Aznar ETA mataba constantemente y lo remato el atentado del 11M producto de un acto ególatra del presidente español, su apoyo a la guerra de Irak, si en ese momento hubiera habido un golpe militar la situación hubiera recordado el 18 de Julio del 36, salvando las distancias y el contexto histórico.

Añadir un Comentario: