LA SUERTE SONRÍE A LOS AUDACES

EL VALENCIA C.F Y SU AFICIÓN

Desde la llegada de Vicente Soriano a la presidencia del Valencia las turbulentas aguas que azotaban la entidad parecen haberse convertido en una balsa de aceite. La sensación, fortalecida por los moderadamente optimistas primeros resultados, es producto de la lógica evolutiva. Peor no se podía estar. A pesar de esta situación no faltan las voces entre la afición valencianista que claman contra el juego del equipo, contra  sus dirigentes y solicitan la vuelta del mesías Juan Villalonga con sus Cracks de Papel.

La afición de los equipos de futbol es, en términos generales, una turba salvaje y narcotizada por idioteces. Entiéndase que me refiero a la "masa", no al aficionado corriente. El aficionado corriente es una persona normal, con toda la diversidad que la sociedad ofrece. Tiene sus propias ideas, disfruta y sufre con su equipo, le gusta "picar" a los aficionados contrarios cuando su equipo gana y le "jode" que le "piquen" a él. Es, al fin y al cabo, una persona normal, civilizada. Cuando hablo de la afición, de la "masa", me refiero a aquellas personas para las que su equipo de futbol es su religión, que se manifestarían contra un presidente de un club de futbol, pero jamás saldrían a manifestarse en contra un presidente del gobierno; me refiero al que se gasta 900€ en un pase cuando su familia no llega a fin de mes, en definitiva, hablo del "cafre". Y son esos cafres los que gritan, insultan y silban como energúmenos en los campos, los que llaman a las radios exaltados, mandan “sms” a las televisiones insultando; en definitiva, los que crean lo que se llama la opinión de la "afición".

La historia del valencia de los últimos años demuestra que esta masa, gracias a sus grandes dotes de análisis intelectual, está prácticamente siempre equivocada. Los presidentes y entrenadores que jalean, fracasan estrepitosamente. Los que insultan y critican, obtienen buenos resultados gracias a su gestión. Cada decisión que se ha tomado escuchando a la afición, ha sido un absoluto desastre.

La "afición" del valencia fue en gran parte culpable de la situación del equipo el año pasado. Su inquina a un buen entrenador como Quique Sánchez Flores provocó su destitución, y ahí comenzaron todos los problemas. La "masa" deseaba un entrenador "mediático", y tuvieron al irrepetible Koeman, como deseaban. No estoy eximiendo de responsabilidad a Juan Soler, principal responsable de la situación. Pero hay que recordar que esta masa no cuestionó al presidente Soler hasta que su fracaso fue estrepitoso, mientras Cortés y Ortí fueron despreciados e insultados desde el primer día (sólo Ortí consiguió ser respetado cuando se hizo la mejor temporada de la historia del club), porque entonces la "masa" quería el populismo de Paco Roig.

Si a esta gente se le diese a elegir hoy, caerían irremediablemente rendidos al populismo del señor Villalonga, por muy evidente que resulte la manipulación de los sentimientos mas básicos del aficionado que mostró los pocos días que regió el club. Que el señor Villalonga quiera usar el Valencia para lucrarse de una u otra manera no parece un problema, pues lo único que ven es la demagogia populista que les promete ser el mejor equipo del mundo.

Dentro de la "masa" fanática del futbol está lo peor de la sociedad. Grupos ultraderechistas, alcohólicos, hombres violentos, personas frustradas con sus propias vidas. Es una desgracia que esta gente, con su insoportable ruido, oculte a la inmensa mayoría de aficionados. Al final se crean estereotipos de las aficiones, de las ciudades, por energúmenos que no representan más que a una minoría.

Seguramente los dirigentes de los clubes de futbol potencian a este tipo de aficionados, los "usan" como un ejército borreguil para sus fines (mientras la marea no se vuelve en su contra). También podríamos hablar de la responsabilidad de la prensa deportiva, del periodismo deportivo en general, haciendo un tipo de periodismo dirigido a Hooligans, lleno de chovinismo y frivolidad. Pero eso es otra historia.

Comentarios

....lo tuyo no parece de médico, parece más bien de falta de entendimiento e incontinencia verbal. Como no entiendes el concepto "masa" hablas sin sentido. Si has leido un poco es más o menos el concepto que usaba Ortega Y gasset en "La rebelión de las masas". De todas formas está explicado justo abajo de lo que has copiado. ¿Ofendidos tus sentimientos de hincha del FC Basel?

Añadir un Comentario: